Energía renovable para la vivienda

26 de marzo de 2020
Dentro de una serie de medidas destinadas a reducir la contaminación y empezar a cuidar nuestro planeta, se está dando una gran importancia al uso de energías renovables. Si bien las grandes empresas mundiales llevan años apostando por este tipo de fuentes de energía en vistas a cuidar más el planeta, en la actualidad se está dando un gran impulso al uso a nivel de vivienda.
Artículo escrito por:
Desirée Izquierdo, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©Fotolia

¿Sabías que según datos de la Subdirección General de Energías Renovables y Estudios, casi el 40% de la energía consumida en España durante un año provino de fuentes de energía renovable? Esto supone un gran avances para la consecución de los diferentes objetivos europeos sobre sostenibilidad y medioambiente.

Cuando hablamos de este tipo de cifras, no es tanto porque la gente instalara sistemas de energías renovables en sus viviendas, sino porque las diferentes compañías de electricidad españolas comenzaron a tener más en cuenta el origen de la energía suministrada y aumentaran el uso de energía renovable. Por este motivo, si conseguimos aumentar el uso de energías renovables en los hogares, ¿hasta qué porcentaje podríamos llegar?

Beneficios del uso de energía renovable a nivel de vivienda

Dentro de los beneficios de este tipo de energías, hay dos que destacan por encima de todas.

EL primer de ellos, que no contaminan. Ya sea a nivel personal (la contaminación puede acarrear problemas de salud) como a nivel atmosférico (los gases de efecto invernadero), el uso de este tipo de energías reducirá la contaminación y, de esta forma, podremos tener una mejor salud y parar los graves daños del cambio climático.

En segundo lugar, y el más importante para nosotros, es el ahorro que aportan. Si bien la energía solar es la única que nos permite el autoconsumo (y la eliminación de la factura de la luz), otros tipos como la geotermia y la aerotermia reducen el consumo eléctrico en casi un 80%.

Volver al menú de contenidos

Tipos de energía renovable que se pueden usar a nivel de vivienda

Placas solares fotovoltaicas

Si bien es el único sistema que puede llegar a permitir el autoconsumo, un sistema básico de placas solares y una batería, nos permite ahorrar hasta el 75% de la factura de electricidad de nuestra casa. La batería nos permitiría tener energía tanto en invierno (con el excedente del verano) como de noche (el excedente del día).

Si bien hace años el mayor inconveniente de la instalación de placas solares era el coste, en la actualidad este se ha reducido en más de un ochenta por ciento. Además, la aplicación de los sistemas domóticos a este tipo de energía renovable, permite el control de la placa solar a través de un smartphone, tablet u ordenador conectado a Internet. Esto permite, entre otras cosas, cambiar la orientación de la placa para aprovechar al máximo la luz solar.

Placas solares térmicas

La energía solar térmica se usa para el agua caliente sanitaria para el agua caliente sanitaria y reporta un descenso en la factura de energía de hasta un 70%. Desde el año 2007, además, es obligatorio en los edificios de nueva construcción, la instalación de placas solares para el agua caliente. Este tipo de instalación consiste en placas solares (similares a las anteriores) a través de las cuales se mueve un líquido, el cual es calentado al estar expuesto a la radiación solar.

Minieólica

Es el aprovechamiento de los recursos eólicos mediante la utilización de aerogeneradores de potencia inferior a los 100 kW. Puede ser la mejor opción si vives en una zona donde sopla el viento con frecuencia.

Dentro de este tipo se encuentran los diferentes sistemas de aerotermia. Con estos sistemas podemos aprovechar la energía del viento para agua caliente, calefacción o cocina.

Biomasa

Conlleva un ahorro de hasta el 70% con respecto a los derivados del petróleo.

Las estufas o calderas transforman la materia de origen vegetal o animal (incluyendo residuos y desechos orgánicos) en energía limpia y económica.

Geotermia y aerotermia

Tanto la aerotermia como la geotermia son energías limpias y renovables y ambas usan bombas de calor. La mayor diferencia entre ambas (además de de dónde proviene la energía) es el coste del sistema y la eficiencia del mismo.

A la hora de elegir entre ambos sistemas, ya sea para calefacción o agua caliente sanitaria, deberemos tener en cuenta varios aspectos, entre los que destacan la localización geográfica de la vivienda y la climatología exterior. Un sistema de aerotermia, cuando la temperatura exterior es muy fría, utiliza una parte de la energía extraída para calentar el propio sistema, por lo que sería menos eficiente que un sistema de geotermia.

Veamos otros beneficios a tener en cuenta:

Coste de inversión: la geotermia, al requerir de perforación, es bastante más cara que la aerotermia, pudiendo llegar hasta los 40.000 euros. La aerotermia, por su parte, sólo necesita de un espacio en el que ubicar la unidad exterior.

Rendimiento: como hemos dicho, en la aerotermia el rendimiento dependerá mucho de la temperatura del exterior. La bomba de calor de la geotermia no se ve afectada por este hecho puesto que obtiene la energía del subsuelo, el cual está siempre a la misma temperatura. La bomba de calor geotérmica siempre trabaja, con un foco de donde extrae la energía, a una temperatura más próxima a la de aplicación que la aerotermia.

Mantenimiento: los costes de mantenimiento son análogos en ambos sistemas, aunque es más probable que sufra una avería un sistema de aerotermia. Esto se debe a que la unidad exterior está a la intemperie, al efecto del descarche y a que pueden darse más fugas de refrigerante en este tipo de instalaciones.

Amortización: como hemos dicho, la instalación de un sistema de geotermia es bastante más costosa que la de la aerotermia, debido a que hay que perforar. Sin embargo, el coste del uso de este sistema es más económico, siendo posible recuperar la inversión en un periodo entre tres y siete años. La aerotermia, por su parte, es más económica para instalar, pero su rendimiento oscilante puede hacer que tardemos más en recuperar la inversión.

Confort: si instalamos ambos sistemas con un buen dimensionamiento, el confort interior será el mismo. La mayor diferencia proviene de que la aerotermia puede generar ruidos molestos.

Vida útil: la vida útil de un sistema de geotermia es casi el doble (24 años frente a 14 años), por lo que los fabricantes suelen dar el doble de garantía si la bomba se va a usar para geotermia que si se va a usar para aerotermia.

Impacto estético: en los sistemas de geotermia no hay ningún elemento que dé al exterior. No así en la aerotermia, aunque la unidad exterior se suele colocar en zonas donde su impacto estético sea el menor posible.

Coste medio del uso: la aerotermia consume un 70 % más que la geotermia.

Normativa: la geotermia necesita de un Proyecto de Minas cuyo coste puede estar entorno a los 500 € para una vivienda media. La aerotermia necesita de aporte solar térmico para cumplir el código técnico de construcción CTE (HE-4) cuyo coste puede rondar los dos mil quinientos euros.

Volver al menú de contenidos

¿Se pueden combinar sistemas de energías renovables?

La respuesta es sí. Aquí te explicamos una de las combinaciones más eficientes tanto en consumo como en rendimiento:

Aerotermia con energía fotovoltaica

Con este sistema, la hibridación de bomba de calor aire-agua aerotérmica con energía solar fotovoltaica nos permite extraer toda la energía necesaria para nuestro hogar a partir de fuentes renovables. Esto, no sólo permite reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, sino también olvidarse la factura de electricidad para siempre.

¿Sabías que uno de los mayores usos de la aerotermia es su aplicación para climatización? Estos sistemas son muy eficientes y con un coste de mantenimiento muy bajo. Esto nos permite tener un sistema eficiente, económico y altamente sostenible, puesto que reduce al máximo la emisiones de gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono. Combinado con la tecnología solar fotovoltaica, permite transformar la radiación solar en electricidad acabando así con la factura de electricidad.

Además, el cambio legislativo que se ha producido en relación a la energía solar y el autoconsumo hace que la instalación de placas solares para hogar sea una forma muy interesante de usar energía renovable en nuestra casa. Debido a esto, y a que la ley ya permite ciertos tipos de autoconsumo. El binomio energía solar - aerotermia se convierte en la mejor opción

Siguiente artículo