Registro de empresa

¿Qué es una caldera híbrida?: beneficios y tipos de viviendas

Una caldera híbrida o caldera solar es aquella que combina la energía solar con el combustible como fuente de suministro. Este tipo de caldera produce el ACS a través de la energía solar. En el caso de que no hubiera más energía solar disponible o se necesita a su vez abastecer a la vivienda de calefacción, la demanda se lleva a acabo a través del combustible de la caldera. Una buena solución que no sólo nos permite ahorrar espacio en la vivienda sino que nos evita contar con dos aparatos (solar y caldera) con sus respectivas instalaciones y conexiones. Además, puesto que utiliza las fuentes de energía renovables, es una solución más ecológica que la mayoría de opciones disponibles en el mercado. y además nos permite ahorrar en las facturas. No obstante, se recomienda solo para aquellas viviendas que cumplen con los requisitos para su funcionamiento.
Menú de contenidos:

Qué es una caldera híbrida

Una caldera híbrida es un tipo de caldera que se abastece principalmente de la energía solar. Cuando esta no está disponible o se necesita la calefacción, el suministro se lleva a cabo a través del combustible. Este recibe el nombre de energía de apoyo convencional. Debido a su funcionamiento mixto, una caldera híbrida obtiene las ventajas de ambos sistemas. Por un lado, gracias al combustible, mantenemos un suministro fijo cuando hay, por ejemplo, necesidad de producción de agua caliente sanitaria. Por otra parte, las calderas solares utilizan también energía solar limpia, lo que nos ayuda a respetar el medio ambiente al utilizar un tipo de calefacción que carece de emisiones tóxicas.

La particularidad de una caldera híbrida es que nos permite beneficiarnos de dos sistemas diferentes de calefacción, sin la necesidad de contar con dos aparatos. De esta manera, aunque requieren de un cierto espacio, no debemos instalar dos aparatos para su funcionamiento. Además, la radiación de la energía solar que calienta el depósito permite suministrar agua caliente con un coste que es prácticamente inexistente. Siempre y cuando la caldera híbrida reciba la energía solar. Esta caldera solar híbrida aprovecha la radiación solar para calentar un depósito y suministrar agua caliente sanitaria a un costo prácticamente nulo, siempre que exista energía proveniente del sol. Cuando se equilibra la circulación de la energía solar, es posible reducir el consumo eléctrico de la caldera híbrida en un 50%.

Volver al menú de contenidos

Funcionamiento y tipos que existen

Como venimos explicando, una caldera híbrida o caldera solar es aquel sistema de calefacción que combina los combustibles de tipo fósil con las fuentes renovables. En este caso, el suministro es a través de la energía solar. Con su particular funcionamiento, podemos sacarle partido a la instalación de un generador de calor que ya existe. La clave está en añadirle a la caldera solar un sistema que utilice las fuentes renovables. De este modo, podremos ahorrar una gran cantidad de energía al tiempo que reducimos el gasto en las facturas de la calefacción y en el agua caliente sanitaria. En los referente a los tipos de calderas híbridas, podemos encontrar diferentes combinaciones. La energía solar no siempre está presente, sin embargo, esta puede combinarse también con distintos sistemas. Para decidir cuál es el que mejor se adapta a nosotros, habrá que realizar un estudio de la vivienda, teniendo en cuenta en primer lugar si se trata de una obra nueva o si ya existe una instalación, y valorar las opciones de suministro con las que contamos.

Por ejemplo, un tipo de caldera solar híbrida muy popular es la combinación con el suelo radiante. Esto se debe a que ambos trabajan a temperaturas que son consideradas bajas, como son los 40º. Otras opciones que encontramos para una caldera híbrida es la caldera de gas con una bomba de calor aerotérmica. Finalmente, la caldera híbrida o caldera de energía solar que combina este suministro con el aprovechamiento de la combustión del gas. La elección de un tipo de caldera híbrida, dependerá de las posibilidades del suministro y de las necesidades específicas de la vivienda. Con cualquiera de sus variantes, nos beneficiaremos de las ventajas que ofrece el uso de las energías renovables.

Volver al menú de contenidos

Para qué necesidades se utiliza en el hogar una caldera híbrida

Una caldera híbrida tiene diferentes funciones. Es decir, puede satisfacer varias necesidades dentro de una misma vivienda. La primera de ellas es la de la calefacción. Con la instalación de una caldera híbrida podremos disfrutar de un sistema de calefacción eficiente. Este tipo de calderas trabajan a un rendimiento muy alto, lo que nos permite ahorrar energía y, por tanto, dinero en las facturas. La segunda de las necesidades que puede cubrir una caldera híbrida es la del agua caliente sanitaria. Cuando se utiliza la energía solar en la caldera híbrida, el agua caliente se almacenará dentro del acumulador solar. De esta manera, es posible alimentar distintos puntos de consumo a la vez a partir del mismo contenedor.

En el caso de que la temperatura de dicho acumulador solar sea inferior a la que se necesita en el abastecimiento, el agua que se ha calentado con el sol pasa por medio del intercambiador que sirve de apoyo. Así, con el sistema de modulación que llevan integrado se logra mantener la temperatura que se desea de forma continua. Una caldera híbrida tiene además la ventaja de que cuenta con una instalación que nos permite combinar ambos sistemas en un mismo aparato. Podemos, así, ahorrar en espacio dentro de nuestro hogar, ya que no es necesario un aparato para la energía solar y otro para el combustible fósil. Tanto si tenemos necesidad de agua caliente sanitaria como de calefacción, una caldera híbrida que aproveche la energía solar puede ayudarnos a disfrutar de las ventajas de las fuentes renovables, sin por ello renunciar a la continuidad del suministro. Por lo que sus beneficios son muchos en nuestra vivienda.

Beneficios

¿Por qué?

Fácil instalación

No es necesario realizar una instalación nueva en todos los casos ya que es posible aprovechar la existente y combinarla con un sistema que utilice fuentes de energía renovables.

Regulación inteligente

Permite elegir el sistema que queremos utilizar con determinados parámetros, garantizando así que se emplea la opción más rentable en cada momento.

Reducción de la factura energética

Es posible reducir el consumo hasta en un 50%.

Cuidado del medio ambiente

Se reducen las emisiones contaminantes al medio ambiente, siendo por tanto ecológico y eficiente.

Gran confort en la vivienda

Al combinar dos sistemas diferentes se obtiene un alto rendimiento con todas las condiciones meteorológicas.

Ahorro de energía

Permite reducir el consumo energético ya que utiliza inicialmente la energía solar o la aerotermia. El consumo de combustible es secundario.

Volver al menú de contenidos

Para qué tipo de viviendas es recomendable una caldera híbrida con energía solar

Fuente de la imagen: ©doomu - Fotolia.com

Una caldera solar está especialmente recomendada en aquellas viviendas que sean nuevas. También en las que se vaya a llevar a cabo una reforma que tenga que ver con el sistema de calefacción disponible. Dentro de lo que es el consumo energético de una vivienda, la calefacción supone cerca del 75%. Por este motivo, es conveniente invertir en aquel sistema que nos resulte más eficiente y así beneficiarnos del ahorro. El asesoramiento por parte de expertos en la materia será fundamental para identificar la alternativa más eficiente. De lo contrario, podremos encontrarnos con una inversión que no se ajusta a lo que deseábamos. O bien que no supone el ahorro energético que buscábamos. Aunque se trata de una elección muy eficiente y de alto rendimiento, debemos contar con los requisitos necesarios para que su instalación sea posible. Si elegimos una caldera híbrida solar, debe tratarse de una casa en la que incidan con frecuencia los rayos de sol. La orientación de la vivienda, por tanto, es uno de los aspectos que debemos valorar. Por ejemplo, en aquellas orientadas al norte, una caldera híbrida que usa la energía solar no sería la opción más adecuada.

Volver al menú de contenidos

Qué otros sistemas de calefacción se adaptan mejor a una caldera híbrida

Como ya comentábamos en los tipos de caldera híbrida, esta puede adaptarse a diferentes combinaciones. Así, por ejemplo, dentro de lo que son las calderas de gas, es posible combinar una caldera híbrida con el gas butano, el gas natural e incluso el gasóleo. No obstante, esta última opción no es ya viable puesto que están en desuso. El suelo radiante es otro de los sistemas que combinan a la perfección con una caldera solar. Al trabajar ambos a temperaturas bajas, se aprovecha muy bien la energía solar. Además, cuando se trata de una obra nueva, es el momento perfecto para realizar esta instalación. De lo contrario, puede resultar demasiado costosa.

caldera-híbrida

Fuente de la imagen: ©ContenidosClick.es

Por último, una caldera híbrida o caldera solar puede combinarse también con una bomba de calor que utilice la aerotermia. Este sistema de caldera híbrida utiliza la energía que se almacena como calor en el aire. Puede emplearse para la calefacción, la refrigeración y el agua caliente sanitaria de una casa. La principal ventaja es que el calor que se transporta es mucho mayor que la energía consumida.

Volver al menú de contenidos

El uso de la caldera híbrida en España

Aunque no existen cifras específicas sobre el uso de las calderas híbridas en España, la caldera solar está en auge. Al tratarse de una combinación de sistemas, resulta complejo medir las particularidades que ha elegido cada hogar. No obstante, debido a la nueva normativa europea que obliga al incremento del uso de las energías renovables en un 20%, la energía solar cada vez está más presente en los hogares. Concretamente, los paneles solares se han incrementado en un 19% en el 2017 con respecto al año anterior. Las nuevas construcciones y las reformas de las viviendas actuales suelen apostar por este sistema. Además, cuenta con una subvención por parte del Estado. Por otra parte, dada la versatilidad de una caldera híbrida solar, podemos aprovechar también la instalación ya existente. Así, se reducen los costes pero seguimos beneficiándonos de las ventajas que aportan estos sistemas.