Radiadores eléctricos: como elegirlos

23 de noviembre de 2022
Los radiadores eléctricos son una opción de calefacción eléctrica perfecta para aquellas viviendas que no disponen de suministro de gas natural. También son adecuados cuando no se quiere realizar obras. Sin embargo, debemos saber cuáles elegir, según su tipo y potencia necesaria. Aquí explicamos sobre ello y aconsejamos como usarlos para no consumir en exceso. Además, calculamos cuanto consumen y vemos cuáles son sus ventajas.
Marcos Carbonell
Artículo escrito por:
Marcos Carbonell para www.HogarSense.es
¡Encuentra ahora a los mejores profesionales!
  • Empresas de confianza cerca de tí
  • Hasta 3 presupuestos con una sola consulta
  • Garantizado: ¡Fácil, gratis y sin compromiso!
CalefacciónCalefacción eléctricaRadiadores eléctricos

Menú de contenidos:

radiadores-electricos

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es


¿Cómo elegir los radiadores eléctricos?

Para elegir correctamente los radiadores eléctricos más adecuados a cada estancia, debemos tener en cuenta una serie de criterios o puntos. A continuación, exponemos los aspectos más importantes que debemos contemplar:

Tecnología

En función de la tecnología de los radiadores eléctricos tendremos diferentes beneficios. Cada uno de los distintos tipos de radiadores eléctricos proporciona diferentes beneficios dependiendo de la tecnología.

Potencia de los radiadores eléctricos

La potencia de un radiador debe estar acorde con el tamaño de la estancia a calentar. En habitaciones grandes es conveniente, a menudo, instalar dos, cuya potencia conjunta sea adecuada para calentar toda la estancia.

Termostato o control del radiador

Para una mayor eficiencia de los radiadores eléctricos es imprescindible que dispongan de algún sistema de control y programación. Es por ello, que en función del termostato o del programador que disponga nos aportara mayor confort con un menor consumo.

Seguridad de los emisores eléctricos

Dependiendo del modelo de radiador eléctrico o incluso del fabricante, aportan a sus productos una mayor seguridad eléctrica. Aunque la seguridad básica está garantizada por la normativa europea, siempre podemos tener un plus en algunos radiadores eléctricos específicos.

¡Pide Presupuestos Sin Compromiso!

Volver al menú de contenidos

Tipos de radiadores eléctricos

Los radiadores eléctricos podemos clasificarlos de diferentes formas. Una de ellas es por su diseño o estética. Así encontramos los radiadores toalleros, que se fabrican especialmente para los baños y ayudan a eliminar la humedad de las toallas. Por otro lado, tenemos los radiadores eléctricos de estancias secas.

Los radiadores de habitaciones también los podemos clasificar entre los normales y los de diseño. Estos últimos aportan un aspecto más cuidado para que se acoplen a sitios especiales. Bien por su color o por su forma, ya que hay diseños específicos como pasamanos en las escaleras, o barandillas para estancias de doble altura, por ejemplo.

Por otro lado, según la tecnología que utilicen podemos hace una clasificación mucho más amplia.

Radiadores eléctricos de tecnología seca

Se distinguen dos tipos, unos que disponen en su interior unos paneles de mica que acumulan el calor. Y otro tipo de radiadores eléctricos con elementos cerámicos. Los radiadores eléctricos de mica tienen una inercia térmica muy baja. Se calientan bastante rápido, pero, por el contrario, cuando los desconectamos de la corriente eléctrica se enfrían también bastante rápido.

En cambio, un emisor térmico cerámico tiene una mayor inercia térmica. Esto es gracias a que la resistencia está rodeada por placas de material cerámico que es capaz de calentarse, almacenando esa energía durante un tiempo. Así, aunque tardamos algo más de tiempo en notar confort, cuando se desconecta nos proporciona calor durante muchos más tiempo. Por lo tanto, se recomienda, si necesitamos, disponer de calor durante un mínimo de cinco horas.

Radiadores eléctricos con fluido calor-portador

Estos tipos de radiadores eléctricos se caracterizan por contener un fluido caloportador en su interior, de ahí su nombre. El radiador de aceite dispone en su interior de un aceite especial que ayuda a difundir la temperatura por todo el cuerpo de aluminio, y le proporciona cierta inercia térmica.

Radiadores eléctricos de bajo consumo

Los radiadores eléctricos de bajo consumo reciben también el nombre de radiadores de calor azul. Son similares en su funcionamiento a los de que usan aceite como fluido caloportador, aunque en este caso el líquido se denomina “calor azul”. Sin embargo, por lo general se tiende a asociarse ambos tipos en un mismo grupo, ya que sus similitudes son muchas.

tipos-radiadores-electricos

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Radiadores eléctricos por infrarrojos

Aportan calor gracias a la emisión de ondas de radiación infrarroja. Esta característica los hace más idóneos como sistemas de calefacción para exteriores. Se utilizan, por lo general, en terrazas de bares y restaurantes, aunque también en las de viviendas.

Radiadores acumuladores eléctricos

Los acumuladores de calor nocturnos son equipos similares a los acumuladores cerámicos de tecnología seca. Sin embargo, en los acumuladores de calor la resistencia está rodeada de piedras volcánicas o refractarias que le confieren mucha más inercia térmica. Basan su funcionamiento en la acumulación de calor de las piedras refractarias durante la noche. De modo que se aprovecha las tarifas de discriminación horaria, para ir cediendo ese calor acumulado durante todo el día.

Para aprovechar el calor durante más tiempo, es decir, que la difusión se prolongue durante todo el día, se les dota de una capa aislante. Así, el calor es irradiado por unas pequeñas rejillas en su parte superior. Además, cuentan con un regulador de descarga, que acciona una tapa para cubrir los huecos de estar rejillas.

Convectores eléctricos

Los convectores eléctricos son aquellos radiadores eléctricos que calientan el aire directamente, al circular por el interior, donde unas resistencias se calientan consumiendo electricidad. Puesto que el aire caliente pesa menos, este asciende por convección y calienta la habitación. El inconveniente de estos tipos de radiadores eléctricos es que, cuando se trata de estancias de gran tamaño, el consumo eléctrico es grande.

Sin embargo, si se trata de viviendas de pequeño tamaño son muy útiles. O también para habitaciones de tamaño reducido como el baño. Aun así, deben utilizarse por poco tiempo para no elevar el consumo de electricidad. La ventaja que ofrecen es que podemos moverlos y no requieren instalación.


¿Necesitas una caldera o calefacción nueva para tu casa?

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

¿Qué potencia necesitan los radiadores eléctricos?

Para conseguir el adecuado confort, el dimensionamiento de los radiadores eléctricos debe ser el adecuado. En el caso de instalar un emisor térmico de una potencia inferior deberá trabajar mucho más tiempo y a plena carga. Esto significará un consumo eléctrico mayor sin llegar a calentar la estancia de forma adecuada.

Tampoco es bueno elegir los radiadores eléctricos de mayor tamaño, ya que estamos incurriendo en un gasto que no es necesario. Por ello, un profesional de la calefacción realiza los cálculos correctos para elegir el emisor térmico que mejor se adapta a cada estancia. Aquí exponemos una fórmula simplificada para un cálculo aproximado.

Potencia del emisor térmico (W) = S * O * A * Z * E

Cada letra de la fórmula es un factor a considerar y que exponemos a continuación:

Operando Valores a introducir en la fórmula
S Superficie Tamaño de la habitación a calefactar en m2
O Orientación Norte = 1,12 Sur = 0,92 Este = 1 Oeste = 1
A Aislamiento Bueno = 0,93 Normal = 1 Sin aislamiento = 1,10
Z Zona climática A = 0,88 B = 0,95 C = 1,04 D = 1,12 E = 1,19
E Tipo de estancia Cocina, Dormitorio o pasillo = 100 Baño, aseo, sala de estar o comedor = 105

zonas-climaticas-espana

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Ejemplo. Queremos conseguir el confort adecuado para un salón-comedor en una vivienda sita en la ciudad de Valencia. El tamaño de la estancia es de 22 m2, está orientada al norte y dispone de un aislamiento normal.

Sustituyendo los valores en la fórmula tenemos la siguiente expresión:

Potencia = S * O * A * Z * E = 22 * 1,12 * 1 * 0,95 * 105 = 2457,84 W
Para una correcta climatización deberemos elegir
dos radiadores eléctricos de 1.200 W cada uno

solicita-presupuesto-bomba-calor

Volver al menú de contenidos

Consejos para ahorrar con radiadores eléctricos

Algunas personas promocionan a los emisores térmicos o de calor azul como una calefacción de bajo consumo. Sin embargo, lo cierto es que cualquier sistema de calefacción eléctrica directa conlleva un gasto energético elevado. Y, considerando los constantes aumentos de precios de la electricidad, es algo que no debemos olvidar.

Por eso, cuando un técnico en calefacción nos da consejos para que no gastemos en exceso, siempre debemos tomar nota de esos tips. Aquí te damos algunos de ellos:

1. Aprovechar los termostatos programables de los radiadores de bajo consumo para que solo estén conectados las horas que realmente los necesitamos.

2. La programación de la temperatura debe ser un poco inferior a la que deseamos y, sobre todo, no debemos marcar más de 21 °C, si es posible.

3. Los radiadores eléctricos nunca se deben cubrir con ropa o tapar con muebles o el sofá, además, no debemos usarlos para secar la ropa.

4. Comprobar que las puertas y ventanas cierren bien y no hay rendijas por donde se nos escape el calor. Es su caso, una buena inversión es cambiar las ventanas por unas de PVC con mayor aislamiento.

5. Durante la noche, cuando estamos en cama y bien abrigados, debemos reducir la temperatura de los radiadores eléctricos al mínimo, o incluso apagarlos.

6. La ventilación de la vivienda es necesaria, sin embargo, es suficiente con unos pocos minutos. Así, renovamos el aire sin perder todo el calor que los radiadores eléctricos han generado.

¡Pide Presupuestos Sin Compromiso!

Volver al menú de contenidos

¿Cuánto consume un radiador eléctrico?

Al igual que cualquier sistema de calefacción, el consumo de los radiadores eléctricos depende de su potencia y del tiempo de uso. En algunos casos, se puede regular la potencia que se consume en cada instante. Sin embargo, en un emisor térmico o un radiador de aceite, la resistencia consume lo mismo siempre, simplemente se regula el tiempo que está en marcha para alcanzar una determinada temperatura.

En otros sistemas como en la caldera de gas, si se puede regular la cantidad de gas que se quema. O en una bomba de calor, se puede regular la velocidad de trabajo del compresor. En cambio, un radiador de aceite o un toallero eléctrico, consumen según su potencia. A más potencia, mayor consumo. Así de simple.

Energía = potencia * tiempo

Ejemplo: En nuestro dormitorio disponemos de un radiador de bajo consumo, que encendemos durante 5 horas al día y su potencia es de 1.200 W. El consumo eléctrico será de 6.000 Wh.

Algunos tipos de radiadores eléctricos disponen de un termostato de control, por lo que pueden ajustar la potencia en función de la temperatura ambiente. Así, no siempre están operando a la máxima potencia. En tal caso, el mismo radiador de aceite del ejemplo, que realmente está trabajando a una media de 950 W durante esas 5 horas. Su consumo real sería de 4.750 W

En función de la tarifa de electricidad tengamos y las horas en que estén encendidos los radiadores eléctricos, nuestra factura será más o menos abultada.

Para ayudarnos a reducirla, podemos combinar la calefacción eléctrica con un sistema de paneles fotovoltaicos que aporten gran parte de la electricidad que aquellos necesitan. Incluso, podemos aprovechar los acumuladores de calor para que se carguen durante el día cuando estamos generando nuestra propia electricidad.


¿Necesitas una caldera o calefacción nueva para tu casa?

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

Beneficios de los radiadores eléctricos

Ventaja Motivo por el que obtenemos un mayor confort
Sencillos de usar ✓ Sencillez en su funcionamiento e instalación, basta con conectarlos a la corriente eléctrica y regularlos a nuestra conveniencia
Variedad ✓ Amplia variedad de modelos en lo que se refiere al diseño y a la tecnología utilizada, por lo que se adaptan a todas las necesidades
Precio ✓ Son un sistema cuya inversión inicial es baja
Móviles ✓ Posibilidad de instalarlos fijos en una pared o de desplazarlos a la estancia deseada
Modular ✓ Es un sistema de calefacción modular, ya que cada radiador de aceite es independiente y funcionan de forma aislada
Combinable ✓ Todos los tipos de radiadores eléctricos se pueden acoplar fácilmente a módulos fotovoltaicos de autoconsumo

¡Pide Presupuestos Sin Compromiso!

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Otro tema de interés "Calefacción por infrarrojos"