Registro de empresa

¿Caldera de gas o de gasoil?

Las calderas de calefacción son generadores de agua caliente cerrado. El circuito incorporado en las mismas es el que se encarga de llevar el agua caliente hasta los radiadores. Por otro lado, los radiadores se encargan de disipar el calor que proviene de la caldera y de esta forma calientan las habitaciones o estancias. Ahora bien, queremos dejar en claro que existen muchos tipos de calderas diferentes, sin embargo nos centraremos en las de gas y gasoil que a su vez son sistemas muy comercializados en la actualidad.
Menú de contenidos:

¿Qué es una caldera de gas y de gasoil?

Una caldera de gas no es otra cosa que un recipiente o un depósito que tiene como objetivo principal o único calentar el agua, en este caso la calienta con gas. Una vez que calienta el agua con gas como combustible, disparse el agua caliente a los radiadores que se encargarán de realizar la labor final de calentar las habitaciones. Dentro de las calderas de gas, podemos diferenciar distintos tipos:


Según el sistema de combustión
  • Calderas atmosféricas
  • Calderas estancas

Según el tipo de instalación
  • Suelo
  • De pie
  • Murales

Según su funcionamiento, rendimiento y consumo
  • Calderas estancas estándar
  • Calderas de condensación
  • Calderas de bajo NOx Clase 5

Por otro lado, las calderas de gasoil, como su nombre lo indica, utilizan gasoil como combustible principal o único. Son depósitos que se encargan de calentar el agua para luego distribuirla a la red de radiadores y poder climatizar las viviendas. En comparación con otro tipo de calderas, son económicas, tienen un mantenimiento sencillo y requieren de un espacio para instalar el depósito de gasoil. Cuando hablamos de calderas de gasoil se pueden diferenciar en función del tipo de uso en: calderas para sólo calefacción, instantáneas y con acumuladores de agua caliente.

Volver al menú de contenidos

Ventajas e inconvenientes de las calderas de gas y gasoil

Ventajas de las calderas de gas

  • El precio: las calderas de gas suelen ser bastante económicas en comparación con otros sistemas de calefacción. Existen calderas a partir de 300 euros en el mercado. Las que ofrecen buen rendimiento energético suelen ser más costosas, pero aún de esta forma la relación calidad-precio es muy alta.
  • Comodidad y espacio: este tipo de energía ofrece comodidad y el espacio que se ahorra al momento de su instalación son puntos fuertes que hablan por las mismas,
  • Vida útil: suelen tener una vida útil más elevada que otros sistemas de calefacción.
  • Contaminación: en el caso de contar con una caldera de gas natural, contamos con una energía limpia que no contamina.

Inconvenientes de las calderas de gas

  • Mantenimiento: a pesar de no tratarse de un gran proceso, sino más bien de una limpieza general, este tipo de calefacción requiere anualmente de una revisión.
  • Purga de radiadores: es un proceso que se debe realizar con frecuencia. Siempre que queramos poner la calefacción a punto para el invierno. Ya que de esta forma nos aseguramos de que el agua se mueve correctamente a través de las tuberías sin que existan burbujas de aire, falta de potencia, u otro problema que impida el buen funcionamiento de la misma.

caldera-de-gas-o-de-gasoil

Fuente de la imagen: ©Denfotoblog - Fotolia.com

Ventajas de las calderas de gasoil

  • Instalación: son de fácil instalación y se pueden ubicar en cualquier lugar aunque se recomienda hacerlo en estancias con mucha ventilación.
  • Calentamiento: son equipos que suelen calentar con mayor rapidez que otras y son buenas para espacios grandes
  • Combustible: utilizan menos combustible ya que queman más lentamente, lo que se traduce en menos gases contaminantes.
  • Vida útil: los expertos aseguran que son muy duraderas, ya que la quema de gasoil beneficia el mantenimiento de la caldera.
  • Seguridad: uno de los principales beneficios de las calderas de gasoil es la seguridad del sistema. Las calderas de gasoil suelen funcionar a temperaturas bastante bajas lo que disminuye riesgo de posibles explosiones del sistema.

Inconvenientes de las calderas de gasoil

  • Precio del combustible: el precio del gasoil puede generar dolores de cabeza. Ya que suele estar sujeto a las fluctuaciones del mercado y la tendencia suele ser al alza.
  • Restos de combustión: con el uso de la misma se produce una acumulación por lo que es necesario limpiar la misma por lo menos una vez al año como minimo.
  • Compra de combustible: el combustible debe ser comprado, trasportado y almacenado en la casa.

Volver al menú de contenidos

Consumo de las calderas de gas y gasoil

Calcular el consumo de una caldera de gas depende de muchos factores. Debemos tener en cuenta el cálculo las horas que utilizamos el sistema, la potencia del aparato, la eficiencia energética del sistema de calefacción, precio del gas..., entre otros puntos. Sin embargo debemos decir que aunque por regla general el consumo de la calderas de gas es un poco más elevado si lo comparamos con la otras calderas, a la larga es mucho mas rentable ya que, por ejemplo, el Gas Natural es uno de los combustibles más económicos actualmente.

Un estudio realizado por la consultora Pwc ha analizado cuál es el gasto medio anual de calentar un hogar, tomando como muestra una vivienda de 90 metros cuadrados con un consumo medio de ocho megavatios/año. Según los datos publicados por Pwc, el gasto medio en calefacción con gas natural supone a una familia española entre 760 y 928 euros al año. Además, para ahorrar en el consumo de una caldera de gas, debemos asegurarnos de realizarle un buen mantenimiento a la misma y tenerla a tope. Ya que de esta forma no solamente se ahorrará en consumo de combustible sino también aumentará su potencia, lo que nos garantizará muchas más horas de calor dentro de las habitaciones o estancias.

En el caso de las calderas de gasoil, el gasoil es uno de los combustibles más caros actualmente y esto eleva los costes de la calefacción. Sin embargo debemos mencionar que suelen consumir menos combustibles. Esto se debe a que el proceso de quemado de gasoil es mucho más lento que al de otro combustible y esto puede compensar los costes. Para hacernos una idea, calentar los hogares españoles con una caldera de gasoil supone un aumento del gasto en un 15 % si lo comparamos con sistemas de calefacción de gas. Ambos sistemas, son actualmente tendencia representado el 36,8% de las nuevas intalaciones en los hogares. Para hacernos una idea general, calentar una casa supone un gasto medio de 1.454 € para las familias. Pero si se utiliza una instalación apropiada se puede ahorrar hasta un 20%.

Volver al menú de contenidos

Beneficios de contar con una caldera de gas

  • Suministro
El suministro y abastecimiento de gas natural es mucho más fácil y asequible que el del gasoil, lo que nos brinda de alguna forma más confort y ahorro de tiempo.
  • Medio ambiente
El gas natural es mucho menos contaminante que el gasoil, para usuarios que apuntan al medio ambiente resulta una gran alternativa.
  • Ahorro
Según los expertos, al tratarse de gas natural se puede lograr hasta un 10 o 15 % de ahorro economico en comparación con la calefacción con gasoil.

Volver al menú de contenidos

Novedades en las calderas de gasoil

Las calderas de gasoil se suelen usar en viviendas unifamiliares que no cuentan con un suministro de Gas Natural. Y además, es una opción eficiente para poder calentar nuestros hogares. Aun así, actualmente, la tendencia está cambiando, y los usuarios buscamos soluciones más amigables con el medio ambiente y que produzcan menos consumo. Como es el caso de sistemas basados en energías renovables: aerotermia, geotermia, energía solar y biomasa.

En relación a la potencia, las calderas que mejor se adaptan a la viviendas son aquellas que oscilan entre los 20kW y 45kW. En este sentido, si se diera el caso de contar con una caldera con un potencia superior a los 70kW, la nueva normativa obliga a instalar la caldera en una sala independiente o sala de caldera y que el proyecto sea supervisado por un profesional (ingeniero).

Potencia Tipo de vivienda
20kW Potencia mínima
Limitada a suministras ACS
23-25kW Potencia más común
Suficiente para la mayoría de viviendas
28-30kW Potencia para viviendas grandes
Pensada para viviendas grandes y lugares fríos
33-35kW Potencia para viviendas muy grande
Pensada para lugares muy fríos
40-45kW Potencia muy alta para viviendas muy grandes
Poco común en viviendas unifamiliares
Este artículo ha sido redactado por: Christian Abele, redactor www.HogarSense.es