¿Qué es un radiador de calefacción y cómo funciona?

¿Qué hace un radiador? Los radiadores de calefacción son los componentes que emiten el calor del agua y lo difunden por toda la vivienda. Para que un radiador pueda calentar una estancia, debe contar con una potencia adecuada en función a la estancia o habitación que se instale. ¿Conoces los tipos de radiadores de calefacción que existen? En este artículo te queremos hablar de todo lo importante sobre los radiadores como sistema de calefacción. Empecemos.
Marcos Carbonell
Artículo escrito por:
Marcos Carbonell para www.hogarsense.es

Publicado el 14 ago. 2023

Calefacción Radiadores
¡Encuentra ahora a los mejores profesionales!
  • Empresas de confianza cerca de tí
  • Hasta 3 presupuestos con una sola consulta
  • Garantizado: ¡Fácil, gratis y sin compromiso!
Menú de contenidos:
¿Cómo funciona un radiador de calefacción?

Fuente de la imagen: ©Fotolia

Radiador de agua o eléctrico

La gran mayoría de las calefacciones basan su funcionamiento en los radiadores, como componentes para difundir el calor. Sin embargo, debemos distinguir dos grandes grupos de radiadores según su funcionamiento. Los radiadores autónomos y los radiadores como parte de un sistema de calefacción. Esta gran clasificación divide a estos componentes entre los radiadores eléctricos y los radiadores de agua:

Radiadores eléctricos

Los radiadores eléctricos trabajan de forma independiente y puede instalarse solo uno, o en un conjunto repartido por toda la vivienda. Cada uno de ellos trabaja solo y no depende de ninguna instalación conjunta. Dentro de este gran grupo encontramos diferentes familias, según su forma de generar el calor. 

Puedes encontrar más información sobre estos en nuestra sección de calefacción eléctrica.

Radiadores eléctricosRadiadores de agua
Acumuladores nocturnosModulares
Emisores térmicosDe una pieza
Radiadores de calor azulDe aluminio
Emisores de infrarrojosDe hierro
Radiador de aceiteDe acero
-Radiadores de diseño

Radiadores de agua

Este grupo de radiadores deben trabajar dentro de una instalación que abarca toda la vivienda, oficina o incluso, todo un edificio. Están unidos por tuberías por las que circula el agua calentada en una caldera, bomba de calor u otro equipo generador de calor.

Esto implica que, ante un fallo en la instalación, ningún radiador de agua nos aportará calor. Dejando toda la vivienda sin servicio de calefacción. Algo que no ocurre con los eléctricos, ya que cuando uno de estos se avería, el resto sigue funcionando.

Instalación radiadores de agua

Fuente de la imagen: ©Hogarsnse.es

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

Tipos de radiadores de agua

Los radiadores de agua que deben instalarse en un circuito de calefacción pueden ser de diferentes tipos. Así, podemos clarificarlos por varios criterios: por el material en que se fabrican, por su estructura, por su estética, etc.

Radiadores de agua según el material

Se distinguen tres materiales principales que sirven de base para la fabricación de los radiadores:

  • Radiadores de hierro fundido

Son radiadores fabricados de una sola pieza. Esto hace que se fabriquen en diferentes tamaños para que se puedan adaptar a las estancias, según su superficie y altura. Esto es necesario porque en función de la superficie que tiene un radiador para emitir calor, nos proporciona una potencia determinada

Además, el radiador de hierro tiene una gran inercia térmica. Esto hace que tarde un poco en calentarse, sin embargo, luego mantiene durante más tiempo la temperatura.

  • Radiadores de acero

El acero es una solución intermedia, tanto en precio como en comportamiento. Es decir, al estar conformado por chapas de acero, suelen ser radiadores de una pieza como los de hierro fundido. Y en cuanto a la inercia térmica, tienen un grado medio, por lo que tardan menos en calentarse que los de hierro, pero se enfrían un poco antes.

  • Radiadores de aluminio

Son radiadores más económicos gracias al material. Además, son más fáciles de fabricar y se pueden hacer tanto de una pieza o por módulos. En el caso de fabricarse por módulos o elementos, ofrecen la posibilidad de añadir más elementos según las necesidades de cada habitación. Esto hace que ante una reforma se puedan aprovechar los radiadores sumándole o restándoles elementos en caso necesario, al modificar el tamaño de las estancias.

Radiadores según su modularidad

Es una característica que nos indica si un radiador está fabricado en una sola pieza o se puede montar añadiendo elementos. Básicamente, son los fabricados en aluminio los radiadores que suelen ser modulares o formados por elementos separables.

Diseño de los radiadores

Es una característica estética que no modifica su capacidad de emitir calor. Simplemente, se aprovechan este tipo de radiadores por sus formas, colores, o características especiales para integrarse en la decoración de la vivienda o adaptarse a las peculiaridades arquitectónicas

¿Cómo es un radiador de agua?

Fuente de la imagen: ©Hogarsnse.es


¿Necesitas cambiar los radiadores de calefacción? Muy fácil

¡Pide Presupuestos sin Compromiso!

Volver al menú de contenidos

¿Cómo funciona un radiador de calefacción?

El funcionamiento de un radiador de agua es similar al radiador eléctrico de calor azul. Con la diferencia que en los modelos de calefacción eléctrica tienen en su interior un aceite especial que es calentado por una resistencia. No obstante, en ambos el fluido caliente circula por el interior calentando el material del radiador; hierro, acero o aluminio. 

En los radiadores de agua, esta ha sido calentada previamente en un generador. Por lo general suelen ser calderas de gas, gasoil o biomasa, pero en la actualidad está ganando terreno la bomba de calor de aerotermia.

Los radiadores de agua suelen disponer de 4 puntos de conexión, de los cuales se utiliza uno como entrada de agua caliente, uno de salida, uno para la purga y el último se tapona. Para un mayor rendimiento de los radiadores de agua, se suelen instalar con la entrada y salida de agua totalmente opuesta y en diagonal.

En ocasiones donde se ha realizado una preinstalación de las tuberías sin calcular el tamaño del radiador, se puede utilizar una instalación con una válvula monotubo, de forma que la entrada y salida se realiza por el mismo orificio. Pero estas conexiones no suelen ser habituales.

¿Cómo funcionan los radiadores de agua?

Fuente de la imagen: ©Hogarsnse.es

Sea como sea la instalación, lo que se pretende conseguir es que el agua recorra todo el radiador de calefacción, de modo que caliente toda la superficie. Gracias a ello, el calor se difundirá de una forma más uniforme. Debemos tener en cuenta que los radiadores de agua tienen la posibilidad de ceder el calor de dos formas. 

Parte de calor se emite por radiación del metal que forma el propio radiador. Sin embargo, hay algunos modelos de radiador que se han diseñado de forma que faciliten el paso del aire a través de él. De esta manera, cuando pasa el aire de abajo a arriba por su interior, se calienta. Así se consigue que el radiador también emita calor por convección.

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

¿Cuáles son los componentes de un radiador?

Los radiadores de agua necesitan para su correcto funcionamiento de diferentes componentes. Los instaladores con experiencia eligen dichos componentes y los posicionan de modo que la eficiencia del radiador sea máxima. Los principales elementos son el cuerpo del radiador de calefacción, que en ocasiones es de una sola pieza y en otras puede estar formado por elementos ensamblables.

Por otro lado, se necesitan los componentes de conexión que se instalan en los cuatro orificios que por lo general disponen todos los radiadores de agua: Llave de corte y regulación, purgador, detentor, tapón ciego y los soportes que sirven para que el radiador quede fijo a la pared o se pueda apoyar en el suelo.

Cuerpo del radiador

Es la parte que se encarga de emitir el calor a la estancia donde se instala el radiador. Puede ser de cuerpo entero o formado por elementos, que se acoplan en la cantidad suficiente para que puedan emitir la cantidad de calor que necesita la habitación. 

Llave o válvula de corte

Se instala en la entrada de agua del radiador y sirve para cerrar el paso de agua o regularlo en la cantidad que se necesite. Estas llaves pueden ser de simple reglaje, de doble reglaje o dinámica. Los expertos recomiendan no utilizar válvulas de simple reglaje, puesto que no se regula la cantidad de agua y por ello la temperatura puede variar bastante de la marcada en el termostato general. 

Cabezal termostático

Es un elemento que se acopla a la llave o válvula de corte y que regula la cantidad de agua en función de la temperatura ambiente. Esto lo consigue porque es elemento sensible al calor y los más comunes son los de cera. Esta se derrite con la temperatura y deja libre un muelle, que presiona cerrando el paso de agua. Cuando la temperatura baja un poco, la cera se endurece, impidiendo que el muelle presione y, por lo tanto, deja pasar el agua, de nuevo.

¿Cuáles son los componentes de un radiador?

Fuente de la imagen: ©Hogarsnse.es

Detentor

El detentor es una válvula que se encarga de regular la salida del agua del radiador y que normalmente se sitúa en la parte inferior en uno de sus extremos. La función principal del detentor es cerrar el flujo de agua del radiador cuanto se hacen mantenimientos, obras o la sustitución del mismo. Aunque también es utilizado para realizar el equilibrado hidráulico del radiador

El purgador o la válvula de purgado 

Es una pequeña válvula que permite la expulsión de agua de una forma controlada. Se usa para eliminar las acumulaciones de aire que se van formando en el agua al variar esta, de temperatura. Estas burbujas de aire son arrastradas por el agua y se van acumulando en las partes altas de la instalación.

Por eso, el purgador se instala en la parte superior del radiador. Este a su vez no se deja completamente nivelado, sino que se inclina levemente para que la parte del purgador esté un poco más levantada. Aunque es apenas perceptible, esto ayuda a que el aire se acumule donde se instala el purgador.


¿Necesitas ahorrar en la calefacción? Muy fácil

¡Pide Presupuestos sin Compromiso!

Volver al menú de contenidos

¿Dónde es más eficiente colocar los radiadores?

Para conseguir un mayor confort es mejor instalar los radiadores en la pared más fría de la estancia. Por lo general, esta pared ha sido siempre la que da al exterior, por haber más contraste de temperaturas y por disponer de alguna ventana. Debemos tener en cuenta que las ventanas siempre son un punto de menor aislamiento.

Además, debido al menor aislamiento de las ventanas y la posibilidad que pudiera haber alguna filtración de aire, los radiadores se suelen instalar debajo de estas. También por un motivo de aprovechamiento de espacio, puesto que al estar la ventana no se suelen colocar muebles u otros elementos que impidan el acceso a ella. Así, al colocar los radiadores debajo de ellas se dejaba el resto de paredes para la colocación de muebles y decoración.

¿Dónde es más eficiente colocar los radiadores?

Fuente de la imagen: ©Fotolia

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !