Registro de empresa

¿Qué es un radiador de calefacción y cómo funciona?

Sabías qué un radiador es el sistema más instalado en España? Un radiador es el tipo de emisor de calefacción más utilizado en el interior de las viviendas. Para que este equipo pueda calentar una estancia, debe contar con una potencia adecuada en función a la estancia o habitación que se pretende calentar y en la cuál se instalará. Pero además, ¿sabías que existen tres tipos de radiadores diferentes?: el radiador eléctrico, el de agua o el radiador de aceite. En este artículo te queremos hablar de todo lo que se tiene que saber sobre los radiadores como sistema de calefacción, su funcionamiento y ventajas de contar con este tipo de calefactor en casa.
Menú de contenidos:

¿Cómo funciona un radiador de calefacción?

El funcionamiento del radiador es primordial en la calefacción de la estancia. La calefacción caldea la casa mediante la caldera, esta calienta el agua que circula posteriormente por las tuberías que está conectadas con los radiadores que se encuentran adecuadamente repartidos dentro de la misma. Los radiadores son dispositivos que se encargan de intercambiar el calor obtenido para elevar la temperatura de las estancias. Una bomba de circulación impulsa el agua caliente que proviene de la caldera hacia los radiadores.

qué-es-un-radiador-de-calefacción

Fuente de la imagen: ©Polar Alp - Fotolia.com

Al inventarse los radiadores, se pretendía que el calor se intercambiaría por radicación (propagación de energía en forma de ondas electromagnéticas o partículas subatómicas) y de aquí surge el nombre de radiador. Pero poco tiene que ver, ya que solamente sería cierto en los casos en el que la temperatura superficial supera los 70 grados centígrados. En la actualidad, en la mayoría de los casos en calor es intercambiado por convección, y debido a la generalización de los sistemas de regulación los radiadores no alcanzan dichas temperaturas.

  • ¿Qué es la convección?

En principio, la convección es una transferencia de calor que se caracteriza ya que se produce a través de un fluido bien sea agua o aire y el calor es transportado entre zonas a diferentes temperaturas. Al momento en que el aire de una habitación se caliente, aumenta su volumen y su densidad disminuye lo que le permite ascender. Desplazando el fluido que se encuentra en la parte superior y que tiene una temperatura menor. Es importante saber, aunque muchas veces radiador y estufa se utilicen como sinónimos que, ambos se diferencian ya que en un radiador no existe producción alguna de energía pero en una estufa sí. La función de un radiador es únicamente la de disipar el calor que le llega de las tuberías por las que circula el agua que ha sido anteriormente calentada por la caldera. Un radiador por este motivo, no debe estar situado cerca de la caldera.

Volver al menú de contenidos

¿Cuales son los componentes de un radiador?

El radiador de calefacción es un equipo bastante sencillo y su funcionamiento es bastante básico como lo hemos explicado anteriormente. Sin embargo está compuesto por unos cuantos componentes que debemos conocer:

  • Detentor

El detentor es una válvula que se encarga de regular la salida del agua del radiador y que normalmente se sitúa en la parte inferior en uno de sus extremos. La función principal del radiador es cerrar el flujo de agua del radiador al momento de hacerle mantenimientos, obras o la sustitución del mismo. Aunque también es utilizado en ocasiones para realizarle el equilibrado hidráulico.

  • Cuerpo del radiador

Este puede ser de diversos materiales (aluminio, hierro fundido, tubos de acero, chapa de acero...) y tener diferentes formas constructivas (panel, elementos, entre otros).

  • El purgador o la válvula de purgado

Tras un periodo de inactividad del radiador, antes de producirse nuevamente el encendido de la calefacción, es recomendable expulsar del sistema las bolsas de aire que se hayan podido acumular en el circuito de los mismos. Esto se logra hacer girando la válvula de purgado y esperar hasta que salga el agua en su totalidad y que el aire haya sido expulsado del todo.

  • Cabezal termostático

Se trata de un elemento sensible al calor que se encarga de abrir, cerrar o regular el caudal de agua en función de la diferencia entre la temperatura de la habitación y la temperatura que se desea alcanzar.

  • Válvula termostatizable

Es sin duda alguna una de las partes fundamentales de los radiadores. Se encuentra situada en la entrada de agua del radiadopuede ser de simple reglaje, de doble reglaje o dinámica. Los expertos recomiendan no utilizar válvulas de simple reglaje ya que los radiadores tienden a producir en muchas ocasiones histéresis bastante altas (por lo menos entre más o menos de dos grados centígrados)

Volver al menú de contenidos

Tipos de radiadores

En la actualidad existen tres tipos de radiadores para las diferentes calefacciones, los radiadores eléctricos, de agua y los de aceite. Los radiadores juegan un papel muy importante ya que son los que se encargan de emitir y distribuir el calor en las estancias. Por lo mismo te explicaremos a continuación con más profundidad acerca de ellos para que hagas una buena elección al momento de su compra y según tus necesidades.

Radiadores de agua Radiadores eléctricosRadiadores de aceite
  • Sistemas de calefacción muy rápidos al calentar las estancias
  • Vida útil de más de 15 años
  • Más ahorro que los eléctricos
  • No necesitan de obras ya que solamente van pegados a la pared
  • Generan calor limpio.
  • Muy completos con termostatos y otros extras.
  • Son equipos que se pueden transportar de una habitación a la otra.
  • Genera un calor muy confortable.
  • No necesitan salidas de humos.

Radiadores de agua

Los radiadores de calefacción de agua han sido los clásicos durante mucho tiempo, especialmente antes de que salieran al mercado los radiadores eléctricos. Este tipo de radiadores es un sistema de calefacción fijo instalado en hogares en los que se cuenta con una caldera de gas o gasoleo y son usados como complemento. Los radiadores de agua van conectados a la caldera y emiten el calor al momento de que el agua se calienta y circula por las tuberías. Para poder utilizar los mismos, es necesario una instalación completa y de hecho es la más compleja de las tres. Estos suelen ser de aluminio, hierro fundido o acero inoxidable, pero actualmente los que más demanda tienen son los que están fabricados en aluminio.

  • Ventajas e inconvenientes de los radiadores de agua

Ventajas

    • Son sistemas que calientan rápidamente.
    • Tienen una vida útil bastante larga.
    • Suelen haber modelos para cada gusto o exigencia y que se adaptan perfectamente al hogar.
    • Tienen un ahorro considerable en comparación con los radiadores eléctricos.

Inconvenientes

    • No se ajustan a la normativa europea sin realizar cambios estructurales del sistema
    • El calor que se genera desde la caldera llega mermado a las zonas de exposición, por lo que se consumen recursos energéticos que no se transforman en calor en su totalidad
    • Es un sistema de calefacción centralizada, por lo que no se puede trabajar con temperaturas individuales

Volver al menú de contenidos

Radiadores eléctricos

Los radiadores de calefacción eléctricos gracias a su fácil instalación son los más demandados en la actualidad. Ya que a diferencia de otros radiadores, estos no se deben conectar a la caldera. Para su funcionamiento utilizan energía directamente de la red eléctrica y de esta forma emiten un calor radiante y directo.

  • Ventajas e inconvenientes de los radiadores eléctricos

Ventajas

    • No requieren de obras y se suelen instalar con un soporte a la pared que se encuentre cerca de un enchufe de la red eléctrica.
    • Son radiadores que no resecan el ambiente ni tampoco generan gases, olores ni humos.
    • La mayoría de los radiadores eléctricos traen programadores y termostatos que regulan el calor. Con estos se logra una programación ideal en relación a horario y temperatura elegida.
    • Son radiadores que generan calor limpio ya que no necesitan una combustión o llama para su funcionamiento.

Inconvenientes

    • Una de las principales desventajas de los radiadores eléctricos es el ahorro, ya que al funcionar con electricidad son más caros que otros sistemas.
    • Tienen una vida útil menor que los otros por ejemplo los radiadores de agua.
    • Son sistemas menos ecológicos al funcionar con electricidad.

Volver al menú de contenidos

Radiadores de aceite

Son radiadores de calefacción portátiles y por ende prácticos. Van enchufados a la red eléctrica y no es necesario obras. Funcionan una vez que el aceite se calienta a través del intercambio de electricidad proporcionando a la estancia un calor suave.

  • Ventajas e inconvenientes de los radiadores de aceite

Ventajas

    • No es necesario realizar obras. Solamente requieren de una toma de corriente a la cuál irán conectados.
    • No se requiere de salidas de humo o de mantenimiento.
    • Son equipos portables y pueden ser trasladados de una estancia a la otra.
    • Muchos modelos cuentan con termostatos que ayudan a ahorrar energía.
    • Generan calor por radiación que es un calor bastante confortable, constante y suave.

Inconvenientes

    • Son equipos que tardan en calentarse ya que su fluido es el aceite y este demora para calentarse.
    • Son equipos que gastan mucho, aunque se apaguen cada cierto tiempo si el radiador es de 1500 Vatios y lo tienes encendido horas al día evidente lo notarás en tu factura de la luz.
    • Son equipos bastante grandes, aunque también se encuentran pequeños pero estos no suelen calentar grandes estancias
    • No son adecuados como sistema único de calefacción y se utilizan más en forma de apoyo de otros sistemas
Este artículo ha sido redactado por: Christian Abele, redactor www.HogarSense.es