¿Qué calefacción eléctrica es más eficiente?

29 de agosto de 2022
La calefacción eléctrica se presenta como una alternativa a los sistemas de gasoil, gas u otros combustibles fósiles. Sin embargo, no todos los sistemas de calefacción a electricidad son igual de eficientes. Para conocer como es la calefacción eléctrica, sus tipos y resolver las dudas más frecuentes hemos preparado este artículo.
Marcos Carbonell
Artículo escrito por:
Marcos Carbonell para www.HogarSense.es
¡Encuentra ahora a los mejores profesionales!
  • Empresas de confianza cerca de tí
  • Hasta 3 presupuestos con una sola consulta
  • Garantizado: ¡Fácil, gratis y sin compromiso!
CalefacciónCalefacción eléctrica

Menú de contenidos:

calefacción-electrica

Fuente de la imagen: ©Pexels


¿Qué es la calefacción eléctrica?

Cuando se habla de calefacción eléctrica se hace referencia a cualquier sistema de calefacción que use la electricidad como energía primaria para su funcionamiento. En otras palabras, es cualquier sistema que utiliza la electricidad para generar calor; bien directamente o con algún paso intermedio.

Muchas personas tienen a asociar este tipo de calefacción únicamente a aquellos equipos o sistemas que convierten directamente la electricidad en calor. Es decir, cuando un aparato aprovecha el efecto Joule para disipar calor.

Este efecto lo produce una corriente eléctrica, que circula por un metal conductor de electricidad, pero que tiene alta resistencia al paso de electricidad. El movimiento de los electrones es entorpecido por la resistencia del material a ser atravesado por la electricidad. El choque de los electrones entre sí, y con el resto de la materia del conductor, produce calor que se disipa en el ambiente.

Sin embargo, debemos considerar también como calefacción a electricidad a todos aquellos sistemas que usan como energía principal la electricidad, aunque no la usen directamente. Así, en un primer grupo se pueden incluir los radiadores eléctricos, el suelo radiante eléctrico y sistemas similares.

Los equipos del segundo grupo están considerados como calefacción eléctrica eficiente. Aquí se incluyen los sistemas tradicionales de radiadores o suelo radiante de agua, que son alimentados por equipos eléctricos, como la bomba de calor.

¡Pide Presupuestos Sin Compromiso!

Volver al menú de contenidos

Tipos de calefacción a electricidad

Antes de enumerar directamente los diferentes equipos o sistemas de calefacción eléctrica, es conveniente hacer una distinción y separarlos por su firma de funcionamiento. Así tenemos los sistemas de calefacción eléctrica directos y los indirectos:

Calefacción a electricidad directa

Dentro de este grupo se incluyen todos los equipos y aparatos que convierten la electricidad directamente en calor, gracias al efecto Joule. Esta ley física establece que el movimiento de los electrones a través de un conductor eléctrico genera un calor, que varía en función de la corriente eléctrica, la resistencia del material al paso de dicha corriente.

Aquí encontramos al radiador eléctrico, el acumulador eléctrico, los calefactores, las estufas eléctricas, el suelo radiante eléctrico o el folio radiante.

Calefacción eléctrica indirecta

La calefacción eléctrica indirecta es aquella que utiliza un equipo que funciona a base de electricidad, para calentar el agua o el aire. Estos son los que se distribuirán por la vivienda para calefactarla. Esta forma de calefacción a electricidad es en principio más cara en su instalación, sin embargo, es más eficiente y aporta un mayor confort.

Este grupo lo forman equipos como el aire acondicionado, la bomba de calor o la caldera eléctrica. Todos ellos emplean diferentes procedimientos para calentar el aire o el agua, que circula por la vivienda a través de conductos, splits, radiadores o suelo radiante por agua.

Tipo de calefacción eléctrica Tipo de sistema Aparato
Calefacción eléctrica directa Radiador eléctrico ✓ Radiadores eléctricos de aceite
✓ Acumulador eléctrico nocturno
✓ Emisores de infrarrojos
✓ Radiadores de calor azul
✓ Paneles radiantes
Calefactores eléctricos ✓ Calefactores eléctricos cerámicos
✓ Convector eléctrico
✓ Termoventiladores eléctricos
Estufas eléctricas ✓ Estufas eléctricas de cuarzo
✓ Estufas eléctricas halógenas
✓ Estufas eléctricas de infrarrojos
Suelo radiante eléctrico ✓ Hilo radiante
Folio radiante eléctrico ✓ Folio radiante
Calefacción eléctrica indirecta Por aire ✓ Aire acondicionado
Por agua ✓ Bomba de calor
✓ Caldera eléctrica


¿Necesitas una caldera o calefacción nueva para tu casa?

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

Calefacción a electricidad directa

Los diferentes aparatos que se incluyen en la calefacción a electricidad directa son variados y muy fácil de confundirlos unos con otros, por su apariencia. Aunque en esta ocasión los hemos separado por su forma de trabajar o instalación.

Radiador eléctrico

La familia de los radiadores eléctricos es muy amplia, aunque la tecnología que usan cada uno de ellos varía un poco. Siempre partiendo de la base que en su interior disponen de resistencias eléctricas que se calientan. A partir de esta manera de trabajar, se han ido desarrollando los diferentes sistemas, incluso algunos catalogados como radiadores de bajo consumo:

✓ Radiadores eléctricos de aceite: funcionan con una resistencia eléctrica, que calienta un aceite especial. Es este fluido el que transmite el calor a través de las paredes del radiador y, de ahí, por convección calienta la estancia donde está ubicado.

✓ Acumulador eléctrico nocturno: está construido como una caja metálica que contiene unas resistencias eléctricas centrales. Estas se rodean de piedras volcánicas o refractarias, que tienen la propiedad de calentarse mucho, acumulando el calor e, ir desprendiendo ese calor gradualmente. Por ello se utilizan mucho con tarifas de discriminación horaria. De modo que se calientan en las horas valle, para ir difundiendo el calor durante el resto del día.

✓ Emisores de infrarrojos: calientan por radiación. Es decir, irradian ondas electromagnéticas infrarrojas. Por ello, no necesitan de una corriente de aire que difunda el calor, como en el caso de los radiadores. Los emisores de infrarrojos calientan la materia, no el ambiente que la rodea.

radiadores-electricos

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

✓ Radiadores de calor azul: son una nueva generación de radiadores eléctricos de aceite. Sin embargo, se ha sustituido el aceite de aquellos por un nuevo fluido que mejora el rendimiento de los radiadores. Este nuevo fluido es conocido como “sol azul” y se comporta mucho mejor que el aceite de los modelos antiguos. Es por ello que se considera al calor azul como calefacción eléctrica de bajo consumo.

A los radiadores eléctricos de calor azul se les puede dar el diseño que se quiera, siempre que cumplir el fin de difundir el calor adecuadamente. Un ejemplo de ello, es el toallero eléctrico, que se utiliza en los baños y aseos, cumpliendo dos funciones; calentar la estancia y secar las toallas. Además, son considerados como radiadores bajo consumo.

Paneles radiantes: son equipos que aprovechan los dos tipos de difusión del calor, la radiación y la convección. Su principal forma de difusión es gracias a la radiación infrarroja, no obstante, se les dota de un diseño especial, como a los radiadores, de modo que el aire puede circular a través de él y calentarse. Esto crea un aporte de calor en la estancia por efecto de la convección del aire.

Calefactores eléctricos

Estos equipos para calefacción a electricidad se encargan de aportar calor al aire que pasa a través de ellos gracias a unos ventiladores internos.

Calefactores eléctricos cerámicos: también llamados radiadores cerámicos, usan unas resistencias recubiertas de material cerámico. La cerámica es la que mantiene el calor durante más tiempo y lo difunde al ambiente. Algunos modelos incluso disponen de pequeños ventiladores para ayudar a la difusión del calor.

calefactores-electricos-ceramicos

Fuente de la imagen: ©Anper

Convector eléctrico: trabaja gracias a las resistencias eléctricas y al aire que circula de forma natural a través del convector. Este dispone de rejillas en su parte inferior y en la superior, por las que pasa el aire generando una convección de aire que se distribuye a través de la estancia.

Termoventiladores eléctricos: son una evolución de los convectores, ya que se ayuda de pequeños ventiladores para facilitar la circulación del aire a través del calefactor.

Estufas eléctricas

Son equipos que, por lo general, se diseñan para ser portátiles e intentan imitar a las tradicionales estufas de gas butano o chimeneas de leña. Incluso muchos modelos disponen de unos troncos de leña simulados que cambian de color al encender la estufa.

Suelo radiante eléctrico

El suelo radiante eléctrico también es conocido como hilo eléctrico. Consiste en un cable eléctrico preparado para calentarse y generar calor gracias a la electricidad que pasa por él. Suele venir preparado en una malla enrollada de unos 60 centímetros de ancho, para su colocación con mayor facilidad. Aunque no es extraño que la podamos comprar en forma de hilo para extenderlo como queramos.

El suelo radiante eléctrico se debe instalar en una superficie limpia y sobre la malla del suelo radiante se extiende el pavimento que se haya elegido. Lo lógico es utilizar un mortero, que servirá de agarre para un pavimento de gres. Aunque también se suelo colocar un suelo laminado u otro tipo de pavimentos.

suelo-radiante-electrico

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Folio radiante eléctrico

Es un producto similar al suelo radiante, ya que funciona igual y su instalación es la misma. Sin embargo, su espesor hace que ocupe menos espacio y sea una opción muy elegida para las reformas. Está formado por una lámina poliéster con bandas de grafito y unas tiras de cobre, que se comporta como una resistencia eléctrica.

La lámina de folio radiante se extiende sobre el suelo original y encima se coloca el pavimento que se haya elegido. Por lo general, se fabrica de un ancho específico y se facilitan diferentes longitudes. De este modo, el instalador va eligiendo diferentes láminas con la longitud adecuada para ir cubriendo todo el suelo, como si fuera un puzzle.

solicita-presupuesto-bomba-calor

Volver al menú de contenidos

Calefacción eléctrica indirecta

Los equipos utilizados para la calefacción eléctrica indirecta son básicamente tres. Se caracterizan por generar la calefacción a través de un fluido, que es el que difunde el calor por toda la vivienda. Este fluido puede ser el aire o al agua:

Aire acondicionado

Los equipos de aire acondicionado necesitan la electricidad para funcionar, sin embargo, aprovecha las propiedades de un gas para robar la energía calorífica de aire contenido en un lugar. Este calor es posteriormente difundido en el aire de otra estancia.

Bomba de calor

El modo de funcionamiento de una bomba de calor es el mismo que usa un aparato de aire acondicionado. Sin embargo, en vez de calentar el aire, una bomba de calor de aerotermia calienta el agua contenida en un depósito acumulador. Esta agua es la que se emplea para difundir el calor en toda la vivienda, empleando radiadores de agua a un suelo radiante.

Un sistema de calefacción que aprovecha como motor una bomba de calor, es considerado como el sistema más eficiente. Tanto dentro de la calefacción a electricidad, como comparándolo con el gas o gasoil.

Caldera eléctrica

El funcionamiento de la caldera eléctrica se basa en el efecto Joule, es decir, una resistencia eléctrica calienta el agua de un pequeño recipiente que hay dentro de la misma caldera. Esta agua se reparte por toda la casa a través de un circuito de tuberías y el calor se difunde gracias a los radiadores.

El movimiento del agua es continuo, es decir, la caldera eléctrica dispone de una bomba circuladora de agua que la mueve constantemente en el circuito descrito. De manera que la caldera está calentando el agua de forma casi instantánea, como lo hace una caldera de gas.


¿Necesitas una caldera o calefacción nueva para tu casa?

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

Preguntas frecuentes - FAQ

¿Cuánto cuesta instalar calefacción eléctrica?

El precio de una calefacción eléctrica es muy variable, dependiendo del sistema o equipos que se elijan. Así, podemos hablar de apenas 40 € para una estancia con un calefactor eléctrico, hasta varios miles de euros si nos decidimos por una bomba de calor con suelo radiante, para toda la casa.

¿Es mejor calefacción eléctrica o de gas natural?

Cuando hablamos que un sistema es mejor que otro, debemos graduarlo en función de todos los parámetro que intervienen. Por el precio de la instalación, por el consumo energético, por el precio del combustible, por la contaminación que genera, por la necesidad de mantenimiento, por el confort que proporciona, por la versatilidad verano-invierno, por la duración o vida útil del sistema.

Considerando todos estos parámetros debemos reconocer que un sistema de calefacción a electricidad formado por una bomba de calor y un suelo radiante consigue más puntos. El mayor inconveniente que tiene este sistema de calefacción es el precio inicial de instalación y la necesidad de hacer obras.

En cambio, consume muy poca electricidad, aporta un mayor confort, el mantenimiento es bajo y la duración de los equipos puede llegar fácilmente a los 20 años. Además, aprovecha la energía renovable del aire y si lo combinamos con unas placas fotovoltaicas puede ser totalmente autónomo y la electricidad es gratuita.

Volver a las Preguntas Frecuentes

¡Pide Presupuestos Sin Compromiso!

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Otro tema de interés "Instalar calefacción eléctrica"