Registro de empresa

Caldera de pellets: ¿cuerpo de fundición o cuerpo de acero?

Una caldera de pellets es un tipo de caldera biomasa, es decir, qué utiliza materia orgánica como combustible para producir calor. Su principal característica es que son ecológicas y tienen un buen rendimiento. Sin embargo, este puede variar en función del material con el que están hechas. Así, podemos encontrar de hierro fundido o de acero. Vamos a conocer cómo afecta a su funcionamiento.
Menú de contenidos:

Uso de la caldera de pellets en España

La presencia de la caldera de biomasa en los hogares de España ha aumentado considerablemente en 2017. La instalación de estos tipos de calderas ascendió a cerca de 250.000, que supone un 23% más con respecto al año 2016. Concretamente, es la caldera de pellets la que ha aumentado sus cifras, con cerca de 43.000 unidades vendidas. Se trata de un aumento del 19% en referencia al año anterior. La estufas de pellets se están convirtiendo en una de las opciones más populares en los hogares del territorio nacional.

caldera-de-pellets-cuerpo-de-fundicion-vs-cuerpo-de-acero

Fuente de la imagen: ©ContenidosClick.es

Una elección que no debería sorprender dadas las normativas europeas que nos exigen un cambio en los combustibles utilizados para la calefacción. Nos referimos al acuerdo de la Comisión Europea del 20/20/20, con el que para el año 2020 las opciones ecológicas deberían representar el 20%. En nuestro país, las comunidades autónomas de Andalucía, Cataluña y Castilla León son en las que más instalaciones se han llevado a cabo. En lo que respecta a los materiales de la caldera de pellet, esta puede estar fabricada con hierro, que sería la llamada caldera de pellet de fundición, o con acero, y responde al nombre de caldera de pellet de cuerpo de acero. Vamos a conocer a continuación las diferencias que hay pues entre la caldera de pellet de fundición y la caldera de pellet de cuerpo de acero. De este modo, podremos conocer cuál se ajusta más a nuestras necesidades.

Volver al menú de contenidos

Caldera de fundición vs cuerpo de acero: ¿qué significa?

Tanto si hablamos de calderas de pellets, bien la caldera de pellet de fundición o caldera de pellet de cuerpo de acero, o de otra variedad de calderas, estos equipos funcionan conservando el calor en su interior. Por ello, el material con el que está fabricada una caldera de pellets afectará a dicha conservación del calor, ya que con el paso del tiempo, este se va enfriando de manera natural. Y por eso, cuando mayor sea la inercia térmica, es decir la capacidad para conservar el calor, durante más tiempo irá cediendo su calor acumulado, Además de la inercia térmica, debemos tener en cuenta la capacidad calorífica, que es la cantidad de energía que se necesita para elevar la temperatura de un cuerpo en 1ºC. También, cuanto más alta sea esta, con mayor rapidez calentaremos las estancias y menor consumo se hará.

En las calderas de pellets y también en otros tipos, ambas cualidades van unidas. Tanto una como otra aumentarán cuando mayor sea la masa que tiene el material. Y es así como encontramos diferencias entre la caldera de pellet de fundición y la caldera de pellet de cuerpo de acero. La caldera de pellet de fundición está formada por elementos o bloques de fundición, fabricados en serie. Dado que la masa material de estos es muy alta, también lo es su capacidad calorífica. El calentamiento que se produce es más lento y se conserva así el calor durante más tiempo. La caldera de pellet de cuerpo de acero se caracteriza por una mayor conductividad que la caldera de pellets de fundición. Esto nos indica que el calor es absorbido y transferido al ambiente en una cantidad de tiempo menor.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Caldera de pellet de cuerpo de acero

Una vez que hemos visto las principales diferencias entre la caldera de pellet de cuerpo de acero y la caldera de pellet de fundición, vamos a profundizar más en cada una de ellas para terminar de comprender su funcionamiento y las ventajas que tiene cada una. En cualquier caso, una caldera de pellets es, en general, una apuesta segura. Este tipo de sistemas de calefacción se alimentan de un combustible uniforme que se ha diseñado específicamente para este tipo de máquinas. Pero si preferimos tener una variedad más amplia, existen calderas de pellets de biocombustible, pudiendo alternar entre los pellets u otra materia orgánica como astillas o huesos de aceituna.

En una caldera de pellet, el combustible se absorbe por succión o a través de un tornillo sin fin. En su interior o de forma independiente en las calderas más grandes, cuentan un depósito de pellets. Para la alimentación desde este no debemos llevar a cabo ninguna acción ya que está automatizado. En lo que respecta al llenado del depósito, hay que hacerlo manualmente o utilizando un silo.

Se utilizan para viviendas con superficies hasta los 500 m2, y podemos encontrarlas en potencias diferentes. Sirven tanto para proporcionar calefacción y como también agua caliente sanitaria. En cuento a la potencia, esta es regulable y el rendimiento de estas calderas de pellets superior a un 90%. Una caldera de pellet de cuerpo de acero tiene un precio más económico que una caldera de pellet de fundición. Esto se debe a que la cantidad de combustible que utilizan para funcionar es menor, ya que se calienta rápidamente por su elevada conductividad térmica. No obstante, la duración de una caldera de pellet de cuerpo de acero es menor que la de una de fundición. La vida útil de las calderas de pellets se sitúa en torno a los 20 años.

Volver al menú de contenidos

Caldera de pellet de fundición

Una caldera de pellet de fundición funciona de manera similar a una caldera de pellet de cuerpo de acero. La principal diferencia como habíamos ya indicado es el material en el que se fabrican. Puesto que cada uno tiene unas características particulares, el rendimiento variará en función de estas. La constitución interna de una caldera de pellet de fundición se basa en bloques de fundición fabricados en serie. es decir, se trata de un material muy pesado, y por ello la masa de la caldera es también mayor. En consecuencia, la capacidad calorífica es muy elevada, calentándose lentamente y conservando muy bien el calor. Esto hace que tengan una mayor inercia térmica que las de chapa de acero.

La particularidad es que el calor tarda más tiempo en salir al exterior, por lo que el rendimiento de una caldera de pellet de fundición es algo menor que el rendimiento de una caldera de pellet de cuerpo de acero. Y además los precios de estas calderas de pellets son más elevados, básicamente por la mayor cantidad de materia prima utilizada. Y dado que su resistencia es mucho más alta, su vida útil también es mayor que la de una caldera de pellet de cuerpo de acero. Por contra, una caldera de pellet de fundición tiene un ensamblaje de mejor calidad, tiene una mayor robustez y, debido al proceso de fabricación de las mismas aguantan mejor el paso de los años trabajando a un rendimiento elevado.

¿Estás pensando en cambiar o instalar una caldera? Nosotros te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Qué es mejor : ¿una caldera de pellet de cuerpo de acero o una caldera de pellet de fundición?

Elegir entre una caldera de pellet de cuerpo de acero o una caldera de pellet de fundición es una cuestión que requiere de cierta reflexión sobre ambas. Como venimos diciendo, cuando el interior de las calderas de pellets está realizado en hierro fundido, la durabilidad es mucho mayor. Sin embargo, el rendimiento de estas es más bajo que en una caldera de pellet de cuerpo de acero. No obstante, en la actualidad ambas se realizan con una alta calidad que les permite tener una vida útil considerable. Además, tanto con la caldera de pellet de cuerpo de acero como con la caldera de pellet de fundición, la amortización de la inversión se produce en el corto plazo. La elección de la caldera de pellets vendrá determinada principalmente por nuestro presupuesto. Ya que es ahí donde reside principalmente la diferencia. La caldera de pellet de cuerpo de acero tiene un rendimiento algo más elevado que la de fundición, y un precio que suele ser más reducido.

Volver al menú de contenidos

Beneficios de las calderas de pellets

En el siguiente cuadro exponemos los principales beneficios que nos aportan los dos tipos de calderas estudiados, según el material de su cámara de combustión.

Caldera de cuerpo de acero

Caldera de fundición

- Ecológica y con buen rendimiento: utilizan materia orgánica como combustible y no contribuyen al efecto invernadero.

-Ecológica y con buen rendimiento: utilizan materia orgánica como combustible y no contribuyen al efecto invernadero.

- Resistencia alta y vida útil larga: si se realiza un mantenimiento adecuado pueden durar tanto como las calderas de fundición.

- Resistencia muy elevada y vida útil muy larga: unos 20 años.

- Alta conductividad térmica por lo que se calientan con gran rapidez: ideales si necesitamos calentar estancias en la mayor brevedad de tiempo. En función del revestimiento con el que cuenten, podrán retener el calor durante más o menos tiempo.

- Conductividad térmica menor: estas calderas tardan más tiempo en calentarse, pero tienen la capacidad de conservar el calor durante más tiempo. Perfectas si no necesitamos que la temperatura suba con rapidez pero sí, que se mantenga.

- Precio alto pero recuperación de la inversión en el corto plazo. Buena amortización.

- Precio muy elevado pero rápida recuperación del desembolso inicial.

Volver al menú de contenidos

Para qué viviendas es recomendable una caldera de pellets

La caldera de pellets puede utilizarse para obtener calefacción y agua caliente sanitaria. Por norma general, la encontramos en viviendas unifamiliares. Sin embargo, la caldera de pellets tiene también entre sus aplicaciones la calefacción urbana o district heating. En estos sistemas, el calor es producido en una central, donde se encuentra la instalación de la caldera. Por medio de una red de tuberías, el agua caliente o el vapor de agua circulan hasta los destinatarios.

Para poder utilizar una caldera de pellets, ya sea de cuerpo de acero o de cuerpo de fundición, es necesario llevar a cabo una rehabilitación energética de los edificios. Además, habría que mejorar también las instalaciones térmicas, ya que estas afectan al rendimiento. No existe un tipo de vivienda adecuado para cada tipo de caldera de pellets. Todo depende del desembolso que estemos dispuestos a realizar y de la preferencia que tengamos. Si deseamos que la resistencia sea mayor y el calor se mantenga, aunque tarde más en calentarse, escogeremos la caldera de pellet de fundición. Si por el contrario preferimos que se calienten con mayor rapidez, la caldera de pellet de cuerpo de acero será la idónea. Además, su precio es menor.

Artículos relacionados que te pueden interesar: