Registro de empresa

Compara ahora profesionales de tu provincia

Principio del funcionamiento de la calefacción

El sistema de calefacción utiliza una fuente de energía o combustible para generar calor. Mediante distintos sistemas, como podrían ser las tuberías, los radiadores o las resistencias eléctricas. Esta potencia calorífica va templando el ambiente del interior de la vivienda cerrada para aumentar gradualmente su temperatura. De esta forma, aunque la temperatura del exterior de la vivienda sea extremadamente fría, entre las paredes de la estancia se crea una burbuja de aire cálido que protege a las personas de su interior de las inclemencias meteorológicas.

Sistema de calefacción: ¿individual o central?

¿Qué sistema de calefacción elegir según el suministro?

1. Calefacción de gas

La calefacción de gas es uno de los tipos de calefacciones más frecuentes. Aunque en su momento se la consideraba poco segura y eficiente, los avances de los últimos años y los nuevos añadidos tecnológicos (como termostatos o controladores de oxígeno) la han convertido en uno de los sistemas más eficientes. Calientan con mucha rapidez el ambiente. Este sistema es especialmente recomendable para espacios amplios y bien ventilados, como salones, estudios o comedores. Si se guardan unas medidas de seguridad básicas, son uno de los tipos de calefacción más apreciados. Perfecta para viviendas con espacios amplios y bien ventilados.

2. Calefacción de gasoil

La calefacción de gasoil está especialmente indicada para viviendas que no llegan a otras redes de suministro de gas, sobre todo en casas unifamiliares que cuenten con espacio para almacenar el gasoil.Tienen una alta velocidad de calentamiento y un mantenimiento muy sencillo. Pensada para casas unifamiliares con espacios amplios para albergar la caldera y el combustible.

3. Calefacción eléctrica

La calefacción eléctrica es muy frecuente en viviendas donde no se quiere o no es posible realizar ningún tipo de instalación. O incluso, para segundas viviendas o de uso eventual donde se hace un consumo mínimo. Por regla general, este tipo de calefacción en comparación con la de gas, y más concretamente con la de gas natural, no resulta muy rentable a la hora de controlar el consumo, ya que el precio es muy elevado. A no ser que se disponga de un tarifa eléctrica que cuente con discriminación horaria.

Elección de un sistema de calefacción

Tipos de calefacción: ¿cuántos tipos diferentes existen?

Caldera de gas

La caldera de gas es uno de los tipos de calefacción más habituales en las viviendas españolas. Consiste en una cámara de combustión que calienta el agua de su interior. Esta agua luego circula hasta unos radiadores metálicos que absorben y transmiten el calor del agua que circula por ellos. La mayoría de viviendas antiguas cuentan con la instalación de tuberías y radiadores necesaria para este tipo de calefacción. Genial para viviendas antiguas con instalación previa de radiadores.

Caldera biomasa

Caldera eléctrica

La caldera eléctrica tiene un funcionamiento similar a los otros tipos de caldera, solo que en lugar de utilizar combustibles fósiles para funcionar utiliza energía eléctrica. Esto significa que no requiere instalación de gas ni una ventilación superior para evacuar los gases de la combustión de estos tipos de calefacción. Las calderas eléctricas son especialmente adecuados para viviendas nuevas de tamaño medio. Ideal para viviendas con buena instalación eléctrica y espacio para la caldera.

Bomba de calor

La bomba de calor es el sistema inverso de un frigorífico. En el frigorífico, el objetivo es coger el calor y expulsarlo del espacio. En estos tipos de calefacción el sistema transporta la energía calorífica al lugar deseado en lugar de expulsarlo. Es uno de los sistemas más eficientes, ya que la energía que requieren para funcionar es menor de la que proporciona para caldear el ambiente. Pensada para nuevas viviendas con buena instalación eléctrica.

Suelo radiante

Emisores térmicos

Los emisores térmicos funcionan mediante energía eléctrica. Este tipo de calefacción reparte el calor gradualmente. Son especialmente apreciados por su eficiencia energética, dado que tienen inercia térmica (mantienen el calor con facilidad). Son de fácil instalación, programables y no generan humos, gases, olores ni resecan el ambiente. Con lo que mantienen el aire del interior de la vivienda limpio y agradable. Es especialmente recomendable para viviendas de tamaño medio sin grandes necesidades de calefacción. Bien porque cuentan con un buen aislamiento, bien porque están en zonas geográficas templadas. Este tipo de calefacciones son muy adecuados para viviendas medianas sin grandes necesidades de calefacción.

Estufas

Es un tipo de calefacción muy habitual, ya que ha sido uno de los primeros en instalarse en las viviendas. Consiste en la quema de material biodegradable, como pellets, madera o carbón. Mantiene el fuego de la combustión en el interior de la cámara y regula la entrada de aire para evitar una combustión descontrolada. En los últimos años se ha dado en llamar estufa a otros tipos de calefacciones que emiten calor mediante la energía eléctrica, aunque la estufa original es uno de los tipos de calefacción que funcionan por combustión. Ideal para viviendas amplias y antiguas.

Acumuladores

Los acumuladores son unos tipos de calefacciones funcionan gracias a unas resistencias eléctricas. Estas, al calentarse mediante la electricidad, liberan calor al ambiente de forma progresiva y lo caldean de forma controlada y agradable. Tienen una instalación muy sencilla, ya que no requieren obra. Además, son ecológicos y tienen un mantenimiento de baja intensidad. Son especialmente aptos para viviendas nuevas que cuenten con una buena instalación eléctrica. Pensada para viviendas de nueva construcción con una buena instalación eléctrica.

Radiadores

El radiador es un tipo de sistema de emisión de calor que forma parte de la calefacción centralizada. Transmite el calor a través de radiación o agua caliente, que calienta sus materiales. La mayoría de casas están preparadas para estos tipos de calefacciones. Pero es una buena opción para viviendas antiguas con instalación previa de radiadores.

¿Qué recomiendan los profesionales del sector?

¡Infórmate!

Es importante que te informes antes de decidirte por un proyecto de calefacción . ¡Lee nuestros artículos informativos!

¡Pide presupuestos!

Cuéntanos lo que necesitas y recibe hasta 5 presupuestos diferentes - gratis y sin compromiso

¡Compara y ahorra!

Compara los presupuestos y ahorra hasta un 30%

Fuentes de las imágenes:

  • Calefacción central: ©Wellnhofer Designs - Fotolia.com
  • Calefacción individual: ©nikkytok - Fotolia.com
  • Comparación de sistemas: ©carballo - Fotolia.com
  • Calefacción eficiente: Contenidosclick.com
  • Energías renovables: ©vege - Fotolia.com
  • Tipos de calefacción: ©logo3in1 - Fotolia.com
  • Caldera biomasa: ©chara - Fotolia.com
  • Consejos sobre calefacción: ©karepa - Fotolia.com
  • Calefacción por infrarrojos: ©bilanol - Fotolia.com
  • Cómo mantener la casa caliente: ©Tiko - Fotolia.com
  • Calefacción inteligente: ©andriano_cz - Fotolia.com