Registro de empresa

Calefacción azul: ¿merece la pena?

El calor azul o energía azul, se le denomina a los radiadores eléctricos de ultima generación. James Prescott Joule descubrió en el año 1841 al que se le denomina el efecto Joul, que determina que si se hace pasar corriente eléctrica por un conductor, parte de la energía cinética de los electrones se transforma en calor. Este es el principio básico de los “radiadores eléctricos de calor azul”. Por regla general, se le conocen de diferentes formas: energía azul, calefacción azul o incluso radiadores de luz azul. Y su funcionamiento se lleva a cabo a través de una resistencia eléctrica que cuenta dentro con una carcasa de aluminio que lleva un fluido caloportador (aceite).
Menú de contenidos:

¿De dónde surgió la idea del calor azul?

Se denomina calefacción azul a los radiadores eléctrico de última generación. Este tipo de radiadores, es una evolución de los clásicos radiadores eléctrico de aceite. Un aceite que en los radiadores de calor azul se denomina "Sol azul". Ahora bien, el origen de comercialización de este tipo de calefacción no se sabe con certeza, lo que si se sabe con es que se trata de una idea meramente basada en el marketing para poder vender estos productos o equipos con mayor facilidad. Al momento de presentar los puntos fuertes de la calefacción azul es muy común escuchar hablar de un fluido térmico caloportador de alta inercia térmica.

Fuente de la imagen: ©Kaspars Grindvals - Fotolia.com

A decir verdad, los radiadores de calor azul cuentan con algunas diferencias en relación a los radiadores eléctricos tradicionales. Estas diferencias radican básicamente en la composición de su estructura externa, hecha de aluminio; y en la instalación de una pantalla azul digital. Por lo demás, cómo ya hemos mencionado anteriormente, su funcionamiento no es diferente al de cualquier tipo de radiador tradicional.

Volver al menú de contenidos

Tipos de calefacción azul que encontramos en el mercado

Antes que nada debemos dejar algo en claro, los radiadores de calor azul no son radiadores eléctricos de bajo consumo.Los radiadores azules calientan a través de una resistencia eléctrica y esto implica un alto consumo energético. Sin embargo, este tipo de radiadores tienen incorporados algunas mejoras al momento de su fabricación. Ya que suelen traer una pequeña pantalla que permite al usuario configurar un temporizador y un termostato, lo que ayuda al comprador a controlar la temperatura en la estancia que deseamos calentar. Pero hoy en día no son los únicos que suelen traer este tipo de termostatos, sino también es muy frecuente verlos en los radiadores eléctricos. Por lo que podemos afirmar que este tipo de calefacciones son radiadores de aceite programable, más vistosos, con un nombre más atractivo que los demás, pero en realidad no existe ninguna diferencia respecto a su funcionamiento, si lo comparamos con un radiador tradicional.

Volver al menú de contenidos

Ventajas y desventajas de la calefacción azul

Ventajas:

1. Carcasa de aluminio

Visualmente suelen ser equipos bastante “bonitos“ o más vistosos que los radiadores de aceite normal. Se pueden encontrar en el mercado con diferentes diseños adaptables para diferentes gustos.

2. Tienen integrado un termostato

Todos suelen traer un termostato, sin embargo, debemos mencionar que muchos otros radiadores también traen incorporado un termostato en la actualidad.

3. Son radiadores programables

Una de las ventajas de estos equipos es, que se pueden programar según las necesidades de cada usuario. Debido a esta función, podemos ahorrar un poco más en energía, pero no debido a la eficiencia del equipo, sino más bien a la educación ambiental.

Desventajas:

1. Son más caros

Al ser comercializados como equipos especiales o con mejores diseños, suelen ser equipos mucho más caros que los radiadores tradicionales.

Además, en cuanto a ventajas de funcionamiento o eficiencia, no se diferencian en lo absoluto de los demás.

2. Consumo de energía

Este tipo de radiadores llega a consumir una mayor electricidad en determinadas situaciones (consumo mensual de los radiadores de calor azul o radiadores de energía azul), por lo que pueden ser menos eficientes y más caros que otros sistemas de calefacción convencionales.

Ventajas de la calefacción azul Desventajas de la calefacción azul
  • Son equipos mucho más visuales que los demás.
  • Son equipos mucho más costosos a pesar de no ser diferentes
  • Al ser comercializados suelen traer extras como un termostato integrado
  • No son equipos más eficientes que los demás
  • Los puedes programar a tu conveniencia
  • "Azul" es más una estrategia de marketing
  • Especial para segundas viviendas
  • Requieren de más mantenimiento

Volver al menú de contenidos

¿Son los radiadores de calefacción azul eficientes?

El sistema de los radiares de calefacción azul, o calor azul, tienen una eficiencia del 100%. Esto quiere decir que para generar 1W de calor, utiliza, más o menos, 1W de electricidad. Por lo que en términos de eficiencia no se puede comparar, por ejemplo, con una bomba de calor, ya que no cuenta con un alto rendimiento. ¿Qué quiere decir esto? que si por cada Watio que necesitamos para generar calor se utiliza un 1W de electricidad, no tenemos la posibilidad de ser eficientes, ni tampoco conseguir un ahorro de energía notorio en nuestras facturas al final de mes.

Volver al menú de contenidos

¿Merece la pena instalar calefacción azul en casa?

Si hablamos de la parte positiva de la calefacción azul, podemos mencionar que, la instalación de este tipo de sistema es relativamente barato, en comparación con otros tipos de calefacción. Ya que su su instalación no requiere de obras adicionales. Simplemente, se deben acoplar los radiadores a la pared y conectarlos posteriormente a una toma eléctrica. De esta forma el gasto inicial no es muy elevado. Pero si nos referimos a términos de eficiencia, como ya hemos comentado anteriormente, el calor azul no es de la mejores opciones. Con instalaciones, en las que se tenga que hacer una inversión inicial mayor, como por ejemplo de un sistema de calefacción de gas, se puede llegar a rentabilizar la inversión inicial en un par de años gracias al menor coste mensual por calefacción. Todo un beneficio si lo comparamos con el gasto que produciría a largo plazo un sistema como el de calefacción azul.

Así todo, una instalación de calefacción azul en casa, podría ser necesaria, en caso de que no contemos con un fácil acceso al suministro gas o que, incluso, la distribución de este tipo de combustible en la zona no sea segura o se pueda llevar a cabo en las mejores condiciones. Antes de la instalación de una calefacción azul o de la compra de un equipo de calor “azul“ te recomendamos que te dejes asesorar por un especialista en calefacciones y explicarle las necesidades que tienes en el hogar. No necesariamente debes instalar un sistema de calefacción azul sino debes tener en cuenta que una caldera de las tradicionales te podría venir a la perfección.

Este artículo ha sido redactado por: Christian Abele, redactor www.HogarSense.es