¿Caldera mural o de pie?: diferencias y ventajas de cada una

3 de diciembre de 2020
Si estás pensando en comprar una caldera y siguiendo con nuestra "Guía para elegir una caldera" queremos hablarte en este artículo sobre las calderas de tipo mural y de pie. Y es que cuando un instalador autorizado nos estudia el tipo de calefacción que necesitamos, la elección de la caldera que mejor se adapte a nuestras necesidades es parte fundamental.Y dentro de esa elección decantarse por una mural o de pie es una de esas decisiones. En principio existe gran variedad, pero en función de diferentes aspectos relacionados con características de la vivienda y necesidades de consumo, esa gama de modelos se reduce sensiblemente. Por eso, en este artículo queremos explicarte las diferencias y características entre ambas calderas. Empecemos.
Artículo escrito por:
Marcos Carbonell, Redactor de www.HogarSense.es
CalefacciónGuía para comprar una calderaCalderas murales o de pie
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©ductless.ca

¿Cuáles son las diferencias entre calderas murales y de pie?

La diferencia más apreciable de estos dos tipos de calderas: caldera mural o de pie, es precisamente su posición o lugar de instalación. Como su propio nombre indica una caldera mural, se instala colgada de la pared. Aprovechando cualquier pequeño espacio disponible en la cocina u otra estancia donde tengamos acceso a las tuberías de agua, y una fácil salida al exterior, para la chimenea de humos.

Por otro lado, una caldera de pie, evidentemente se instala sin ninguna fijación. Unicamente apoyada sobre sus propias patas de soporte y en ocasiones sobre un poyete de obra preparado exproceso, para que este un poco elevada.

Fuente de la imagen: ©ductless.ca

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Características de calderas murales

Como ya hemos indicado en el apartado anterior, la principal característica, y la que es más fácil de observar por cualquier persona sin ningún conocimiento del tema, es que una caldera mural siempre se encuentra instalada en la pared. Este tipo de calderas se caracterizan porque ofrecen una solución de calefacción minimizando el espacio utilizado, para así, facilitar su instalación en cualquier espacio disponible en la vivienda. Un factor que no afecta a las prestaciones de la caldera a nivel de eficiencia, potencia y rendimiento, gracias a la nuevas tecnologías e innovaciones aplicadas a este tipo de sistema de calefacción. A continuación, te damos algunas claves más de las caldera murales:

Tamaño

La caldera mural es una solución perfecta para pequeños espacios. Sus dimensiones no suelen superar a las de un armario alto de cocina: no más de 70 cm de altura, 50 cm de anchura, y 40 cm de profundidad.

Peso

La ventaja que tiene una caldera mural o una de sus características es su relativamente bajo peso. Gracias a los nuevos materiales que son muy resistentes y lo suficientemente ligeros como para poder utilizarlos en una caldera mural. El peso de una caldera mural puede oscilar entre los 35 kg de una caldera mural de baja potencia que ronda los 35 kW, y los 65 kg, de una caldera mural que dispone de un interacumulador integrado de 46 litros de Agua Caliente Sanitaria

Potencia

Como hemos comentado, la aplicación de nuevos materiales y tecnologías, una caldera mural puede llegar hasta los 40 kW de potencia térmica.

Combustibles

Una caldera mural solo esta disponible en gas como combustible. Puede ser gas propano, para conectarla a una batería de botellas o a un tanque, que se utiliza en las zonas donde no hay gas canalizado, y cada vivienda debe disponer de espacio para la instalación de estas botellas o del tanque de gas. O gas canalizado o natural, que es la opción disponible ya en muchas ciudades de España.

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Vivienda tipo

La caldera mural se adapta generalmente a viviendas unifamiliares, bien sean pisos en las ciudades, o casas de campo, adosados o viviendas aisladas de una superficie máxima de unos 175 - 200 m2. Aunque esto puede variar en función de la zona climática donde está ubicada la vivienda, y de la calidad del aislamiento y cerramientos que dispone. Ya sabemos que cuanto mejor aislada esta una casa, es decir tiene una calificación energética mejor, menos calefacción necesitará.

Cabe decir que los fabricantes han desarrollado un sistema para poder utilizar un modelo de caldera mural, y unir varias de ellas de forma que la potencia se sume y poder abastecer a grandes consumos de calefacción y agua caliente sanitaria, como gimnasios, piscinas publicas, etc.

¿Estas pensando en cambiar tu sistema de calefacción o hacer una nueva instalación?, Hogarsense te ayudar a contactar con empresas homologadas que estudian tu instalación.

Volver al menú de contenidos

Características de calderas de pie

Las calderas de pie se instalan directamente en el suelo, sin ningún tipo de sujeción. Y puede haber diferentes motivos para este tipo de diseño o instalación, pero por lo general lo condiciona el peso de la propia caldera. A pesar de su mayor tamaño y peso, los fabricantes han desarrollado la tecnología, el diseño y la estética de la caldera de pie para que se pueda integrar en una cocina.

Esto es posible cuando la caldera de pie es de gas. Pero desgraciadamente con otros combustibles dificulta su instalación dentro de la vivienda debido a la suciedad y olores. Como serían calderas de gasoil o de pellets que además, necesitan de un depósito extra para abastecer a la caldera de suministro energético necesario para su funcionamiento. A continuación, te damos todas los aspectos a considerar de una caldera de pie:

Tamaño

La caldera de pie es como hemos comentado de un tamaño mayor a una caldera mural. Y sus dimensiones varían desde los modelos más pequeños, que superan los 80 cm de altura, 50 cm de anchura, y 65 cm de profundidad, hasta los modelos grandes que llegan a los 170 cm de altura, 50 cm de anchura, y 65 cm de profundidad.

Peso

También el peso de una caldera de pie es superior a la caldera mural. Y es el principal motivo por que el se decide generar un diseño tipo lavadora o nevera. Los pesos de una caldera de pie varían sensiblemente en función del tipo de combustible. Esto es debido a que las calderas de gas se construyen con un quemador de acero, mientras que las calderas de pie de gasóleo, o biomasa se construyen con una cámara de combustión de hierro de fundición, y la cantidad de material que se necesita es mucho mayor.

Para una caldera de pie de gas los pesos pueden variar entre los 79 y los 90 kg. En cambio, cuando hablamos de una caldera de pie con una cámara de combustión de hierro de fundición, nos vamos a pesos de 140 y hasta 225 kg. A estos pesos deberemos añadir la cantidad de agua que son capaces de calentar y acumular aquellas calderas que disponen de ellos, para poder dar servicio de Agua Caliente Sanitaria.

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Potencia

Otro de los motivos que provocan que la caldera de pie tenga un mayor tamaño, y por consiguiente un mayor peso, lo que obliga a que tengan que instalarse de pie, es que suele haber calderas de pie de mayor potencia, para hacer frente a demandas más grandes que las habituales de una vivienda. Por eso, encontramos desde las de menor potencia válidas para una vivienda, y que van desde los 30 a 55 kW, las de media potencia que pueden llegas a 70-80 kW. Sin olvidarnos, las calderas industriales que pueden llegar a superar ampliamente los 1.000 kW de potencia.

Combustibles

Una caldera de pie, como ya hemos comentado puede funcionar con diferentes combustibles. Tanto la caldera de pie de gasóleo, como de biomasa, donde puede haber calderas de pie de pellets, astillas de madera, leña, o incluso caldera de pie de huesos de aceitunas. Al ser combustibles líquidos y sólidos tienen otro sistema de combustión y, por ello, necesitan de una cámara de combustión de mayores dimensiones y de un material que mantenga el calor para poder ser aprovechar mejor por el circuito que calienta el agua, tanto para calefacción, como para usos sanitarios.

Vivienda tipo

El tipo de vivienda o edificio al que una caldera de pie se puede adaptar, es mucho más variado, debido a la posibilidad de disponer de potencias mayores como por la variedad de combustibles. Es por ello que al igual que una caldera mural, una vivienda normal de unos 70 a 100 metros cuadrados, también puede disponer de calefacción con una caldera de pie. Pero cuando se necesitan grandes potencias en comunidades de vecinos, usos públicos e industrias, las calderas de pie son las que se utilizan.

Fuente de la imagen: ©euwid-energie.de

Volver al menú de contenidos

Diferencias entre calderas murales y de pie

Diferencias entre calderas murales y de pie
Característica Caldera mural Caldera de pie
Potencia (kW) 20 a 40 kW 20 a 70 kW y a 1500 kW
Dimensiones (Al*An*Pro) 70 * 50 * 40 cm Sin acumulador: 80 * 50 * 65 cm
Con acumulador: 170 * 50 * 65 cm
Industrial 130 x 320 x 184 cm
Peso (kg) 35 a 65 kg 140 a 225 kg
Nivel sonoro (dB) 45 a 69 dB 60 / 70 dB
Combustible Gas propano Gas propano
Gas natural o canalizado
Gas natural o canalizado Gasóleo
Biomasa (pellet, astillas, leña, …)
Tamaño máximo vivienda 200 m2 Cualquier tamaño


Artículos relacionados que te pueden interesar:
Siguiente artículo