Registro de empresa

¿Es la biomasa la fuente de energía del futuro?

En búsqueda de nuevas fuentes de energía que sean amigables con nuestro planeta, las comisiones internacionales de energía evalúan desde hace años las mejores alternativas que se pueden tener a corto plazo y de esta forma buscar una solución a uno de los principales problemas de consumo en la actualidad. La biomasa es una de esas fuentes de energía que se esta estudiando muy detalladamente y son muchos los que podrían asegurar que llegara ser la principal fuente de energía del futuro. ¿Pero sabes que es la biomasa y por que podría ser la energía del futuro?. La razón no solamente es sencilla, sino también muy interesante y te contamos a continuación los argumentos de estas posibles afirmaciones.
Menú de contenidos:

La unión Europea y los objetivos primordiales en cuanto a la energía

La unión Europea con el compromiso en materia de cambio climático, alcanzo en el año 2011 un acuerdo en los que se prevé que se reduzcan los gases de efectos invernaderos entre el año 2050 – 2100 entre un 80 % y 95 %. Un acuerdo que involucra a muchos países y se ha comenzado con un proceso de descarbonización energética que ha llevado a las energías renovables, tales como la biomasa, a ser protagonista en primera plana de la energía mundial. Una transición que debe ser sólida y flexible, donde es necesario contar con todas las tecnologías y energías disponibles. Ya que se puede poner en riesgo la eficiencia económica y la seguridad de los suministros a nivel mundial.

Volver al menú de contenidos

Pero, ¿por qué la biomasa es protagonista principal en este acuerdo?

En lo que respecta a países donde la industrialización ha sido el motor de la economía, la biomasa está adquiriendo mucha fuerza. Además, actualmente la biomasa supone un tercio del consumo energético en África, Asia y Latinoamérica y aportando energía a una media de 2.000.000 millones de personas.

Este tipo de energía renovable abarca ya el 9,2% del total de la energía primaria mundial y un 70, 2% de la energía renovable. En Europa, países como Francia, Suecia y Finlandia se encuentran a la cabeza de su desarrollo. Para hacernos una idea la cantidad de energías renovables producidas en Europa aumentó alrededor de un 67% entre 2006 y 2016. Además las energías renovables más usadas en Europa fue la madera y otros biocombustibles, así como residuos renovables, representando casi el 50% de la producción de energías limpias. Y es que la biomasa es un tipo de energía que cuenta con muchas ventajas

Volver al menú de contenidos

¿Qué papel juega la biomasa en España en la actualidad?

España ocupa en la actualidad el sexto lugar a nivel Europeo al contar con 22 centrales termoeléctricas de biomasa y ha cerrado el año con alrededor con un 23% más de instalaciones de calefacción por biomasa, en número alrededor de 46.000 más. Un crecimiento que ha sido exponencial desde 2009, según indica el observatorio de biomasa. En lo que respecta al número de nuevas instalaciones, Andalucía es la comunidad donde se han dado el mayor número de instalaciones en 2017 con 11.800. Seguida de Castilla y León (6.649) Cataluña (4.222) y Galicia (2.959).

Haciéndonos eco del cálculo aproximado para determinar la biomasa excedentaria realizado por la empresa Ence, y cumpliendo los criterios del decálogo que ellos mismos se auto-impusieron para la sostenibilidad de la biomasa como combustible, se garantiza un uso respetuoso con el medio ambiente de este recurso energético, así como con otros usos prioritarios de la biomasa. En este sentido, el Estudio realizado contempla las siguientes limitaciones para asegurar la gestión sostenible y responsable de la biomasa térmica:

  • No se considera como combustible madera de más de 10 cm de diámetro.
  • Dejar biomasa suficiente para asegurar que el suelo no pierda nutrientes, y se evite el arrastre del sustrato por las lluvias.
  • Limitar la distancia de recogida de la biomasa para minimizar la huella de carbono.
  • Se respeta en todo momento la prioridad de la utilización de la biomasa para la alimentación del ganado.
  • Además, según los cálculos de la misma empresa, las perspectivas de generación son muy buenas para diversos territorios peninsulares, como son las comunidades de Castilla y León, Extremadura, Castilla la mancha, Aragón, Comunidad Valenciana y Andalucía. Con potencias que oscilan entre los 0,7 GWt de Valencia y los 2,7 GWt de Andalucía.

Volver al menú de contenidos

¿Qué ventajas ofrece la biomasa para jugar un rol tan fuerte en cuanto a la energía?

1. Es económica: la energía por biomasa cuesta entre tres y cuatro veces menos que los combustibles fósiles.

2. Contribuye a limpiar los bosques: al tratarse de residuos de la naturaleza, la utilización de la energía por biomasa contribuye con la limpieza forestal. Se evitan así los incendios, la erosión y la degradación del suelo. Además, el transporte de este material no supone altos costes.

3. No contamina y respeta el medio ambiente: su combustión no emite gases tóxicos. Las plantas expulsan el mismo CO2 que habían absorbido previamente, por lo que no aumentan los niveles de las emisiones. Por otra parte, puesto que estos recursos naturales son realmente residuos, estamos dándole un uso a los excedentes generados.

4. Fuente de energía renovable: supone la alternativa más ecológica y económica, debido a que podemos encontrarla en grandes cantidades en la naturaleza. Pero no solamente con el hecho de tener todas estas ventajas, se hará el cambio por si mismo.

¿Tiene desventajas?

No todo pueden ser ventajas y nuestra responsabilidad es también presentar las desventajas que tiene la misma, aunque debemos dejar en claro que, son muy pocas en comparación con otras fuentes de energía:

Desventajas de la biomasa

1. Cultivos destinados a biomasa

  • Disminución de la producción agrícola relacionada con alimentos para el consumo humano.

2. Dificultad y contaminación en el procesamiento y manejo

  • Para la obtención de los combustibles como el biogás o el biodiesel se utilizan procesos químicos.
  • Este es un proceso relativamente complejo y un poco peligroso de manejar

3. Bajo Poder Calorífico (densidad energética)

  • La biomasa como sus derivados tienen una densidad energética más baja que la de los combustibles fósiles, un poder calorífico menor.
  • Esto hace que se necesite más espacio de almacenamiento, es decir, se necesitan más kilos o litros de biomasa o sus combustibles.

Volver al menú de contenidos

Tipos de biomasa

Tipos de biomasa

Residuos agrícolas leñosos

  • Procedentes principalmente de las podas y tratamientos de árboles de producción agrícola.
  • Se caracterizan por ser un producto estacional ya que solo producen en determinas épocas del año, principalmente invierno y primavera.

Residuos agrícolas herbáceos

  • Pajas de cereal y las cañas de maíz.
  • También tienen un carácter estacional produciéndose únicamente en la época de recogida de sus respectivos cereales, principalmente al final del verano y principios del otoño.
  • Son muy utilizados en las grandes plantas de generación eléctrica, pero que necesitan de una logística muy cuidada.

Residuos forestales

  • Residuos procedentes de los tratamientos y aprovechamientos de las masas forestales, limpieza de bosques y montes.

Residuos industriales

  • Tratamiento forestal y agrícola.
  • Los generados en las industrias de primera y segunda transformación de la madera y de las industrias conserveras, de envasado de frutos secos o de las almazaras.
  • En este caso se pierde la estacionalidad, ya que estas industrias tienden a almacenar su materia base para ir trabajando durante todo el año.

Cultivos energéticos

  • Su aprovechamiento directo, y no como un residuo.
  • Requieren de una adecuada planificación de dichos cultivos destinados a producir energía y los enfocados al consumo de las personas y animales.

Volver al menú de contenidos

La biomasa como sistema principal de calefacción

Con esta fuente de energía, se puede lograr hasta un 75 % de ahorro de la energía que consumimos a diario con los sistemas de calefacciones tradicionales y que funciona de la misma forma que una caldera tradicional. Pero con la que podemos obtener aún más beneficios si utilizamos acumuladores de energía como sistema complementario a una caldera de biomasa.

En lo que respecta a las estufas por biomasa requieren un contenedor que permita acumular combustible cerca de la caldera. Como vemos se trata de un tipo de instalación respetuosa con el medio ambiente, que no sólo produce energía a través de diferentes elementos orgánicos: pellet, residuos forestales o cascaras de frutos entre otros, sino que poco a poco está ganando protagonismo dentro del sector de la energía.

Si te parece interesante esta información sobre la biomasa y sistemas de calefacción, y necesitas ayuda para tu próximo proyecto, renovación de tu calefacción o una nueva instalación, nos puedes pedir un presupuesto.
Artículos relacionados que te pueden interesar:
Este artículo ha sido redactado por: Christian Abele, redactor www.HogarSense.es