Suelo radiante refrescante

2 de abril de 2020
Las ventajas del suelo radiante son numerosas: su eficiencia, alimentación por fuentes de energía renovable, ahorro considerable o menor potencia requerida para climatización, entre otras. Pero ¿es posible utilizar suelo radiante en época de calor? Sí, es posible y es de gran utilidad las instalaciones de suelos radiantes refrescantes ya que aclimatan las estancias y representan gran ahorro para el consumidor. En el siguiente artículo, te contamos todo lo relacionado a las instalaciones de los suelos radiantes refrescantes.
Artículo escrito por:
Christian Abele, Redactor de www.HogarSense.es
Suelo radiante refrescanteMenú de contenidos:

Suelo-radiante-refrescante

Fuente de la imagen: ©Fotolia

¿De qué se compone una instalación de suelo radiante refrescante?

Una instalación de climatización integral por suelo radiante/refrescante se compone del generador: una bomba de calor aire-agua reversible donde se calienta o enfría el agua, los elementos necesarios para la distribución de la misma y los elementos que regulan y controlan el funcionamiento del sistema.

Los sistemas de suelo radiante/refrescante optimizan la utilización de generadores de la máxima eficiencia energética, con lo que se disminuye el consumo, se reduce la emisión de contaminantes a la atmósfera y se respeta el medio ambiente. El empleo de bombas de calor aire-agua reversibles, que permiten además su combinación con captadores solares térmicos o con calderas de condensación, es una interesante solución para una climatización integral.

Volver al menú de contenidos

¿Cómo funciona el suelo radiante refrescante?

El funcionamiento de suelo radiante refrescante, es básicamente igual que cuando se utiliza en el modo invierno o calefacción. Los equipos de suelo radiante para frío hacen circular agua fría por sus circuitos para enfriar la superficie. Así, de esta forma, es posible que el suelo de las estancias se enfríe logrando una temperatura inferior a la temperatura ambiente del espacio a climatizar y emana frío.

También debemos mencionar, que las instalaciones de suelo radiante son compatibles con diferentes tipos de superficies o suelos (parqué, cerámica, mármol, etc.). Aunque siempre deben evitarse aquellos materiales que sean buenos aislantes térmicos. De esta forma se logrará eludir que le cueste realizar la función de refrigerar o calentar las estancias. Ya que el suelo radiante se instala dentro o debajo de la superficie final del suelo de hormigón.

Volver al menú de contenidos

¿Qué tipo de instalación debemos realizar?

Para las instalaciones del suelo radiante modo calefacción, se pueden utilizar calderas o equipos que mayormente suelen utilizar combustibles que se derivan del petróleo o que son formados por la biomasa. Pero en el caso de la climatización o refrescamiento de las estancias o habitaciones, deberemos utilizar bombas de calor o equipos similares. Aunque estos también pueden producir agua caliente, y por lo tanto son más versátiles. Permitiendo su uso durante todo el año, al contrario de las calderas de gas, gasóleo u otros combustibles.

Artículos relacionados que te pueden interesar:
Si quieres pedir presupuestos gratis y sin compromiso sólo tienes que que pinchar aquí.

Volver al menú de contenidos

Ventajas del suelo radiante de forma directa

✓ Mayor confort

Gracias a que las instalaciones de suelo radiante refrescante son bastante efectivas, es posible conseguir un mayor confort para los usuarios de la vivienda. Este confort se traduce en que las personas no experimentan sensación de calor ni de frío, existe un equilibrio; es decir, cuando las condiciones de humedad, temperatura y movimientos del aire son favorables a la actividad que practicamos, sea descansar en casa o estar trabajando en nuestra oficina.

✓ Temperatura uniforme

En el caso de los aires acondicionados, el frío se nota más cuando estamos cerca de uno o en su dirección. En el del suelo radiante, la sensación es igual en todas partes de la estancia.

✓ Ahorro energético

Cuando practicamos la instalación de suelo radiante se puede llegar a ahorrar entre un 20 y un 10% con relación a un sistema de calefacción convencional.

✓ Con mayores beneficios para la salud

Es una instalación más saludable principalmente al no producir corrientes de aire que mueven el polvo, evita también la sequedad y la baja humedad permite evitar la aparición de ácaros.

✓ Utilizable en invierno como en verano

Tiene la capacidad tanto de enfriar en verano cómo calentar en invierno, lo que la convierte como uno de esos sistemas que son de gran provecho en las casas o pisos.

✓ De gran rendimiento

Es una instalación constante en horas de trabajo siendo útil para edificios y casas con ocupaciones altas. Por lo general, cuando en las viviendas suelen haber muchas personas en época de calor, las habitaciones suelen calentarse más rápidamente por el calor que producen los humanos, lo cual sería una ventaja en invierno pero no en verano.

✓ Transmisión radiante

La absorción de calor no se produce por ninguna vía aérea. Mana, literalmente, del suelo. Esto quiere decir que no hay ninguna corriente de aire frío que resulte molesta o perjudicial.

✓ Temperatura uniforme

En el caso de los aires acondicionados, el frío se nota más cuando estamos cerca de uno o en su dirección. En el del suelo radiante, la sensación es igual en todas partes de la estancia.

Beneficios del suelo radiante

La temperatura es uniforme

✓ Gracias a la estructura del suelo radiante, se obtiene la sensación de una mejor distribución

Para todo el año

✓ Es un sistema o instalación que se puede utilizar tanto en verano como en invierno

Rendimiento inigualable

✓ Uno de los sistemas o instalaciones que mejor rendimiento tienen en relación al consumo energético

Mucho confort

✓ No se experimenta sensación de frío ni calor aumentando la sensación de un mejor estado físico en los usuarios

Saludable

✓ No se producen corrientes de aire ni se distorsiona el polvo en las estancias o habitaciones

Volver al menú de contenidos

Precio medio y coste de mantenimiento

El precio de la instalación de un suelo radiante refrescante, dependerá de varios aspectos, tales como: tamaño de la estancia, necesidades de calefacción y refrigeración, n° de personas, altura de la estancia, entre otras. Sin embargo, podemos decir que una instalación de suelo radiante-refrescante puede rondar los 40-50€/m2. A esto tendríamos que sumarle la cantidad que cueste levantar el suelo y poner de nuevo el firme.

Por eso mismo, casi siempre se recomienda instalar el suelo radiante-refrescante para nuevas viviendas o renovaciones. De esta forma podremos lograr un ahorro considerable por posibles obras posteriores que se deban realizar, solamente para la instalación del suelo radiante refrescante. Si queremos saber exactamente cuánto nos puede costar una instalación completa de suelo radiante, es recomendable contactar con un profesional o empresa especializada.

Artículos relacionados que te pueden interesar:
Siguiente artículo