¿Cuál es el mantenimiento de la caldera de gasoil?

22 de julio de 2022
Las tareas de mantenimiento de la caldera de gasoil son relativamente sencillas. Incluso algunas de ellas las podemos realizar nosotros mismos. Así todo, es conveniente dejar que un profesional realice una revisión completa. Así garantizamos un correcto funcionamiento, un consumo mínimo y ganamos en seguridad y tranquilidad. A continuación, vemos las tareas del mantenimiento y aspectos de la normativa que afecta a las calderas de gasoil. Además, vemos qué tipos de gasoil hay y las opciones al cambiar la caldera de gasoil.
Artículo escrito por:
Marcos Carbonell para www.HogarSense.es
¡Encuentra ahora a los mejores profesionales!
  • Empresas de confianza cerca de tí
  • Hasta 3 presupuestos con una sola consulta
  • Garantizado: ¡Fácil, gratis y sin compromiso!
CalefacciónCaldera de gasoilMantenimiento caldera gasoil

Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es


¿Qué mantenimiento tiene una caldera de gasoil?

El mantenimiento de una caldera de gasoil no es muy complicado. Aun así, no son tareas que debamos hacer nosotros mismos por varios motivos. Uno de ellos es que quizás no dispongamos de las herramientas adecuadas. Sin embargo, el motivo más importante es que podemos equivocarnos en algún paso y provocar una avería, un mal funcionamiento o accidente.

A continuación, enumeramos las principales actividades para un correcto mantenimiento que un técnico homologado deberá ejecutar en nuestra caldera de gasóleo:

» Limpieza del interior de la caldera

La combustión del gasóleo genera gran cantidad de carbonilla que se va depositando en el interior y en otras partes de la caldera. Por ello, los expertos recomiendan la limpieza del hogar de combustión una vez al año, como mínimo.

Con respecto al circuito de agua, también debe ser desmontado para eliminar los restos de cal que se acumulan en las paredes. Ya que si dejamos que se acumule en gran cantidad se crea una pared interior que no deja circular el agua de manera adecuada. Además, esta capa de cal se comporta como un aislamiento y provoca una disminución del rendimiento de la caldera.

Limpieza de filtro y quemador

El filtro del gasoil se incorpora para evitar que las partículas que pueda llevar el combustible obstruyan los quemadores u otras partes, antes de que se queme. Por ello es imprescindible que una vez al año, mínimo, se limpie y retiren todas esas impurezas.

Del mismo modo que en el hogar de la caldera, en el quemador también se pueden ir quedando cenizas y carbonilla. Estas pueden llegar a tapar la boquilla del quemador u otras partes, impidiendo que la caldera funcione. Por ello es necesaria su limpieza de vez en cuando.

Revisión de la llama

Esta pequeña revisión de la caldera de gasoil podemos hacerla nosotros mismos. Ya que únicamente debemos conocer que llama es la correcta y observarla de vez en cuando. En el caso que la llama varía de tamaño, color o intensidad de este es que algo no funciona bien. O es por un cambio en la calidad el combustible, o porque la caldera no realiza bien la dosificación de aire para la combustión u otro. En estos casos debemos avisar a un técnico para que proceda con una inspección en profundidad.

Control de la presión de la caldera

La caldera dispone de vasos de expansión; uno para el circuito de calefacción y otro para el agua sanitaria. Por ello dispone de manómetros donde se puede comprobar la presión en ambos circuitos. Cada modelo de caldera soporta unas presiones, que por lo general están entre los 1,5 y 2 bar.

Cuando la presión disminuye es que el circuito ha perdido agua, deberemos verificar donde está la fuga y después rellenar el circuito hasta la presión que nos haya indicado el fabricante o el instalador. Si la presión está alta, puede deberse a un problema con los vasos de expansión o alguna válvula. Lo mejor es avisar a un técnico para que revise toda la instalación.

¿Necesitas cambiar tu caldera? ¡Te llamamos!

Volver al menú de contenidos

Normativa que afecta a las calderas de gasoil

Al igual que todas las instalaciones para calefacción, la normativa de calderas de gasoil también está marcada por el RITE o Reglamente de Instalaciones Térmicas en Edificios. Aquí se marca la obligación que la instalación, mantenimiento o manipulación de estos equipos sea realizada por un técnico homologado.

Respecto al mantenimiento, se indica que por lo menos una vez al año, un técnico homologado debe hacer una revisión de la caldera de gasoil y comprobar que todo funciona de forma adecuada. También se indica en la actualización del 2007, que se prohíbe la fabricación e instalación de calderas de gasóleo atmosféricas. De modo que se asegura mayor seguridad para los usuarios y menor contaminación en la atmósfera.

Si disponemos de una caldera de gasoil, también nos afecta el Reglamento de Instalaciones Petrolíferas, puesto que necesitamos almacenar cierta cantidad de gasóleo. De forma que en función del volumen del depósito de gasoil deberemos disponer del espacio suficiente para mantener las distancias de seguridad. Además de disponer de ciertas medidas para evitar accidentes, incendios u otros.

Todo esto es mejor dejarlo en manos de los instaladores con experiencia, ya que ellos conocen todos los detalles de las leyes y normas. De modo que ganamos en tranquilidad y nos aseguramos tener una instalación de calefacción con las máximas garantías.

El objetivo de realizar una revisión de la caldera de gasoil con un mantenimiento anual, es para asegurar su correcto funcionamiento. De modo que se garantice la seguridad, tanto del equipo como de las personas que lo usan.

Inspección obligatoria

La inspección obligatoria que marca el RITE, también debe ser ejecutada por un técnico cualificado y su periodicidad es de 5 años. Por lo general, cualquier empresa instaladora está cualificada para desempeñar dichas tareas de inspección. Aunque debe estar autorizada y homologada para ello por el organismo competente de la Comunidad Autónoma donde vivimos.

Volver al menú de contenidos

¿Qué tipo de gasoil usan las calderas?

Todo el gasóleo es igual, aunque tiene ciertas diferencias en función de su uso. Una de ellas es el color, que se le añade para distinguirlo, y uno de los motivos es por el precio diferente, en parte debido a los impuestos. Así distinguimos tres clases de gasoil:

  • Gasóleo A o automoción

Tiene un tono amarillento y es el que más impuestos soporta. Por ello es el gasoil más caro.

  • Gasóleo B o agrícola

Tiene un tono rojizo. Suele estar subvencionado para aquellos agricultores que cumplen unos ciertos requisitos, de modo que se apoya la actividad primaria de la economía.

  • Gasóleo C o calefacción

Tiene un tono azulado o verdoso. Suele tener un precio algo menor que los anteriores, debido a que contiene más impurezas. Se utiliza este gasóleo para calefacción porque en sus inicios, las calderas de gasoil eran más bastas y no les perjudicaba tanto como a los vehículos las impurezas que lleva este gasóleo. Ya que es el que más abajo queda, en los tanques de refinado del petróleo.


¿Necesitas una caldera o calefacción nueva para tu casa?

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

¿Cómo cambiar la caldera de gasoil?

La decisión de cambiar la caldera de gasóleo puede ser debida a dos motivos principales. Uno de ellos es la edad y los problemas que nos causa una caldera muy vieja. El segundo es el cambio a un sistema menos contaminante y más eficiente. Aun así, cuando una caldera de gasoil ya es vieja, su eficiencia es muy baja y las averías son constantes, quizás sea mejor cambiar a un sistema mejor.

Cambiar una caldera de gasoil por una de gas

Las calderas de gas están demostrando una gran eficiencia, mayo incluso que las mejores calderas de gasoil. Otro factor para este cambio es que contaminan mucho menos. Obviamente, las calderas de gas no son un ejemplo de ecología. Sin embargo, con la declaración del Parlamento Europeo de considerar como energía verde al gas, se ha dado un gran apoyo a este tipo de calderas.

Cambiar una caldera de gasoil por una bomba de calor

Este es el cambio más lógico por dos motivos, economía y eficiencia. Por economía, puesto que el precio de la bomba de calor se está reduciendo conforme se mejoran los procesos productivos. Además, se puede combinar con un sistema fotovoltaico que nos ayudará a ahorrar en el consumo de electricidad.

En cuanto a la eficiencia, ya que la bomba de calor aprovecha hasta el 75 % de la energía del aire para generar calor o frío. Tan solo, el 25 % de la energía que necesita es la eléctrica y la podemos obtener de forma gratuita con paneles solares.

¿Necesitas cambiar tu caldera? ¡Te llamamos!

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Otro tema de interés "Caldera de biomasa"