Registro de empresa

¿Cuánto cuesta poner suelo radiante en casa?

El suelo radiante es una de las opciones más rentables que existen actualmente en el mercado en lo que se refiere a sistemas de calefacción. Aunque el precio del suelo radiante puede ser elevado, la inversión se recupera en el corto plazo, ya que es muy eficiente y trabaja a poca temperatura, por lo que se reduce también el consumo.
Volver al menú de contenidos:

Cuánto cuesta poner el suelo radiante

El precio del suelo radiante en comparación con otros sistemas de calefacción puede ser elevado. Todo dependerá también del tipo que elijamos y de las características de nuestra vivienda. Así, no será lo mismo un piso pequeño que una vivienda de grandes dimensiones o un centro de trabajo. El cálculo, por tanto, varía en función del tamaño, y estará también relacionado directamente con el precio del suelo radiante por m2 (se sitúa entre los 50€ y los 75€ por m2). Si queremos saber qué cuesta poner el suelo radiante en nuestro hogar, habrá que contactar con empresas dedicadas a ello. Estos serán además los que lleven a cabo la instalación, ya que se trata de un trabajo que tiene una complicación elevada. Se requieren conocimientos técnicos altos, de lo contrario, puede quedar aire en el circuito de tuberías y ocasionar problemas de humedades. El precio variará teniendo en cuenta dos aspectos: el tipo de calefacción y el tipo de vivienda. A continuación vamos a conocer algunos detalles con mayor profundidad.

Según el tipo de calefacción

El precio del metro cuadrado de suelo radiante no suele variar demasiado en función del sistema elegido. De este modo, el precio del suelo radiante por agua es bastante similar al precio por m2 del suelo radiante eléctrico. El presupuesto del suelo radiante y el precio del suelo radiante se determinan por los m2 que vamos a instalar. Esto es, con independencia de si el suministro es eléctrico o si se trata de un circuito tradicional conectado a otro sistema, habrá que realizar la instalación bajo el pavimento con los mismos materiales aislantes. Además, por norma general, el mortero no se incluye dentro del presupuesto, ni tampoco el sistema que hayamos elegido para suministrar el calor. Ya sea una bomba de calor, los paneles solares o la instalación de una caldera de gas butano o natural.

precio-suelo-radiante

Fuente de la imagen: ©ContenidosClick.es

Según el tipo de vivienda

Para determinar cuanto cuesta el suelo radiante, sí debemos prestar atención a las características particulares de nuestra vivienda y valorar tres aspectos fundamentales. En primer lugar, habrá que especificar la comunidad autónoma en la que nos encontremos. Las temperaturas mínimas que puedan alcanzarse afectarán, por ejemplo, al grosor de las tuberías del circuito que elijamos. El grosor de estas, aunque siempre es fino, tiene un rango. A más necesidad de calor, mayor grosor. Así, podrá circular una mayor cantidad de agua y suministrar más calor al hogar.

En segundo lugar, el precio de la calefacción por suelo radiante variará dependiendo de la ubicación de la vivienda. Esto quiere decir que el presupuesto del suelo radiante se modificará si se trata de una vivienda de interior, en montaña o en alta montaña. El tipo de vivienda también condiciona el precio final. Por lo que una vivienda unifamiliar tendrá por norma general un precio más elevado que cuando se trata de un piso en altura. Esto es, un bloque de edificios. Al estar más alejado del suelo, la temperatura no será tan baja. Por último, hay que tener, también, la planta en la que se encuentra la vivienda y la orientación que tiene. Aquellas que dan al norte son las que tendrán un precio del suelo radiante más elevado. Ya que en estas, nunca da el sol de manera directa.

Precios del suelo radiante según el tipo de vivienda

Comunidad Autónoma

Tipo de vivienda

M2

Precio

Castilla y León

Unifamiliar Montaña

60

1.884€

Madrid

Unifamiliar Interior

90

2.520€

Andalucía

Unifamiliar Costa

80

1.976€

Cantabria

Unifamiliar Alta montaña

100

3.140€

Cataluña

Planta intermedia en interior con orientación norte

90

2.340€

Volver al menú de contenidos

Condiciones de la vivienda para instalar el suelo radiante

En cuanto a los requisitos de una vivienda para poder realizar un presupuesto del suelo radiante factible es la altura del suelo. Si no existe la suficiente, no habrá espacio para las diferentes capas que componen la instalación. En total, se necesitan de unos 8 cm entre el forjado y el suelo transitable de la vivienda. Por otra parte, debe ser posible una transmisión del calor y que tenga la fuerza suficiente para soportar el peso de la instalación.

Antes de solicitar un presupuesto del suelo radiante o de valorar el precio de la calefacción por suelo radiante, habrá que contactar a un técnico para que determine si es viable instalar este sistema en la vivienda. Si cumplimos con estos requisitos, es el momento encontrar una empresa especializada que nos haga la instalación. Este será también un factor clave, ya que, como decíamos, se trata de una instalación de cierta complejidad. Otros puntos que podemos considerar antes de solicitar un presupuesto del suelo radiante son la humedad ambiental y los variaciones en las temperaturas.

Volver al menú de contenidos

Cuando es el suelo radiante una buena opción para la vivienda

Cuando hablamos de una vivienda en la que la humedad es muy alta, contar con suelo radiante puede no ser lo más adecuado. Del mismo modo, en aquellas viviendas en las que encontramos cambios muy bruscos de temperatura, pagar el precio de la calefacción por suelo radiante no va a ser la alternativa más rentable. Este tipo de sistema de calefacción se convierte en una buena inversión en aquellas viviendas en las que se necesita de calor de manera continua. Además de esto, resulta más sencillo y económico cuando es una obra nueva. O también en el caso de las viviendas que requieren una reforma integral.

El presupuesto del suelo radiante se ve amortizado en el corto plazo, ya que el precio de la calefacción por suelo radiante tiene su función. Y es la de proporcionar calor y un gran confort a la vivienda sin necesidad de elevar las facturas. Ademas, es un desembolso inteligente, puesto que al trabajar a bajas temperaturas, los requisitos en cuanto al consumo descienden. De esta manera, a menos combustible, menor importe de las facturas a pagar. No obstante, no debemos olvidar que junto al suelo radiante se une la instalación del tipo de caldera elegida para suministrar agua. Salvo que hayamos elegido la variante eléctrica.

Volver al menú de contenidos

Consumo del suelo radiante

El precio de la calefacción por suelo radiante, siempre y cuando no instalemos la modalidad eléctrica, no se verá incrementado por el consumo energético. Una de las principales ventajas de este sistema es el ahorro que nos permite en las facturas. Al trabajar a bajas temperaturas, es decir, el agua está entre los 30º y los 45º, podemos obtener un alto rendimiento. Como este es muy elevado, y los requisitos para proporcionar calor agradable son bajos, logramos mantener el consumo controlado. Así la inversión hecha al principio es amortizada en un plazo de tiempo muy breve. Por otra parte, no solo ahorramos en el consumo, sino que también este tipo de sistema nos permite disponer de todo el espacio útil de nuestra vivienda.