Consejos para contratar un instalador

5 de noviembre de 2020
Llega la hora de contratar a un técnico para llevar realizar la instalación o mantenimiento en casa, y comienzas a pensar en cómo elegir un instalador competente y profesional. Tranquilidad, es normal que se nos pueda pasar por la mente algún pensamiento de desconfianza cuando no tenemos las ideas tan claras. Por ello, este artículo te ayudará en tu búsqueda para contratar al mejor profesional técnico. Aquí encontrarás algunas claves para que puedas organizar tus ideas.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©bmwi.de

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de contratar un instalador?

Si buscas un profesional técnico que pueda llevar a cabo tu proyecto de instalación, reforma o cualquier tipo de obra que vayas a realizar, debes tener en cuenta algunos consejos antes de contratar un instalador. Cuando nos disponemos a contratar la mano de obra de un instalador estamos poniendo un voto de confianza en esa persona para que realice el servicio de instalación o mantenimiento. Ya sean de un sistema de aire acondicionado, calefacción, agua caliente, energía solar, domótica o quizás ventanas.

Si nunca hemos contratado el servicio de un especialista o técnico profesional, es normal que nos asalten miedos y dudas acerca del trabajo que se va a llevar a cabo. Nos podemos llegar a preguntar quién será esa persona encargada en llevar a cabo la instalación del servicio y si, realmente, trabajará bien o nos dará más quebraderos de cabeza que soluciones a nuestra vivienda. No obstante, si el instalador es profesional, atento, cuidadoso, limpio y se preocupa por la calidad del trabajo realizado, la experiencia con esta persona será muy satisfactoria y probablemente repitas y la recomiendes a tu círculo de familiares y amigos.

¿Estás pensando en cambiar tu sistema de calefacción o instalar uno nuevo? Te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Volver al menú de contenidos

¿Por qué es importante contratar a instaladores homologados?

Es fundamental que el instalador que contratemos esté homologado y certificado para llevar a cabo de manera correcta el proyecto. Por un lado se pretende evitar, en la medida de lo posible, que el usuario se vea perjudicado al contratar una empresa que no reúna la documentación técnica necesaria y obligatoria (certificado de instalación, certificado de revisión, etc.). Y por otro lado si deseamos legalizar una instalación o asegurarnos que está correctamente instalada acorde a la normativa vigente, la cual debe conocer el instalador.

Si nos aseguramos de que el instalador esté homologado, certificado y cualificado, seguramente pueda que tenga experiencia y cuente con buenas referencias en relación a otras instalaciones. Como bien nombramos antes que cumpla con la legalidad, que esté al día de sus obligaciones fiscales, que posea un seguro adecuado y que tenga asegurado a su personal, hace que el cliente adquiera confianza y sea agradablemente recomendado.

No obstante, se recomienda tener en conciencia que es peligroso trabajar con personas sin homologación porque puede aparecer problemas a la hora de optar a una ayuda oficial para la renovación de instalaciones, contratar un suministro de energía, superar una inspección técnica obligatoria o quizás, puedes quedarte sin la cobertura de un seguro en caso de desperfecto o fallo.

Volver al menú de contenidos

¿Qué necesita un instalador para poder estar homologado?

Si eres instalador o están formándote para serlo, debes saber que la forma más segura de poder llevar a cabo tu trabajo de una manera legalmente es obtener un Certificado de Profesionalidad. Este certificado o acreditación oficial certifica que la persona que lo posee tiene los conocimientos y las habilidades para desarrollar una actividad laboral determinada, es decir está cualificada, preparada y capacitada para llevar a cabo este tipo de proyectos y/o instalaciones. La certificación se puede adquirir a través de dos vías:

✔ Formación: superando todos los módulos formativos asociados al certificado de profesionalidad correspondiente o por realizar programas de formación conjuntamente con el empleo, con los contenidos de los certificados de profesionalidad.

✔ Experiencia profesional y formación no formal: a través de los procedimientos de evaluación y acreditación de las competencias profesionales. Estas se pueden adquirir a través de la experiencia laboral o de vías no formales o presenciales de formación.

Desde Hogarsense, podemos asegurarnos que contamos con una gran red de instaladores en toda España que acreditan y certifican sus homologaciones cumpliendo con las normativas vigentes de instalaciones. Nuestro portal es un punto de información veraz, actual y de confianza para los consumidores y usuarios que necesiten, en cualquier momento, recibir presupuestos de empresas instaladoras o mantenedoras con el fin de contratar sus servicios.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

8 Claves a tener en cuenta a la hora de seleccionar a un instalador

1. Debes razonar y tener las ideas claras

Cuando nos disponemos a iniciar cualquier proyecto es importante tener claro lo que quieres hacer. Debes razonar sin prisas ya que estas son malas consejeras. Para ello puedes ir informándote previamente en nuestro portal sobre el tipo de instalación nueva o reforma que quieras llevar a cabo; para luego decidir cuando quieres comenzar tu proyecto. De este modo los profesionales y empresas podrán darte un presupuesto lo más detallado posible y sin sorpresas.

2. Puedes recibir más de un presupuesto

Gracias a poder colaborar con un gran número de empresas a lo largo de todo España, podemos acercarte a los mejores instaladores para facilitarte no solo 1 presupuesto, sino hasta al menos 3 para tu proyecto. Esto le permite al cliente comparar precios, calidades y la profesionalidad en el trato y servicio que te han dado antes de que empiecen las obras. Además los instaladores deben aclarar por escrito todos los trabajos y materiales que se van a usar perfectamente detallados.

3. Comprobar la certificación del profesional y consigue referencias

Las diferentes empresas y técnicos suelen pertenecer a las Asociaciones profesionales de su sector tales como Gremios o Colegios Profesionales. En algunos casos incluso puede ser obligatorio. Puedes comprobar también para tener más seguridad si están asociados a algunas de estas Asociaciones que obligan a sus miembros a un Código de Conducta o determinados precios. Además suelen tener mecanismos para resolver conflictos en caso de que se produzca alguna incidencia y tendrás alguien más a quien acudir en caso de reclamación.

4. Garantías del servicio

Asegúrate de obtener algún tipo de garantía sobre la calidad de los trabajos realizados y para los que has pagado. Asegúrate de preguntar antes de empezar los trabajos y que ésta quede por escrito.

5. Realiza los trámites pertinentes y firma el presupuesto o contrato

Lo ideal y conveniente para ambas partes es no empezar las obras hasta haber firmado un presupuesto o contrato que detalle con minuciosidad en uno o varios documentos todos los trabajos a realizar, calidad de los materiales, garantía de los trabajos, condiciones de pago, plazo, precio, etc. El contrato o presupuesto firmado es el documento sellado por ambas partes y el cambio de condiciones sólo es posible siempre y cuando las dos partes estén de acuerdo.

De lo anterior nombrado reside la importancia de tener los permisos correspondientes. En el caso, por ejemplo, de tener que hacer una mudanza. Quizás sea necesario contratar un montacargas y puede que necesites ocupar la vía pública y por tanto necesites un permiso de tu Ayuntamiento. O si quieres hacer reformas, entonces deberás pedir un permiso de obras a tu Ayuntamiento. Si modificas algún elemento común del edificio deberás además pedir permiso a la comunidad de vecinos. La empresa que contrates debe ayudarte en el tema de los papeles.

6. Asegúrate de que la empresa tiene un seguro

Todas las empresas y profesionales deben tener un seguro de responsabilidad civil para cubrir de posibles daños a los bienes o a la de tus vecinos. Este tema es muy importante y te recomendamos encarecidamente que desconfíes de las empresas que no tienen seguro. En caso de accidente o daños a terceros puedes acabar siendo tu quien pague los platos rotos.

7. Pagos de forma fraccionada y modelos de financiación

Quizás para un momento determinado puede que te sea más cómodo el pago de un servicio o instalación de manera fraccionada. No siempre tienes que pagar todo de una sola vez y por adelantado. Dependiendo de la cuantía final puedes llegar a un acuerdo con el profesional o empresa que contrates en las distintas etapas de los trabajos y cómo irlas pagando. De este modo podrás asegurarte de que pagas por un trabajo hecho del que estás satisfecho. Asegúrate que las condiciones de pago están reflejadas en el contrato o presupuesto.

8. Siempre infórmate y lleva control en los trabajos de tu vivienda

La mejor manera de que las cosas salgan como tú quieres es verificando de forma activa el trabajo que se debe realizar y que hables frecuentemente con el responsable del equipo de profesionales. Una comunicación fluida, frecuente y respetuosa entre las partes implicadas hace que el diseño final se adapte a las necesidades óptimas del consumidor. Si ellos saben lo que tú quieres y tú sabes lo que ellos están pensando hacer es mucho más fácil no cometer errores costosos a largo plazo.

Volver al menú de contenidos

Tabla de consejos para contratar un instalador

Claves para contratar un instalador
1. Debes razonar y tener las ideas claras Razonar sin prisas lo que necesitas para tu vivienda e informarte bien sobre el tipo de instalación nueva o reforma que quieras llevar a cabo
2. Puedes recibir más de un presupuesto Permite al cliente comparar precios, calidades y la profesionalidad en el trato y servicio que te han dado antes de que empiecen las obras
3. Comprobar la certificación del profesional y consigue referencias Comprobar para tener más seguridad si están asociados a algunas Asociaciones o Gremios que obligan a sus miembros a un Código de Conducta o determinados precios
4. Garantías del servicio Asegúrate de obtener algún tipo de garantía sobre la calidad de los trabajos realizados y para los que has pagado
5. Realiza los trámites pertinentes y firma el presupuesto o contrato El contrato o presupuesto firmado es el documento sellado por ambas partes y el cambio de condiciones sólo es posible siempre y cuando las dos partes estén de acuerdo
6. Asegúrate de que la empresa tiene un seguro Todas las empresas y profesionales deben tener un seguro de responsabilidad civil para cubrir de posibles daños
7. Pagos de forma fraccionada y modelos de financiación No siempre tienes que pagar todo de una sola vez, ya que puede fraccionarlo o financiarlo
8. Siempre infórmate y lleva control en los trabajos de tu vivienda Una comunicación fluida, frecuente y respetuosa entre las partes implicadas hace que el diseño final se adapte a las necesidades óptimas del consumidor
Siguiente artículo