Registro de empresa

Los diferentes tipos de radiadores

Al momento de la elección de un radiador para nuestra vivienda o establecimiento encontramos una gran variedad. Actualmente podemos encontrar en el mercado radiadores que se adaptan perfectamente a nuestras necesidades y según el diseño de nuestras viviendas. Pero para tomar la decisión correcta, debemos tener en cuenta el tipo de material con el que están hechos, el tipo de diseño, la forma que deben instalarse y sobre todo y muy importante el tamaño que necesitamos para el mismo según el espacio que le tengamos destinados. Como decimos, radiadores los hay de muchas variedades, materiales y diseños... Sin embargo, a pesar de su gran variedad hay unos cuantos que presentan una gran demanda en los que queremos hacer hincapié el día de hoy. 
Menú de inicio:

Radiadores de aluminio

Su principal ventaja es que se calientan muy rápido. Esto se debe al elevado rendimiento térmico del material. Además, el aluminio es muy ligero y versátil, lo que facilita el diseño y una estética más cuidada. Son los más utilizados por su fiabilidad y su capacidad conductiva. En este tipo de radiadores el 80% de la emisión de calor se realiza por la convección y el 20% restante por la conocida radiación. Lo que los convierte en equipos muy rápidos al momento de calentar las habitaciones. A pesar de no ser equipos tan resistentes como otros radiadores, por ejemplo los de acero, son equipos que cuentan con una buena resistencia a la corrosión en todas aquellas instalaciones que hayan sido bien hechas. La instalación de los radiadores de aluminio deben ser en las paredes frente alas puertas y en si es posible no muy cerca de las ventanas. La ubicación de los mismos no debe estar en lugares muy rodeados, por ejemplo muebles u otros objetos ya que le reataría potencia al mismo.

Volver al menú de contenidos

Radiadores de aluminio verticales u horizontales como opción

En este tipo de radiadores de calefacción solemos encontrar los radiadores en ambos estilos y suelen tener un tamaño que oscila entre el metro y pueden alcanzar los dos metros de altura. El funcionamiento de ambos es exactamente igual, solamente que debido a su posición pueden adaptarse mejor a una u otra construcción dependiendo de las entradas de agua y tipo de las paredes.

Volver al menú de contenidos

Radiadores de hierro fundido

Son radiadores de calefacción muy robustos y a pesar de tardar un poco más en conseguir la temperatura deseada, conservan el calor por más tiempo. Hasta hace un par de años eran los radiadores más comercializados, pero poco a poco van siendo sustituidos por radiadores hechos con otros materiales pero sin embargo no han sido desplazados a pesar de ser más caros que otros radiadores hechos con otros materiales. El funcionamiento en el caso de este material el 80% de la emisión del calor se produce mediante radiación y el 20% por convección. Los radiadores de hierro fundido son ideales para casas más espaciosas y se recomiendan su instalación un poco alejado de los muebles. Además, suelen ser por lo general mucho más grandes en tamaño y más robustos, por lo que se debe pensar su ubicación más detalladamente.

Volver al menú de contenidos

Radiadores de diseño

Hasta hace un par de años los radiadores eran equipos bastante bruscos en diseño y en muchas construcciones podían llegar a ser un tanto molestos para el diseño. De hecho, hace una década, no se pensaba en el diseño de los mismos pero si en tratar de ocultar los mismos con muebles, escaparates etc. Pero esto no resultaba ideal para una calefacción eficiente y a partir de ese momento son muchas las empresas que se dedican a construir radiadores de diseños para diferentes construcciones y exigencias.

En la actualidad hay radiadores de calefacción de diseño que resultan en ocasiones verdaderas obras de arte y que pueden adaptarse a los ambientes e incluso darle más ambiente al que ya tenemos. Suelen ser mucho más caros que los radiadores tradicionales y en muchas oportunidades son equipos que no tienen mucha potencia. Estos suelen instalarse debido a su diseño en paredes que puedan resultar vistosas y los podemos encontrar tanto verticales como horizontales. Suelen ser radiadores eléctricos pero también los podemos encontrar de agua o de aceite. Y para todos los amantes de los diseños interiores puede resultar una gran alternativa.

Volver al menú de contenidos

Radiador toallero

Seguramente te has dado cuenta que hoy en día la mayoría de los radiadores que se encuentran instalados en los cuartos de baño son generalmente verticales y tienen un diseño completamente diferentes a los radiadores de las habitaciones principales. Este tipo de radiadores de calefacción suelen funcionar normalmente con agua y de una potencia moderada alta. Lo mejor de este tipo de radiadores a parte de calentar los cuartos de baño es el diseño con el que están realizados. Las barandas „tubos“ se encuentran separados y entre los mismos es posible colgar las toallas mojadas, ropa de baño o alguna otra prenda que este mojada y que deseemos secar.

tipos-de-radiadores

Fuente de la imagen: ©Eléonore H - Fotolia.com

Sin embargo, al ser utilizados para el secado de las toallas, se puede ver un poco entorpecida su potencia, por lo que se recomienda dicho uso en momentos en los que el cuarto de baño no será utilizado o en los que no necesitemos estar mucho tiempo en el mismo. La ubicación de los mismos puede variar, pero por lo general suelen estar instalados al lado de la puerta principal bien sea al lado derecho o izquierdo y donde se puede ocultar un poco su visibilidad. Son radiadores bastante prácticos y muy recomendables pero solamente para los cuartos de baños y no para su uso en otras habitaciones a pesar de tener un estilo bastante llamativo.

Volver al menú de contenidos

Radiadores portátiles

Los radiadores portátiles son radiadores eléctricos en la mayoría de los casos y tienen la gran ventaja como su nombre lo indica de que son transportables. Suelen ser equipos chicos en tamaño y que no suelen tener mucha potencia. Estos radiadores son ideales para habitaciones en las que la calefacción o los sistemas ya instalados nos on suficientes, o en habitaciones en las que se carece completamente de un radiador.

En España suelen ser equipos muy utilizados en zonas geográficas donde el invierno o la época del frío no son tan duras y en las que es necesario un radiador unas cuantas veces al año pero no de forma continua. No suelen ser radiadores con diseños exclusivos y generalmente fabricados con aluminio, por lo que son muy livianos y fáciles de transportar y en caso de ser pesados suelen tener ruedas que los hace desplazables de una habitación a la otra sin dificultad alguna. Uno de los problemas principales de estos radiadores de calefacción es el alto consumo y poca potencia.

Volver al menú de contenidos

Importancia de la elección correcta del radiador

La elección correcta de los diferentes radiadores que instalaremos en casa, deben ser antes analizadas por un profesional en la materia, ya que el radiador juega un papel de suma importancia en los equipos de calefacción. Cuando elegimos entre un sistema u el otro, debemos tomar las medidas de los espacios que destinaremos para los mismos y de aquí la elección de un sistema vertical o de un sistema horizontal. Si no contamos con un radiador optimo para nuestro tipo de vivienda o de nuestras necesidades, tendremos una calefacción mala y lo mismo aumentará en nuestras facturas de gas o electricidad. Si la instalación no está bien hecha, te recomendamos una nueva instalación, ya que a pesar de generarse gastos iniciales, es un gran ahorro el que podremos tener posteriormente.

Radiadores de diseño Radiadores de aluminio Radiadores de hierro fundido Radiadores toalleros Radiadores portátiles
Equipos muy vistosos
Son los más comercializados y calientan muy rápido
Equipos muy potentes y robustos
Ideales para el cuarto de baño
Especiales para habitaciones en las que no hay radiadores
De poca potencia pero adaptables para todos los rincones
Son radiadores bastante económicos
Calientan grandes estancias y se mantienen un tiempo largo aún calientes
Diseño muy original y bien pensado
Se pueden desplazar de una a otra habitación sin dificultad
Le dan otro ambiente a las habitaciones
De fácil instalación y no necesitan de grandes soportes
Son equipos más caros pero más duraderos
Se pueden colgar las toallas en el mismo
Ideales para casas en las que no se requiera todo el año de calefacción
Este artículo ha sido redactado por: Christian Abele, redactor www.HogarSense.es