Registro de empresa

¿Qué son los acumuladores dinámicos o estáticos?

Si entre todos los sistemas de calefacción que podemos encontrar en el mercado nos hemos decantado por los acumuladores de calor eléctricos, nos conviene saber que existen dos tipos diferentes. Tanto la manera de funcionar como el rendimiento de cada uno de ellos varía, así que debemos tener claras sus particularidades. Estos tipos de calefacción se clasifican en acumulador dinámico y acumulador estático. Sabiendo las diferencias, podremos saber cuál se adapta mejora las necesidades de nuestra vivienda. Ya que los acumuladores eléctricos son una de las opciones más cómodas para disponer de calefacción en nuestra vivienda. Sin tener que preocuparnos de costosas instalaciones, estos artefactos son la elección de muchos hogares para pasar el invierno. A continuación vamos a ver qué es cada uno de ellos y cómo funcionan exactamente.
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©ContenidosClick.es

¿Qué son los acumuladores dinámicos o estáticos?

1. Acumulador estático

Se trata de la variedad más sencilla entre este tipo de acumuladores. Esto se debe a que el sistema térmico de aislamiento que utilizan carece de complejidad. Un acumulador estático funciona realizando una carga, generalmente durante en las horas valle, y una descarga durante el día. De esta manera, mientras estamos despiertos en la vivienda podemos disfrutar del confort que ofrece la calefacción.

La descarga que realiza un acumulador estático funciona como los radiadores tradicionales. Esto es, emplea tanto la radiación como la convección natural. ¿Y cómo logra esto? Un acumulador estático cuenta con un pequeño sistema que bloquea el paso del aire a través de él. Para que el aire pueda salir al exterior, podemos regular la apertura de las trampas que lleva incorporadas. Todo ello a través de mando que funciona por control remoto. No obstante, hay que tener en cuenta que tan solo un 20% del total de la descarga puede ser controlada por dicho mando, que es concretamente la de convección; el 80% restante corresponde a la radiación que se pierde por la superficie del aparato. Se debe a su diseño y fabricación y es totalmente incontrolable. Entre los acumuladores estáticos o dinámicos, un acumulador estático es la opción ideal para aquellas viviendas que desean disfrutar de una temperatura estable a lo largo de todo el día. Así, se mantiene el confort durante todas las horas del día.

Diferencias entre acumulador dinámico y estático

Acumulador dinámico

Acumulador estático

- 20% de pérdida de calor por radiación y mal aislamiento.

- 80% de pérdida de calor por radiación y mal aislamiento.

- Incluyen una turbina que permite regular el aire que pasa a través del núcleo.

- No cuenta con ningún dispositivo que permita controlar el aire que está en su interior.

- Pueden cargarse y descargarse en cualquier momento ya que se regulan con termostatos.

- Diseñados para la recarga durante la tarifa nocturna.

- Alta eficiencia.

- Baja eficiencia.

- Gracias a los termostatos la descarga de calor puede regularse y expulsarse en momentos diferentes del día.

- Se utilizan para aportar calor de manera continua. Viviendas con una demanda alta de calor.

2. Acumulador dinámico

La segunda variante de estos equipos son los acumuladores dinámicos. Su funcionamiento es ligeramente más complejo que el del acumulador estático. En este caso, el aislamiento es también mucho mayor. ¿Qué logramos con esto? Reducir las pérdidas que tenían lugar con el acumulador estático. De este modo, la eficiencia que obtenemos es mucho más alta que con aquel. La manera que tiene de lograr esta eficiencia es la inclusión de una pequeña turbina en el interior. Esta se encarga de impulsar el aire por el núcleo de acumulación y se reduce así la pérdida por radiación hasta un 20%.

En este caso, con el acumulador dinámico, el 80% de todo el aire que circula es descargado gracias a la turbina. Además, podrá ser regulado mediante el uso de termostatos. Estos pueden encontrarse tanto en el interior del aparato como en el exterior del mismo. Con este control de la descarga de aire estamos integrando sistemas de domótica que nos ayudan con la gestión de la temperatura. En el acumulador dinámico esta podrá regularse a distintos niveles y también en áreas diferentes. Vemos así que entre los acumuladores estáticos o dinámicos existen unas diferencias importantes. Estas afectarán por tanto al rendimiento de estos equipos y, en consecuencia, al desembolso que hagamos en cada factura eléctrica. Hay que tener en cuenta que pagar más no significa obtener un confort mayor.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Cuáles son más eficientes: ¿los acumuladores estáticos o dinámicos?

La eficiencia energética hace referencia a la optimización de los recursos, esto es, los procesos de producción y la utilización de la energía. La idea es llegar a producir lo mismo o más pero con menos recursos. En el caso de la calefacción, consistiría en obtener el mismo confort en la vivienda pero utilizando una cantidad de electricidad menor. Cada sistema de calefacción tiene su propio consumo y su propia manera de optimizar los recursos con los que cuenta. En el caso de los acumuladores dinámicos o estáticos, aunque se trate del mismo tipo de equipos, la eficiencia energética difiere entre ambos. Como hemos dicho, un acumulador dinámico cuenta con un aislamiento más eficiente que un acumulador estático. De este manera, gracias a la pequeña turbina que lleva en su interior, el aire se descarga con mayor lentitud. Las pérdidas en un acumulador dinámico, como ya indicamos, representan únicamente el 20% del total. Así, el 80% del aire se descarga a través de la turbina y puede regularse con los termostatos que trae.

Debido a ello, podemos decir, por lo tanto, que un acumulador dinámico es más eficiente que un acumulador estático. Puesto que la cantidad de aire caliente que queda es mayor y esta puede regularse para su posterior distribución a lo largo de todo el día, el consumo eléctrico será menor. Además, disfrutaremos de una temperatura agradable durante más horas. Los acumuladores estáticos o dinámicos, así, aunque se clasifican como el mismo sistema de calefacción, difieren entre sí. Hoy en día el acumulador dinámico es la elección más frecuente, por lo menos en aquellas viviendas con horarios de trabajo. Quienes necesiten de un confort y una temperatura constantes pueden obtener más beneficios con un acumulador estático.

Volver al menú de contenidos

Para qué tipo de vivienda y necesidades elegiremos acumuladores dinámicos o estáticos

Para poder beneficiarnos de su funcionamiento es necesario contar con la tarifa nocturna o discriminación horaria. Una vez que se ha completado la carga, podemos disfrutar de aproximadamente diez horas de calefacción de forma económica. El acumulador estático está diseñado para proporcionar una temperatura estable a lo largo de todo el día. Sin embargo, en el único momento que consumen electricidad es por la noche. Al ser el precio del consumo más bajo en esas horas, estamos maximizando el funcionamiento de los dos tipos de acumuladores.

Como ya comentábamos, en aquellas viviendas en las que hay una necesidad constante de calor durante todo el día, entre los acumuladores estáticos o dinámicos, el acumulador estático es más adecuado. ¿Por qué? Porque emite calor de manera estable. Por ejemplo, si habitan personas de edad avanzada o niños, las necesidades de calor son mayores. No obstante, los acumuladores, ya sean dinámicos o estáticos, pueden utilizarse en combinación con otros sistemas. De este modo, es frecuente verlos en aquellas viviendas que cuentan con calderas de gas y son de gran tamaño.

Aunque hay que tener en cuenta que adaptar la vivienda puede llegar a tener un coste más elevado que con los emisores eléctricos. Si bien el consumo puede ser algo más elevado con los acumuladores, dinámicos o estáticos, el confort que se obtiene es más alto. Esto se debe a que podemos disfrutar del calor durante todo el día. Para las viviendas en las que las necesidades de calor no son constantes a lo largo de todo el día, el acumulador dinámico nos será de mayor utilidad. Debemos tener claro por tanto a qué horas vamos a necesitar calor. En función de eso, elegiremos un acumulador dinámico o un acumulador estático.

Volver al menú de contenidos

Precio de los acumuladores estáticos o dinámicos en el mercado

En lo que se refiere a los precios de los acumuladores, bien sean estáticos o dinámicos, hay variaciones entre ambos. Dado que un acumulador dinámico resulta más eficiente al utilizar termostatos, y utilizán mejor y más moderna tecnología, los precios suelen elevarse. Así, el precio medio para un acumulador dinámico puede rondar los 1.000€.

Un acumulador estático, en cambio, como su nombre indica, tiene un funcionamiento más sencillo. Por ello, su precio también es más bajo, y se sitúa en torno a los 500€. Dependiendo de dónde los adquiramos, la diferencia entre los precios de ambos puede reducirse a los 200€ o 300€. El precio de un acumulador dinámico, en cualquier caso, se eleva debido a sus ventajas y caracter´sticas técnicas. En primer lugar, son compatibles como el acumulador estático con la tarifa eléctrica nocturna. Además, cuentan con un ventilador silencioso que permite una elevada optimización de la temperatura. Así, en cada estancia, podremos regular la temperatura según nuestras necesidades.

En segundo lugar, son bastante más versátiles que el acumulador estático. De esta manera, son válidos para pisos, casas, oficinas o cualquier local comercial. Siempre y cuando las necesidades de calor sean adicionales y en momentos concretos. Por último, aunque este punto es común a los acumuladores estáticos o dinámicos, tienen un tamaño pequeño y similar. Esta característica, además de su estética, hacen que puedan emplazarse en cualquier lugar de la vivienda. En lo que se refiere a la potencia, no es necesario elevar la que tenemos contratada. Los acumuladores, sean estáticos o dinámicos, no tienen un consumo eléctrico tan elevado como puede suceder con las calderas.

Artículos relacionados que te pueden interesar: