Calefacción y ACS

28 de diciembre de 2020
Ante la decisión de instalar un sistema mixto de calefacción y ACS, o solo de ACS, el primer criterio será nuestra necesidad, nuestra percepción y criterio personal. Pero además debemos tener en cuenta que la normativa existente marca unos mínimos en cuanto a calefacción y climatización para garantizar un confort estándar. Además, cada uno de ellos tendrá unas ventajas e inconvenientes que debemos valorar antes de tomar una decisión: la zona climática en la que vivimos, la orientación de la vivienda, el aislamiento de la propia vivienda y los elementos de cierre, como ventanas, puertas. Como las personas que van a utilizar la vivienda, tanto en cantidad como en edades o estado de salud, entre otros, son factores que deberemos tener en cuenta para saber que es lo que necesitamos. Te lo explicamos todo a continuación.
Artículo escrito por:
Marcos Carbonell, Redactor de www.HogarSense.es
CalefacciónCalefacción y ACS
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©sanitaer-heizung-burmeister.de

¿Es un sistema mixto de calefacción y ACS lo correcto para mi?

La cuestión de elegir entre un sistema mixto de calefacción y ACS, o solo un equipo para suministro de ACS, es decir Agua Caliente Sanitaria, es en principio fácil. Y esta decisión depende de nuestra percepción sobre la necesidad de tener calefacción, o consideramos que no la necesitamos. Por lo general, salvo en zonas muy concretas del sur peninsular y cercanas a la costa, con inviernos relativamente suaves, en el resto del territorio, incluso las islas, necesitaremos de calefacción. Esta necesidad será menor en algunas zonas de costa, y la función de tener calefacción será, principalmente, para eliminar la humedad que se genera en algunos días de invierno. No por las bajas temperaturas.

Por ello debemos considerar que los sistemas de calefacción mixto, es decir los equipos que pueden proporcionar calefacción y ACS, agua caliente sanitaria, son lo idóneo en prácticamente todo el territorio español. Ya que estos sistemas pueden suministrar los dos servicios con una sola instalación, ACS y calefacción. Con lo que necesitaremos menos espacio y conseguiremos una mejor eficiencia energética, al realizar todo el consumo con un solo equipo.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Las claves de un sistema de calefacción y/o de agua caliente sanitaria

Aunque cada persona puede tener una percepción del frio diferente y en consecuencia tomar una decisión según su criterio personal, existe unas normas para determinar las necesidades mínimas de ACS y calefacción o refrigeración. Hablamos del CTE, Código Técnico de la Edificación, en su documento básico de Ahorro de Energía DB HE1 de Condiciones para el control de la demanda energética. En este documento se establecen las zonas climáticas en las que se divide España identificándolas mediante una letra, a la severidad climática de invierno, y con un número, a la severidad climática de verano.

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Un profesional instalador homologado conoce estas circunstancias, y también es conocedor de que debe potenciar en cada caso, ya que en las zonas en que la calefacción no requiere mucha potencia, si puede ser necesaria la refrigeración. Por eso nos aconsejara sobre cual entre todos los sistemas de calefacción nos conviene, para tener presente todas las temporadas del año.

La siguiente tabla, extraída del CTE, documento básico de Ahorro de Energía, nos muestra la clasificación de cada zona en función de la altura sobre el nivel del mar. Y que es utilizada para aplicar un coeficiente al cálculo de la calefacción o refrigeración, de nuestro sistema de calefacción y ACS, o de aire acondicionado.

Otros factores a considerar para el cálculo del sistema de calefacción y ACS son: el espacio a calentar (A), la orientación de la vivienda o estancia determinada (B), el aislamiento de la vivienda, paredes, techo, ventanas, etc. (C), zona climática (D), y un valor constante que marca un punto base en cuanto a necesidad de climatización. obteniendo la formula:
Potencia requerida (W) = A · B · C · D · 85

Volver al menú de contenidos

Ventajas y desventajas de un sistema de calefacción/ACS, y sólo ACS

Cuando hablamos de los sistemas de calefacción y ACS, podemos distinguir ventajas e inconvenientes. Como ya hemos comentado anteriormente, la principal ventaja de un sistema mixto es que utilizamos un solo equipo, con lo que minimizamos el espacio a utilizar, y la inversión inicial, ya que con un solo equipo tenemos ambos servicios.

Pero esta misma ventaja se convierte en desventaja, ya que cuando sufra una avería o rotura, nos quedaremos sin los dos suministros, tanto la calefacción como el agua caliente sanitaria, se quedarán paradas, y no dispondremos de ellas.

Si hablamos de un sistema individual de ACS y calefacción, independientes, tendremos las ventajas y desventajas invertidas con respecto a los sistemas de calefacción mixtos. Pero algo a tener en cuenta es la cantidad de personas que necesitarán el sistema de Agua Caliente Sanitaria. Ya que el CTE en su documento HE4, Ahorro de Energía, en su Anexo F también establece las cantidades de agua caliente sanitaria a calcular para cada caso, en función del uso del edificio, y la cantidad de personas.

Esto nos influirá a la hora de elegir si elegir un sistema de calefacción y ACS mixto, y podemos decidirnos por un sistema de ACS, y calefacción por separado. Aunque hoy en día hay equipos para poder hacer muchas combinaciones posibles, y asegurar que los usuarios no se queden sin agua caliente sanitaria cuando la necesiten.

¿Estas pensando en cambiar tu sistema de calefacción o hacer una nueva instalación?, Hogarsense te ayudar a contactar con empresas homologadas que estudien tu instalación.

Volver al menú de contenidos

Diferentes tipos de calderas y equipos de ACS

Entre los diferentes equipos que podemos elegir para darnos suministro de calefacción y ACS, bien sea de forma combinada o independiente tenemos las calderas de todo tipo, las bombas de calor de aerotermia, los calentadores de gas, los termos eléctricos y los equipos de aerotermia para ACS.

▶ Calderas

Las calderas son sistemas de calefacción que pueden ser mixtas o solo calefacción, por lo que se podrá elegir la opción que más nos convenga en cada caso. Aún así, no es algo inmutable. Es decir, que podremos modificarlo en el caso que tengamos ya instalada una caldera de calefacción y necesitemos aportarle el servicio de suministro de agua ACS. Ya que siempre podremos incorporar un acumulador con serpentín, que se caliente como una parte de la calefacción, y de ahí dar servicio de ACS a la vivienda.

Además, debemos tener en cuenta que podemos contar con calderas de Gas, calderas de Gasóleo, calderas de biomasa, tanto sean de pellets, astillas de madera, huesos de aceituna, cascaras de almendra u otros, y con calderas eléctricas.

▶ Bombas de calor

Las bombas de calor son sistemas de calefacción que pueden ser de aerotermia, geotérmicas, e hidrónicas. Todas funcionan de forma similar, y pueden suministrar tanto calefacción y ACS o sólo calefacción. La diferencia entre los tres tipos es la forma en que consiguen la energía renovable, bien del aire, bien del subsuelo o bien de una fuente de agua cercana.

▶ Calentadores de gas

Los calentadores de gas son sistemas solo de ACS, y pueden ser instantáneos y con acumulación. Tanto en un formato como el otro, hay diferentes tamaños para poder dar suministro de ACS a diferentes cantidades de personas, por lo que siempre encontraras un modelo que se adapte a ti caso, bien seas una pequeña familia, un gimnasio o camping.

▶ Termos eléctricos

Los termos eléctricos son otros sistemas que solo da servicio de agua caliente sanitaria. Y al igual que en los calentadores de gas, hay modelos instantáneos y con acumulación. Los más habituales son los de termos eléctricos de acumulación, ya que los instantáneos suele consumir mucha electricidad, y ese motivo los hace poco apropiados en España, donde el precio de la electricidad no puede competir en estos casos con otras energías.

▶ Aerotermia para ACS

Los sistemas de aerotermia para ACS, son el tercer grupo que presentamos que solo dan servicio de ACS. Pero en este caso solo hay modelos con acumulación. Pero cuentan con una gran ventaja, aprovechas la energía térmica del ambiente para calentar agua, por lo que es considerado con un sistema renovable. Con una gran eficiencia energética.

Volver al menú de contenidos

Costes de un sistema de calefacción y ACS

Te exponemos en la siguiente tabla los costes orientativos de un sistema de ACS y calefacción, y otro sólo de agua caliente sanitaria.

Costes de un sistema mixto de calefacción y ACS y uno solo ACS

Cadera gas mixta Calentador gas ACS
Producción agua caliente sanitaria ∆ 25ºC 13,8 l/min 14 l/min
Precio equipo de ACS y Calefacción 810 € 400 €
Precio de instalación 500 € 200 €
Coste consumo anual 10.000 kW 1.100 € 300 €
Coste de Revisión / Mantenimiento 100 € 50 €
Artículos relacionados que te pueden interesar:
Siguiente artículo