Registro de empresa

¿Cuánto cuesta la calefacción en casa?

No hay nada más desagradable que llegar de la calle cuando hace mucho frío y que esta también lo esté. El frío, además de ser incómodo nos impide descansar correctamente. Para mantenernos calientes el cuerpo debe quemar más calorías, lo que supone un desgaste extra. Además, con la llegada del invierno y las bajas temperaturas, a todos nos apetece encender la calefacción. Sin embargo, mantener nuestro hogar caliente puede subir considerablemente nuestras facturas. Comprar calefacción es, sin duda, algo que no podemos pasar por alto. Pero para identificar qué opción es la que más nos conviene, en este artículo vamos a conocer el precio de la calefacción.
Menú de contenidos:

Porqué es importante la calefacción

Todos sabemos por qué es importante la calefacción. Sin embargo, el problema aparece cuando nos preguntamos cuál calefacción comprar. Puesto que son diversas y variadas las opciones que podemos encontrar en el mercado, es difícil saber qué tipo es el mejor para nuestro hogar. Por otra parte, otro aspecto relevante a tener en cuenta es cuál es la calefacción más barata. En función de las dimensiones de nuestro hogar, de la zona geográfica en la que residamos y de las necesidades que tengamos, el sistema de calefacción más barato podrá diferir de una vivienda a otra.

precio-calefacción

Fuente de la imagen: ©ContenidosClick.es

En cualquier caso, con independencia de los precios de la calefacción, esta es importante por varios motivos. No solo por el confort que nos produce el tener una temperatura agradable en casa. Además, si dejamos que esta descienda, se vuelve más difícil que la temperatura vuelva a subir. Por esta razón, a veces sucede que entramos en algún lugar y da la sensación de que la temperatura interior es más fría que la que hay fuera. A la hora de decantarnos por un sistema, no solo valoraremos el precio y la instalación de la calefacción. Sino que también consideraremos la frecuencia con la que la vamos a necesitar. Nuestras necesidades particulares de calor influirán en el consumo, y por tanto, repercutirán también sobre el precio de la calefacción final.

Volver al menú de contenidos

Cuándo poner calefacción

Una duda que solemos preguntarnos con frecuencia es cuándo poner la calefacción. Esto se debe a que cuanto más la pongamos, más alto será el precio de la calefacción. Según los expertos, la temperatura ideal durante el invierno está entre los 19º y los 21º. Durante las noches, es suficiente entre 15º y 17º. No obstante, esto siempre dependerá de las preferencias de cada persona o de sus necesidades particulares. Así, una persona de edad avanzada necesitará probablemente una temperatura más elevada que otra más joven. Además, al pasar más tiempo en casa, se necesita mantener la temperatura regulada.

A partir de la temperatura de 21º, los precios de la calefacción comienzan a dispararse. En cifras, subiría con exactitud un 7% para cada grado por encima. Al aumentar el consumo, aumenta en consecuencia su precio. Si queremos saber cuándo es mejor poner la calefacción, el medio ambiente nos dice que retrasemos ese momento. Sin embargo, algunos estudios demuestran que cuando la temperatura está por debajo de los 20º, nuestra productividad en el trabajo desciende. Y es que aunque los precios de la calefacción en el consumo representen un 50% de las facturas, necesitamos calor. Siempre es conveniente solicitar un presupuesto de calefacción antes de decidirnos por un sistema. De este modo, el precio de la calefacción en sí mismo no será determinante.

Asimismo, es bueno conocer cuál es el desembolso que podemos permitirnos. Nuestro presupuesto de calefacción podrá permitirnos el contemplar opciones más ecológicas como las calderas de biomasa. O por el contrario, mantenernos en la franja intermedia de los radiadores tradicionales. Además del coste inicial, los precios de la calefacción varían de un sistema a otro en gran medida.

Volver al menú de contenidos

Qué calefacción comprar y porqué

Dónde comprar calefacción y cuál instalar son las preguntas más frecuentes junto al presupuesto de calefacción. Los precios pueden variar mucho, no solo por el tipo de sistema elegido, sino también por la potencia de cada uno. Además, también se determina por varios factores: el desembolso inicial, el presupuesto de calefacción por la instalación, el consumo energético y el suministro. Así, por ejemplo, en el caso de las calderas eléctricas, además del aumento del precio de la calefacción por el consumo, hay que añadirle la diferencia mensual de la factura por la nueva potencia contratada.

Para determinar qué calefacción comprar, y antes de entrar en nuestro presupuesto, hay que mirar qué opciones tenemos. En primer lugar, debemos saber si en nuestra área geográfica existe gas natural. En segundo lugar, habrá que valorar el espacio del que disponemos o si se trata de una obra nueva o una vivienda normal. Una de las mejores opciones actuales del mercado es el suelo radiante. Los precios de la calefacción de este tipo son elevados en cuanto a la instalación, pero permiten un ahorro a corto plazo. Por tanto, el presupuesto de calefacción debe poner en la balanza estos aspectos.

Puesto que el suelo radiante no es viable en cualquier hogar, otra opción interesante son los radiadores tradicionales. Especialmente cuando hay suministro de gas natural. Estos constituyen la opción más popular en nuestro país, puesto que la relación entre el consumo y los costes del mismo son buenos. Además, si no tenemos grandes necesidades, son suficientes para calentar nuestro hogar sin salirse del presupuesto. Si por el contrario necesitamos calentar las estancias con rapidez, las calderas eléctricas tienen mayor potencia.

Volver al menú de contenidos

Algunos de precios de calefacción

Los precios de la calefacción varían según el sistema que elijamos. En un primer lugar, debemos valorar en nuestro presupuesto el desembolso inicial que conllevan. En un segundo lugar la instalación del mismo, y finalmente, el consumo que vayamos a realizar y lo que supone económicamente. Es verdad, que por regla general es el precio lo que inicialmente suele hacernos decidir. Sin embargo, hay que saber invertir en nuestro presupuesto de calefacción. Por ejemplo, aunque las calderas eléctricas están adquiriendo popularidad en los hogares de España debido a su alta eficiencia, no son la opción más económica. Aunque el aparato en sí es bueno, aumenta mucho el total de la factura.

Por otra parte, y dado que el sistema de suministro de gas natural se va expandiendo, hay que considerar esta opción. Los precios del gas natural son muy asequibles. El consumo es proporcional y la eficiencia no defrauda tampoco. Además si lo comparamos con la electricidad, este es más económico que el eléctrico. Si por el contrario, preferimos optar por una recuperación de la inversión, las calderas de biomasa o el suelo radiante son perfectas. Los precios de la calefacción por biomasa son altos en el desembolso, pero siempre que las necesidades sean medias, son eficientes. Mientras que de la calefacción por suelo radiante es alto en la instalación, pero recuperamos rápidamente lo invertido.

Precios de la calefacción

Calefacción eléctrica en radiadores

  • Precio instalación: 300€
  • Precio consumo:2.626€/año

Calefacción a gas natural de condensación

  • Precio instalación: 2.500€
  • Precio consumo: 795€/año

Calefacción biomasa

  • Precio instalación: 3.000€
  • Precio consumo: 777€/año

*Datos para vivienda de 200 m2 con 4 personas, buena orientación y aislamiento en zonas cálidas.

Volver al menú de contenidos

Sistemas de calefacción más baratos

  • En relación al precio

La opción del gas natural es la más barata frente a otros sistemas. No consume tanto como las calderas eléctricas y no dependemos tampoco del suministro de gas butano. Los precios de la calefacción por gas natural son siempre los más asequibles, y la instalación también es económica. En el caso de no disponer de esta red de suministro, podemos optar al gas butano.

  • En relación a la instalación

Los precios también se ven afectados por la instalación. En el caso de los radiadores tradicionales o las calderas eléctricas, la instalación suele ser bastante sencilla. No obstante, cuando se trata de calderas de condensación el precio puede elevarse. La ventaja es que el presupuesto de calefacción se ve recuperado con gran rapidez. Los precios según la instalación son bastante variables. Las calderas de biomasa son las que tienen un presupuesto más elevado. Este puede rondar incluso los 3.000€. Una inversión que no obstante se ve recuperada.

Las calderas eléctricas o los radiadores tradicionales tienen un presupuesto de calefacción más económico. El precio puede ser de alrededor de los 300€. Un ahorro importante que se pierde, por ejemplo, en el consumo eléctrico. Por último, en el caso de las calderas de condensación, que son las más eficientes y ya obligatorias en las obras nuevas, tienen una instalación elevada sin llegar a las de biomasa. Aproximadamente 2.500€ puede costarnos el precio de la calefacción. Así que, en el caso de que nuestro presupuesto de calefacción es ajustado, escogeremos opciones más asequibles. Pero si este es mayor, podremos optar por los sistemas más eficientes.