¿Por qué instalar calefacción eléctrica?

30 de agosto de 2022
Una instalación de calefacción eléctrica puede ser una buena opción, en función de nuestra vivienda y nuestras necesidades. Gracias a la gran variedad de sistemas eléctricos, podemos instalar calefacción eléctrica de bajo consumo y que sea amortizable en poco tiempo. En cambio, si las necesidades de calor son bajas, disponemos de equipos baratos, aunque consuman mucha electricidad. Como sabemos que la elección no es fácil, hemos preparado este artículo, con la información más importante. Las características de las calefacciones eléctricas, las condiciones para su instalación y cuáles consumen menos.
Marcos Carbonell
Artículo escrito por:
Marcos Carbonell para www.HogarSense.es
¡Encuentra ahora a los mejores profesionales!
  • Empresas de confianza cerca de tí
  • Hasta 3 presupuestos con una sola consulta
  • Garantizado: ¡Fácil, gratis y sin compromiso!
CalefacciónCalefacción eléctricaInstalar calefacción eléctrica

Menú de contenidos:

instalar-calefaccion-electrica

Fuente de la imagen: ©Fotolia


¿Cómo funciona una instalación de calefacción eléctrica?

Una instalación de calefacción eléctrica puede ser de dos tipos: los sistemas de calefacción directos y los indirectos. Los primeros convierten la electricidad directamente en calor, que se difunde en el ambiente.

En el otro grupo tenemos los sistemas que necesitan de un elemento difusor del calor. Este elemento puede ser el aire o el gua. Una instalación de calefacción eléctrica de este tipo se separa en dos partes. En la primera encontramos el sistema de producción o generación de calor. En la segunda parte de la instalación de calefacción eléctrica están los elementos difusores del calor.

El equipo generador de calor en estos sistemas de calefacción eléctrica indirecta, puede ser una caldera eléctrica o una bomba de calor. En la parte de difusión del calor encontramos varios equipos o posibilidades. Estos pueden ser radiadores, fancoils, splits individuales o de conductos con sus distribuidores y rejillas, o un suelo radiante de agua.

En cuanto a la extensión de una instalación de calefacción, estas pueden ser individuales o bien centralizadas. Su manera de funcionar, no obstante, es la misma. A continuación, vamos a conocer el funcionamiento de una instalación de calefacción eléctrica y sus características.

¡Pide Presupuestos Sin Compromiso!

Volver al menú de contenidos

Condiciones para la instalación de la calefacción eléctrica

A la hora de elegir un tipo de calefacción, debemos prestar atención a las condiciones que tiene la vivienda. Así, son varios los aspectos que van a influir en nuestra decisión. Entre ellos debemos tener en cuenta la climatología de la zona geográfica en la que se encuentra la vivienda, en particular las temperaturas mínimas que lleguen a alcanzarse en el exterior.

Otro factor importante es el aislamiento de la propia vivienda, aunque no debemos olvidar la orientación principal de la vivienda. La superficie a calefactar o el tamaño de la casa y la altura de los techos, son también importantes para elegir la instalación de calefacción eléctrica adecuada. Por último, el número de habitaciones o estancias y la distribución de la casa también van a influir.

Así, por ejemplo, si nuestra vivienda es de pequeño tamaño y no tenemos grandes necesidades de calor, la instalación de calefacción eléctrica podría solucionarse utilizando únicamente emisores térmicos. Estos se conectan a la red eléctrica y generan calor durante un período de tiempo breve.

Si nos decantamos por instalar calefacción eléctrica a través de radiadores eléctricos o acumuladores de calor, vamos a necesitar una potencia eléctrica elevada. Este tipo de aparatos, además del consumo, tienen una demanda elevada para la propia instalación. Así, en la mayoría de las viviendas hay que contactar con la empresa comercializadora de electricidad para elevar la potencia.

En caso contrario, el suministro eléctrico no bastará para generar calor y mantener la alimentación de electricidad al resto de electrodomésticos y equipos eléctricos de la vivienda. Puesto que este tipo de instalación de calefacción eléctrica acarrea un gasto extra. Además del coste que supone el incremento de la potencia eléctrica y habrá que pagar esa diferencia mensualmente. Y, a esta cifra, le sumaremos el consumo específico de la calefacción eléctrica en sí.


¿Necesitas una caldera o calefacción nueva para tu casa?

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

Características de la calefacción eléctrica

En función del tipo de instalación de calefacción eléctrica que elijamos, directa o indirecta, tendremos unas ventajas e inconvenientes. Es por ello que es interesante analizar las características de cada una de ellas para poder decidirnos cuando solicitemos presupuestos de instalación.

Para conocer las características de cada tipo de calefacción eléctrica, hacemos un repaso de los diferentes sistemas:

instalación de calefacción eléctrica directa instalación de calefacción eléctrica indirecta
✓ Radiador eléctrico ✓ Aire acondicionado
✓ Emisores calor Azul ✓ Bomba de calor Fancoils
✓ Calefactores eléctricos Radiadores
✓ Estufas eléctricas Suelo radiante
✓ Suelo radiante eléctrico ✓ Caldera eléctrica Radiadores
✓ Folio radiante eléctrico Suelo radiante

Teniendo claro que tipos de equipos hay en cada grupo, podemos repasar las ventajas e inconvenientes de cada uno.



Característica
Instalación de calefacción eléctrica
Directa Indirecta
✓ Precio de instalación Relativamente bajo Alto
✓ Necesidad de obra No o muy poca Si
✓ Consumo eléctrico Alto Bajo
✓ Necesidad de aumento de potencia Si No o muy poca
✓ Confort térmico Bajo Alto
✓ Necesidad de mantenimiento No o muy poco Si, aunque bajo
✓ Vida útil 10 años 20 años o más

solicita-presupuesto-bomba-calor

Volver al menú de contenidos

¿Cuándo elegir una instalación de calefacción eléctrica en casa?

Si nos planteamos realizar una instalación de calefacción eléctrica en nuestra vivienda, debemos prestar atención a diversos factores. Desde Hogarsense nos preocupa el confort de nuestros usuarios, por ello aconsejamos revisar el aislamiento térmico de la casa, que debe estar en muy buenas condiciones.

Con un buen aislamiento, las necesidades de calor no deben ser excesivas. De lo contrario, el importe de las facturas de la luz se dispararía desorbitadamente por el consumo eléctrico. Conviene también hacer una comparación de las tarifas eléctricas para encontrar aquella que sea más económica.

En el caso de contar con la discriminación horaria, la instalación de calefacción eléctrica con acumuladores suele ser la opción más común. Otra opción con esta tarifa es el suelo radiante eléctrico, puesto que este se activará en las horas valle, cuando el precio de la luz es más bajo. Se calentará todo el suelo, es decir, el cemento de agarre y el pavimento de gris, como una calefacción por acumulación. Este irá difundiendo el calor durante el resto del día.

En cambio, si las necesidades de calor son elevadas, pero queremos que el consumo eléctrico no sea grande, debemos buscar una calefacción eléctrica de bajo consumo. Para ello, podemos elegir un sistema de aire acondicionado o un conjunto de bomba de calor con un suelo radiante.

De los dos, es la bomba de calor la que nos ofrece un consumo eléctrico ajustado. Además, combinada con un suelo radiante, nos ofrece el mayor confort de todos los sistemas de calefacción. Una ventaja adicional de la bomba de calor es que puede revertir su ciclo de trabajo, es decir, nos puede aportar también refrigeración.

No obstante, la opinión de un técnico asesor siempre nos será de ayuda para tomar esta decisión. Quizás haya aspectos de nuestra vivienda que desconocemos y que debamos arreglar primero antes de decantarnos por un sistema u otro.


¿Necesitas una caldera o calefacción nueva para tu casa?

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

¿Cuál es la calefacción más barata?

La calefacción más barata no solo va a depender de las necesidades de suministro de esta, sino también del consumo particular. Así, el precio de la electricidad ha ido elevando durante los últimos años, al igual que el gas natural. Aunque se instale en forma de calefacción central en la comunidad de vecinos, cuando el más fácil repartir los costes.

Debemos tener en cuenta que los precios del suministro eléctrico son muy inestables y tienden a subir, y algunos tipos de instalación de calefacción eléctrica son más caras. Debido a los incrementos en las potencias y al propio consumo, el gasto en el suministro va a ser mayor. Por lo que la diferencia en el precio de instalación no se verá compensada con el gasto y no amortizaremos la inversión.

Por otra parte, dependiendo de las necesidades específicas de nuestra vivienda, los consumos en forma monetaria variarán de un hogar a otro. En términos generales, si residimos en una zona fría de España, lo mejor es decantarse por la bomba de calor de aerotermia. Utilizando radiadores que se ubicarán estratégicamente en las partes más frías de la casa, obtendremos el calor necesario sin interrupciones de suministro y sin elevar las facturas de la luz.

¡Pide Presupuestos Sin Compromiso!

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Otro tema de interés "Caldera eléctrica"