Registro de empresa
Actualizado: 29 sept. 2019

¿Cómo funciona el autoconsumo?: objetivos y futuro

El autoconsumo sitúa al ciudadano en el centro del nuevo modelo energético permitiendo el autoconsumo colectivo, e introduciendo el mecanismo de facturación neta, que suponen una mejora de la posición de indefensión del consumidor que va a tener libre acceso a la producción y compensación de energía generada. En el nuevo escenario, que define un marco estable y de libre mercado, en el que se prevé la instalación de alrededor de 400 MW de autoconsumo al año, lo que evitaría la emisión anual de 4.000.000 de toneladas de CO2 a la atmósfera. El nuevo modelo de autoconsumo favorece la autogeneración de energía eléctrica para el consumo propio, no para venderla y hacer negocio. Algo que debemos tener muy claro para no caer en extrañas quimeras. Sigue leyendo, si esto te interesa.
Menú de contenidos:

autoconsumo-españa

Fuente de la imagen: ©Robert Kneschke – Fotolia.com

Presente, pasado y futuro del autoconsumo en España

En 1997 se celebró en la ciudad de Kioto, Japón, una conferencia que reunió a representantes de todo el mundo, y en el que se estableció el compromiso para la reducción de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático y el calentamiento global. Desde entonces todos los países han empezado a aplicar, con menor o mayor énfasis, políticas destinadas a fomentar las energías renovables que no produzcan estos efectos, así como a frenar la generación y vertido a la atmosfera de gases que puedan perjudicar a la capa de ozono y/o aumenten el efecto invernadero. El pasado de la energía solar fotovoltaica en España era muy prometedor. Incluso a la fecha de la citada conferencia de Kioto éramos uno de los países con mayor cantidad de instalaciones fotostáticas. En el año 2008, España era uno de los países con más potencia fotovoltaica instalada de todo el mundo, con 2.708 MW instalados en ese año.

Sin embargo, las regulaciones legislativas que se hicieron posteriormente frenaron la proliferación de estas instalaciones y del autoconsumo. Dichas modificaciones en la legislación, que dificultaban de forma administrativa y económica las instalaciones particulares que vertían electricidad en la red, frenaron la construcción de nuevas plantas e instalaciones fotovoltaicas particulares en los años sucesivos. Así, en 2009 se instalaron tan solo 19 MW, en 2010 solamente se instalaron 420 MW y en 2011 la cantidad de 354 MW. La potencia instalada de energía solar fotovoltaica en España alcanzaba los 4672 MW a finales de 2014.

Tras la publicación del Real Decreto 244/2019, se abre en España el camino para que los particulares, principalmente, se generen su propia electricidad y puedan amortizar esa instalación en un tiempo razonable. Y todo ello sin tener que convertirse en empresa generadora de electricidad, darse de alta en el IAE y pagar impuestos por la venta de esa electricidad. Pero también han surgiendo voces que están avisando de una posible burbuja fotovoltaica, debido a la gran cantidad de solicitudes para construir instalaciones. Pero esto no es debido a los particulares que tienen intención de sumarse al autoconsumo, sino más bien a grandes proyectos de diferentes empresas que quieren entrar en el negocio de la electricidad. Ya que, a fecha de 30 de junio de 2019, había proyectos para instalar 196 GW en España, contando las solicitudes de puntos de acceso y conexión que ya tenían el permiso y las que lo acababan de solicitar.

Si el anterior dato se compara con los 167,8 GW que se había solicitado a REE a 30 de abril, significa que en el transcurso de tan solo dos meses, los permisos para instalar nuevas grandes platas de energía solar fotovoltaica u otras energías renovables ha aumentado alrededor de 30 GW. ¿Y cómo será el futuro de la energía solar fotovoltaica en España? Es muy difícil de decir. Evidentemente las energías renovables y entre ellas la energía solar fotovoltaica están abaratando sus constes, por lo que ya no tenemos la escusa de que es muy caso instalar paneles solares, siendo ya viable a corto plazo. Por eso, todo indica que si, que la energía solar, de la mano del autoconsumo y el autoconsumo colectivo es ya presente y futuro de España. Sin olvidar que las grandes empresas energéticas van a luchas para que sus clientes no se desconecten de la red.

Volver al menú de contenidos

Como ha mejorado la situación del autoconsumo

Podemos hablar de 5 grandes motivos que están favoreciendo el cambio de la mano de la nueva legislación.

1. Simplifica los trámites posibilitando un mayor ahorro económico

Teniendo en cuenta que esto es solo para los particulares, empresas o colectivos que quieran sumarse al autoconsumo, sin ser generadores-vendedores de electricidad, los tramites administrativos y permisos se han simplificado. Esto repercute en la documentación a preparar y por ende a el coste económico que esto representaba antes (proyectos, solicitudes, permisos, impuestos, etc..)

2. Simplifica la obtención de los permisos de acceso y conexión de las instalaciones de generación con potencia igual o inferior a 15 kW

Se considera que estas instalaciones son para dar suministro al propio consumo del interesado, en su vivienda o pequeña empresa o comercio. Y que su intención no es vender toda la electricidad, sino consumirla y ceder a la red, compensándola por la que consuma de aquella, sin hacer negocio.

3. Se introduce la figura del autoconsumo colectivo, no existente hasta la fecha

Se ha considerado a los habitantes de ciudades u otras circunstancias que no disponen de un tejado o jardín propio, sino compartido en una comunidad de propietarios o vecinos. De esta forma en las azoteas se pueden instalar paneles solares para consumo de los diferentes residentes y que la compensación de la electricidad vertida a la red sea compartida por todos. Algo que antes era más difícil de hacer.

4. Introduce un mecanismo de compensación de excedentes

Lo que sobra de la energía producida se puede verter a la red para instalaciones de hasta 100 kW obligando a la comercializadora a compensarlo en la factura.

5. Define el concepto de “instalación de producción próxima a las de consumo y asociada a las mismas”

Como ejemplo para aprovechar la energía producida por nuestro hogar siempre que la distancia no supere los 500 metros desde su instalación.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Situación actual del autoconsumo en España

Actualmente y gracias a la nueva normativa parece que se empieza a mover el mercado de las instalaciones fotovoltaicas en lo que a particulares y pequeñas instalaciones se refiere. El año 2018 se cerró con una potencia instalada total de 26.751 kW. Sólo contabilizando las pequeñas instalaciones que corresponden al autoconsumo. Liderando en potencia instalada e instalaciones Cataluña, con 300 instalaciones y una potencia de 6.340 kW. Seguida por Galicia con 86 instalaciones para 5.638 kW, y por detrás Andalucía con 268 instalaciones con 4.697 kW totales.

Potencia-Instalada

Fuente de la imagen: Hogarsense.es (con datos de EnerAgen)

Por otro lado, podemos ver el efecto que tuvo la anterior normativa, ya que en 2016 aún entraron en funcionamiento bastantes instalaciones, que aportaron al sistema más de 14.000 kW. Entendemos de proyectos que ya tenían su autorización y se empezaron a construir con anterioridad. Y se observa un frenazo en los años 2017 y 2018. Principalmente debido a la normativa muy restrictiva que existía para las pequeñas instalaciones de autoconsumo.

evolucion-potencia-instalada

Fuente de la imagen: Hogarsense.es (con datos de EnerAgen)

¿Estás pensando en utilizar la energía solar en la vivienda y quieres un presupuesto para una instalación? Nosotros te ayudamos a conseguir varios presupuestos.

Volver al menú de contenidos

¿Cómo afecta a nuestros hogares?

Además del ahorro que supone el autoconsumo colectivo o individual, la nueva situación trae consigo varias consecuencias que afectan al modelo energético nacional, y también a los interesados en apostar por el autoconsumo. Por un lado, el autoconsumo en España hace uso de la energía solar, que es limpia, inagotable y gratuita Por otro lado, se reducen los costes de la ampliación de las redes de suministro, sobretodo de las líneas de alta tensión para el transporte a grandes distancias. Ya que la idea fundamental el producir la máxima cantidad de electricidad allá donde se consume, es decir, producirla y consumirla en nuestra propia vivienda, o en las cercanías.

Otro aspecto a considerar es que al ser la fuente primaria de energía el sol, estamos favoreciendo la disminución de contaminación atmosférica por emisión de gases de combustión. El cuarto factor que podemos considerar es el menor efecto de los problemas de la red eléctrica, averías, sobreconsumos, etc. Si cada persona se genera su electricidad no nos afecta los problemas que haya en una línea de alimentación a 100 km. Un factor importante a tener en cuenta es que los precios de esta tecnología, de la energía solar, han descendido mucho, siendo realmente competitiva con otras tecnologías como la hidráulica o la nuclear. Y un ultimo factor que podemos comentar en la posibilidad que acceder a alguna subvención, en función del lugar donde vivamos y queramos instalar las placas solares fotovoltaicas.

Característica

Beneficio

Energía renovable

La energía primaria es la energía solar, que es limpia, ilimitada y gratuita.

Ahorro

Permite compensar la electricidad que nos sobra y que cedemos a la red, para reducir la cantidad que pagamos por la que consumimos del sistema.

Menos contaminación

Reduce la dependencia de los combustibles fósiles, cada vez más escasos y con un precio más elevado.

Cuidado del Medio Ambiente

Respeta al medio ambiente, al reducir el consumo de combustibles fósiles.

Independencia de la red eléctrica

No nos afectan las averías de las líneas de alta tensión, o minimiza esos problemas.

Instalaciones económicas

El precio de la energía solar ya es muy competitivo, y tiene unos precios realmente asequibles.

Subvenciones

Posibilidad de acceder a subvenciones que nos ayuden a cubrir parte de los costes de la instalación.

Volver al menú de contenidos

Inicio de una nueva era: posibles escenarios en España

Según el informe de Economics for Energy, elaborado en 2017, se establecen dos horizontes de estudio, el año 2030 y el año 2050. Evidentemente para el segundo, la incertidumbre es mayor pero ya se marcan unas posibles incidencias que el autoconsumo tendrá. Así, se comenta que son dos los factores socioeconómicos que más afectan al estudio en lo que a España se refiere: el demográfico y crecimiento económico. Se estima que a partir de 2015 habrá un incremento anual de la población de un 0,3% hasta 2050. Al mismo tiempo, se prevee un incremento del PIB de un 1,5% cada año hasta 2050, siempre basándose en los datos de 2015.

Teniendo en cuenta los objetivos de descarbonización, España esta siguiendo lo indicado por la Comisión Europea, es decir, un 40% de reducción ara el 2030, y un 95% de reducción para el 2050, en ambos casos con respecto a los niveles de 1990. Respecto al mix de generación de energía, se prevé que el sistema a 2030 mantenga las centrales nucleares, pero haya desterrado el carbón. Y en cuento a las energías renovables, fundamentalmente la solar fotovoltaica, aumentan su contribución en gran medida, también aparecen los biocombustibles. Mas concretamente en el sector eléctrico, se observa que en 2030 se necesita la instalación de 7 GW de energía eólica y 30 GW de solar fotovoltaica para cumplir con los objetivos de descarbonización.

Ya para el 2050, el sistema eléctrico debe descarbonizarse totalmente, lo que supone básicamente que sean la energía solar fotovoltaica y la eólica las que produzcan la mayoría de la electricidad. Para una potencia requerida, que se estima en 900 para la eólica y 98 GW para la energía solar fotovoltaica.

Artículos relacionados que te pueden interesar:
Este artículo ha sido escrito por: Marcos Carbonell, Redactor de www.HogarSense.es