Registro de empresa

¿Qué cosas debes saber al instalar placas solares?

Las nuevas normativas de protección del medio ambiente, además de las adecuadas condiciones meteorológicas que tenemos en España, están impulsando el uso de la energía solar. La instalación de placas solares no solo tiene beneficios para el planeta y sus recursos naturales, sino que también supone un ahorro importante en las facturas. La complejidad de una instalación solar no es demasiado elevada, pero sí debemos asegurarnos de que nuestra vivienda cumple con una serie de requisitos.
Menú de contenidos:

Instalación-de-placas-solares-fotovoltaicos-o-termicos

Fuente de la imagen: ©ContenidosClick.es

¿Cómo hacer una instalación solar?

La situación en España con respecto a la instalación de placas solares está todavía lejos de alcanzar las cifras que manejan otros países como Alemania, país número uno en instalar paneles solares. A pesar de que sus condiciones climatológicas nada tienen que envidiar a las nuestras. Tras años de lucha, el “Impuesto al Sol” quedó derogado en nuestro país. De esta manera, desaparecían los peajes y los cargos por el autoabastecimiento. En España, el interés se ha centrado en la recaudación de impuestos, que a través de las facturas de la luz supera el 50%. Por ello, no se ha potenciado nunca el autoconsumo.

Aunque supone un ahorro energético para el planeta y una reducción de las facturas, es Europa es quien dicta las normas en esta partida, y la realidad es que debemos dirigirnos hacia un futuro más verde. El Acuerdo 20/20/20 nos obliga a aumentar las energías renovables en un 20%, al tiempo que se reduce el uso de los combustibles fósiles, también en un 20%. Lo más probable es que no lleguemos a este objetivo para el 2020, pero la instalar paneles solares es definitivamente uno de los caminos a seguir. Para que instalar paneles solares sea factible, nuestra vivienda debe estar orientada hacia el sur, o al menos parcialmente. De este modo, podremos aprovechar mejor la radiación solar.

Dado que se utiliza la radiación solar, la zona del mediterráneo, así como el sur del país, son las áreas más indicadas. No obstante, Alemania ha demostrado que son factibles incluso en zonas nubosas. El rendimiento de una instalación de placas solares fotovoltaicas se sitúa alrededor del 20% actualmente. Para las térmicas, que generan calor, se sitúa por encima del 80%. Aunque este depende de varios factores.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

¿Cómo instalar paneles solares?

Para la instalación de placas solares en nuestra vivienda, primero debemos decidir qué tipo de paneles nos conviene colocar. Podemos distinguir entre los paneles térmicos, una instalación de paneles fotovoltaicos, o los más novedosos paneles solares híbridos. La energía solar térmica suele utilizarse para obtener agua caliente sanitaria y/o calefacción, ya que esta instalación solar funciona almacenando calor. Sin embargo, una instalación de placas solares fotovoltaicas tiene la capacidad de generar electricidad a partir de la radiación solar. Por este motivo, instalar paneles solares de este tipo es adecuado si queremos disponer de calefacción o refrigeración. Pero las placas solares híbridas, generan electricidad, al mismo tiempo que calientan agua, lo que las hace un poco más interesantes.

Cada instalación solar consta pues de partes diferentes, ya que el funcionamiento de cada opción también lo es. Así, los componentes de una instalación de placas solares fotovoltaicas son: el módulo solar fotovoltaico, que consta de los paneles en sí; el regulador de carga; la batería; el inversor, que es el que transforma la corriente continua en alterna y los soportes. Además de estos, también podemos encontrar en una instalación solar fotovoltaica los microinversores y los maximizadores de potencia.

Al instalar paneles solares térmicos, la tecnología que se utiliza es mucho más sencilla que la anterior. Los componentes que forman parte de esta instalación solar son menos, y el funcionamiento es también más simple. Los componentes de una instalación de placas solares térmicas son, en primer lugar, los captadores solares, que son los encargados de recoger la radiación solar. En estos paneles se calienta un fluido que es el encargado de transportar el calor. Una vez caliente, circulará por el circuito de tuberías interno. Otros componentes de la instalación solar térmica son el intercambiador, donde se realiza la transferencia; el acumulador, donde se acumula el calor; las bombas, que permiten que el fluido circule por la instalación solar, y por último el vaso de expansión y el panel de control.

Volver al menú de contenidos

Guía para una correcta instalación de paneles solares

1. Comenzamos por el tejado

Aunque dice el dicho que no se puede comenzar una casa por el tejado, en el caso de la instalar paneles solares, es este el que nos interesa. Para la instalación solar, los paneles pueden colocarse sobre cualquier tipo de tejado, y se aprovechará la inclinación natural que tenga. De esta manera, tanto si nuestro tejado es de tejas como si se trata de una azotea, no tendremos problemas para instalar los paneles solares. En la actualidad, podemos encontrar también las llamadas tejas solares. En lugar de instalar paneles solares, ellas mismas realizan la función de los captadores. Su disponibilidad es todavía hoy limitada, pero ya es posible reservar estas tejas de Tesla para España por algo menos de 1.000€.

Además de la instalación de placas solares tradicional y estas tejas, nuevos productores están emergiendo. Una startup estadounidense ha desarrollado un tejado que es un 30% más barato que las tejas de Tesla. Con cinco capas de células solares policristalinas, cuentan con una eficiencia elevada y una vida útil muy larga. Si nos decantamos por la instalación de placas solares, los paneles deben buscar la orientación sur. De este modo, podemos aprovechar mejor la radiación solar durante todo el día y durante todo el año. La instalación solar en sí también puede diferir entre la fotovoltaica y la térmica, como hemos visto anteriormente.

2. Sistemas de seguimiento

Cuando las placas solares están expuestos a la luz solar, el “ángulo de incidencia”, que es como se conoce al ángulo con el que los rayos llegan a la superficie de la placa solar, es determinante del rendimiento de la placa solar, es decir, de lo bien que la placa solar convierte la radiación en electricidad. Cuanto más perpendicular sea el ángulo, más energía produce el panel fotovoltaico. Los seguidores solares son mecanismos que orientan los paneles fotovoltaicos de manera que su superficie forme 90˚ con los rayos solares. Y hacen que los paneles solares se vayan moviendo siguiendo la trayectoria del sol, como si fueran girasoles.

Un sistema de seguimiento solar maximiza la producción de electricidad de la instalación solar fotovoltaica mediante el movimiento de los paneles solares para que sigan la trayectoria del sol durante el día, lo que optimiza el ángulo con el que los paneles reciben la radiación solar. Aumentando el rendimiento de la instalación solar. Y al anochecer el sistema de seguimiento vuelve a mover los paneles solares, para orientarlos hacia el Este, por donde unas horas más tarde volverá a salir el sol. Los seguidores solares son típicamente usados para grandes instalaciones solares y emplazadas sobre el terreno, e instalaciones solares autónomas como los árboles solares o también llamados “Smartflowers”.

3. Montaje e instalación

El montaje y la instalación de placas solares no tiene una gran complejidad. Todo dependerá en gran medida del tamaño de dicha instalación solar. Cuanto mayor sea o más elevado sea el número total de módulos, mayor complejidad tendrá el instalar paneles solares. Como ya hemos dicho anteriormente, debemos distinguir entre una instalación solar fotovoltaica y una instalación solar térmica. De esta manera, habrá diferencias entre cada instalación de placas solares por sus componentes varían entre sí.

En el caso de la instalación de placas solares fotovoltaicas, estas pueden ser monocristalinas o policristalinas. La diferencia entre ambas es bastante poca a la hora de realizar la instalación solar, por lo que la complejidad será la misma. La instalación no es excesivamente complicada, aunque sí debemos tener ciertos conocimientos de electricidad a la hora de conectar los diferentes componentes, como el inversor, el cargador, más aún si tenemos que hacer una conexión al cuadro eléctrico. En este caso, si o si, tenemos que contar con un electricista titulado.

En el caso de un una instalación de placas solares térmicas puede ser de tres tipos: baja, media y alta temperatura. Para una vivienda de tamaño medio, suele bastar con la primera instalación solar. La complejidad de este tipo de instalaciones es mayor que en las fotovoltaicas, ya que al ser circuitos con fluidos debemos asegurarnos que la instalación es estanca, y los elementos de seguridad para evitar roturas por sobre-temperaturas y sobrepresiones funcionan correctamente. Además, intervienen más elementos que deben trabajar coordinadamente. La bomba de circulación debe activarse cuando al menos una de las electroválvulas este abierta, para dejar paso el líquido caloportador, cuando las sondas de temperatura indique temperatura elevada, la centralita debe activar la bomba circuladora y abrir las electroválvulas, etc..

A pesar de tener ciertos conocimientos y tener a tu disposición manuales y videos demostrativos para relizar este tipo de instalaciones, te recomendamos que siempre debes contactar con un profesional, y más aún si tienes dudas con respecto al montaje y la instalación de placas solares. Así, podrá también asesorarte con respecto a qué tipo de instalación solar es la más adecuada para nuestra vivienda.

¿Te parece interesante la información que te ofrecemos? ¿Estas pensando en instalar paneles solares?, pues nosotros te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

4. Protección y mantenimiento de la instalación de placas solares

El mantenimiento de una instalación solar es relativamente sencillo, de ahí su comodidad. La suciedad que suele acumularse consiste en el polvo y en otras partículas que están en el ambiente. La limpieza de los paneles puede realizarse con un trapo mojado en agua y algún jabón neutro. O también utilizar algún producto específico. Las condiciones meteorológicas pueden afectar al rendimiento de las mismas, igual que sucede con el polvo. No obstante, no es necesario revisar los paneles constantemente; basta con hacerlo semestralmente o anualmente. Además de la suciedad superficial también debemos revisar que todos los componentes funcionan correctamente. De lo contrario, la eficiencia se verá afectada y el rendimiento también será menor.

¿Y qué pasa con su protección?

En cuanto a la protección de los diferentes elementos de la instalación es conveniente realizar un seguimiento continuo con una cadena string, que permite una rápida detección de fallos, como pérdida de salida, o problemas en un determinado panel y, por lo tanto, minimizar el gasto energético y ampliar la duración del sistema fotovoltaico. En cuanto a la protección frente a rayos, las instalaciones fotovoltaicas disponen de varias posibilidades de proteger sus cargas añadiendo dispositivos en las zonas estratégicas de intercambio de electricidad. Una de las más comunes son los descargadores de sobretensión, que sirven para proteger generadores, transformadores o motores, entre otros, de sobretensiones tanto externas, como los rayos, como internas. Sus características los hacen perfectos para instalaciones de media tensión.

Instalar paneles solares requiere de un cierto cuidado si queremos prolongar su vida útil. Avisar a un técnico desde que detectemos alguna anomalía o descenso en el rendimiento, así como verificar los componentes externos e internos nos ayudará a seguir beneficiándonos de estas instalaciones. En el caso de las instalaciones solares térmicas si necesita de algo más de mantenimiento, y este es más complicado, necesitando de la actuación de un técnico especialista, que se asegurará que la cantidad de líquido anticongelante es la adecuada y no se ha deteriorado con el tiempo, que las protecciones contra sobrepresiones funcionan correctamente y la bomba circuladora no tiene ningún problema. Para proteger la instalación necesitaremos vasos de expansión, todo tipo de valvulería para facilitar el escape de aire o burbujas, e incluso de disipadores de calor para el posible sobrecalentamiento por altas temperaturas.

Volver al menú de contenidos

5. Combinar una instalación solar con otros sistemas de calefacción

En este aspecto, cabe mencionar que una instalación solar fotovoltaica funciona de forma independiente, generando electricidad que luego utilizaremos en los electrodomésticos que queramos, y por lo tanto se podrá combinar con cualquier equipo que funcione con electricidad. Por el contrario, las placas solares térmicas, si tendrán una aportación más beneficiosa según que otros sistemas incorporemos. No debemos olvidar, que un sistema solar térmico es siempre un apoyo, o si se prefiere, necesitará de un apoyo de otra instalación, ara esos días en que el sol no puede llegar hasta nosotros, por motivos de nubosidad, etc.

  • Para una instalación solar fotovoltaica:
Con bomba de calor Con aire acondicionado Con emisores calor azul
Sistema casi completamente renovable. Sistema casi completamente renovable. Sistema casi completamente renovable.
Elimina por completo la necesidad de utilizar otros sistemas de abastecimiento. elimina por completo la necesidad de utilizar otros sistemas de abastecimiento de calefacción. Reducción alta de las emisiones de CO2.
Excelente eficiencia. Excelente eficiencia. Excelente eficiencia.
Reducción muy alta de las emisiones de CO2. Reducción muy alta de las emisiones de CO2. Reducción muy alta de las emisiones de CO2.
Solución integral para agua caliente sanitaria y calefacción. Se necesita un sistema para el Agua Caliente Sanitaria. Solución integral para calefacción.
  • Para una instalación solar térmica:
Con bomba de calor Con caldera de gas o de biomasa Con suelo radiante Con fancoils
Sistema casi completamente renovable. Si utilizamos gas, continuamos utilizando combustibles fósiles, por lo que la contaminación no se reduce como al elegir la biomasa. Combinación ideal puesto que ambos trabajan a baja temperatura. Combinación ideal puesto que los fancoils pueden trabajan a baja temperatura.
Elimina por completo la necesidad de utilizar otros sistemas de abastecimiento. Posibilidad de obtener calefacción y agua caliente sanitaria. Gran ahorro en el consumo de las facturas. Al utilizar la red eléctrica, las necesidades de energía son bajas. Gran ahorro en el consumo de las facturas. Al utilizar la red eléctrica, las necesidades de energía son bajas.
La bomba de aire o agua. Reducción del consumo hasta en un 50%. Reducción de la contaminación ambiental al no utilizar combustibles fósiles. Reducción de la contaminación ambiental al no utilizar combustibles fósiles.
Solución integral para agua caliente sanitaria y calefacción. Alto rendimiento en cualquier condición meteorológica. Alta eficiencia energética y elevado rendimiento. Alta eficiencia energética y elevado rendimiento.

Nota: Precios orientativos, a fecha de la publicación de este artículo.

Este artículo ha sido actualizado por última vez el 15/04/2019

Artículos relacionados que te pueden interesar: