Registro de empresa
Actualizado: 4 dic. 2019

Claves para elegir el mejor radiador

A la hora de comprar o sustituir el radiador que tenemos como sistema de calefacción en casa, es necesario tener unos cuantos puntos en consideración. A pesar de haber muchos factores, los cuales pueden jugar un papel importante en la elección, hay unos cuantos de suma importancia que te ayudarán con la elección. No debemos olvidar que los radiadores son imprescindibles en la mayoría de los casos en la instalación de una calefacción completa.Pero ¿Sabes cuál es el mejor radiador? ó ¿la potencia necesaria en tu hogar?, a continuación te lo contamos todo.
Menú de contenidos:
  1. 1. Según las características de la vivienda
  2. 2. Según la potencia necesaria en la vivienda
  3. 3. Otros factores que debemos tener en cuenta de la vivienda
  4. 4. Según el tipo de termostato

Claves para elegir el mejor radiador para el hogarmejor-radiador

Fuente de la imagen: ©Fotolia.com

1. Según las características de la vivienda

Antes de pensar en un radiador, tienes que pensar en la instalación que tengas en el hogar, por si quieres hacer el reemplazo por una igual. No olvides que si tienes una caldera de gas, necesitarás un radiador de agua. En el caso de nuevas viviendas o nuevas instalaciones la característica de la vivienda es de suma importancia, y es por ello que queremos dividirla en los siguientes puntos:

Hogar con más de 4 habitaciones

Este tipo de hogares requiere de un sistema de calefacción con más potencia ya que, se deben calentar más espacios. Una caldera de gas es uno de los sistemas más utilizados al consumir más energía. Debemos pensar en los costes de la misma y por el momento para este tipo de hogares el gas es una de ellos. Para ello necesitarás la instalación de los radiadores de agua, que estarán conectados a la caldera directamente y proporcionarán un gran confort en las habitaciones.

Hogar con más de 4 habitaciones en regiones muy frías

La mejor opción para regiones frías es, también, la instalación de radiadores de agua. Sin embargo como complemento en habitaciones a las que no se le de mucho uso, se recomienda las calderas eléctricas y de esta forma, minimizar los costes de energía. Ya que los radiadores eléctricos serán menos utilizados que los radiadores de gas, estarán instalados en las habitaciones donde se requiera más demanda de calor.

Hogar pequeño con menos de 4 habitaciones

En este tipo de casas se utilizan por lo general ambos radiadores; los eléctricos y los de agua. Sin embargo, en caso de que la casa no necesite de mucha calefacción, bien sea por la cantidad de metros cuadrados o por su ubicación geográfica, los radiadores eléctricos pueden resultar una decisión acertada.

Pisos

Para los propietarios de pisos, en caso de no contar con una instalación central de calefacción (Muchos cuentan con uno de gas), los radiadores eléctricos o los de gas serán suficientes para calentar los mismos. Debemos tener en cuenta que la instalación de los modelos más apropiados en relación a calidad – tamaño.

Volver al menú de contenidos

Te parece interesante la información que te ofrecemos. Si estas pensando en cambiar tu sistema de calefacción y te has decidido por instalarte unos radiadores, te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

2. Según la potencia necesaria en la vivienda

Hay muchas formas de calcular la potencia calorífica necesaria en las estancias de nuestra vivienda. Para poder calcular los Vatios (W) necesarios te recomendamos tener apuntado algunos datos importantes como: la superficie de la estancia (m²), la orientación de la vivienda, su nivel de aislamiento y la zona climática en la que se encuentra.

Nota: El resultado de la fórmula de cálculo será aproximado e indicará la potencia en vatios que necesita tu vivienda en calefacción. Esta ecuación puede tener una variación entre 60 - 120 w/m².

Fórmula de cálculo

Esta fórmula será válida para estancias que no tengan más de 2,5 metros de altura:

Potencia requerida (W)= A x B x C x D x 85

A: Será el espacio que tenemos destinados a calentar (m²)

B: Es la orientación de la vivienda, en caso de que reciba más rayos solares o menos. Para ello. te dejamos a continuación los valores dependiendo de la misma (coeficiente):

Norte Sur Este Oeste
1,12 0,92 1 1

C: El aislamiento que tiene nuestra vivienda. Con un mal aislamiento se tienen perdidas de energía. Mientras menos aislamiento tenga, mayor será el consumo de calefacción. Para ello existen los siguientes valores:

Buen aislamiento Aislamiento sencillo Sin aislamiento
0,93 1 1,10

D: La zona climática en la que se encuentra ubicada nuestra vivienda (coeficientes):

Zona A Zona B Zona C Zona D Zona E
0,88 0,95 1,04 1,12 1,19

Un truco bastante fácil para calcular la potencia del radiador eléctrico puede ser el siguiente:

  • Los radiadores eléctricos son 100% eficientes, lo que significa que toda la electricidad consumida es convertida directamente en calor.
  • Para calcular la potencia necesaria de un radiador eléctrico, calcula unos 80 W por cada m² y suma un 30% más al resultado.
  • Para calentar un espacio de 20 m² se necesita uno o más radiadores de al menos 1.660 W.
  • Para calentar un espacio de 5 m² se necesita un radiador de unos 550 W.

Volver al menú de contenidos

3. Otros factores que debemos tener en cuenta de la vivienda

Para el cálculo correcto de la potencia del radiador es necesario tener otros puntos en consideración y que, tienen que ver directamente con la vivienda y las condiciones de la misma:

Año de la construcción del edificio

Recuerda que la mayoría de las viviendas construidas en la actualidad, cuentan con un buen aislamiento. Para ello, es necesario conocer las condiciones de aislamiento del edificio o casa, y en lo posible, hacerle cambios. En caso de que el edificio tenga perdidas térmicas, se recomienda comprar un radiador con más potencia para subsanar esta disminución de calor.

Edificio

La potencia necesaria de los radiadores podrá variar en caso de tratarse de un piso. Te recordamos que, no es lo mismo vivir en un primer piso que en un cuarto piso. Ya que si tenemos vecinos arriba y abajo, nuestro piso se mantendrá más caliente y será necesario menos potencia de los radiadores en este caso.

Casas o pisos con mucha luz solar

Si nuestro piso o casa tiene mucha claridad gracias a los rayos de sol, la potencia que necesitaremos en el radiador podrá disminuir en un 10 - 15 %, ya que las paredes suelen calentarse más rápidamente por la ayuda de los rayos solares.

La elección de un buen termostato

Los termostatos son aquellos dispositivos que mantienen la temperatura del electrodoméstico o máquina, dentro de unos límites de seguridad fijados por los usuarios. La instalación de termostatos en los radiadores, es una practica muy común, y representan hasta un 30 % de ahorro en la factura de gas o electricidad.

Volver al menú de contenidos

4. Según el tipo de termostatos

El termostato mecánico: regula la temperatura a través de un sistema mecánico. Este tipo de termostatos no se utilizan mucho en la actualidad, ya que han sido reemplazados por termostatos más modernos.

Termostato digital: los sensores de este tipo son eléctricos y no mecánicos. Hoy en día son los más utilizados y de mejor rendimiento.

El cronotermostato: como su propio nombre indica, además del control de la temperatura, permiten programar funciones, temperaturas, días, horas, semanas, ajustar hora de encendido y apagado (por ejemplo si la casa o comercio va a estar vacío durante unos días u horas) y crear perfiles diferentes de climatización. Representan un mayor ahorro en comparación a los termostatos digitales.

Termostatos inteligentes: con estos podemos programar los radiadores a través de nuestros móviles sin necesidad de encontrarnos en casa. Una buena elección si se busca confort y estabilidad térmica.

Al momento de la elección del radiador, te recomendamos tener todos estos puntos en consideración, y no solamente dejarnos llevar por la potencia de los mismos. Muchas veces será recomendable hacer un aislamiento previo de la vivienda y posteriormente la elección del mismo, bien sea eléctrico, de gas (agua caliente) o de aceite.

Artículos relacionados que te pueden interesar:
Este artículo ha sido escrito por: Christian Abele, Redactor de www.HogarSense.es