Registro de empresa

Tres tipos de radiadores: de agua, eléctrico y de aceite

Todos pensamos que hay muchos tipos de radiadores diferentes, pero si somos concretos, debemos destacar que actualmente se comercializan tres tipos: radiadores de agua, eléctricos y de aceite. Quizás los tres sean conocidos por ti, pero muchos desconocemos en que caso, para cuál vivienda es más apropiado cada sistema y dependiendo de la zona geográfica. Son dudas que le surgen a cualquiera y que en este artículo te explicaremos más detalladamente.
Menú de contenidos:

radiador-de-agua-eléctrico-de-aceite

Fuente de la imagen: ©Golden Zikorka - Fotolia.com

Tipos de radiadores más comercializados

Radiadores de agua

Sin duda alguna son equipos muy extendidos en nuestro país. Y no es para menos ya que los precios del gas son muy accesibles en la actualidad y con el gas calentamos el agua de los radiadores. Sin embargo no tiene que ver con los precios de este combustible, sino también a la potencia que tienen los radiadores que funcionan con gas y que están en la capacidad de brindar el confort necesario para el consumidor final.

Radiadores eléctricos

Son los equipos más comercializados después de los radiadores de agua. Además, no necesitan de obras para su instalación. Solamente basta con un par de soportes pegados a la pared y una toma de corriente eléctrica cercana. Sin embargo menos ahorrativos que los de agua „gas“ ya que la electricidad o los precios de la misma suele ser bastante elevados.

Radiadores de aceite

Funciona exactamente igual que los radiadores de electricidad pero se diferencian, como su propio nombre indica, que tienen aceite dentro de su sistema. Lo cuál hace que los equipos sean bastante potente. Aún así cuentan con la desventaja de que también necesitan de electricidad para funcionar y esto aumenta sus costes.

Volver al menú de contenidos

Mejor radiador según la vivienda

Ahora que ya conocemos un poco acerca de los tres tipos de radiadores lo más importante es conocer que tipo de radiador es más conveniente para cada tipo de casa. No debemos olvidar que España cuenta en la actualidad con aproximadamente unos 27 millones de casas o pisos y que de estas, por lo menos un 65 % cuenta con un sistema de calefacción. Para poder entender que tipo de radiador es mejor para nuestra vivienda vamos a hablar a continuación de condiciones de cada tipo de vivienda.

1- Casa Individual

El sistema más utilizado en las casas individuales es la caldera de agua, ya que las casas individuales suelen tener más demanda de calefacción y las calderas de agua son ideales para estas. Es importante tener en cuenta la instalación que se tiene en casa, en caso de tener una caldera de gas, las calderas de agua son las que nos darán más ahorro al final del año. Respecto a las calderas eléctricas, son sistemas que también se utilizan mucho en las casas individuales, en especial cuando no se cuenta con una instalación o suministro de gas. Ya que no necesitaremos de ningún tipo de obras. La tendencia con los sistemas eléctricos ha aumentado considerablemente en los últimos años en las viviendas individuales y si se cuenta con tarifas buenas eléctricas y zonas geográficas no tan frías, los radiadores resultarán una excelente opción. En el caso de los de aceite, a pesar de ser muy similares a los radiadores eléctricos, y de no requerir de obras, no los aconsejan los expertos. Ya que tardan por lo general más en calentar y las casas individuales necesitan de sistemas que calienten rápidamente las habitaciones.

2- Adosado

Las casas adosadas son casas que suelen estar mejor aisladas ya que en la mayoría de los casos o tienen una casa a cada lado, o por lo menos en uno de los lados. Esto ayuda mucho a que la casa se mantenga más caliente. En este tipo de casa lo más recomendable es tener instalados radiadores de agua y aprovechar al máximo la temperatura de estos. Los sistemas eléctricos se pueden utilizar en casas adosadas siempre y cuando la casa no se deba calefactar mucho. Siempre pensando en el consumo.

Aun así, si aprovechamos de alguna forma el aislamiento y el calor de las dos casas continuas, los radiadores eléctricos pueden generar rendimientos muy elevados y no necesitaremos obras para la instalación de las calderas de gas. Los radiadores de aceite también pueden resultar una buena opción si lo utilizamos esporádicamente, sin embargo en la mayoría de las casas adosadas en España el sistema más utilizado es el de los radiadores de gas y suele compartirse el suministro con las demás casas de la comunidad.

3- Pisos

La calefacción por la estructura como está conformado un piso es mucho más sencilla y en España muchos de los pisos cuentan con un sistema de calefacción centralizado. Los radiadores de gas suelen ser bastante potentes. Pero en este tipo de construcción no se recomiendan en su totalidad ya que se trata de un sistema centralizado. Los radiadores eléctricos son la mejor solución para los pisos y a pesar de que tienen un mayor coste por funcionar con electricidad, son equipos que se pueden instalar muy fácilmente y en cualquier lugar del piso donde se necesite de más calefacción. También se puede instalar en diferentes habitaciones y no necesariamente debe ser en todas, sino en este caso en las principales.

Los radiadores de aceite son también equipos que se adaptan a la perfección en los pisos y que gracias a los termostatos que tienen instalados se puede obtener el calor necesario. Sin embargo debemos tener en cuenta que, los mismos funcionan con electricidad y por ello es necesario una calefacción responsable para poder disminuir los costes de electricidad.

4- Vivienda vacacional

De cada 10 personas en España 1 cuenta con viviendas vacacionales. En las viviendas vacacionales necesitamos de calefacción en temporadas cortas lo que significa un gran ahorro en la energía destinada para la misma. Los radiadores de agua en una vivienda vacacional no suelen ser los más apropiados por la seguridad del mismo, ya que el tiempo que solemos pasar en él es mucho menor y se necesitaría de una vigilancia de los sistemas periódicamente. A parte de ello, la instalación de los radiadores de agua necesitan de una caldera de gas y en muchos lugares vacacionales no se cuenta con el suministro del gas directo, lo que supondría más gastos en la instalación.

Con radiadores eléctricos se puede cubrir a la perfección la energía requerida en el tiempo en que habitemos la misma y son mucho más controlables en relación a los costes ya que los podremos tener desenchufados mientras no se encuentre habitada la vivienda. Los radiadores de aceite, presentan exactamente las mismas ventajas que los radiadores eléctricos en las viviendas vacacionales y se pueden instalar muy fácilmente y gozar de los extras que estos suelen tener incluidos. Los expertos recomiendan que se instalen este tipo de sistemas en las habitaciones principales de las viviendas vacacionales y que se utilicen de una forma responsable para lograr un consumo mucho menos elevado y reducir los gastos que son producidos por la calefacción. A parte de ello, solamente tenerlos conectados a una red eléctrica mientras permanecemos en las viviendas.

Volver al menú de contenidos

Otros tipos de radiadores muy comunes

  • Radiador toallero:

Son sistemas muy extendidos en la actualidad y realmente presentan ventajas que debemos aprovechar. Son sistemas diseñados para los cuartos de baños y que tienen doble uso. El primero de ello es una calefacción eficiente en el cuarto de baño y la segunda de ella para el secado de las toallas o ropa. Una alternativa para la mayoría de las viviendas que se debe tener en consideración.

  • Radiador eléctrico de pared:

Muchos expertos aseguran que hoy en día son uno de los radiadores más instalados y todo ello se debe a la facilidad de instalación de los mismos. Ya que solamente se deben instalar con sujetadores a la pared y con una corriente eléctrica cercana. Una alternativa para muchas viviendas en las que no se quieran realizar obras y donde la temperatura es más amigable que en otras regiones.

  • Radiador azul:

Muchos comercios hablan frecuentemente de los radiadores de calor azul, y debemos destacar que no tienen nada en particular. Sin embargo cuentan con extras como termostatos de alta precisión que pueden ayudar a tener mejor control con el consumo energético de una casa o piso.

Radiador toallero Radiador eléctrico de pared Radiador azul
  • Excelente para todo tipo de cuartos de baños
  • Equipos de muy fácil instalación
  • Extras que ayudan con el ahorro
  • Suelen ser equipos que brindan un gran confort
  • Los hay muy ahorrativos en la actualidad
  • Tardan más en calentar pero duran más tiempo calientes después de apagarlos
  • Tienen un diseño bastante agradable para la vista
  • Diseños novedosos
  • Son equipos más caros pero su diseño es mejor que los radiadores habituales
Este artículo ha sido redactado por: Christian Abele, redactor www.HogarSense.es