Registro de empresa

Calefacción eléctrica o de gas: ¿cuál es mejor?

¿Gas o electricidad? La calefacción eléctrica, a diferencia del gas, es buena alternativa en lugares con climas templados o mayormente cálidos. Además, para pisos pisos pequeños que pueden calentarse de manera fácil y rápida. Por el contrario, la calefacción de gas, es más eficaz y asequible que la electricidad como sistema de calefacción y suele recomendarse para zonas frías o muy frías y viviendas grandes o que tiendan a calentarse de manera más lenta. Así todo, hay que tener en cuenta otros factores de nuestra vivienda, para saber cual de las dos se adaptaría mejor. A continuación te damos todas las claves de la calefacción eléctrica y de gas.
Menú de contenidos:

Consumo según el tipo de vivienda

Desde un punto de vista del consumo diario, cuando comparamos la calefacción eléctrica y la de gas, los expertos aseguran que la calefacción de gas natural es más económica que una calefacción que funcione con electricidad. Esto se debe a que la calefacción de Gas Natural no es sólo más eficiente sino que el precio del gas es más asequible que el de la electricidad. Así todo, ambas tecnologías evolucionan constantemente y la eficacia como el rendimiento de ambos sistemas son mucho mayores que los de hace un par de años atrás.

calefacción-eléctrica-o-de-gas

Fuente de la imagen: ©Evgen - Fotolia.com

En el caso de la calefacción de gas, los aparatos que se utilizan con más frecuencia para la calefacción con gas natural son los radiadores de agua. Este sistema calienta el agua a través de la caldera y posteriormente corre a través de los radiadores que se encargan de calentar las habitaciones de nuestra vivienda. Referente a las calefacciones eléctricas se utilizan diferentes sistemas que van desde Split (aire caliente – frío), suelos radiantes, bombas de calor o los aparatos de climatización. Dependiendo de cada uno de los sistemas, la inversión inicial al igual que la eficiencia varía mucho.

  • Gas natural para casas grandes y un clima bastante frío

El gas natural suele ser más asequible y eficaz en España que la electricidad. Sin embargo dependerá mucho de las circunstancias que nos rodean. Por ello es importante tener en cuenta si tenemos acceso a la red de gas naturalizado en nuestra comunidad ya que en el caso de casas aisladas o entornos rurales no es asequible y por lo tanto esta opción no sería la mejor solución. Además, los expertos recomiendan sistemas de calefacción de gas para casas grandes y ambientes bastante fríos en España ya que se ha comprobado que dan mejores resultados. En el caso de pisos pequeños o climas cálidos, no solamente debemos pensar en lo que calientan sino también en el coste de la instalación, el mantenimiento y el precio de la caldera.

  • Calefacción eléctrica para pisos pequeños y climas más cálidos

A diferencia de la calefacción a gas, la calefacción eléctrica puede resultar una de las mejores opciones en lugares donde el clima sea más cálido o en pisos pequeños que se calienten más fácilmente que espacios muy grandes. Los expertos recomiendan, además, la calefacción eléctrica para segundas viviendas. Ya que al tratarse de viviendas menos habitadas, tenemos un consumo de energía en momentos puntuales.

Para entender un poco mejor el gasto que nos supondría decantarnos por uno u otro sistema, en la siguiente tabla, podemos apreciar el consumo de los diferentes sistemas de calefacción (eléctricidad o gas) en el periodo de un año y en una familia que conste de 3 miembros.

Tipo de combustible Precio aproximado anual
Gas natural
353 €
Butano
448 €
Propano
390 €
Gasoil
469 €
Eléctricidad
659 €

Volver al menú de contenidos

Ventajas de un sistema eléctrico de calefacción

  • De fácil instalación

Este tipo de sistemas de calefacción requiere de una instalación mucho menos compleja que la de un sistema de calefacción por gas. Por lo general suelen ser equipos que no requieren de obras grandes a excepción del suelo radiante.

  • Poco mantenimiento

Son equipos que requieren de mucho menos mantenimiento que otros sistemas. Al utilizar electricidad como combustible, solamente es necesario una revisión anual o antes de ponerlos en marcha antes de la llegada del invierno.

  • Son equipos más seguros

Este tipo de calefacción no precisa de combustible cuyas emanaciones puedan significar un para la familia o para el medio ambiente. Tampoco producen gases ni olores y son muy seguras ya que no existe riesgo de explosión ni se necesitan de depósitos o tanques para combustible.

  • Es individual

Con la instalación de este sistema, el consumo es individual dentro de la comunidad de propietarios y cada usuario es responsable del consumo derivado por el mismo. Lo puedes programar cuando quieras y no apegarte a las horas de calefacción o consumo.

Volver al menú de contenidos

Ventajas de un sistema de calefacción por gas

  • Calefacción rápida

Si se cuenta con una buena caldera, gracias al rendimiento elevado de las mismas puedes estar seguro de que contarás siempre con una casa caliente a pesar de los metros cuadrados que tenga la misma.

  • Ahorro

En casas grandes o climas fríos sale más económico la calefacción por gas natural. Las tarifas de gas natural son en la mayoría de los casos mucho menores que las tarifas de electricidad, lo que se traduce en un ahorro a largo plazo.

  • Confort

Debido a este ahorro, se puede mantener la calefacción encendida durante mucho más tiempo. De esta forma mantendremos la casa siempre a una temperatura media, otorgándole una calidez completa al hogar (no solamente a una habitación) y evitando los cambios bruscos entre una y otra habitación.

  • Respeta el medio ambiente

La característica principal de este combustible es lo cuidadoso que es con el medio ambiente, no solamente teniendo en cuenta el impacto medioambiental que tiene, sino también con respecto a la manipulación, transporte y extracción del mismo. De esta forma ayudamos directamente a nuestro planeta.

Como podemos ver, cuando comparamos la calefacción eléctrica con la de gas, cada sistema tiene ventajas que deben ser analizadas antes de hacernos con un sistema, bien sea de un tipo o del otro, por lo que te recomendamos asesorarte con un experto en la materia teniendo en cuenta tus necesidades o requerimientos prioritarios.

Volver al menú de contenidos

Tendencias de la elección de la calefacción en España

  • Calefacción de gas: se trata del sistema más demandado por los españoles con un 36,8% Y es que el sistema de caldera de gas con radiadores de agua, es el que más se utiliza, generalmente en viviendas de nueva construcción. El precio medio de una instalación de gas es de 3.120 € y el de gasóleo es de aproximadamente 3.880 €.
  • Calefacción eléctrica: se trata del segundo sistema de calefacción más habitual en España. Esto se debe a que su instalación es bastante sencilla y los equipos requieren de poco o ningún mantenimiento. En España un promedio de 19,5 % de usuarios utilizan este tipo de instalación en los hogares. El precio medio de la instalación de este tipo de sistema es de aproximadamente 1.800 € aunque puede variar según la calidad de los materiales utilizados.

Volver al menú de contenidos

Recomendación de empresas y comparadores de precios en internet

Siempre es importante hacer comparaciones de los diferentes sistemas de calefacción y basarnos en consejos de los expertos para tener una calefacción más económica. Además, no debemos olvidar que si se opta por la instalación de un sistema de calefacción eléctrico, se recomienda la elección de tarifas eléctricas con discriminación horaria. Así como también en hogares donde no se requiera ningún tipo de instalación o en viviendas en las que el consumo de calefacción es menor que lo habitual. A continuación te presentamos unas cuantas comparativas al respecto (Fuente: comparadorluz):

Si la vivienda tiene acceso a la red de gas natural Si la vivienda no tiene acceso a la red de gas natural
  • Con instalación del sistema de gas natural. Sin duda calefacción a gas, ya que a través de gas natural va a resultar bastante más rentable.
Caldera de propano:
  • Tienen una eficiencia similar a la de gas natural y se suministra envasado y a granel.
  • Además, es bastante más barato que el gasóleo para calefacción.
  • Sin instalación del sistema de gas natural o teniendo que renovar la instalación. Resulta costoso, pero a largo plazo y con un uso normal, merece la pena.
Calefacción eléctrica:
  • Para viviendas con un uso eventual, porque no merece la pena hacer una inversión para una instalación de gas.
Este artículo ha sido redactado por: Christian Abele, redactor www.HogarSense.es