¿Cómo funciona una caldera de biomasa?

26 de julio de 2022
Una caldera a biomasa es un sistema de calefacción eficiente que tiene además la capacidad de producir agua caliente sanitaria. Puesto que utiliza fuentes de energía naturales de fácil regeneración, se convierte en una elección económica y respetuosa con el entorno. Este tipo de caldera son una alternativa a las calderas que consumen combustibles fósiles. Aquí puedes conocer los diferentes tipos de calderas de biomasa y cómo funciona. Los aspectos más importantes para su elección y las ventajas que nos aporta.
Marcos Carbonell
Artículo escrito por:
Marcos Carbonell para www.HogarSense.es
¡Encuentra ahora a los mejores profesionales!
  • Empresas de confianza cerca de tí
  • Hasta 3 presupuestos con una sola consulta
  • Garantizado: ¡Fácil, gratis y sin compromiso!
CalefacciónCaldera de biomasa

Menú de contenidos:

caldera-de-biomasa

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es


¿Qué es una caldera de biomasa?

La caldera de biomasa es aquella que usa combustibles de origen natural. Estos combustibles provienen de fuentes renovables y, aunque en su combustión generan humos y expulsan CO2 a la atmósfera, son consideradas como energía renovable. Esto se debe a que los diferentes combustibles, que son considerados biomasa, tienen un ciclo completo relativamente corto, al contrario que el gas, el gasoil o el carbón.

¿Qué es la biomasa?

La biomasa es el combustible compuesto por materia orgánica que hay presente en diferentes residuos que se generan constantemente. Biomasa son los residuos agrícolas, como las podas de los cultivos o restos de cereales, forestales originados con la limpieza de los montes, agroalimentarios o subproductos y residuos de procesos de la industria alimentaria y ganadera.

Dentro de los residuos agroalimentarios se incluyen los huesos de aceitunas, las cáscaras de frutos secos, restos de fruta, verduras, carne y pescado. Además, la basura que generamos cada día en nuestras casas también se compone en parte de materia orgánica y, por lo tanto, es biomasa utilizable en otros procesos, que generan valor.

El material más utilizado como biomasa es la madera, bien en forma de restos, como astillas, serrín o pellets o aglomerados hechos con los restos anteriores. Según los expertos en energía y especialmente en la biomasa, toda la materia orgánica de desechos de otros procesos o trabajos se puede procesar para ser transformada en bioenergía. Esta energía puede ser en forma de electricidad, calor, bio-metano y otros bio-carburantes.

Además, algunos tipos de biomasa también se pueden convertir en bio-productos. Estos tienen un alto valor añadido para diferentes industrias como la petroquímica, la cosmética o la alimentaria. Así, aunque el uso más común de la biomasa es para la combustión, hay otros procesos que también se benefician de la materia orgánica de desecho.

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

¿Cómo funciona una caldera de biomasa?

El funcionamiento de una caldera de biomasa es similar a otros tipos de calderas, como las de gas o de gasoil. Sin embargo, al disponer de un combustible sólido, la dispensación de este, y la retirada de los residuos se realiza de forma diferente. Las calderas de gas y gasoil utilizan combustibles fluidos, que pueden ser conducidos hasta la cámara de combustión a través de una pequeña tubería. Además, sus residuos se van por la chimenea, apenas dejando un poco de hollín.

Por su parte, las calderas de biomasa necesitan de un depósito para alojar el combustible muy cerca de la propia caldera. La biomasa es introducida en la cámara de combustión mediante un sistema mecánico, bien con un tornillo sin fin, bien por gravedad o por un sistema de succión. En la cámara de combustión se quema generando el calor necesario para calentar el agua de calefacción que a su vez calienta un serpentín para el agua caliente sanitaria.

Al igual que en las calderas de condensación de gas o gasoil, en las de biomasa, también se ha introducido el sistema de aprovechamiento del calor de los humos. Haciendo pasar la chimenea por el agua de calefacción, aportando el calor residual y mejorando el rendimiento de la caldera a biomasa.

como-funciona-la-biomasa

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es


¿Necesitas una caldera o calefacción nueva para tu casa?

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

Tipos de calderas de biomasa

Las calderas a biomasa no son todas iguales e incluso puede haber grandes diferencias entre unas y otras. Estas desigualdades se deben en parte por el tipo de combustible que necesitan, ya que deben adaptarse a cada uno de ellos en particular. Aun así, hay algunos modelos de calderas que son poli-combustible, puesto que son capaces de utilizar varios tipos de biomasa, aunque con ciertas limitaciones.

Así, podemos diferenciar los diferentes tipos de calderas por la clase de biomasa que consumen, sin embargo, también podemos diferenciarlas o clasificarlas por la tecnología que incorporan.

- Según el tipo de combustible

La variedad de biomasa que disponemos es tan grande que los fabricantes han tenido que diseñar calderas diferentes para poder usarlos. Aunque la más popular es la caldera de pellets, encontramos en el mercado calderas para otros muchos tipos de biomasa.

Caldera de pellets

La caldera de pellets es la más popular o la más instalada. Incluso se fabrican estufas de biomasa para pellet con un aspecto muy cuidado, que podemos instalar en nuestro salón. El pellet es biomasa procesada, conseguida a partir de serrín, virutas de madera, pequeñas astillas de madera y restos de poda triturados y comprimidos. Con forma de cilindros de aproximadamente 1 cm de diámetro y unos 3 cm de largo.

Caldera de hueso de aceituna

La caldera de hueso de aceituna se ha diseñado en nuestro país para aprovechar los residuos de la industria alimentaria de aceite de aceituna y el procesado de esta como aperitivo. Por lo general, son calderas de media y gran potencia. Se diseñaron para su utilización en las propias fábricas donde se procesa la aceituna y en las que se necesita generar calor para los diferentes procesos industriales.

Caldera de astillas

La generación de astillas de madera, principalmente de los desbroces agrícolas y también en parte del reciclado de muebles, ha favorecido el desarrollo de las calderas de astillas.

Caldera de leña

La caldera de leña es una actualización de las antiguas estufas que se usaban en las zonas rurales. En la actualidad se han mejorado para utilizar el calor en la calefacción de radiadores por agua. Se pueden controlar con el sistema domótico y su rendimiento ha mejorado sustancialmente.

caldera-de-leña

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Caldera de orujo

Son calderas similares a las de hueso de aceituna. Sin embargo, en las calderas de orujo se aprovecha todo el restante del prensado de la aceituna para la obtención de aceite. En muchos casos, se prepara una caldera de hueso de aceituna para poder utilizar también el orujo, es decir, la pulpa el hueso a la piel de la aceituna.

Caldera de cáscaras de frutos secos

Son calderas que se alimentan con los residuos de la almendra, nueces y otros frutos secos, cuyo tamaño es relativamente pequeño. Podríamos decir que son muy similares a una caldera de pellets, pero un poco adaptada a las cáscaras.

- En función de su tecnología

La tecnología que usa una caldera a biomasa también es motivo para diferenciarlas. Puesto que su rendimiento se ve afectado por esta y, por lo tanto es importante para nuestra elección.

Tecnología Características
Calderas adaptadas ✓ Suelen ser antiguas y convencionales calderas de carbón adaptadas para poder ser utilizadas con biomasa o de gasóleo con un quemador de biomasa
Caldera de biomasa estándar ✓ Diseñadas específicamente para un tipo de biomasa determinado, como leña, pellets, astillas, etc.
Calderas poli-combustible ✓ Se han diseñado para poder trabajar con varios tipos de biomasa. Por lo general, pellets, las cáscaras de almendras u otros frutos secos y el hueso de aceituna secado
Calderas de condensación ✓ Calderas que aprovechan el calor latente de condensación contenido en el combustible, bajando progresivamente la temperatura de los gases hasta que se condensa el vapor de agua en el intercambiador

Instalador-bomba-de-calor

Volver al menú de contenidos

¿Qué caldera de biomasa necesito para mi casa?

La decisión para elegir la caldera a biomasa adecuada a nuestra vivienda debe ser consultada con un instalador cualificado. Esta recomendación se hace por la diversidad de modelos y de combustibles disponibles, pero también por la adaptación a nuestra casa y el sistema de calefacción que tengamos, en su caso.

Otro aspecto relevante, al seleccionar la caldera a biomasa, es la potencia que esta sea capaz de proporcionarnos y su modulación en función del combustible que se le inyecta en su interior. La disposición de espacio para la instalación de la propia caldera y de la tolva o recipiente para la biomasa elegida son también importantes.

Sin embargo, la posibilidad de disponer de un tipo de biomasa especifico, simplifica la decisión a la potencia que nuestra vivienda necesita. Cuando disponemos de algún generador de residuos agrícolas en la zona o nosotros mismos disponemos de abundantes restos, es lógico buscar una caldera que los aproveche.

En caso de no disponer de un suministro casi gratuito, lo más lógico es decidirse por la caldera de pellet. Esto es debido a la gran cantidad de modelos que usan este combustible y también a la gran oferta de productores y distribuidores de pellets por toda la península.


¿Necesitas una caldera o calefacción nueva para tu casa?

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

Ventajas de una caldera biomasa

La caldera a biomasa es una manera tradicional de obtener calor que se empleaba hace miles de años. Hemos estado utilizando las estufas de leña desde hace muchos años; una manera poco eficiente de distribuir el calor en una vivienda. La introducción de las calderas de pellets ha aportado una amplia cantidad de ventajas para quienes cuentan con ella.

A continuación, detallamos las más destacadas de estos tipos de calderas.

Ventajas Motivo
Precio competitivo y estable ✓ En España disponemos de múltiples suministradores de biomasa y su precio siempre es más estable que el gas o el gasoil
Energía inagotable ✓ La disposición de biomasa se puede considerar inagotable, puesto que las plantas y árboles crecen constantemente, y parte de otros tipos de biomasa
Rápida regeneración ✓ Cada año se producen cosechas y aceite, se podan árboles y otras que generan biomasa
Alta eficiencia energética ✓ Las calderas de biomasa poseen una eficiencia energética muy superior a la de las calderas tradicionales.
Bajo consumo ✓ Realizando una comparativa entre una caldera biomasa y una de gasoil o gas natural, el consumo podría reducirse a la mitad
Medio ambiente ✓ Al utilizar biomasa que se genera constantemente se considera que son fuente de energía renovable y no se daña al medio ambiente

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Otro tema de interés "Cuerpo de fundición vs cuerpo de acero"