Caldera eléctrica: ¿es una buena opción?

5 de septiembre de 2022
Hoy en día se ha popularizado la caldera eléctrica frente a las tradicionales de gas. Pero, ¿son una opción adecuada? La caldera eléctrica se caracteriza por consumir la electricidad como energía primaria. En otras palabras, por medio de la corriente eléctrica se calienta el agua de nuestro hogar. Al usar calderas eléctricas para viviendas, logramos que todo el gasto de energía vaya incluido en la factura de la luz.
Marcos Carbonell
Artículo escrito por:
Marcos Carbonell para www.HogarSense.es
¡Encuentra ahora a los mejores profesionales!
  • Empresas de confianza cerca de tí
  • Hasta 3 presupuestos con una sola consulta
  • Garantizado: ¡Fácil, gratis y sin compromiso!
CalefacciónCalefacción eléctricaCaldera eléctrica

Menú de contenidos:

caldera-electrica

Fuente de la imagen: ©ete.es


¿Qué es una caldera eléctrica?

La caldera eléctrica es un equipo diseñado para calentar el agua que se usa en el circuito de calefacción y para consumo humano. Por lo general son muy adecuadas para climas moderados, en viviendas urbanas de pequeña superficie. Debido principalmente a la facilidad de instalación y que no necesitan de una salida de humos.

Una caldera eléctrica es una alternativa cómoda y de fácil manejo con respecto a las de gas. Sin embargo, su funcionamiento, así como sus características, difieren un poco de aquellas. En concreto, las calderas eléctricas para viviendas necesitan una potencia eléctrica mayor, lógicamente.

Componentes de una caldera eléctrica

Aunque aparentemente una caldera eléctrica sea como una de gas, al utilizar como tecnología de calentamiento basada en el “Efecto Joule” (1), son en realidad muy diferentes. Gracias a que no realizan combustión de ningún carburante fósil, una caldera eléctrica puede ser de menor tamaño. No obstante, internamente necesitan algunos componentes similares, pero no todos.

1- Se describe el efecto Joule como: “el fenómeno irreversible por el que cuando por un conductor hacemos pasar una corriente eléctrica, parte de la energía cinética que poseen los electrones se transforma en calor, ocasionado por los choques entre estos y los átomos del material conductor por el que circulan, de modo que elevan la temperatura del mismo.”

componentes-caldera-electrica

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Para conocer mejor cómo funciona una caldera es importante saber cuáles son sus componentes y cómo es internamente. Por ello, hacemos una descripción de los elementos más importantes, según la imagen anterior:

2- Acumulador de agua caliente sanitaria: disponible en los modelos de caldera eléctrica que dan servicio de calefacción y agua sanitaria. El acumulador puede ser de 40 a 100 litros, dependiendo del modelo o marca de la caldera. Así,

3- Termostato de seguridad: para corte de suministro eléctrico cuando la temperatura del agua llega a 80 °C.

4- Protecciones eléctricas: de seguridad para todo el conjunto de la caldera.

5- Resistencia para ACS: que asegura el calentamiento del agua del depósito para suministro sanitario.

6- Presostato de seguridad: para control y corte en caso de aumento excesivo de la presión dentro de la caldera.

7- Purgador automático: para evacuación de aire del circuito de calefacción.

8- Acumulador de calefacción: para calentamiento del agua que circula por el circuito de radiadores o suelo radiante. Este depósito es de menor tamaño, aunque debe contener un mínimo de agua para asegurar que se pueda calentar a la temperatura deseada, según el tipo de emisor de calefacción; radiadores o suelo radiante.

9- Resistencia de calefacción: para calentamiento del agua del circuito de radiadores o suelo radiante.

10- Válvula de seguridad de calefacción: para permitir el escape de agua en casos de alta presión en el circuito de emisores de la calefacción eléctrica.

11- Vaso de expansión: del circuito de calefacción eléctrica, capaz de absorber pequeñas variaciones de presión en el circuito de radiadores.

12- Bomba circuladora de calefacción: para trasiego del agua del circuito de calefacción eléctrica. Así se asegura el movimiento del agua a través de todo el circuito de radiadores o suelo radiante.

13- Llave de vaciado: para eliminar toda el agua del interior de la caldera en caso de reparación o desmontaje de esta.

14- Válvula de seguridad ACS: para permitir el escape de agua en casos de alta presión en las tuberías de agua sanitaria.

¡Pide Presupuestos Sin Compromiso!

Volver al menú de contenidos

Tipos de calderas eléctricas

Para la elección de la caldera eléctrica adecuada a nuestras necesidades es conveniente acudir a una empresa especializada. No obstante, siempre es adecuado informarse y conocer las opciones que tenemos para nuestra vivienda. A continuación, hacemos la clasificación de las calderas eléctricas en función de varios criterios o características.

Por la alimentación eléctrica

Las calderas eléctricas pueden utilizar alimentación monofásica o trifásica. Por lo general, esta distinción se hace en función de la potencia, ya que para grandes potencias de calefacción se necesitará una mayor cantidad de electricidad y están diseñadas para usar una conexión trifásica.

No obstante, en el caso de calderas domésticas, podemos encontrar tanto a 230 V monofásica, 230 V trifásica o 400 V trifásica.

Por el servicio que prestan

Al igual que las calderas de gas, la caldera eléctrica para calefacción puede proporcionar suministro de calefacción solamente, o ser mixta. Como las calderas que consumen combustibles fósiles, la caldera mixta está preparada para dar servicio de calefacción y agua caliente sanitaria.

Por el modo de instalación

Dependiendo de su tamaño y peso, las calderas eléctricas para calefacción pueden ser de instalación mural o para su ubicación sobre suelo. Evidentemente, las pequeñas calderas eléctricas de tipo doméstico que son solo calefacción o que el depósito de ACS es de poco volumen se instalan en pared.

En cambio, las calderas eléctricas para calefacción, que disponen de un acumulador de ACS de 80 o más litros, ya deben montarse en el suelo. Así como cualquier modelo de caldera de calefacción eléctrica industrial, que por su volumen no pueden colgarse en una pared.

Por su tecnología

La tecnología que usan los diferentes modelos de calderas eléctricas para calefacción hace que su consumo eléctrico varíe. De esta manera, hay fabricantes que catalogan a alguno de sus equipos como caldera eléctrica bajo consumo. Veamos las diferentes tecnologías que se emplean, y lo que nos aporta cada una.

  • Caldera eléctrica convencional: aprovechan el efecto Joule directamente, es decir, una resistencia calienta el agua que se hace circular por todos los radiadores.
  • Caldera eléctrica iónica: no dispone de resistencia. En cambio, su funcionamiento se basa en la electrólisis gracias a una corriente por campo eléctrico. Esta se crea entre dos electrodos y su acción hace aumentar la temperatura del agua que atraviesa.
  • Caldera eléctrica de inducción: cuyo funcionamiento es como las placas para cocinar. Es decir, un electroimán genera una corriente inducida por magnetismo que calienta un fluido calo-portador. La energía calorífica de este líquido es transmitida al agua de la calefacción en un intercambiador.


¿Necesitas una caldera o calefacción nueva para tu casa?

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

Precio de las calderas eléctricas

Un aspecto que valoramos la gran mayoría de los consumidores es el precio de las cosas. En el caso de una caldera eléctrica para calefacción no iba a ser menos. Sin embargo, no debemos ver únicamente el precio de compra de las calderas eléctricas, sino también el presupuesto de instalación que nos preparará un instalador con experiencia y, sobre todo, el coste de la electricidad que consumirá.

Aun así, el precio de compra de una caldera eléctrica es lo primero que debemos examinar y cuáles son los factores que influyen en él.

La marca

Cuando comparamos el precio de dos calderas eléctricas de diferente fabricante, con las mismas potencias y características, suele ocurrir que una es sensiblemente más cara. Se suele decir que la marca hace que se suba el precio, sin embargo, siempre hay algún motivo.

Por lo general, siempre hay detrás de un precio un esfuerzo en mejorar la tecnología o los materiales que se usan.

La potencia de la caldera eléctrica

La capacidad de calentamiento o de producir calefacción de una caldera eléctrica, se deben a la cantidad de resistencias que llevan integradas o de su tamaño. Al mismo tiempo, las protecciones eléctricas que necesita la caldera serán mayores. Esto, sumado al mayor tamaño de todos los componentes, provoca que el precio aumente conforme aumenta la potencia de la caldera eléctrica.

La tecnología que usan

Cada avance de la tecnología que tienen las calderas eléctricas supone una mejora en el rendimiento o en la durabilidad de los materiales de que se fabrica. Por ello, se considera que los modelos con tecnología de inducción como calderas eléctricas de bajo consumo. Ello, naturalmente, repercute en el precio de la propia caldera.

Por su capacidad de servicio

Las calderas que están preparadas para generar agua caliente sanitaria, además de la calefacción, disponen de dos circuitos internos, así como dos resistencias y el acumulador para ACS. Esto hace que su precio sea sensiblemente que el mismo modelo que solo suministra a la calefacción eléctrica.

¿Cuánto cuesta una caldera eléctrica?

El precio de una caldera eléctrica es similar a una similar de gas. Dependiendo del fabricante y la potencia podemos comprar una caldera eléctrica desde menos de 1.000 €, hasta los 4.000 € de las más grandes y completas para uso doméstico.

En cuanto a las calderas eléctricas para gimnasios, centros deportivos, hoteles e industrias, los precios aumentan en función de su potencia y características. No obstante, en cualquier caso, a través de Hogarsense se puede acceder a los mejores instaladores para obtener varios presupuestos.

solicita-presupuesto-bomba-calor

Volver al menú de contenidos

Ventajas de la caldera eléctrica

Disponer de nuestra vivienda de una caldera eléctrica nos aporta una serie de ventajas, que son interesantes. Sin embargo, también tiene sus inconvenientes. En la siguiente tabla los exponemos para tener una visión más clara a la hora de decidir su compra e instalación.

Ventajas de la caldera eléctrica

Beneficio Motivo
Instalación ✓ Al no necesitar salida de humos, la instalación es más sencilla que una caldera de gas, gasoil o biomasa
✓ El coste de instalación es inferior que en una caldera de gas
Ubicación ✓ Se puede instalar en cualquier lugar, ya que no necesitamos sacar ninguna chimenea al exterior
Rendimiento ✓ las calderas eléctricas de bajo consumo consiguen rendimientos cercanos al 100 %, incluso mejores que las calderas de gas
Ruido ✓ Al no combustionar ningún carburante no emite ruidos
Olores ✓ Al no utilizar combustibles fósiles no emite olores desagradables
Seguridad ✓ No hay peligro de fugas de gas, incendios o explosiones
Mantenimiento ✓ El mantenimiento en una caldera eléctrica es relativamente sencillo
Solo una factura ✓ Solo pagamos una factura de energía, por lo que únicamente abonamos un mínimo

Inconvenientes de la caldera eléctrica

Desventaja Motivo
Potencia eléctrica ✓ Necesitamos aumentar la potencia eléctrica contratada
✓ La factura mensual de electricidad se incrementa, incluso sin usar la caldera, debido al término de potencia o mínimo que deberemos pagar
Consumo eléctrico ✓ El consumo eléctrico de la vivienda se ve sustancialmente incrementado


¿Necesitas una caldera o calefacción nueva para tu casa?

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

Preguntas frecuentes - FAQ

¿Cuánto consume una caldera eléctrica?

El consumo de una caldera eléctrica es similar a una caldera de gas. Para una familia tipo de 4 miembros que necesitan de agua caliente sanitaria y calefacción durante el invierno, el consumo de la caldera eléctrica puede estar alrededor de los 15.000 kWh/año.

La diferencia con una caldera de gas, por ejemplo, estará en el precio de la luz y del gas. Puesto que, al ser diferentes, la factura que pagará una familia con caldera eléctrica será mayor o menor que una familia que usa gas, en función del precio de los combustibles que se usa.

¿Cuál es el tamaño de una caldera eléctrica?

La caldera eléctrica suele ser más pequeña que una de gas cuando solo suministra a la calefacción. Cundo elegimos una caldera eléctrica para calefacción y ACS el tamaño aumenta en función del acumulador de agua que lleve integrado.

Como ejemplo vemos la siguiente caldera con un acumulador de 50 litros para agua caliente sanitaria y comprobamos que es similar a una caldera mixta con micro-acumulación de gas.

tamano-caldera-electrica

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Volver al indice de preguntas frecuentes

¿Caldera eléctrica o de gas?

La decisión de elegir una caldera eléctrica o una de gas depende más de gustos personales que de circunstancias económicas. Algo que puede influir en la decisión es si disponemos de suministro de gas canalizado en nuestra calle. Otro aspecto que puede inclinar la decisión hacia una caldera eléctrica es si instalamos un sistema de colectores fotovoltaicos. De modo que nos aseguramos la electricidad para el consumo de la caldera eléctrica y no dependemos de la red eléctrica.

¿Qué potencia necesita una caldera eléctrica?

Lo importante para elegir la potencia de nuestra próxima caldera eléctrica es que nos aporte el confort adecuado en invierno. Por ello debemos acudir a un instalador con experiencia que nos realizará los cálculos adecuados.

Aun así, debemos saber que la superficie de la vivienda es un dato primordial, además del consumo eléctrico del resto de los electrodomésticos y equipos de la vivienda. Por ejemplo, para un piso tipo de unos 75 m2 con caldera eléctrica, aire acondicionado, lavadora, etc. necesitamos una potencia contratada entre los 5,5 kW y los 6,5 kW.

¡Pide Presupuestos Sin Compromiso!

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Otro tema de interés " ↳ Precio caldera eléctrica"