Registro de empresa

Las estufas de parafina o queroseno

Las estufas de parafina, o también como muchos le conocen de queroseno o kerosene, no son sistemas de calefacción que tiendan a utilizarse mucho en España. Se calcula que 1 de cada 10 instalaciones de calefacción podría ser una estufa de parafina. Dentro de ese porcentaje, en la mayoría de los casos se utiliza como un sistema de acompañamiento. Sobre todo en ciudades pequeñas o pueblos. Aunque su uso no esté muy extendido en España. este tipo de sistemas presentan características y beneficios que debemos conocer y que te queremos explicar a continuación.
Menú de contenidos:

¿Es la parafina y el queroseno lo mismo?

Sí, la parafina y el queroseno son exactamente lo mismo. Y a pesar de que te mencionen ambas estufas (parafina o queroseno) tienes que tener en cuenta que se trata del mismo sistema de combustible para calefacción.

estufa-de-parafina-o-queroseno

Fuente de la imagen: ©Luca Rossatti - Fotolia.com

¿Sabes qué es la parafina o queroseno?

El queroseno, conocido también como parafina, es un líquido transparente e inflamable que se obtiene de la destilación del petróleo y se utiliza, principalmente, como combustible. También es utilizado como disolvente y para fabricación de insecticidas. Fue utilizado al principio en estufas y lámparas. En la actualidad se usa como combustible de aviones de reacción y en la fabricación de insecticidas. De densidad intermedia entre la gasolina y el gasóleo o diésel, se utiliza como combustible, el JP (abreviatura de Jet Petrol) en los motores a reacción y de turbina de gas o bien se añade al gasóleo de automoción en las refinerías. Se utiliza también como disolvente y para calefacción doméstica, como dieléctrico en procesos de mecanizado por descargas eléctricas y, antiguamente, para iluminación.

Además, es un combustible que tiene una característica bastante especial y es que él mismo es insoluble en agua. Ya que ahora tenemos claro que la parafina y el queroseno son lo mismo y que hemos obtenido un poco más de información referente a lo qué es en si, nos queremos centrar en los sistemas de calefacción que utilizan este tipo de combustible.

Volver al menú de contenidos

Tipos de estufas de parafina

Cuando hablamos de estufas de parafina o estufas de queroseno, estamos hablando principalmente de dos tipos diferentes:

1. Estufas de parafina de mecha

Este tipo de estufas no necesitan conexión eléctrica y destacan por su sencillez, únicamente para que funcionen tendrás que rellenar el deposito de combustible. Sin embargo, has de tener en cuenta, que la primera vez que la uses, tienes que esperar una media hora antes de poderla encender para que la mecha se empape bien de combustible. Pero esto sólo la primera vez que la uses, el resto de veces el encendido será inmediato.

2. Estufas electrónicas o laser

Este tipo de estufa de parafina necesitarás enchufarla a la corriente eléctrico. Dado que disponen de un sistema electrónico de control avanzado que te ofrecerá una serie de importantes ventajas respecto a las estufas de mecha: control electrónico del quemador, función de ahorro de combustible, termostato de encendido/apagado del quemador, programación diaria de funcionamiento, ventilador para un mejor reparto de aire caliente en la estancia, etc…

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

¿Qué caracteriza a este tipo de estufas?: ventajas y desventajas

Hace unos cuantos años atrás eran estufas un tanto obsoletas y bastante contaminantes. Sin embargo, se modernizaron y en la actualidad hay modelos que generan menos cantidades de CO2. Lo cual las hace más atractivas. Pero a parte de ello, cuentan con encendido automático y permiten calefaccionar estancias a bajo coste. El queroseno es un combustible bastante económico y por la misma razón es normal ver muchos hogares con rentas per cápitas bajas que tengan este tipo de estufas en la vivienda.

Ventajas de una estufa de parafina

  • Calor seco: este tipo de estufas producen un calor seco gracias a que los calefactores de queroseno causan muy poca humedad a diferencia de otras estufas. Esto hace además que la sensación de calor se produzca de forma casi inmediata.
  • Combustible seguro: la parafina a diferencia de lo que se pueda pensar es un combustible seguro, que no presenta riesgo de explosión y que reduce a nivele muy bajos los riesgos de incendio.
  • Instalaciones nulas: la diferencia de otros tipos de estufas no se necesita ningún tipo de instalación para comenzar a usar una estufa de parafina.
  • El calor se propaga de forma muy rápida por toda la estancia donde se sitúe la estufa.
  • Sirven para calentar grandes espacios: las estufas de parafina más pequeñas pueden servir para calentar espacios de hasta 20 metros cuadrados. Pero los modelos más grandes pueden llegar a calentar estancias hasta tres veces más grandes.
  • Gran rendimiento: la eficacia energética de estas estufas está cercana al 100% los que nos ofrece un gran rendimiento.
  • Precio: actualmente el precio de las estufas de parafina, sobre todo si lo comparamos con el otro tipo de estufas, es realmente muy reducido.
  • Gran ahorro: además del buen precio con el que se venden las estufas de parafina, su funcionamiento es muy económico ya que con tan solo 20 litros de parafina podremos mantener activa la estufa funcionando durante aproximadamente 100 horas.

Desventajas de una estufa de parafina

  • Espacios ventilados: únicamente deben de ser usados en espacios ventilados.
  • Cuidado con el dióxido de carbono: una de las principales desventajas que tienen este tipo de estufas es el monóxido de carbono que producen y que pueden ser mortales para el ser humano. Tienen sistemas de seguridad que deberían de evitar peligros incidentes, pero es interesante no usarlas por la noche y solo hacerlo como ya hemos dicho en espacios bien ventilados.
  • Desprenden olor: la parafina y el queroseno desprende olor, especialmente en la etapa del encendido, que pueden resultar muy desagradables para determinadas persona.
Ventajas Desventajas
  • El calor que generan es seco y gracias a este motivo es más agradable
  • La parafina es un combustible bastante seguro
  • No se necesita de ninguna instalación
  • Ideal para grandes espacios
  • Se puede ahorrar con su utilización
  • Es necesario que sea instalada o usuada en espacios ventilados
  • Desprenden mucho contenido de dióxido de carbono
  • El olor que se genera por su funcionamiento puede resultar desagradable
  • No son muy amigables con el medio ambiente

Volver al menú de contenidos

¿Qué hay que tener en cuenta para elegir una estufa de parafina o queroseno?

Al momento de la elección de una estufa de parafina o una estufa de queroseno (son lo mismo) tenemos que tener en consideración los siguientes puntos:

  • Comprar un equipo moderno: las estufas de queroseno no se utilizan mucho actualmente, sin embargo, los equipos han ido mejorando mucho desde hace un par de años, y es por esta razón que debemos comprar los más actuales ya que nos garantizarán mejores beneficios.
  • Equipos de bajo consumo: deberás asesorarte y comprar los equipos que te garanticen el menor consumo posible, ya que de esta forma las estufas de queroseno te darán muy buenos rendimientos en relación al consumo - eficiencia.
  • Equipos seguros: debes asegurarte que el equipo que estas comprando tenga una cámara sellada en la parte donde se encuentra la mecha y de esta forma evitarás cualquier problema de seguridad que pudiese ocurrirle a los miembros del hogar.
¿Estás interesado en instalar una estufa u otro sistema de calefacción en casa? Nosotros te ayudamos a encontrar presupuesto totalmente gratis. Sólo tienes que rellenar este formulario.

Volver al menú de contenidos

Puesta en marcha de las estufas de parafina o queroseno

La puesta en marcha de la estufa de queroseno es muy sencillo:

Artículos relacionados que te pueden interesar:
    Este artículo ha sido escrito por: Christian Abele, Redactor de www.HogarSense.es