Registro de empresa

Compara profesionales de tu provincia

Agua Caliente Sanitaria (ACS)

El agua caliente sanitaria o ACS equivale al agua caliente que utilizamos para el consumo humano. En otras palabras, el agua caliente sanitaria es agua caliente potable que ha sido calentada utilizando distintos métodos. Por ejemplo, a través de diferentes dispositivos de agua: calentadores de gas o termos eléctricos. Si hacemos una relación entre el consumo energético de un hogar y la proporción que corresponde al uso de agua caliente o agua caliente sanitaria, observaremos que puede alcanzar incluso un 25% del consumo total. Esto es, la cuarta parte de todo el gasto realizado.

El consumo de agua caliente sanitaria en una vivienda tiene varias utilidades. Así, el agua caliente es empleada en la cocina y en los baños para un amplio abanico de tareas. Por ejemplo, en la limpieza, el agua caliente sanitaria se utiliza para fregar suelos y platos, para el lavavajillas o para la lavadora. Por otra parte, en el baño, el agua caliente se usa para la higiene personal, tanto en la ducha como en el lavabo. El suministro de agua caliente sanitaria dentro de un hogar nos permite elevar la calidad de vida. El agua caliente nos aporta confort y aumenta los beneficios con respecto al uso del agua fría. La temperatura óptima del agua caliente sanitaria oscila entre los 37º y los 42º.

Sistemas de agua caliente sanitaria

Los sistemas de agua caliente sanitaria pueden clasificarse en tres principalmente: sistema instantáneo, sistema de acumulación y sistema mixto. Para determinar la elección entre ellos, habrá que considerar el número de personas que habiten en la vivienda y el uso que se le vaya a dar al agua caliente sanitaria.

Sistema instantáneo

El sistema instantáneo dentro de los calentadores y termos de agua caliente sanitaria se caracteriza por calentar el agua caliente según el uso que se le vaya a dar. Este tipo de sistema de agua caliente sanitaria están recomendados para aquellas viviendas en las que habite un número reducido de personas. Además, el uso del sistema instantáneo dentro de los calentadores de gas o termos eléctricos de agua sanitaria no debe ser demasiado elevado. La principal ventaja es que tienen un coste energético reducido. De esta manera, podremos ahorrar una cantidad importante de dinero en facturas. En cuanto a las desventajas, el sistema instantáneo de los calentadores o termos de agua tiene la limitación de la cantidad de agua caliente sanitaria que puede proporcionar.

Sistema de acumulación

El sistema de acumulación de agua caliente sanitaria se puede diferenciar en dos tipos: aquello que se componen por un equipo, como una caldera de gas o una bomba de calor, más un termo de tipo acumulador y los termos de resistencia eléctrica. Por regla general, el sistema compuesto por caldera y termo son los más utilizados. Ya que una vez que el agua sanitaria se calienta, se almacena en un depósito aislado para que pueda usarse en cualquier momento que se necesite. Este sistema de agua está normalmente recomendado para hogares con un consumo elevado, además de frecuente. La desventaja del sistema de acumulación es que consume más energía y ocupa un mayor espacio.

Sistema mixto

El sistema mixto de los calentadores de agua caliente sanitaria es la alternativa a los sistemas de agua caliente anteriores. Es capaz de alojar agua caliente como el sistema de acumulación, pero no tanta para su uso inmediato como en el sistema instantáneo. Tienen un depósito de menor capacidad y sus precios varían en función de la capacidad de acumulación del depósito y la potencia.




Sistemas instantáneos
  • Pueden ser de gas o eléctricos.
  • Disponibilidad inmediata de agua caliente sanitaria(ACS).
  • Consumo variable.
  • Hay que apagar y encender el calentador.
  • Requieren una buena ventilación.
  • Recomendado para viviendas con un consumo reducido.


Sistemas de acumulación
  • Pueden ser de gas o eléctricos.
  • Depósito de agua caliente.
  • Coste más elevado cuando el tamaño aumenta.
  • Requieren más espacio.
  • Recomendado para viviendas con un consumo elevado

Sistemas mixtos
  • Consumo relativo al tamaño del depósito.
  • Híbrido entre el sistema instantáneo y el de acumulación.
  • Son eléctricos.

Tipos de dispositivos para tener agua caliente en casa

La elección de los sistemas de agua caliente se hará en base a tres aspectos: en función de la frecuencia; de la cantidad de agua caliente sanitaria que necesitemos para abastecer a las personas de la vivienda y del tipo de instalación que dispongamos. Además hay que tener en cuenta que si nuestro hogar no dispone de la instalación de gas necesaria, para los sistemas de agua caliente sanitaria a gas, habría que optar por realizar una nueva instalación o decantarse por un sistema instantáneo o directamente por los termos eléctricos.

Calentador de gas

Un calentador de agua a gas que usa el sistema instantáneo se acciona de manera automática. Así, cuando queramos hacer uso del agua caliente sanitaria en nuestro hogar, este se activará para suministrarla. No obstante, hay que tener en cuenta que la cantidad de agua caliente es limitada. Además, cuando se trata de un calentador de gas, este debe estar situado en una zona con una buena ventilación. Debido a que al funcionar con gas butano o propano, existe un riesgo de fuga. No podemos olvidarnos de la seguridad cuando usamos un calentador de agua a gas.

Termo eléctrico

En cuanto al termo de agua eléctrico, la principal desventaja que presentan es el tamaño de la reserva. Especialmente en el sistema de acumulación. Por tanto, para disponer nuevamente de agua caliente sanitaria tendremos que esperar a que esta se caliente. El tiempo de espera con estos calentadores de agua es superior a las 2 horas. En lo que se refiere a la instalación, el coste del calentador de gas y el coste del termo eléctrico es bastante similar.

Energía que consume el ACS en los hogares

El agua caliente sanitaria tiene un consumo energético que varía. Para hacer un cálculo o una valoración de este, tendremos que tener en cuenta varios aspectos. El primero de ellos es el número de personas que vayan a utilizar los sistemas de agua caliente sanitaria elegidos. En segundo lugar, el consumo, es decir, la cantidad total de agua caliente. Y en tercer lugar, si se trata de un sistema instantáneo, un sistema de acumulación o un sistema mixto. A su vez, también repercutirá en el consumo energético si es un calentador de gas o un termo eléctrico.

En el sistema de acumulación, el consumo puede mantenerse estable siempre y cuando tengan un buen aislamiento. De lo contrario, se generarán pérdidas de agua caliente que se verán reflejadas en la factura. Por otro lado, se requiere menos potencia para que el agua caliente sanitaria llegue a todos los puntos. Esto se debe a que es un sistema de acumulación centralizado. Además, estos sistemas de agua caliente pueden combinarse con las placas solares, lo que incrementa el ahorro.

En el caso de los calentadores de agua caliente sanitaria con sistemas instantáneos, el consumo variará. Depende de si es un calentador de agua a gas o un termo de agua eléctrico. Puesto que no es necesario mantener el agua caliente acumulada, la energía que consume es menor. Sin embargo, este se ve incrementado al tener que apagar y encender el calentador de agua con sistema instantáneo. Por lo que respecta a los calentadores de agua caliente sanitaria que utilizan los sistemas mixtos, el consumo es variable. Se trata de un híbrido entre los sistemas instantáneos y los sistemas de acumulación. Por ello, los sistemas mixtos consumirán más o menos dependiendo de la capacidad del depósito.

La importancia del ACS en los hogares

El agua caliente sanitaria es, actualmente, un bien indispensable en nuestra sociedad. No solo nos permite ahorrar agua y tiempo en la limpieza, sino que nos aporta confort en nuestra vida. Es una forma de disponer de agua caliente en la vivienda de una manera cómoda, sencilla y, sobre todo, con un coste reducido. No obstante, para que sus beneficios no se conviertan en un coste elevado, debemos elegir con detenimiento los sistemas de agua caliente que más nos interesan. Cada sistema, ya sea un calentador de agua o termo eléctrico, tiene sus características particulares. Además de una serie de ventajas y desventajas que conviene estudiar con atención. El agua caliente sanitaria está presente en prácticamente todos los hogares. De lo que se trata, es de identificar las necesidades específicas de cada hogar. Con ello, podremos adquirir el sistema de agua caliente sanitaria, calentador de gas o termo eléctrico, que mejor se adapte a la vivienda.

¡Infórmate!

Es importante que te informes antes de decidirte por un proyecto de Agua caliente sanitaria (ACS). ¡Lee nuestros artículos informativos!

¡Pide presupuestos!

Cuéntanos lo que necesitas y recibe hasta 5 presupuestos diferentes - gratis y sin compromiso

¡Compara y ahorra!

Compara los presupuestos y ahorra hasta un 30%

Fuentes de las imágenes:

  • Tipos de calentadores: ©brizmaker - Fotolia.com
  • Calentador de gas: ©Regormark - Fotolia.com
  • Termo eléctrico: ©ErikSvoboda - Fotolia.com
  • Calentador de gas o termo eléctrico: ©caftor- Fotolia.com
  • Cómo decidirte por un calentador de gas nuevo: ©bnenin - Fotolia.com
  • Cambiar el calentador de gas: ©marketlan- Fotolia.com
  • Mejor calentador de gas: ©JackF - Fotolia.com
  • Aspectos importantes para elegir un termo eléctrico: ©adrian_ilie825
  • ¿Cuánto consume un termo eléctrico?: ©by-studio - Fotolia.com
  • ¿Cómo instalar un termo eléctrico?: ©ronstik - Fotolia.com