Registro de empresa

¿Cómo instalar el gas natural en una vivienda?

La instalación de gas natural es una buena opción para aquellos usuarios que busquen una energía limpia, ininterrumpible y con precios estables en su hogares. Por eso, si estás pensando en contratar el suministro de gas natural en tu inmueble para tu caldera y tienes dudas sobre cómo instalarlo, aquí respondemos a todas tus preguntas. Además, descubre qué tipo de caldera es la más eficiente y qué ventajas tiene el gas natural.

Menú de contenidos:

Instalación de gas natural

La instalación de gas natural puede ser realizada por la propia distribuidora de gas de la zona o por una empresa instaladora autorizada. Además, puede ser de diferentes tipos, dependiendo del tipo del inmueble en el que se vaya a conectar el suministro. Se puede diferenciar entre Instalación Receptora Común (IRC) e Instalación Receptora Individual (IRI). Antes de proceder a la instalación, el usuario debe tener en cuenta que su vivienda debe contar con una acometida de gas. Este elemento, imprescindible para contar con suministro de gas natural, tiene la misión de conectar la instalación de la vivienda y la red de distribución de gas.

En el caso de las viviendas de nueva construcción, por regla general, ya se cuenta con acometida de gas, ya que es mucho más sencillo instalarla durante su construcción que posteriormente. Sin embargo, no todas cuentan con este elemento, por lo que el consumidor deberá contactar con la distribuidora de gas de su zona para que ésta proceda a instalarlo. Volviendo a las diferentes tipos de instalación de gas, tenemos que diferenciar entre:

  • Instalación Receptora Común (IRC): consiste en la colocación de tuberías en todo el edificio para canalizar el suministro de gas natural. Ésta es indispensable para que el consumidor disfrute de este suministro en su inmueble, ya que la IRC se conecta directamente con la red de distribución de gas natural y suministra energía a todo el edificio.
  • Instalación Receptora Individual (IRI): si el usuario quiere disponer de suministro de gas natural en su vivienda deberá contar con una Instalación Receptora Individual, también conocida como IRI. La distribuidora gasista o la empresa instaladora procederá a instalar en la vivienda el IRI, siempre y cuando el edificio o comunidad de vecinos ya cuente con la Instalación Receptora Común. Una vez que la distribuidora haya certificado que la instalación y todos sus elementos están correctos, procederá a conectar la IRI con el contador de gas.

Volver al menú de contenidos

Presupuesto de una instalación de gas natural

La contratación de gas natural conlleva un coste para el usuario, que tendrá que abonar a la distribuidora de gas el importe correspondiente por los derechos de alta de gas natural y los derechos de acometida. El importe de los primeros depende de la Comunidad Autónoma donde se encuentre la vivienda y el importe de los segundos depende directamente de la tarifa de acceso de gas que contrate el usuario.

La instalación y canalización del gas natural en un edificio también supone un coste para el cliente, que tendrá que solicitar presupuesto a la empresa instaladora antes de proceder a realizar la obra pertinente en la comunidad de propietarios. Además, el precio por realizar la instalación de gas natural también depende de las tarifas que tenga la empresa instaladora. Es aconsejable pedir presupuesto a distintas empresas para así contratar la opción más barata. El presupuesto depende de distintos factores que a continuación se detallan:

1.Tamaño de la vivienda: cuantos más metros cuadrados tenga el inmueble, más metros de canalización serán necesarios.
2. Acometida de gas: si el edificio no cuenta con este elemento, el presupuesto se encarecerá.
3. Número de radiadores que se incorporarán en el inmueble
4. Tipo de caldera: si la caldera instalada es simple será más barata que una mixta
5. Servicios que van a estar conectados al suministro de gas natural: agua caliente sanitaria, calefacción o cocina.

Volver al menú de contenidos

Tipo de calderas con suministro de gas natural

La caldera de gas natural es la más barata y más limpia. Ya que este suministro es el más económico del mercado y el más eficiente para el medio ambiente. Este aparato permite disfrutar de agua caliente en la vivienda y además, existen diferentes tipos según el uso que se realice de gas natural y de la evacuación de humos. En este sentido podemos diferenciar las calderas en función del grado de consumo del suministro de gas natural:

  • Caldera simple: dedicada a generar exclusivamente agua caliente sanitaria.
  • Caldera mixta: genera tanto agua caliente sanitaria como agua caliente para el circuito de calefacción.

instalación-de-gas-caldera

Fuente de la imagen: ©Alex - Fotolia.com

Si por otro lado, nos enfocamos en el grado de eficiencia y limpieza con el medio ambiente, podemos encontrar los siguientes tipos de caldera:

  • Caldera de bajo NOx: cuenta con un índice de emisión de dióxido de nitrógeno más bajo que el resto de calderas. Ésta realiza su combustión en un cajón cerrado, por lo que no hay contacto entre la combustión y el aire de la habitación o de la vivienda. Su coste oscila entre los 600 y 1.000 euros.
  • Caldera de condensación: en este tipo de caldera, el calor latente se aprovecha para generar energía. Los gases vuelven a circular por una cámara estanca que los enfría a 50 grados y lo que sale a la superficie es simplemente vapor de agua.

La instalación de las calderas de gas natural tienen que ser realizadas por un técnico instalador de la distribuidora gasista o una empresa instaladora. Una vez realizado instalación, se le entregará al cliente el certificado de la propia instalación de la caldera que tendrá que ser renovado cada dos años en cada revisión obligatoria.

Volver al menú de contenidos

Ventajas del gas natural

El gas natural es uno de los suministros más baratos y eficientes del mercado, y es que se extrae directamente de la naturaleza. Además, cuenta con un alto poder calorífico y permite disfrutar agua caliente sanitaria sin interrupción, ya que se trata de un suministro canalizado. A continuación te dejamos algunas de las ventajas más importantes del gas natural.

Ventajas Gas Natural
Energía continua para tu hogar Ofrece suministro ininterrumpido de gas los 365 días del año, 24 horas al día.
Seguridad No necesita ser almacenado y es más liviano que el aire por lo que en caso de fuga tiende a ir hacia arriba y al exterior.
Ahorro Es el combustible más económico del mercado.
Respetuoso con el medio ambiente No genera residuos contaminantes.
No produce hollín.
No contamina el medio ambiente.
Fácil acceso para el usuario Se canaliza hasta el lugar donde se quiera utilizar. Sólo se necesita abrir un grifo o válvula para poder tener un suministro constante y de calidad.
Múltiples funciones Se puede usar para genera calor, agua caliente, calefacción. Así como en cocinas industriales y hornos; o para generar frío en refrigeradoras.
Fácil instalación Hay una gran número de técnicos acreditados para que pueden hacer una instalación de gas natural.