Registro de empresa

Calefacción tradicional o ecológica: ¿cuál es más limpia?

La calefacción sustentable está agarrando mucha fuerza en nuestro país y a nivel mundial en los últimos años. Cada día son más las familias que intentan contar con una calefacción limpia en los hogares. Se trata de un conjunto de medidas que nos permiten a los usuarios a calefaccionar el hogar de una forma más responsable con el medio ambiente, ya que el fin principal de este proceso es utilizar combustibles más limpios y calefactores más eficientes. Pero no solamente logramos la eficiencia al 100 % con los dos puntos anteriores, sino también es necesario complementarlo con un correcto aislamiento del hogar. Un sistema de calefacción debe ser respetuoso con el medio ambiente ya que te recordamos que la calefacción es uno de los principales problemas en cuanto a la contaminación de nuestro planeta. Aunque, la instalación de estos equipos puede resultar más costosa que la de equipos tradicionales, en un periodo corto de tiempo se recupera la inversión y el ahorro es más que notorio.
Menú de contenidos:

Importancia de tener una calefacción más limpia y sustentable en el hogar

Al instalar sistemas más eficientes ayudamos a disminuir la contaminación intradomiciliaria y de las ciudades. De esta forma se logran rebajar en gran medida muchas de las enfermedades respiratorias que se pueden padecer y se aumenta la calidad de vida de los miembros del hogar. Una calefacción limpia y sustentable tiene 4 beneficios que la diferencian de las demás:

  • Una buena educación ambiental

Son muchos los usuarios que aún utilizan la calefacción de una forma irresponsable. Además, de sistemas que ya no se ajustan con los nuevos decretos o requerimientos necesarios que deben tener las calefacciones limpias. Debemos ser conscientes del uso que le estamos dando a la misma todos los días y ver la forma de ahorrar en el consumo de energía.

  • Calefactores más eficientes y menos contaminates

Un sistema que sea más eficiente debería ser una obligación. En la actualidad hay sistemas muy modernos que ahorran más energía y a la vez contaminan mucho. Más adelante en este artículo, podrás ver los diferentes tipos de calefacción existentes, su consumo y lo contaminante que puede resultar el combustible utilizado para la calefacción.

  • Aislación térmica

No solamente debemos contar con un buen equipo de calefacción, es necesario contar con un hogar bien aislado ya que de esta forma evitamos el consumo innecesario o en exceso de la energía utilizada para calefactar. Muchas veces, son muy pocos los cambios que debemos realizar en el hogar para darle un aislamiento completamente eficiente. Aquí te dejamos unos consejos útiles de cómo mantener la casa caliente en invierno.

  • Combustibles limpios

No es lo mismo calentar nuestros hogares con sistemas ecológicos a calentar nuestra casa con un combustible como el gasoil. Debemos pensar en las instalaciones de calefacción que utilicen combustibles más limpios y no solamente más eficientes. Con combustibles más limpios se logra en la mayoría con los equipos el mismo resultado y evitamos contaminar nuestro planeta.

Volver al menú de contenidos

La calefacción tradicional en España

Los sistemas tradicionales en España sigue siendo la base de las instalaciones de calefacción en España. El mercado de calderas y calentadores sigue siendo el primero dentro de las instalaciones más comunes en nuestros hogares. Por ejemplo, según FEGECA (La asociación de Fabricantes de Generadores y Emisores de Calor) el mercado tanto de calderas, como y de calentadores superó en el año 2017 las 722.000 unidades. Una tendencia que irá en aumento, ya que se ha detectado que en el mercado español está sufriendo una gran evolución en lo que a reposiciones se refiere. Ya que el mercado de calefacción y ACS está muy obsoleto. Una acción que está siendo decisiva para seguir impulsando los objetivos de reducción de emisiones de gases tóxicos, pero sobre todo, en lo que se refiere al ahorro energético.

Aún así, tenemos que tener en cuenta, que la reposición, no significa ahorro de manera inmediata. Ya que muchos son los hogares que realizan nuevas instalaciones de sistemas de calefacción sin saber si dicho sistema es el que mejor se adapta a las necesidades de la vivienda. Un factor que afecta al 66% de los españoles. Por regla general, calentar una vivienda supone un gasto de 1.454 € para los hogares. Una suma que podría reducirse hasta un 20% si se cuenta con una instalación apropiada. En lo que respecta al tipo de instalación, tenemos que tener en cuenta, que una instalación individual siempre será más rentable que una central o central individual. En este aspecto es una tendencia que también está sufriendo cambios en el mercado español, donde se está dando un crecimiento de la instalación de equipos individuales. Estos equipos no sólo nos permiten tener un mejor control de consumo sino que la eficiencia será mayor.

Dentro de los sistemas de calefacción tradicionales encontramos los equipos con suministro a base de gas. Este tipo de calefacción es la que más se utiliza en los hogares españoles. La calefacción a base de gas es una energía limpia y bastante eficaz, que no contamina. Normalmente y dependiendo del uso destinado, bien sea para la calefacción, producción de agua caliente y la cocina se puede elegir entre tres tipos de combustible: gas natural, gasóleo o gas propano. Suministros donde el gasto varía en función de su utilización y la zona en la que se encuentre nuestra vivienda. Por ello, según datos de la Pwc, el gasto medio en calefacción por gas natural supone a las familias españolas entre 760 y 930 € anuales. Mientras que por calefacción de gas propano supone entre 850 y 1.040 € y por gasóleo entre 1.112 y 1.224 € anuales. Una diferencia bastante grande entre los 3 tipos de combustibles.

En los que respecta al otro tipo de calefacción más utilizado en España, la eléctrica, el desembolso anual ronda los 1.960 y 2.168 €. Este tipo de sistemas son de muy fácil instalación y además necesitan de muy poco mantenimiento y seguridad. Es una energía que no requiere del consumo de oxígeno, y tampoco emite gases contaminantes. Este tipo de equipos a base de electricidad no requieren de mucho mantenimiento sino en la mayoría de los casos de solamente limpieza de los filtros de aire. La instalación suele resultar mucho más económica que la de los sistemas de gas pero más cara en el consumo por las tarifas eléctricas.

Ventajas de una calefacción tradicional Ventajas de una calefacción alternativa
  • Suelen ser sistemas de mucha potencia
  • El combustible es fácil de obtener
  • Son muchas más las personas que ofrecen servicio técnico
  • Son sistemas más económicos
  • Equipos muy respetables con el medio ambiente
  • Ahorrar mucho más en consumo
  • Diferentes fuentes de energía
  • Se pueden obtener subvenciones

Volver al menú de contenidos

La calefacción ecológica o alternativa en España

Los sistemas de calefacción ecológica o alternativos están cogiendo cada vez más protagonismo. Aún así, la situación de las energías renovables en España, en comparación con otros países, está a la cola en lo que a desarrollo se refiere. A finales del año 2016 casi el 16 % de toda la energía que se consumía en España era proveniente de energías renovables, y casi el 40 % de la generación de electricidad. Estas cifras son muy similares a las del 2018 referentes al uso de energías renovables en España. Aún así, debemos recalcar que se han marcado unos determinados objetivos energéticos para de esta forma mejorar la situación de las energías renovables en España, en conjunto con Europa y que tiene como objetivo el año 2020: "Reducción de las emisiones de gases, el aumento de las energías renovables y la mejora de la eficiencia de energética en un 20%". Los sistemas de calefacción tradicionales necesitan el uso de la energía eléctrica, gas o carbón, algo que llega a resultar caro. Por lo tanto, lo mejor es aprovechar al máximo el calor generado para permitir irradación uniforme, y una de las mejores formas es a través de energías renovables del medio ambiente.

calefacción-limpia-más-sustentable

Fuente de la imagen: ©Carballo - Fotolia.com

Para entender un poco mejor la alternativas que existen en el mercado en cuanto a una calefacción limpia e eficiente, tenemos que hablar primero de la calefacción por biomasa. La eficiencia de las calderas biomasa o pellet permiten un ahorro de entre un 50 a un 70% en consumo energético. Además, por su fácil instalación las calderas y estufas de biomasa son una buena alternativa a sistemas de calefacción alternativos. Podemos encontrar sistemas que van desde los 1.000€ hasta los 4.000€. Aunque de primeras puede parecer un poco caro, el combustible, si lo comparamos, con suministros de gas o eléctrico son muy baratos: "los sacos de “pellets” de unos 15 kg apenas rondan los 4 euros". Además, en España tenemos una gran ventaja y es que disponemos de “pellets” naturales como las cáscaras de almendra o los huesos de las aceitunas.

Si hablamos de la calefacción por aerotermia, podemos decir que es uno de los sistemas más innovadores, ya que utilizan la energía gratuita del aire para producir la calefacción mediante una bomba eléctrica. La eficiencia de este tipo de sistemas es realmente alta ya que utiliza poca electricidad y el resto es generado con el aire. Aparte de ser uno de los sistemas más limpios y respetables en la actualidad con el medio ambiente, es uno de los sistemas más económicos. Aún así tenemos que tener en cuenta que no es apropiado para todo tipo de hogares, ya que la potencia es menor que la de otro tipo de calefacciones. En lo que respecta a la calefacción por geotermia es una de las soluciones más eficientes desde una perspectiva económica. En este concepto, una construcción nueva puede gastar más del 70% del gasto energético. Es por esto, que la geotermia solar soluciona una parte muy importante del consumo energético de las viviendas:

Comparado con el gas-oil
75- 80% de ahorro
Comparado con el gas
60- 70% de ahorro
Comparado con la electricidad - tarifa nocturna-
60- 70% de ahorro
Comparado con la bomba calor
50- 60% de ahorro

Por ultimo, dentro de los tipos de calefacción limpia, tenemos que hablar de la calefacción solar. Ya sea a través de termosifones o paneles solares, estos equipos proveen de agua caliente sanitaria o suministran la energía necesaria a la vivienda. España es uno de los países de Europa que más horas de sol recibe y además es pionero en I+D en el aprovechamiento de la energía solar. Si lo comparamos con datos, en España se instalaron en 2017 135 MW de nueva potencia fotovoltaica, lo que supone un incremento del 145% con respecto al año anterior.