Registro de empresa

Averías más comunes de los emisores térmicos

Los emisores térmicos son sistemas de calefacción que se conectan a la red eléctrica. Gracias a la fácil instalación de los mismos son muy utilizados en España como sistemas de calefacción principales pero también secundarios. Se estima que existen más de 120 mil hogares españoles que utilizan este tipo de equipos como sistema principal y 70 mil como equipo de apoyo o secundarios para las diferentes estancias. Los emisores térmicos requieren de muy poco mantenimiento, así todo te recomendamos un par de consejos para alargar su vida útil y evitar averías de los emisores térmicos en su sistema. En caso de presentarse averías de los emisores térmicos hay soluciones muy sencillas que te las contaremos a continuación.
Menú de contenidos:

Reparacion-de-los-emisores-termicos

Fuente de la imagen: ©bschulzfoto - Fotolia.com

Tipos de emisores térmicos

Los emisores termoeléctricos se clasifican en tres tipos:

  • Los secos: calientan unos paneles internos (normalmente de mica) que acumulan el calor; proporcionan calor al instante ya que se calientan de forma rápida. Lo normal es que este tipo de emisores tengan una inercia térmica media (mantienen el calor) de una hora, es decir, que están emitiendo el calor durante ese tiempo. Si necesitas calor durante un tiempo más prolongado es mejor que optes por uno de los otros tipos. Ideales para habitaciones que debas calentar rápidamente y durante un tiempo concreto.
  • Los de fluido: cuentan con un líquido interno (fluido caloportador) que circula por el emisor y lo caliente de modo más uniforme. Este tipo de emisor calienta de manera más lenta que el emisor seco, pero tiene una inercia térmica (mantienen el calor) más larga que puede llegar hasta las 4 horas. Son ideales para un uso continuo de entre 5 y 8 horas al día y apropiados para instalaciones completas.
  • Los cerámicos: son los emisores que más tardan en alcanzar la temperatura máxima, pero también son los que mantienen el calor durante más tiempo porque su inercia térmica es la más elevada. Se recomienda para uso continuo de más de 8 horas al día y para cualquier tipo de instalación.
Emisores térmicos Emisores térmicos de fluidos Emisores térmicos cerámicos
  • Funcionan generalmente conectados a la fuente eléctrica
  • Calientan de una forma muy uniforme
  • Tardan en alcanzar la temperatura ideal
  • Tienen una inercia térmica media (mantienen el calor por una hora)
  • Se pueden utilizar durante todo el día
  • Ideales para ser utilizados durante más de 8 horas
  • Ideal para habitaciones pequeñas y de invitados
  • Ideal para habitaciones muy frecuentadas
  • Consumen más energía que los dos anteriores

Volver al menú de contenidos

Típicas averías de los emisores térmicos

Los emisores térmicos son equipos muy confiables, ya que al funcionar con electricidad es muy improbable que se averíen con frecuencia. Sin embargo, al igual que cualquier otro equipo doméstico, puede presentar averías de los emisores térmicos pero no debemos preocuparnos por ellas ya que por lo general suelen tener soluciones bastante sencillas. Entre las típicas averías que se pueden presentar en los emisores térmicos encontramos las siguientes:

1- Los emisores térmicos calientan poco: en realidad no se trata de una avería sino puede deberse a dos causas; mala programación o muy poca potencia. Si el equipo esta mal programado, deberás cerciorarte de programarlo nuevamente y aumentar la temperatura de estos sistemas.

2- Emisor térmico, transformador quemado: el sistema de este tipo de calefacciones cuenta con un transformador de corriente para cambiar el voltaje obtenido a través de la red eléctrica. Lamentablemente existen zonas en nuestro país en la que el voltaje directo de la red eléctrica puede tener fallos (más o menos voltaje) y esto puede acarrear la quema del transformador antes mencionado. Este transformador se puede cambiar, sin embargo debe ser hecho por una persona con experiencia o simplemente debemos dejarlo en manos de un profesional en calefacciones. En el siguiente vídeo te enseñamos la forma de solucionarlo:

3- Las resistencias se estropean en algunos modelos: hay muchos modelos de emisores térmicos que suele echarse a perder las resistencias. Las resistencias es posible cambiarlas pero al igual que el transformador, deben ser repuestas por un técnico en calefacción. La quema de las resistencias inhabilitan completamente el sistema. En caso de que quieras reparar los emisores térmicos o en este caso las resistencias, recuerda que se deben comprar las mismas que ya tenía instaladas, ya que si no son las mismas, se pueden presentar otras averías en los emismores térmicos.

4- Hay habitaciones o estancias las que no se logran calentar solamente con un emisor térmico: esto se debe a que a pesar de ser equipos buenos, no todos logran calentar a tope habitaciones mayores de 15 metros cuadrados. Para ello debes estudiar la potencia que necesita la habitación y posteriormente decidirte por uno de los tres tipos diferentes o equipos de más potencia.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Importancia de un buen mantenimiento de los radiadores térmicos

Los radiadores térmicos son uno de los pocos equipos o sistemas de calefacción que necesitan de menos mantenimiento o posible de ninguno, sin embargo y al tratarse de equipos eléctricos que funcionan constantemente durante los meses más fríos y con altas temperaturas es recomendable seguir los siguientes consejos para su buen funcionamiento:

  • Limpieza: basta con pasar un trapo humedecido en agua jabonosa. Además, hay modelos que están preparados para evitar que la pared se manche al calentarse el polvo que se acumula entre ambos.
  • Uno de los principales aspectos que debemos tener en cuenta es la ubicación de los mismos, con lo que te queremos decir que deben estar en la mejor ubicación de la habitación para que caliente la misma de una forma pareja y no tenga que trabajar más de la cuenta. Si los mismos se encuentran en el lugar indicado, podremos bajar un poco los grados con los que está funcionando y de esta forma evitaremos un sobre-funcionamiento a lo largo del tiempo.

  • Conexión a la red eléctrica: ya que funcionan con electricidad, la instalación de los mismos a la red eléctrica debe ser de la forma más limpia posible. Además, debemos cerciorarnos frecuentemente que los cables no sufran de recalentamiento y en caso de que no estén enchufados sino conectados directamente a la red eléctrica, que la conexión se haya realizado de una forma limpia y profesional. Por lo general, hacer una instalación directa no es algo complicado, pero debe ser realizado por una persona que tenga experiencia o directamente por un profesional en la materia.
Si necesitas realizar el mantenimiento de los radiadores que tienes en casa y quieres saber el presupuesto con el que debes contar para realizar el mismo, te recomendamos pedir información completamente gratuita a través de este formulario
  • Libre de obstáculos: son muchos los usuarios que acostumbran a colocar muebles u otras cosas delante de los emisores térmicos, incluso en muchas ocasiones lo utilizan para secar ropa o toallas y realmente es una mala opción, ya que al igual que cualquier otro sistema de calefacción, los radiadores deben estar completamente expuestos de obstáculos para su libre y correcto mantenimiento.
  • Una programación correcta garantiza un mejor funcionamiento: la ventaja principal de estos sistemas es sin duda alguna su programación. Sin embargo, debemos hacerla de una forma eficiente, cuando no estemos en casa podremos reducir la temperatura al mínimo para que no se enfríe demasiado y programar el equipo para que aumente la temperatura un poco antes de que lleguemos. Necesitamos seguir las instrucciones de los fabricantes al pie, y estar pendientes por lo menos una vez a la semana de que los mismos mantengan la programación que nosotros hemos decidido y que no haya sufrido alteraciones por algún cambio en la red eléctrica etc.

En caso de que las averías de los emisores térmicos no puedan ser solucionadas con los anteriores consejos, te recomendamos reparar los emisores térmicos con una persona o técnico especializado en la materia.

Volver al menú de contenidos

Beneficios de contar con un emisor térmico como sistema de calefacción

Fácil instalación
  • Basta con colocar unos soportes atornillados a las paredes de las habitaciones y posteriormente conectarlos a la red eléctrica.
No reseca el ambiente
  • Con los radiadores eléctricos no tendrás presencia de humos, olores o gases y lo más importante es que el ambiente no se reseca nada.
Confort
  • Es un calor limpio; con los emisores termoeléctricos no hay llama y se integran bien en el ambiente. El método de radiación, que caliente el aire, que usan estos emisores es más confortable que el de convención (ejemplo: un radiador tradicional).
Eficiencia
  • Incluyen un programador (los puedes usar según tu conveniencia para que se ponga en marcha a determinadas horas del día, para encenderlo unas horas concretas) para consumir solo en función de la temperatura elegida y durante las horas programadas.

Ante cualquier tipo de avería de los emisores térmicos que tengas en casa, te recomendamos que la revisión sea realizada por un profesional en la materia para evitar daños mayores y garantizar un funcionamiento y vida útil más alargada.

Artículos relacionados que te pueden interesar:
Este artículo ha sido redactado por: Christian Abele, redactor www.HogarSense.es