Sistemas de calefacción: suelo radiante, radiadores, fancoils

14 de diciembre de 2020
Quieres instalar un sistema de calefacción en tu casa, pero hay tantas opciones que, no sabes ¿cuál es la que más te conviene? Si no lo tienes claro, por diferentes motivo: tipo de vivienda, uso que le damos a la vivienda, por la zona donde vives, precio y costes de instalación, entre otras cosas, este es tu artículo. A continuación, te damos todas las claves para elegir el mejor sistema de calefacción que acompañe a tu caldera. Empecemos.
Artículo escrito por:
Marcos Carbonell, Redactor de www.HogarSense.es
CalefacciónSistemas de calefacción
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©hudsonreed.com

Combinaciones para mi sistema de calefacción

Antes de empezar con los diferentes tipos de sistemas de calefacción debemos explicarte el caso especial de las soluciones eléctricas puras. El resto de sistemas necesitan de un elemento generador de calor y de los elementos que distribuirán el agua caliente por toda la cada y caldearán la vivienda para tener una instalación de calefacción completa.

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

En los sistemas de calefacción eléctrica pura, como son el suelo radiante eléctrico, el folio radiante eléctrico, o los diferentes tipos de radiadores eléctricos, acumuladores nocturnos, etc., no hay la estructura antes mencionada. Ya que, el propio elemento cuenta con una resistencia eléctrica que es la que genera calor al ser alimentada. Es decir, no hace falta un equipo generador, y solo se necesita de los elementos distribuidores del calor.

Pero si queremos una instalación de calefacción completa a base de agua, siempre necesitaremos de una caldera o bomba de calor, y una elección entre los siguientes sistemas de calefacción:

⍟ Suelo radiante

La calefacción por suelo radiante de agua es un circuito de tuberías que se colocan bajo el pavimento de una vivienda. A través de estas tuberías circulará agua caliente, que permitirá que la temperatura se eleve desde el suelo. Es el sistema de calefacción que aporta mayor confort en toda la vivienda. Ya que funciona calentando todo el suelo y desde ahí se irradia al ambiente, evitando el efecto de “pies fríos/cabeza caliente” de otros sistemas, y que disminuyen el confort.

⍟ Radiadores

Los radiadores son elementos metálicos por los que circula el agua, y tienen la misión de irradiar el calor del agua que les llega al ambiente. Tienen una gran ventaja y es que se calientan rápidamente por lo que aportan bienestar en un breve espacio de tiempo. Podemos tener la casa a una temperatura agradable en tan solo una hora, aun cuando el sistema de calefacción había estado apagado y la temperatura de la casa muy fría.

⍟ Fancoils

Los fancoils son más bien equipos para climatizar el aire. Son un sistema de calefacción que funciona, como en un radiador, a base de una parrilla de tubos por los que circula el agua caliente, pero con el aporte de un ventilador en su parte trasera, para aumentar el efecto de circulación de aire sobre el propio fancoil y crear una ligera brisa de aire calentado al pasar por el fancoil.

Para las personas que no los conocen, tenemos que decir, que su aspecto es como la unidad interior de un aire acondicionado, ya sea un Split, un equipo de conductos u otros modelos. Pero se diferencias en que hasta ellos llega agua, no gas frigorífico. Es por ello que es fácil confundirlos.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

¿Qué sistema de calefacción me va mejor?

En el apartado anterior hemos descrito brevemente como es y funciona cada uno de los sistemas que podemos elegir para nuestra vivienda. Ahora intentaremos establecer las bondades de cada uno para cada tipo de viviendas.

◎ Suelo radiante

Dada su forma de trabajar, calentado todo el hormigón y azulejos del suelo que tiene encima, el suelo radiante necesita 2 días para llegar a una temperatura adecuada de la vivienda. Pero luego se puede mantener con poca aportación de calor, y solo es mantener la temperatura. Es por ello que el suelo radiante es un sistema de calefacción mas adecuado para viviendas que son habituales, y en zonas donde la temporada de invierno es más larga y estable. Es decir, que no hay dos semanas de frio, luego hace unos días de calor, y vuelve a hacer frio.

Otra ventaja que tiene el suelo radiante es que trabaja a temperaturas más bajas que los radiadores, solo necesita agua a unos 45-50 °C, por lo que el consumo energético suele ser menor que con radiadores.

Fuente de la imagen: ©giacomini.com

◎ Radiadores

Los radiadores pueden ser de diferentes materiales y, cada uno de ellos, nos aportarán unos beneficios. Actualmente, son más habituales los radiadores de aluminio, debido al precio de este material. Este sistema de calefacción con aluminio actúa muy rápidamente, ya que el aluminio transmite muy bien el calor. Pero tiene una desventaja, y es que también se enfría muy rápidamente.

Otro tipo de radiadores son los fabricados con acero o con hierro de fundición. Estos ya no son tan habituales. Pero tienen una gran ventaja, y es que tienen mayor inercia térmica, es decir, que mantienen durante mas tiempo el calo, por lo que consiguen un confort algo mayor que los de aluminio.

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Sean cuales sean los radiadores utilizados, la instalación de calefacción completa con radiadores es más conveniente en viviendas de fin de semana, donde la calefacción estará apagada durante varios días, y necesitamos calentar la cada de forma rápida. También es buena para zonas más templadas, donde encendemos la calefacción por días, según vaya variando la temperatura.

◎ Fancoils

Los fancoil son un sistema de calefacción que es muy apropiado para zonas de clima templado, y además se puede utilizar perfectamente para calefacción como para refrigeración. Es por ello, que combinan muy bien con calderas de gas, pero también combina con bombas de calor.

La gran ventaja que aporta la combinación de una bomba de calor de aerotermia y los fancoils es que conseguimos un sistema de calefacción que podemos usar también para refrigeración. Aprovechamos la misma instalación todo el año, para calor en invierno y para frio en verano. O incluso, sólo para deshumectar, en los días que no hace ni frio ni calor, pero el ambiente esta cargado con mucha humedad.

Fuente de la imagen: ©innovaenergie.com

¿Estas pensando en cambiar tu sistema de calefacción o hacer una nueva instalación?, Hogarsense te ayudar a contactar con empresas homologadas que estudian tu instalación.

Volver al menú de contenidos

¿Y si además lo quiero apoyar con paneles solares?

Nuestra instalación de calefacción completa la podemos apoyar con placas solares. Pero como existe dos tipos de instalaciones de placas solares, debemos saber cual sirve para cara tipo de sistema de calefacción. De esta forma tenemos las instalaciones de energía solar térmica, y las de energía solar fotovoltaica, que nos aportan, agua caliente o electricidad.

☀ Energía solar térmica

Con un sistema de energía solar térmica generamos agua caliente. Esta agua puede unirse al circuito de calefacción y de esta forma conseguimos un cierto ahorro, al no tener que calentar toda el agua con la caldera de gas, de gasoil, o caldera de biomasa. De esta forma a la instalación de calefacción completa le añadimos un aliado que en los días soleados aportará parte de la calefacción. Pero no debemos equivocarnos, la instalación de solar térmica es solo un apoyo, nunca conseguiremos que toda la calefacción funcione solo con las placas solares térmicas.

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

☀ Energía solar fotovoltaica

Las instalaciones de energía solar fotovoltaica generan electricidad, que usaremos en los diferentes equipos que consumen electricidad. Es por ello, que esta instalación es el aliado perfecto de instalación de calefacción completa con bomba de calor, bien sea hidrónica, de aerotermia, o una bomba de calor geotérmica.

De esta forma, la electricidad que necesita la bomba de calor para funcionar nos la proporciona en gran parte la instalación fotovoltaica. Y conseguimos dos beneficios, uno personal, al ahorrar en el consumo eléctrico desde la red. Además, de un beneficio medioambiental, al generar la electricidad con una energía renovable, en vez de con una central térmica, nuclear u otro sistema contaminante.

Volver al menú de contenidos

Costes de una instalación de este tipo

Otro factor que mencionábamos en la introducción de este artículo es el precio que tendremos que pagar por la instalación de calefacción completa, y que también nos influirá para decantarnos por uno o por otro sistema de calefacción completa. Por ello, te ofrecemos una tabla con unos precios estándar para que nos sirvan de orientación.

Precios instalación de sistemas de calefacción
Equipo o sistema de calefacción a instalar Precio (€)
Caldera de gas de condensación 25/32 kW 2.000 – 2.300
Caldera de gasóleo de condensación 30 kW 1.500 – 3.000
Caldera de biomasa (pellets) 30 kW 3.000 – 5.000
Bomba de calor 9 kW con acumulador de ACS 185 litros 8.000 – 10.000
Suelo radiante para una vivienda de 100 m2 con 3 dormitorios, salón-comedor, cocina, aseo y baño. Instalados, incluyendo tuberías, accesorios y mano de obra. 6.000 – 7.000
Radiadores para una vivienda de 100 m2 con 3 dormitorios, salón-comedor, cocina, aseo y baño. Instalados, incluyendo tuberías, accesorios y mano de obra. 3.500 – 4.000
Fancoils para una vivienda de 100 m2 con 3 dormitorios, salón-comedor, cocina, aseo y baño. 4.000 – 4.500
Puesta en marcha de una instalación (variará en función del sistema elegido) 400 – 700
Costes de mantenimiento anuales (variará en función del sistema elegido) 200 – 400

*Precios orientativos, que variarán en función del fabricante y accesorios.

Artículos relacionados que te pueden interesar:
Siguiente artículo