Registro de empresa

Calefacción: ¿individual o central individual?

Si vivimos en un bloque de viviendas, se nos presenta la cuestión de elegir entre la calefacción individual o la calefacción central individual. Dado que la normativa se ha modificado recientemente, en la actualidad es posible disfrutar de un sistema comunitario sin que nos suponga un aumento de la facturas. Tanto la calefacción individual como la calefacción central individual presentan ventajas y desventajas, y por supuesto su eficiencia varía según el tipo de vivienda. Además, recientemente se ha introducido una nueva normativa que deben cumplir todos los estados miembros de la Unión Europea. Por eso queremos hablarte de todos los aspectos sobre este tipo de calefacción.
Menú de contenidos:

Calefacción individual y calefacción central individual: qué son y cómo funcionan

La calefacción individual es aquel sistema de calefacción que se instala en una vivienda. Esta permite cubrir sus necesidades de calor y de agua caliente sanitaria. Con esta opción, cada hogar paga por su consumo específico y puede elegir el sistema que mejor se adapta a sus necesidades. En función del tipo de vivienda, de la demanda específica de calor, de las temperaturas que se alcancen o de la disponibilidad de los suministros, una vivienda podrá optar por un sistema o por otro. Así, por ejemplo, podemos encontrar la calefacción individual de gas natural cuando esta red está disponible. Aunque el circuito se va ampliando cada vez más, todavía existen algunas zonas de la península en las que no ha llegado. En el caso de poder disponer de este, se presenta como la opción más popular. También es la más económica, dentro de las alternativas que tenemos con los combustibles fósiles.

Fuente de la imagen: ©ContenidosClick.es

Si nos decantamos por el gas en la calefacción individual, pero el natural no llega, podemos mantener el suministro con el tradicional gas butano o propano. Aunque aquel no es continuo sino que dependemos de cambiar la bombona, para determinadas necesidades, puede ser una buena opción. Además del gas, podemos encontrar la calefacción individual eléctrica. Este sistema también ofrece un suministro continuo. No obstante, las necesidades energéticas son más elevadas y, con frecuencia, debemos incrementar la potencia contratada. Además del gasto energético que se eleva considerablemente, debemos pagar por la diferencia en la propia potencia. La calefacción central dispone de las mismas opciones pero instaladas en una caldera comunitaria de mayor tamaño. Desde esta, el suministro llegará a cada vivienda, aunque no siempre con la misma intensidad. El importe a pagar se reparte en función del tamaño.

Diferencias entre la calefacción central y la calefacción individual

Calefacción central

Calefacción individual

- Única sala de calderas para todos los vecinos.

- Cada vivienda dispone de su propia caldera en su vivienda.

- Instalación única y mantenimiento comunitario de la sala de calderas, que equivale a una única revisión.

- Instalación y mantenimiento individuales que corresponden a cada propietario de manera personal.

- Apagado y encendido acordado de manera comunitaria, lo que puede beneficiar a algunas viviendas y a otras no, en función de sus horarios particulares.

- Ajustes establecidos de manera personal en cada vivienda, por lo que el consumo se realiza únicamente cuando se necesita.

- Temperatura equitativa para todo el bloque. No obstante, con la existencia de los termostatos, cada vivienda puede regular la de sus radiadores.

- Se establece la temperatura que se desea para la vivienda y esta puede modificarse en cada zona de la casa según las necesidades.

- Con la nueva normativa, contador individual también para cada vivienda.

- Contador individual para cada vivienda.

- El importe a pagar se reparte entre las viviendas. En la actualidad, con los contadores individuales, se pagará también por el consumo personal.

- Se paga por el consumo individual de cada vivienda.

Volver al menú de contenidos

Ventajas y desventajas de la calefacción individual y la calefacción central individual

Tanto la calefacción individual como la calefacción central individual presentan ventajas y desventajas. La descentralización de la calefacción nos da total libertad para elegir el sistema que más nos convenga y que mejor se adapte a nuestras necesidades de confort. Sin embargo, las recientes modificaciones en las normativas europeas aumentan considerablemente las ventajas de utilizar la comunitaria.

  • Ventajas y desventajas de la calefacción individual

Ventajas:

Como venimos diciendo, utilizar la calefacción individual nos permite poder realizar un estudio específico de nuestra vivienda. Con el asesoramiento de un profesional, valoraremos las instalaciones que son posibles y que podremos amortizar, y el sistema que mejor se adapta al tipo de vivienda según el tamaño, el aislamiento, la zona en la que se encuentra y las demandas específicas que se tengan de calefacción. Además, podremos regular la temperatura y el apagado y el encendido con total libertad. También, realizar una distribución de los radiadores o del sistema elegido. Según consideremos que es mejor para satisfacer nuestra demanda. La calefacción individual además nos garantiza que pagamos únicamente por nuestro propio consumo. Y también, nos beneficiamos completamente de las prestaciones de la instalación. En la calefacción central no todas las viviendas reciben el calor con la misma intensidad.

Desventajas:

Disponer de una calefacción individual en lugar de una calefacción central individual puede aumentar los costes de la instalación y del mantenimiento. Todo va en función del sistema elegido, ya que en la actualidad podemos encontrar calderas de mantenimiento sencillo. También, para el medio ambiente, el uso de la calefacción individual supone un aumento de las emisiones y de la cantidad de artefactos que se producen. Si vivimos en un bloque de viviendas, suele recomendarse la consideración de la calefacción central individual.

  • Ventajas y desventajas de la calefacción central individual

Ventajas:

La calefacción central individual nos ofrece la principal ventaja de que existe una única sala de calderas. Con este sistema, se reducen en gran medida los costes de la instalación, así como el mantenimiento de la misma. Se trataría de una única revisión que se pagaría entre todas las personas que se benefician de la misma. Otra de las ventajas de la calefacción central individual frente a la calefacción individual es que no debemos preocuparnos continuamente de la temperatura o de los ajustes. Estos son acordados entre todos los vecinos de manera que se beneficie a estos de manera equitativa, siempre en la medida de lo posible. Además, en la actualidad los radiadores de cada vivienda suelen disponer de termostatos que nos permiten regular la temperatura. Así, si consideramos que el calor es demasiado elevado para lo que necesitamos, podemos bajar su temperatura.

Desventajas:

La calefacción central individual como es hoy en día, nos permite disfrutar de todas sus ventajas sin tener inconvenientes. El problema principal que tenía la calefacción central era que aunque en una vivienda se apagasen los radiadores o la cantidad de calor recibida fuera inferior a otra, se pagaba lo mismo porque el total se repartía en función del tamaño de la vivienda. Con los contadores individuales de calefacción central individual podemos beneficiarnos de tener una única sala de calderas pero sin tener que pagar por aquello que no hemos consumido. La calefacción central de contabilización individualizada es una nueva medida adoptada en Europa. Con este nuevo sistema de medición individual del consumo de calefacción central, no solo se paga de manera más justa, sino que conocemos datos de nuestro propio consumo individual. De este modo, podremos hacer los ajustes que consideremos pertinentes para reducir el consumo.

Volver al menú de contenidos

Para qué tipo de viviendas es más recomendable la calefacción individual

Si se nos presenta el dilema entre elegir la calefacción individual o la calefacción central individual, debemos considerar sus ventajas y desventajas. En cualquier caso, tal y como veremos en el siguiente punto, todo dependerá del tipo de viviendas o de si es una nueva construcción. Los bloques de viviendas de las zonas frías suelen utilizar la calefacción central individual por su mayor comodidad. No obstante, si se trata de viviendas nuevas o de una nueva instalación, habrá que valorar si la opción comunitaria presenta más ventajas que el sistema que queramos para nuestra vivienda.

Si vivimos en una casa, la calefacción individual será la opción viable para nuestro hogar. No obstante, las posibilidades son muy amplias. En la actualidad, con las nuevas normativas europeas que nos obligan a incrementar el uso de las energías renovables, podemos disponer de muy variados sistemas de calefacción. La ventaja de estos es que, además de ser más respetuosos con el medio ambiente, nos permiten ahorrar en el consumo energético dada su alta eficiencia. Cuando se trata de un bloque de viviendas, la calefacción central individual suele ser lo recomendable. Además, como decíamos, con las nuevas normativas de contadores individuales nos olvidamos de tener que pagar por aquello que no hemos consumido. La calefacción central individual se convierte así en una calefacción individual que comparte la sala de calderas y su mantenimiento entre todos los vecinos.

Volver al menú de contenidos

Qué son y como funcionan los contadores individuales de calefacción central

Recientemente se ha introducido una nueva normativa que deben cumplir todos los estados miembros de la Unión Europea. Estas nuevas medidas buscan aumentar la eficiencia y el rendimiento de los sistemas de calefacción. Así, además de disfrutar de unas condiciones mejores, se cuida el medio ambiente y se reduce el consumo energético. Los contadores individuales de la calefacción central individual vienen a ser como los de la calefacción individual. La única diferencia es que están conectados al sistema general de la caldera. Con ellos, obtendremos información específica con respecto al consumo de cada vivienda. Así, sabremos con exactitud el consumo de energía que estamos realizando con los ajustes que hemos elegido.

Gracias a la calefacción central individual podemos modificar nuestros parámetros para reducir el consumo. De este modo, se reducirá también el importe a pagar en las facturas. Por otra parte, con esta nueva medida, quienes consumen más pagarán más, mientras que aquellas viviendas que consumen menos, verán reducidas también sus facturas de manera proporcional. Si ya disponemos de la calefacción central en nuestro bloque de viviendas, solo habrá que realizar la instalación de los contadores para pasar a la calefacción central individual. Así, disfrutaremos de una calefacción individual con las ventajas de la central.