Cambiar caldera de gasoil por gas natural

Los beneficios de cambiar la caldera de gasoil por una de gas, además del económico, pasa también por la comodidad y ahorro del espacio. La caldera de gas natural no necesita depósitos de almacenamiento, ni mecanismos especiales para su transporte. Finalmente, su mantenimiento es más simple y es una de las opciones últimamente más utilizadas para los sistemas de calefacción. ¿Quieres saber cuales son las ventajas de cambiar una caldera de gasoil por gas? A continuación todos los detalles.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto
¡Encuentra ahora a los mejores profesionales!
  • Empresas de confianza cerca de tí
  • Hasta 3 presupuestos con una sola consulta
  • Garantizado: ¡Fácil, gratis y sin compromiso!
CalefacciónComparar sistemas de calefacciónCambio caldera de gasoil a gas

Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©Hogarsense

¿Por qué cambiar de una caldera de gasoil a gas?

Son muchas las comunidades de propietarios que cuentan con una calefacción centralizada de gasoil para la calefacción de los hogares y la producción de agua caliente sanitaria. Pero a la mayoría les surge la duda si un cambio de caldera de gasoil a gas natural puede resultar rentable a corto o largo plazo. No es la única duda, ya que también nos viene a la cabeza que ventajas o inconvenientes pueden suponer dicho proceso de cambio. El cambio de un sistema o combustible, puede generar una rentabilidad a largo plazo, si lo planeamos bien. Sin embargo debemos tener en cuenta los siguientes factores antes de tomar cualquier decisión:

✔ Suministro individual: el suministro de gas natural es permanente y no hay que solicitar la reposición como en el caso del gasoil. Es decir el gas natural se abastece mediante canalización de manera ininterrumpida, mientras que el gasoil tendremos que reponerlo mediante pedidos. Además, el gas natural se contrata como suministro y pagas lo que contratas o por lo que consumes. Las redes de distribución del gas natural se extienden con rapidez y el acceso a este abastecimiento por parte de nuevos clientes se abarata muchísimo.

✔ Mayor rendimiento: las calderas que funcionan con suministro de gas natural ofrecen mayor rendimiento que las que funcionan con gasoil. El poder calorífico del gas natural es de 14,69 kWh/kg mientras que el gasoil produce un calor de 12,24 kWh/kg. Es decir, a diferencia de las calderas de gasoil, la caldera de gas tiene un menor consumo para producir la misma energía, por lo que a nivel de eficiencia y consumo, se agradece.

✔ Mejor precio: además de ser más económico el gas natural que el gasoil, vas a poder contratar la comercializadora que elijas, por lo que tú mismo eliges el precio que más te conviene. El precio del gasoil oscila los 0,06-0,08 €/kWh y el del gas natural está cerca de 0,04-0,05 €/kWh. El ahorro puede llegar hasta el 50% y puede variar un poco dependiendo de la comunidad. Se puede concluir que el gasoil es más caro y menos estable que el gas natural.

✔ Mantenimiento: el mantenimiento de las calderas que funcionan con suministro de gas natural necesitan mucho menos mantenimiento que las que funcionan con gasoil.

Si estás pensando en cambiar tu calefacción o hacer una instalación nueva, te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto sin ningún compromiso.

Volver al menú de contenidos

¿Cada cuánto tiempo se debe cambiar la caldera?

Por lo general, cambiar la caldera cada ciertos años es necesario porque las nuevas calderas que van saliendo al mercado tienen una tecnología más avanzada que proporcionan mayor eficiencia. Si tu caldera de gas es actual, te aseguras de que te proporcione más calor con un menor consumo de energía. Por ello, es que la inversión que realices en el nuevo aparato la podrás rentabilizar como mucho en 3 o 4 años, ahorrando dinero. También con la instalación de una caldera más eficiente contribuyes a la conservación del medio ambiente, ya que las calderas nuevas emiten menos gases de efecto invernadero a la atmósfera como CO2 o NOx.

A pesar de todo lo nombrado, si hacemos una media a razón de cada cuánto tiempo tenemos que cambiar una caldera antigua por una nueva, puede darnos como resultado unos valores aproximados entre 10 y 15 años. Pero seguidamente, nos surge la pregunta de ¿Cuándo es la mejor época para hacer el cambio de caldera a lo largo del año? El mejor momento para la sustitución de una caldera de gas es hacerlo en el verano, ya que en este periodo no necesita encender la calefacción y el agua caliente no es tan necesaria como en invierno.

Volver al menú de contenidos

¿Cuánto tiempo dura una caldera de gasoil?

Normalmente, los estudios demuestran que las calderas de gasoil acostumbran a funcionar correctamente entre 12 y 20 años. Las calderas requieren un mantenimiento apropiado y, con buenos cuidados, podrían favorecerse con más de dos décadas de aire caliente y cómodo en tu hogar. No obstante, las calderas de gasoil requieren un mayor mantenimiento si las comparamos con otros tipos de calderas que utilizan combustibles fósiles.

La experiencia de algunos usuarios denota que la vida útil de una caldera puede llegar a funcionar correctamente hasta los 10 años pero, sin embargo para otros, lo habitual es que funcionen bien hasta cerca de los 15 años. Y dependiendo de cada caso concreto, los técnicos se encuentran a menudo con calderas que pueden superar de largo esa longevidad. Por lo que podemos concluir que dependiendo del mantenimiento y control que le puedan favorecer a tu caldera, nos durará más o menos años.

Ventajas de cambiar
a gas natural
Beneficios
Suministro Gas natural es mucho más fácil y asequible que el gasoil, lo que nos aporta más confort y ahorro de tiempo
Medio ambiente El gas natural es mucho menos contaminante que el gasoil, respetando el medio ambiente resulta una gran alternativa
Ahorro Al tratarse de gas natural se puede lograr hasta un 10 - 15 % de ahorro económico en comparación con la calefacción de gasoil

Volver al menú de contenidos

¿Cuánto consume una caldera de gasoil?

Esta pregunta también ronda en la mente de los usuarios de calderas de gasoil sobre todo cuando se paran por un momento a hacer cálculos de consumo a final de mes. Cuando nos llega la factura de calefacción y ACS, es inevitablemente pensar: ¿Cuánto gasoil gasta mi caldera cada día? ¿Y cuánto me cuesta? Veamos estas preguntas más en detalle:

Para calcular cuánto gasta nuestra caldera de gasoil debemos tener en cuenta cuánto gasta el quemador de la caldera y el tiempo que estará funcionando. Obviamente no gasta lo mismo una caldera más potente o que haya tenido un correcto mantenimiento con frecuencia que otra más convencional o sin tanto mantenimiento. Y luego están el tamaño y el aislamiento de la vivienda y la temperatura de confort seleccionada.

Suponiendo que una caldera de gasóleo de 20.000 Kcal/h normalmente irá montada una boquilla de 0,5 GPH (1 GPH=40.000 kcal/h), que según los datos de algunos fabricantes, sobre la viscosidad del líquido, la presión y la temperatura que inyecta la caldera puede gastar aproximadamente 1,87 kg/h de gasóleo. Si se sabe que 1 L de gasóleo pesa 0,850 kg y, por ejemplo, compramos 1000 L tendremos 850 Kg en el tanque. El Litro de gasóleo está a 0,87 €/L, si nos suministraron 1000 L nos cobraron 870 € y en peso sería 850 kg. Pues 870 € / 850 kg = 1.023 €/kg.

Muy bien, si ponemos la caldera de gasoil en funcionamiento 6 horas al día, tendremos que multiplicar el gasto medio de la caldera a la hora, que hemos dicho que era 1,87 kg/h, por las seis horas, y nos saldrá un consumo de 11,22 kg/día. Al precio de 1,023 €/kg, nos sale un total de 11,48 € el día de calefacción x 30 días = 344,52 € por supuesto en un mes muy bueno de invierno en el que solo funcione la calefacción 6 horas al día. Si la tenemos encendida 8 h el gasto mensual será: 14,30 € el día x 30 días = 459,12 €/al mes. Este cálculo solo sirve para hacer un número, pero también para hacernos una idea del consumo elevado.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

¿Cuánto cuesta cambiar de gasoil a gas?

Renovar o cambiar nuestra caldera puede ser una decisión acertada siempre y cuando el cambio sea para mejor claro está. Si nos planteamos cambiar la caldera, el coste va a depender de varios factores como el tipo de caldera, la vivienda y las reformas necesarias para que la instalación quede correctamente funcionando. Normalmente el gasto de sustituir o cambiar una caldera de gasoil por una caldera de gas con potencia nominal alrededor a los 24 kW, suele rondar los 1.500 €.

El precio medio de instalar, cambiar o adaptar una caldera (sin suministro, solo instalación) ronda los 500 €. Dependiendo del tipo de caldera y de la instalación, los precios de la mano de obra oscilan entre 200 y 800 €. Además, no debemos olvidar que al cambiar una caldera hay que volver a solicitar el certificado oficial correspondiente. Para una vivienda el coste medio es de 135 € y para un local o comunidad de vecinos, unos 250 €. Este precio incluye el importe cargado por el Ministerio de Industria, el de la empresa o el instalador y las tasas administrativas, que varían dependiendo de las CCAA.

Por último, antes del cambio de caldera hay que valorar la necesidad (o la oportunidad) de llevar a cabo otros trabajos. Por ejemplo, en ocasiones es necesario limpiar los circuitos de la calefacción, bien sean de agua (500 €/100 m2) o se trate de un suelo radiante (400 €). Muchas veces, cambiar una caldera implica renovar también los radiadores para mejorar la eficiencia de la instalación. Cambiar un radiador de agua de agua para caldera de gas o gasoil, tiene un precio medio de 200 €.

Volver al menú de contenidos

Costes: ¿cuánto cuesta una caldera de gas nueva?

El coste de instalar caldera de gas nueva, en algunos casos, puede suponer un gran desembolso. Por eso es importante informarse todo lo posible sobre los distintos detalles que conlleva una instalación de gas natural. Probablemente en este momento lo que más te interesa averiguar es el precio de una caldera de gas nueva, pero antes debes tener en cuenta que la cifra final dependerá del tipo de caldera y de la potencia que necesites. En cualquier caso, podemos darte un precio orientativo.

En relación a la potencia, las calderas que mejor se adaptan a la viviendas son aquellas que oscilan entre los 20 - 45 kW. En este sentido, si se diera el caso de contar con una caldera con un potencia superior a los 70 kW, la nueva normativa obliga a instalar la caldera en una sala independiente o sala de caldera. No obstante, para una caldera de gas con 25-28 kW de potencia podemos encontrarlas en el mercado rondando los 1.200 – 1.500 €, pero si subimos algunos kW más de potencia llegando a los 33 kW las encontramos a 1.600 – 1.800 €. En cualquier caso, existen calderas de potencia superior a las que hemos indicado cuyo suministro e instalación puede alcanzar precios superiores a los 2800 €.

Además, a los precios mostrados anteriormente debemos sumarle el precio de la instalación de la caldera, basándose éste en la mano de obra que suele oscilar entre 250 - 600 €. Dependerá del tipo de instalación que haya que hacer, si ya existe una salida de humos adecuada, si ya están las tuberías del gas instaladas o incluso la misma puesta en marcha adaptando algunos elementos de calefacción ya existentes como pueden ser radiadores. Y es importante asegurarse de que el desplazamiento esté incluido en el presupuesto de instalación, ya que no siempre es así.

Otro tema de interés "Calefacción infrarrojos o convección"