Registro de empresa

¿Qué tipo de caldera es más rentable para mi casa?

Las calderas son artefactos que pueden generar calor y que se utilizan como sistema de calefacción y para la obtención de agua caliente sanitaria (ACS). Elegir el tipo de caldera más adecuado para nuestro hogar puede ser una decisión difícil. Puesto que tanto el funcionamiento como el consumo o los precios de las calderas varían en gran medida, es conveniente prestar atención a determinados aspectos de la vivienda. De este modo, podremos tomar una decisión acertada.
Menú de contenidos:

Caldera de gas o eléctrica

Dependiendo del tipo de caldera, sus características varían, tanto en lo que se refiere a su funcionamiento como al consumo o a los requisitos necesarios para poder instalarlas. Tradicionalmente, se han venido utilizando las calderas de gas o de gasoil. Sin embargo, en los últimos años las calderas eléctricas han adquirido una gran popularidad. Debido a su sencilla instalación y a la seguridad que presentan, son la elección de muchos hogares en nuestro país.

Por otra parte, los precios de las calderas eléctricas son asequibles y, por ello, una buena inversión.También, desde hace algunas décadas, el gas natural se ha comercializado en diferentes zonas del territorio español. El precio de la caldera en estos casos es muy variable, puesto que por norma general pueden usarse tanto para gas butano como para gas natural.

Volver al menú de contenidos

Tipos de calderas disponibles en el mercado

Como veníamos diciendo, existen distintos tipos de calderas en el mercado. La diferencia principal entre todas ellas es funcionamiento y el suministro del que se sirven para operar. Tanto el consumo como el rendimiento de las mismas se verá condicionado por estas características. Asimismo, los precios de las calderas varían según se trate de un tipo u otro. Encontramos cuatro tipos de calderas bien diferenciados: la caldera de gas (butano o natural), calderas de gasoil, la caldera eléctrica y la caldera biomasa, también conocidas como calderas de pellet.

Según el tipo, el precio de la caldera varía. Para decantarnos por alguna de todas ellas, debemos prestar atención a dos factores muy importantes. Por un lado, la zona geográfica en la que se encuentra la vivienda y, por otro, el tipo de vivienda. Por ejemplo, el tamaño de la casa, así como la altura de los techos pueden influir en el rendimiento. El precio de la caldera, aunque variable, debe considerarse también como una inversión. Es decir, quizás el desembolso por la compra sea mayor para un tipo determinado, pero si es la opción que mejor se adapta a las circunstancias específicas del hogar, la amortización también será más elevada, debido a la reducción en el consumo.

Los precios de las calderas, sin embargo, no son siempre excesivamente elevados. Con bastante frecuencia podemos encontrar ofertas disponibles. Además, para algunos tipos de calderas, como la eléctrica, el coste de la instalación es muy bajo. A continuación conoceremos las características de cada una de ellas, así como el precio de la caldera en cuestión. Así podremos hacer una valoración específica para cada hogar.

Volver al menú de contenidos

Características y precios de las calderas

Aunque la finalidad de las calderas es la misma, es decir, actuar como sistema de calefacción y suministrar agua caliente sanitaria, las características, así como los precios de las calderas, difieren mucho entre sí. Por ello, vamos a conocer uno a uno el funcionamiento de cada artefacto según su tipo, así como el precio de la caldera.

  • Caldera eléctrica

La caldera eléctrica utiliza agua para generar calor. Sin embargo, el mecanismo y los componentes de esta son muy particulares. A través de un programador logra regular la actividad de la propia caldera. De esta manera, es posible activar o desactivar su funcionamiento a nuestro antojo. También cuenta con un programador de horario, muy parecido a un temporizador, y que permite seleccionar de forma manual cuándo queremos que comience a funcionar.

La pieza más importante es el termostato, que se encarga de mantener una temperatura estable en su interior. Es por esto que el ahorro en la energía y en el consumo eléctrico es muy elevado. Además, el precio de la caldera eléctrica, en comparación con el ahorro que nos garantiza, es bastante bueno. Todo depende del tamaño y la potencia que tenga aquella. Al precio de las calderas eléctricas debemos añadirle el de la factura de la luz. Debido a que utilizan el suministro de la electricidad, este gasto se incrementará. No obstante, no por ello el consumo ha de ser mayor. Por otra parte, gracias a la discriminación horaria, es posible contratar una tarifa especial.

Esta opción es la ideal para aquellos hogares que prefieren conectarse a la electricidad. También para aquellos en los que necesitamos que se mantenga una temperatura similar a lo largo de todo el día. Por ejemplo, por la existencia de niños o de personas mayores. Dado que las potencias disponibles son muy variadas, y con ello los precios de las calderas, pueden emplearse en cualquier tipo de vivienda y región. El único requisito que debemos tener en cuenta es que probablemente haya que incrementar la potencia contratada. Algo a tener en mente, además del precio de la caldera.

Fuente de la imagen: ©JackF - Fotolia.com

  • Caldera biomasa

La caldera biomasa utiliza desechos naturales, o biomasa, para su funcionamiento. El combustible principal que se utiliza es la leña, los huesos de aceitunas o los pellets, de ahí que también se las conozca como calderas de pellet. Con la combustión de estos materiales orgánicos se obtiene energía eléctrica y térmica. De ahí que se utilice tanto en hogares como en industrias.

Estas calderas tienen disponible también una versión centralizada, por lo que en el caso de habitar en una comunidad de vecinos, son una opción interesante. Además, no solo funcionan como un sistema de calefacción sino que también producen agua caliente sanitaria. Son las calderas más ecológicas y respetuosas con el medio ambiente, ya que sus emisiones de CO2 no contribuyen con el efecto invernadero. El precio de la caldera biomasa es bastante elevado en comparación con los precios de las calderas en general. No obstante, para optimizar aún más su rendimiento podemos instalar un acumulador en su interior.

El bajo importe del combustible compensa también con los precios de las calderas biomasa. Estos aparatos, no solo por el precio de la caldera, sino por su propio rendimiento, no son adecuados para cualquier hogar. Así, en regiones del territorio nacional en las que las temperaturas sean muy frías, o bien en viviendas de gran tamaño, pueden no ser la opción más adecuada. Estas calderas rinden la mitad que las eléctricas, por ejemplo, por lo que si el clima es muy frío, resulta muy costoso alcanzar una temperatura agradable. Debemos establecer una relación entre el precio de la caldera y las ventajas que nos aportará.

  • Caldera de gas

Las calderas de gas utilizan este hidrocarburo para generar calor. Se clasifican en gas natural y butano. El gas natural funciona a través de un sistema canalizado, que permite que llegue a cada hogar. Por este motivo, debemos asegurarnos de que en la región donde vivimos esta opción está disponible. De lo contrario, tendríamos que utilizar el tradicional gas butano. El precio de la caldera de gas es de los más bajos. Aunque como sucede con las demás, los precios de las calderas varían de acuerdo con la potencia que tengan. Requieren de control por parte de profesionales y de una buena ventilación. El ahorro que se obtiene con las calderas de gas natural es elevado, así que si disponemos de esta posibilidad, se vuelve muy recomendable. La emisión de dióxido de carbono es baja y su rendimiento óptimo, así como su eficiencia. Gracias al termostato y a las llaves podemos regular la temperatura.

Así, además del precio de la caldera asequible, el ahorro en el consumo es alto. Si nuestra vivienda tiene unas dimensiones entre los 90 y los 100m2 y se encuentra en una zona que no sea excesivamente fría, es la mejor opción. Las ciudades como Madrid o A Coruña se adaptan perfectamente a este sistema. De nuevo, una comparativa entre los precios de las calderas de gas natural nos permitirá hacernos una idea. En cuanto al gas butano o propano, se utiliza en viviendas que constituyan una residencia o en las que no sea necesaria la calefacción en gran medida. El precio de la caldera para este gas es el mismo que los precios de las calderas de gas natural, ya que su uso suele valer para ambos.

  • Caldera de gasoil

Estas calderas se utilizan cuando no hay acceso al gas canalizado. Por este mismo motivo, deben almacenar gas dentro de su depósito, lo que hace que su tamaño sea mayor por el almacenaje. Son muy comunes en las viviendas unifamiliares. Su calentamiento es muy rápido y su mantenimiento sencillo. No obstante, la emisión de gases es la más alta. Se clasifican en calderas por acumulación e instantáneas. El precio de la caldera de gasoil es medio si lo comparamos con los precios de las calderas que hemos visto hasta ahora. Puesto que son muy contaminantes, su uso en Europa a comenzado a prohibirse para apostar por opciones más respetuosas. Así, aunque el precio de la caldera no sea elevado, el coste indirecto que tiene su adquisición es muy alto.

Volver al menú de contenidos

Valoración por tipo de vivienda y zona

Si realizamos una comparativa entre los precios de las calderas en función del combustible utilizado, la opción más asequible es la del gas natural. Sin embargo, debemos recordar que este puede verse limitado en algunas zonas geográficas. El precio de la caldera con gas natural es de aproximadamente 0,039 €/Kwh. Con gasóleo 0,072 y con suministro eléctrico 0,114€/Kwh. Como decíamos, debido al incremento de la potencia el coste de la factura de la luz se ve incrementado. Así que, aunque los precios de las calderas eléctricas sean buenos, hay que tener este aspecto en cuenta.

De forma resumida, podemos decir que las calderas biomasa no se recomiendan en zonas muy frías. En estas, debemos inclinarnos por el gas natural o por calderas eléctricas según disponibilidad y preferencia en el suministro. Para aquellas viviendas con menos requisitos, habrá que prestar atención a los precios de las calderas y a sus prestaciones. El precio de la caldera, aunque es un factor importante, no es el único que debemos tener en cuenta a la hora de decantarnos por una. No obstante, el coste puede variar, así que antes de tomar una decisión, debemos realizar un estudio de los mismos y de nuestra vivienda.


Caldera de pellet (biomasa) Domusa Bioclass HM 10

  • Limpieza automática
  • Facilidad de instalación
  • 4 potencias: 10, 16, 25, 43 kW
  • Máxima calificación europea (Classe 5 - EN-303/5)
  • Rendimiento hasta el 95%
  • Potencia eléctrica: 485W
  • Precio: aproximadamente 2.500€
  • Precio de la instalación: desde 1.500€




Caldera eléctrica Baxi E-Tech W 09 tri

  • Fabricado en acero con bloque de resistencias desmontables
  • Vaso de expansión de calefacción de 10 litros, manómetro, válvula de seguridad, presostato de falta de agua,bomba electrónica de calefacción y purgador automático
  • Posibilidad de realizar agua caliente instantánea
  • Potencia útil a regimen max ( 80/60ºC) 8,4 kW
  • Potencia útil min. ( 80/60ºC) 5,6 kW
  • Potencia resistencia eléctrica 2 x 1,4 mg/kWh
  • Precio: 2.000€
  • Precio de instalación: 300€



Cadera de gas de condensación Baxi Victoria Condens 24/24 F

  • Potencia térmica nominal Calefacción 80/60ºC: 20,0 kW
  • Potencia térmica nominal Calefacción 50/30ºC: 21,8 kw
  • Potencia térmica nominal agua caliente: 24,0 kW
  • Clase energética: A/XL
  • Producción agua caliente sanitaria ∆ 25ºC (sin limitador de caudal): 13,8 l/min
  • Tipo de gas: Natural /propano
  • Rendimiento a potencia nominal (50/30 °C): 105,8 %
  • Precio: 810€
  • Precio de instalación: aproximadamente 2.500€