Registro de empresa

¿Radiadores de bajo consumo o acumuladores internos?

Cuando nos decidimos por diferentes sistemas de calefacción, tenemos la opción de elegir los radiadores de bajo consumo o los acumuladores internos de calefacción. Ambos sistemas tienen ventajas y se adaptan perfectamente para una u otra necesidad que tenga el usuario. En el siguiente artículo queremos hacer una comparación de ambos sistemas y evaluar cual es el más recomendable para tu vivienda.
Menú de contenidos:
  • ¿Qué es un radiador de bajo consumo y como funciona en el hogar?
  • Acumuladores internos de calefacción
  • Cómo usar los acumuladores internos de calefacción
  • Eficiencia: radiadores de bajo consumo y acumuladores internos
  • ¿Qué es un radiador de bajo consumo y como funciona en el hogar?

    El funcionamiento de los radiadores de bajo consumo no se diferencian mucho de los demás radiadores tradicionales. Los radiadores de bajo consumo también funcionan a través de la electricidad al estar enchufados a una corriente de la red eléctrica, la diferencia radica en que en vez de aire contienen un fluido aceitoso que al evaporarse calienta el espacio. Además este aceite nunca se quema por lo tanto no existe necesidad de cambiarlo con el tiempo. Una desventaja respecto a los radiadores eléctricos es que no funcionan de inmediato, es decir se debe esperar un tiempo de 30 a 45 minutos aproximadamente para que empiecen a hacer efecto. Sin embargo, una vez desconectado el radiador sigue funcionando debido a que el aceite caliente tarda en enfriarse el mismo tiempo.

    Este tipo de radiadores al igual que los eléctricos no necesitan de obras y resultan una buena opción para aquellas viviendas en las que se quiere evitar la realización de obras. Son sistemas bastante modernos en cuanto a extras; pero no representan mejor consumo respecto a los demás. Los expertos recomiendan este tipo de radiadores de bajo consumo en hogares en los que no se necesita de una calefacción inmediata, sino de la que se puede esperar un poco después de llegar al hogar. Generan un calor bastante agradable y suelen brindar mejor confort en comparación con los radiadores eléctricos tradicionales.

    Volver al menú de contenidos

    Acumuladores internos de calefacción

    A pesar de que los acumuladores internos de calefacción no son de lo mejor de lo mejor en cuanto a consumo, son muchas las viviendas que cuentan con estos sistemas en la actualidad. Esto se debe a que son muy fáciles de instalar y a la vez son equipos bastante económicos. Los acumuladores internos son un aparato del sistema de calefacción que almacena en un núcleo de bloques cerámicos aislando el calor que se produce de cualquier forma pero que por lo general es producida por la electricidad y es utilizado posteriormente dentro de las habitaciones o las estancias.

    Los acumuladores internos funcionan de una manera bastante sencilla. Se trata en teoría, de dos ciclos uno de carga y el otro de descarga, por lo general los ciclos de carga suelen ocurrir durante la noche donde las tarifas de electricidad en algunas comunidades es menor y el ciclo de descarga se produce durante el día donde las tarifas eléctricas suelen ser más elevadas. La principal ventaja de un acumulador es que se carga mientras la electricidad es barata (horario valle) para expulsar calor durante todo el día, para ello es imprescindible tener contratada tarifa con discriminación horaria (DH).

    Durante la época de frío (invierno) los acumuladores de calefacción deberían funcionar en el horario de 22:00h - 12:00h y en la época de verano de las 23:00h - 13:00h. Sin olvidar que a finales de marzo debemos considerar que ya afecta la tarifa de discriminación horaria (DH) a pesar de que aún posiblemente estemos utilizando calefacción. Este tipo de acumuladores internos, suelen utilizarse mucho en viviendas en las que se debe calentar en horas especificas. Bien sea ya que, los usuarios por cuestiones laborales no se encuentren durante mucho tiempo en casa o en ciertos horarios. En las horas que más se suele pasar en casa, los acumuladores internos deberían estar en su proceso de descarga y de esta forma poder gozar de una buena calefacción lo que se transforma en un confort optimo.

    Volver al menú de contenidos

    Cómo usar los acumuladores internos de calefacción

    Para muchos resulta un poco complicado entender el correcto uso de los acumuladores internos, pero en realidad no lo es y te lo explicamos de una forma sencilla a continuación. En caso de que la vivienda esté ocupada la mayor parte del día se debería utilizar de la siguiente forma:

    • Se deberá situar la descarga al mínimo y la carga en un punto medio.
    • Si al dá siguiente notamos que la temperatura ambiente de las habitaciones es buena por la mañana pero al final del día la casa se siente un poco fría, deberemos subir un poco la carga.
    • Si la temperatura no ha sido optima durante todo el día, se deberá subir ambas ruedas un poco.
    • Si observamos que la temperatura es muy alta en las horas de la mañana y buena al final del día, se debe bajar la rueda de carga.
    • De la misma forma deberemos corregir los ciclos de carga y descarga dependiendo de los cambios de la temperatura externa del medio ambiente teniendo en cuenta los días más fríos o más calurosos según las zonas geográficas en los que está ubicada la vivienda.

    Eficiencia: radiadores de bajo consumo y acumuladores internos

    radiadores-de-bajo-consumo-o-acumuladores

    Fuente de la imagen: ©Evgen - Fotolia.com

    Volver al menú de contenidos

    ¿Son eficientes los radiadores de bajo consumo?

    Aquí viene la principal controversia de los radiadores de calor azul, y es que se denominan radiadores de bajo consumo, pero ¿son eficientes en realidad? Si comparamos los radiadores eléctricos con otros equipos de calefacción como pueden ser el gas natural, el gasoleo o el butano podemos afirmar con certeza que la electricidad es la fuente de energía más cara de todas. Por lo tanto, aunque el usuario no necesite hacer obras dentro de las viviendas para la instalación de los radiadores, queda claro que sigue siendo un método más caro que los demás. Ya que la instalación de otro tipo de calefacción se puede amortizar en un periodo de 6 años. En caso de que se piense vivir en dicha vivienda un periodo no mayor de 6 años, puede ser una opción la instalación de los radiadores eléctricos de bajo consumo, pero después de pasar los 6 años ya no será rentable.

    Ahora toca comparar los radiadores de calor azul con el resto de radiadores eléctricos de aceite. Los precios de los radiadores de calor azul son bastante más elevados que el precio de los radiadores convencionales, los radiadores de calor azul de 1200W de potencia se pueden llegar a vender por 300€ mientras que se pueden encontrar radiadores normales y corrientes que duplican esa potencia por tan solo 30€ en el mercado. Para resumir, debemos dejar en claro que, los radiadores de bajo consumo nos on más eficientes o rentables que otros sistemas de calefacción o que los radiadores tradicionales y por ende se recomienda una correcta evaluación de las necesidades dentro de la vivienda y del tiempo que utilizaremos dichos sistemas.

    Volver al menú de contenidos

    ¿Son eficientes los acumuladores internos de calefacción?

    Al igual que los radiadores de bajo consumo se puede observar una controversia en este tipo de sistema de calefacción. Si hacemos una comparación directa de los acumuladores internos con otros sistemas de calefacción eléctricos podemos notar una eficiencia un poco mayor que los otros y todo ello se debe al consumo de la electricidad que te explicaremos a continuación:

    Si contratamos una tarifa de discriminación horaria teniendo la precaución de no caer en trampas fuera del mercado regulado y se contrata una tarifa de PVPC 2.0 DHA, aunque el precio del kWh eléctrico cambia hora a hora, los valores de los últimos meses son para horario valle: 0,092134 €/kWh y para horario pico: 0,19334 €/kWh.

    Como el acumulador se va a usar en horario valle y convierte casi el 100% de energía eléctrica en energía térmica, podemos decir que el coste del kWh térmico será 0,092134€. Por otro lado el coste de calefacción con otro sistema eléctrico tendría un precio aproximado de 0,164 € por lo que podríamos decir que en este aspecto los acumuladores internos tendrían una mejor eficiencia. Para concluir, debemos decir que los acumuladores internos pueden resultar rentables si estudiamos con antelación los hábitos del usuario (las horas que suele pasar en casa, horas en las que se debe calentar en casa etc). Podría resultar un equipo más eficiente y acorde a nuestras necesidades. Sin embargo, no debemos olvidar que, los acumuladores internos funcionan con electricidad lo que significa una desventaja en comparación a otras fuentes de energía utilizadas para la calefacción de los hogares.

    Consumo

    Precio

    Eficiencia


    Radiadores de bajo consumo

    • Los radiadores de bajo consumo no tienen un consumo menor que los radiadores tradicionales.
    • Los radiadores de bajo consumo suelen ser más caros que los tradicionales.
    • Son equipos bastante eficientes al igual que los radiadores tradicionales.


    Acumuladores internos

    • Los acumuladores internos consumen menos energía ya que trabajan con agua no muy caliente y se produce un ahorro.
    • Son equipos bastante económicos y se pueden encontrar en gran variedad de precios.
    • Los acumuladores internos son eficientes si se les da un correcto uso teniendo en cuenta los hábitos del usuario.
Este artículo ha sido redactado por: Christian Abele, redactor www.HogarSense.es