Registro de empresa
Actualizado: 15 ene. 2020

Aerotermia para agua caliente sanitaria

Un sistema aerotérmico es aquel que permite el aprovechamiento de la energía del aire para generar la calefacción o climatización que necesitamos, pero también, es posible generar agua caliente sanitaria para la vivienda. Todo esto es posible a través de la utilización de un depósito acumulador de agua caliente que se puede integrar en un sistema compacto. A continuación te aclaramos, su funcionamiento, sus diferencias y los beneficios con los que cuenta.
Menú de contenidos:

aerotermia-para-agua-caliente-sanitaria

Fuente de la imagen: ©Jackdoris

Cómo funciona un sistema de aerotermia para agua caliente sanitaria

Este tipo de sistemas cuentan con un depósito para la acumulación del agua caliente sanitaria con capacidad suficiente para abastecer viviendas unifamiliares, y suelen tener una capacidad que oscila entre los 200 y 260 litros dependiendo del modelo.

¿Pero cómo funcionan realmente?

Las bombas de calor para ACS tienen un funcionamiento bastante sencillo y práctico a la vez. Este tipo de bombas utiliza el calor que se encuentra de forma natural en el aire para la posterior preparación del agua caliente sanitaria. Las bombas de calor cuentan con un fluido refrigerante que es el encargado de realizar un ciclo termodinámico. Dándole la capacidad de transmitir la energía obtenida del aire o del exterior de la vivienda, directamente al depósito de agua que será utilizada posteriormente para el consumo de agua caliente sanitaria requerida dentro de la misma.

Estos equipos cuentan a su vez con un compresor que comprime el fluido refrigerante. Y gracias a esto es posible el aumento de la temperatura. El calor antes mencionado, es posteriormente transmitido por el condensador al agua sanitaria almacenada en el depósito acumulador de acs. El fluido refrigerante se expande en la válvula de expansión y se enfría. Está de nuevo listo para recibir calor en el evaporador.

Volver al menú de contenidos

Beneficios de una bomba de calor para agua caliente sanitaria

1. Respetuosas con el Medio Ambiente

Este tipo de sistemas no emiten residuos, dióxido de carbono o ningún otro contaminante a la atmósfera.

Las bombas de calor son sistemas que funcionan con un compresor que consume electricidad para transportar el calor y no para generarlo, como sucede en otros equipos- Esto hace que sean altamente eficientes y que se encuadren dentro de las energías renovables.

3. Fácil instalación y mantenimiento

Son sistemas que tienen una fácil instalación. Pero no sólo eso, si no que se mantenimiento es prácticamente nulo. Salvo, el mantenimiento anual que debe llevarse a cabo. Aún así, no debemos olvidar, que debe ser realizado por un profesional o técnico especializado, ya que este, garantizará el buen funcionamiento posterior de dicho sistema.

4. Son sistemas versátiles

Tienen la capacidad de adaptarse a diferentes tipos de viviendas sin ningún problema: casas antiguas, edificios, polideportivos, hoteles, gimnasios, entre otros.

5. Cumplimiento del CTE

¿Sabías que el Código Técnico de la Edificación – CTE – obliga a los edificios de nueva construcción a contribuir con energías renovables a la generación térmica del ACS? Concretamente, en su documento básico DB HE4 sobre la contribución solar mínima para la producción de ACS, indica que la energía solar térmica puede ser sustituida por otras fuentes de energía renovables siempre que las emisiones de CO2. Y el consumo de energía primaria no renovable de la instalación alternativa sean iguales o inferiores a la instalación solar térmica. Los equipos que utilizan la aerotermia como fuente principal de energía (las bombas de calor) cumplen este criterio.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Tipos de bombas de calor para ACS

Existen dos tipos de bombas de calor para ACS:

1. Sistemas partidos

Estos sistemas se caracterizan ya que la unidad exterior lleva a cabo un proceso de ciclo frigorífico y el agua calentada es acumulada en un depósito que está separado. Cabe destacar que, entre los sistemas partidos, los hay con válvula de tres vías integrada en el mismo acumulador, lo que reduce la instalación a dos unidades (una exterior y otra interior, tipo torre hidráulica).

2. Sistemas compactos

Las bombas de calor compactas para ACS son aquellas en las que todos los componentes que realizan el ciclo frigorífico se encuentran en el mismo aparato en el que está el acumulador de agua caliente. Estos sistemas solamente sirven para la generación de agua caliente sanitaria y no para abastecer los sistemas de calefacción que tenemos en las viviendas. El condensador se encuentra separado del acumulador de forma segura, para que en ningún momento entre en contacto el refrigerante con el agua de uso.

¿Estás pensando en instalar una bomba de calor de agua caliente sanitaria? Nosotros te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

¿Y qué pasa con la calefacción?

Los sistemas aerotérmicos no todos están diseñados solamente para cubrir el consumo de agua caliente sanitaria, sino también para ofrecer calefacción y aire acondicionado. Estos sistemas están compuestos por una unidad exterior y una unidad interior.

La unidad exterior integra un grupo termodinámico que permite, a través del cambio de estado del líquido frigorífico, obtener el calor del aire y calentar el agua, bien directamente o transfiriéndoselo en la unidad interior. Gracias a su principio de funcionamiento, por cada kW eléctrico consumido nos genera de media 4 kW térmicos, es decir, 3 kW térmicos los aprovecha del aire. De ahí su ahorro con respecto a otros sistemas de energía, como por ejemplos los de suministrados de combustibles fósiles.

Volver al menú de contenidos

Sistemas que se pueden combinar una instalación de aerotermia

Estos sistemas permiten la posibilidad de ser combinados con:

Beneficios de una instalación aerotérmica

Beneficios ¿Por qué?
Energía gratuita ✓ Funcionan con el calor del aire, esta es una energía gratuita e inagotable
Poco ruidosas ✓ Son muy silenciosas, lo que las hace más atractivas
Cero combustible ✓ No requieren de ningún combustible, sino solamente de un bajo consumo eléctrico
Fácil mantenimiento ✓ Es muy reducido, solo es necesario una vez al año
Poca instalación ✓ No requiere de grandes obras extras en la vivienda y son de fácil adaptación en construcciones antiguas
Artículos relacionados que te pueden interesar:
Este artículo ha sido escrito por: Christian Abele, Redactor de www.HogarSense.es