¿Conoces los tipos de placas solares?

3 de septiembre de 2021
¿Sabias que hay varios criterios para conocer los tipos de placas solares fotovoltaicas? Aunque todos los módulos fotovoltaicos capten los rayos solares para generar energía, se pueden diferenciar en sus características y también en su funcionamiento interno. En este artículo, encontrarás información sobre los tipos de placas solares ya sean monocristalinas, policristalinas, amorfas, así como también, su clasificación por número de células. También conocerás su funcionamiento y sus características principales. ¿Te parece interesante? Continúa leyendo.
Artículo escrito por:
Grace Vera
¡Encuentra ahora a los mejores profesionales!
  • Empresas de confianza cerca de tí
  • Hasta 3 presupuestos con una sola consulta
  • Garantizado: ¡Fácil, gratis y sin compromiso!
Placas solaresPlacas solaresTipos de placas solares

Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©Fotolia.com

¿De qué están hechas las placas solares?

Las placas solares que se fabrican e instalan en la actualidad tienen como material base el silicio. Un elemento químico de color grisáceo y duro. Este "metal" tiene propiedades semiconductoras, que aprovechamos para la generación de electricidad. Esto significa que gracias a sus propiedades químicas se produce el efecto fotovoltaico, gracias al cual se produce la corriente eléctrica.

No obstante, un cristal de silicio 100% puro no tiene la facultad de generar corriente eléctrica. Para conseguir generar corriente eléctrica es necesario adulterar el silicio con impurezas, que tienen diferente carga de electrones. De esta forma, se introduce fósforo en una parte del silicio. Al Silicio adulterado con fósforo de denomina tipo N, o negativo, ya permite la aparición de carga negativa. Y otra capa de silicio se adultera con boro. Con él, se forma el llamado tipo P, con carga positiva. Así, las placas solares pueden producir electricidad.

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

¿Qué es una célula? Número de células en una placa solar

La célula solar es la base de una placa solar. ¿Qué significa esto? Sencillamente, que es el dispositivo que se encarga de recibir luz solar y transformarla en energía eléctrica. Para entenderlo mejor, la suma de todas las células es lo que conforma una placa solar o fotovoltaica. Así que, a mayor número de células, más potencia se puede generar.

Estas células podemos conectarlas tanto en serie como en paralelo. Para aumentar el voltaje de la placa o panel solar, la conectamos en serie; y para aumentar la intensidad generada, se conectan en paralelo.

Número de células en una placa solar

Podemos diferenciar placas con 36, 60 y 72 número de células fotovoltaicas. A continuación, explicamos sus diferencias:

✓ Placas de 36 células

Las placas solares con 36 células son dispositivos que captan la energía de la radiación del sol. Sin embargo, estas placas solares están diseñadas para instalaciones aisladas pequeñas como por ejemplo para la señalización, iluminación o también para autocaravanas.

✓ Placas de 60 células

Las placas solares fotovoltaicas de 60 células están formadas en general por células cuadradas. Tienen una buena aceptación, por lo que muchas instalaciones son realizadas con módulos fotovoltaicos de 60 células. Este tipo de placas solares de 60 células son optimas para instalaciones de conexión a la red y también para instalaciones aisladas, pero con el uso de reguladores de carga.

✓ Placas de 72 células

Las placas solares de 72 células fotovoltaicas tienen buenas referencias dentro del mercado fotovoltaico. Están diseñados para instalaciones en casas de campo, viviendas con un consumo energético diario o chalets. La instalación de este tipo de placas solares significa un ahorro monetario en el medio y largo plazo.


¿Quieres sumarte al autoconsumo y ahorrar en la factura de la luz?

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

Principales tipos de placas solares

Dentro de los tipos de placas solares fotovoltaicas, o simplemente llamadas placas solares, podemos distinguir tres variantes. Aunque existen más opciones, los tres tipos de paneles solares que explicamos, son los que más suelen instalarse en la actualidad. Siendo considerados los más importantes: los monocristalinos, los policristalinos y los amorfos.

1. Paneles solares monocristalinos

Las placas solares monocristalinas son, como hemos dicho, uno de los tipos de placas solares más comunes y antiguas. Tal y como su nombre indica, se componen de células monocristalinas, fabricadas con cristal de silicio de gran pureza y formado por un único cristal, de ahí su nombre "monocristalino". Son reconocibles a primera vista, ya que tienen una tonalidad uniforme negra. Para su fabricación, se cortan laminas de silicio monocristalino con las que se consiguen las células fotovoltaicas.

Cada una de las células tiene sus cuatro esquinas recortadas, para aprovechar al máximo el cristal de silicio, que se genera en forma de cilindro. Una instalación solar con este tipo de placas presenta una mayor eficiencia. Esto se debe a que el rendimiento de las células monocristalinas es más alto que el de las policristalinas. Por este motivo, son las que más tienden a instalarse.

Entre sus ventajas están las siguientes:

Tienen mayor eficiencia. Su eficiencia o rendimiento está entre 15% y 22%

Las placas solares monocristalinas ocupan menor espacio para la misma potencia instalada

Tienen un buen rendimiento bajo luz difusa

Fuente de la imagen: ©Fotolia.com

2. Paneles solares policristalinos

El segundo de los tipos de placas solares fotovoltaicas son las policristalinas. En este caso, estos placas solares están formados por células policristalinas. Aunque las placas solares policristalinas estén fabricadas a base de silicio como las monocristalinas, la principal diferencia se encuentra en el método utilizado para fundir los cristales. Ya que estas se fabrican con bloques de silicio enfriado en moldes, donde se generan diferentes cristales, que dan su nombre: "policristalinos"

Las placas solares se obtienen a partir del corte del bloque de silicio tras haberse solidificado. Este proceso aprovecha mejor el silicio ya que no genera desperdicios y utiliza todo el silicio producido. La eficiencia o rendimiento de las placas solares policristalinas esta entre el 14% y 20%. Tiene una tonalidad azul y sus esquinas no tienen la forma de chaflán como las monocristalinas.

Ventajas de las placas solares policristalinas:

La cantidad de residuos de silicio es menor en relación con las monocristalinas

Suelen tener un precio menor en comparación a las monocristalinas

Tiene un coeficiente de temperatura superior en comparación a la monocristalina.

3. Paneles solares amorfos o de capa fina

Estos tipos de placas solares son menos comunes que los paneles solares que hemos visto previamente. El funcionamiento de esta instalación solar es igual que el de la cristalina, pero existen diferencias importantes en el proceso de elaboración.

Su coste de fabricación es bastante más bajo que el de los anteriores paneles solares. Sin embargo, debido a que los precios de los paneles solares cristalinos han descendido, este tipo ha dejado de instalarse. El motivo lo encontramos en que su eficiencia es mucho menor, al utilizarse un silicio de peor calidad.

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

Funcionamiento de las placas solares fotovoltaicas

Para funcionar, los paneles solares fotovoltaicos utilizan un dispositivo semiconductor o célula fotovoltaica, cuyos tipos ya hemos visto. Además de este sistema, podemos emplear una deposición hecha con distintos metales, es decir, utilizar los paneles solares de capa fina o amorfos.

Estos tipos de placas solares también aprovechan el efecto fotovoltaico. Gracias a este, se genera corriente eléctrica continua, que posteriormente aprovecharemos para la calefacción con bomba de calor, para conseguir agua caliente sanitaria, o para el aire acondicionado, por ejemplo. Esta corriente continua se modifica para poder utilizarla, para ello utilizamos un Inversor, que la transforma en alterna. Y es por ello que puede usarse en el suministro de la electricidad en instalaciones autónomas o bien conectada con la red eléctrica donde la vertemos para su compensación en el autoconsumo fotovoltaico bonificado.

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es "Esquema de una instalación Fotovoltaica"


¿Quieres sumarte al autoconsumo y ahorrar en la factura de la luz?

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

Características de los paneles solares fotovoltaicos

Paneles solares fotovoltaicos
✓ Absorben directamente la radiación solar y la transforman en electricidad. Su tecnología es superior que la térmica
✓ Su tecnología es superior que la térmica
✓ Se construyen con cristales de silicio, que son los que absorben los fotones de luz
✓ Tienen la limitación de que dependen de la radiación solar para su funcionamiento
✓ Tres tipos diferentes: los monocristalinos, que son los que presentan una mejor eficiencia, los policristalinos y los amorfos o de capa fina

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Otro tema de interés "Fabricantes"