Registro de empresa

Refrigeración solar: otra forma de climatizar en casa

¿Sabías que en la actualidad es posible aprovechar la energía del sol para lograr la refrigeración en casa?. Aunque suene a paradoja, se trata de una opción viable frente a los aparatos de aire acondicionado tradicionales. Actualmente esta opción de climatización está presente en alrededor del 30% del total de viviendas. ¿Pero cómo funciona? ¿Qué tipos de viviendas son aptas para su instalación? Vamos a profundizar en todas esas preguntas y a conocer los posibles costes que llevan implicados.
Menú de contenidos:

¿Es el aire acondicionado solar una alternativa real a los aires acondicionados tradicionales?

Los sistemas de aire acondicionado tradicionales, como sucede con el resto de aparatos y electrodomésticos que tenemos en casa, suben el importe de las facturas de la electricidad. En función del tamaño de la vivienda, de la potencia que tenga el equipo y el tiempo que lo tengamos conectado, el consumo será mayor o menor. Si un sistema de aire acondicionado tradicional tiene una potencia estándar de 2000W o 2KW, y lo tenemos encendido unas ocho horas al día, serían 16kWh al día y 480 al mes. Multiplicado por un coste aproximado de 0,122 de la energía eléctrica, nos da un total de casi 60€ al mes. Si la potencia es mayor, el consumo será también mayor.

aire-acondicionado-solar

Fuente de la imagen: Fotolia.com

Cuando elegimos la refrigeración solar o el aire acondicionado solar el importe de las facturas pueden bajar en gran medida. Puesto que los paneles solares se nutren del sol para funcionar, y dado que el aire acondicionado se utiliza en verano que es cuando más inciden los rayos solares, no necesitaríamos de la energía eléctrica para descender las temperaturas en la vivienda. No obstante, con el aire acondicionado solar debemos tener en cuenta el coste de la instalación. Aunque podamos obtener una ayuda energética extra, habrá que valorar si será suficiente para nuestra vivienda. Además, se recomienda buscar asesoramiento profesional para conocer cuántos paneles tendríamos que instalar. De este modo, podríamos hacer una valoración real sobre su rentabilidad.

En España, la utilización de la energía solar se encuentra aún en vías de crecimiento, habiendo muchas oportunidades hacer este tipo de instalaciones. Si bien los paneles solares, que constituyen la variante híbrida de la refrigeración solar, reducen el consumo, como su nombre indica, deben conectarse también a la red eléctrica al no disponer de rayos solares todos los días del año.

Volver al menú de contenidos

¿Cómo funciona el aire acondicionado solar?

Antes de profundizar sobre la refrigeración solar y sus tipos, debemos conocer primero cómo funciona exactamente. Tal y como su nombre indica, estos equipos utilizan la energía solar para abastecerse. Al no servirse de la corriente eléctrica para funcionar, no solo desciende el importe de las facturas, sino que se reducen los gases de efecto invernadero. La refrigeración solar o aire acondicionado solar se presenta como una alternativa ecológica a los sistemas tradicionales. Existen además diferentes maneras de aprovechar los rayos solares, que son las que constituyen los tipos que existen.

Uno de los sistemas más utilizados es el de los paneles fotovoltaicos. Estos son los tradicionales que conocemos y que relacionamos con la energía solar. Sin embargo, también existe otra opción, que es el aire acondicionado solar por absorción. En este caso el funcionamiento es a través de un líquido refrigerante. El consumo de estos es muchísimo menor, pero también lo es el rendimiento que nos ofrecen. Se trata de una opción de refrigeración solar que aún está en vías de desarrollo y que debe perfeccionarse. En la actualidad, su coste es demasiado elevado en comparación con su eficiencia, por lo que no se considera viable.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

¿Qué tipos de aires acondicionados solares existen?

Como ya hemos venido comentando hasta ahora, existen dos tipos de refrigeración solar. Por un lado, encontramos el aire acondicionado solar híbrido, y por otro, el que se basa en la absorción. Aunque ambos se nutren de los rayos solares, su funcionamiento es diferente.

1. Aire acondicionado solar híbrido

El aire acondicionado solar híbrido se basa en la combinación de la tecnología fotovoltaica con la corriente eléctrica que utilizamos en las viviendas. Dependiendo del tiempo y de la incidencia de los rayos solares sobre los paneles, el sistema cambia automáticamente de la batería a un suministro directo de la electricidad para su consumo y viceversa. Cuando hace sol, se utiliza la energía solar para recargar las baterías. Al ponerse este, la recarga tendría lugar gracias a la alimentación de la red eléctrica. De esta manera, podemos ahorrar en el consumo mientras inciden los rayos solares. Además, es posible guardar la energía que se ha utilizado, entre un 90% y un 100%. Estos últimos, no obstante, tienen un precio bastante superior al resto y son adecuados en aquellos climas más secos.

2. Aire acondicionado solar por absorción

En el caso de la refrigeración solar por absorción, la energía del sol se emplea para la evaporación de un líquido refrigerante que es el que se encarga de enfriar el aire. Cuando el agua es calentada a través de la energía solar, comienza un proceso dinámico de baja presión. Este enfría el agua a una temperatura que ronda los 7º. Este agua circula por una serie de tubos de cobre, y así el aire frío recorre la vivienda enfriándola.

Se le llama frío solar. Dicho líquido realiza un proceso que consta de cuatro partes. La primera de ellas es la expansión. El líquido de alta presión es refrigerado, y así se reduce su presión y su temperatura, para que pueda continuar con el siguiente paso; la evaporación. Durante esta, el líquido se evapora y cede el frío a la vivienda a climatizar, a través de un ventilador. En esta fase el líquido ha pasado ya a estado gaseoso. Después tendrá lugar la compresión, en la que el gas vuelve a pasar a estado líquido al comprimirse, con una presión muy elevada. Finalmente, llegamos a la condensación, en la que el vapor a alta presión circula por el condensador. El calor se expulsa hacia el exterior y el refrigerante vuelve a recuperar su estado líquido.

3. Aire acondicionado solar desecante

Existe una tercera opción en la refrigeración solar que no es muy conocida. En estos, los materiales de refrigeración son desecantes. Se utiliza por ejemplo el gel de sílice, aunque también funciona con líquidos. El aire se enfría por la evaporación del agua y llevan incorporados intercambiadores de calor. Aunque pueden utilizarse en cualquier clima, no se ven con demasiada frecuencia, y su precio es bastante elevado.

¿Te parece interesante la información que te ofrecemos? ¿Estás pensando en cambiar tu aire acondicionado o instalarte un sistema de refrigeración nuevo porque aún no lo tienes?, Nosotros te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Volver al menú de contenidos

¿Qué tipo de viviendas son aptas para la refrigeración solar?

En función del clima que tengamos en nuestra zona geográfica, nos decantaremos por uno u otro sistema de refrigeración solar. Dado que el funcionamiento que tienen es variable entre ellos, no todos se adaptan igual de bien a unas determinadas condiciones climatológicas. Al nutrirse de los rayos del sol, es normal que lo adecuado sea que se encuentren en zonas en las que estos incidan en mayor medida. Es el caso principalmente del aire acondicionado solar híbrido. Los paneles solares tradicionales necesitan de la incidencia directa de los rayos solares para funcionar. Por ello, esa opción está especialmente indicada para aquellas zonas geográficas en las que hay más días de sol. Por ejemplo, la zona de Andalucía o también la costa mediterránea.

El resto de sistemas de aire acondicionado solar se adaptan bien a cualquier tipo de climatología, ya que su funcionamiento no se basa únicamente en la incidencia de los rayos solares. Otros aspectos a tener en cuenta serán el tipo de vivienda y el espacio con el que se cuenta. Un profesional será la persona más indicada para hacer un cálculo del consumo que haremos y conocer así cuántos paneles solares nos harían falta, ya que debemos tener en cuenta el espacio que ocupan y el peso. Para los sistemas que no utilizan los paneles, debemos valorar el presupuesto con el que contamos y si realmente es rentable invertir en la refrigeración solar, dado su coste.

Volver al menú de contenidos

¿Qué fabricantes ofrecen aire acondicionado solar en el mercado español?

En la actualidad, existen diferentes fabricantes que se dedican al aire acondicionado solar; algunos se especializan en este sistema mientras que otros son marcas más conocidas que trabajan diferentes tecnologías. Algunos de estos fabricantes son LG, Trysol, Altlantis Solar, Lennox, Solar Cool, Lezeti, Ice Solair o ReneSola. Para conocer más detalles sobre cada una de ellas y los sistemas que trabajan, así como las zonas de cobertura en España, podemos consultar sus páginas web o ponernos en contacto directamente.

En lo que respecta a los precios de la refrigeración solar, estos son bastante variables ya que dependen de varios factores. Lo normal es que su precio no baje de los 1.500€, sin tener en cuenta las baterías, la mano de obra o la instalación. Esta última también varía dado que no todas son igual de sencillas o de complejas. En cifras generales, la instalación de aire acondicionado solar puede rondar los 5.000€. Por este motivo, debemos valorar con detenimiento si esta inversión nos es rentable con el rendimiento que tiene este sistema.

Volver al menú de contenidos

Ventajas y desventajas de la refrigeración solar

A continuación se expone de forma resumida las principales ventajas e inconvenientes de las instalaciones de refrigeración solar.

Ventajas

Desventajas

- Utilizamos energías renovables menos contaminantes y más respetuosas con el medio ambiente, al disminuir las emisiones de gases tóxicos.

- Los rayos solares no están disponibles todo el tiempo por lo que siempre habrá que combinarlo con otro sistema.

- Para zonas geográficas con mucho sol, es una manera idónea de aprovechar los rayos solares y reducir así el consumo eléctrico para el aire acondicionado.

- Precio bastante elevado.

- Instalación no invasiva. Tan solo necesitamos un espacio en nuestra vivienda para poder ubicar los paneles solares.

- Para abastecer una vivienda es posible que haya que instalar varios paneles, por lo que necesitaremos espacio y una estructura adecuada para soportarlos.

- Energía limpia y gratuita. Tan solo necesitamos del calor del sol para poder activar el funcionamiento del aire acondicionado solar.

- Aunque nos permitan ahorrar en el consumo eléctrico dado su rendimiento, este no es todavía lo suficientemente elevado como para que se vuelva del todo rentable.

Volver al menú de contenidos

¿Cómo se lleva a cabo la instalación de la refrigeración solar?

Para la instalación de la refrigeración solar, debemos contratar a una empresa especializada en este tipo de sistemas. Deberán hacer un estudio del sistema de climatización de la vivienda para comprobar que nuestra instalación permite la conexión a los paneles solares. De no ser así, deberemos modificarla con el consecuente coste. También habrá que valorar en qué zona de la vivienda es recomendable ponerlo, ya que deben estar en orientación sur preferiblemente, y si la estructura de la vivienda puede soportar el peso extra, así como el tamaño que ocupen todos los paneles solares a instalar.

Nota: Precios orientativos, a fecha de la publicación de este artículo.

Este artículo ha sido actualizado por última vez el 17/04/2019

Artículos relacionados que te pueden interesar: