Comprar un aire acondicionado portátil: ¿si o no?

2 de julio de 2020
En épocas de temperaturas altas, tener instalado un sistema de aire acondicionado puede salvarnos la vida. El aire acondicionado es una estupenda opción para librarnos o minimizar los efectos del calor. Entre los diferentes sistemas que existen en el mercado, encontramos los equipos portátiles, cada vez más presentes en las tiendas. Puede que os estéis planteando comprar alguno y seguro que os surgen las dudas sobre si realmente funcionan bien, si son eficaces, producen suficiente frío y sobre todo cuáles son sus ventajas e inconvenientes. Todos estos aspectos los vamos a tratar de aclarar a continuación.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

aire-acondicionado-portatil

Fuente de la imagen: ©clickrenovables.com

¿Qué tal es el aire acondicionado portátil?

El aire acondicionado portátil es una alternativa fácil y sencilla con respecto a los sistemas de aire acondicionado con unidad exterior, que requieren una instalación profesional y más aparatosa. Los aires acondicionados portátiles, son aparatos que emiten aire frío sin instalación, por lo que si quieres enfriar una estancia no demasiado grande sin hacer obra, un climatizador portátil puede ser una opción recomendable.

Por sus características específicas, comprar un aire acondicionado portátil está indicado en segundas viviendas o pisos de alquiler, para cubrir olas de calor puntuales como las que sufre el país durante estos días o bien como apoyo a una instalación de aire tradicional. Sin embargo, antes de elegir el mejor aire acondicionado portátil, conviene analizar las distintas opciones y tipos de equipos portátiles así como algunas de sus ventajas e inconvenientes.

¿Estás pensando en instalar un sistema de aire acondicionado? Te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Volver al menú de contenidos

¿Cómo se usa y que tanto enfría un aire acondicionado portátil?

El aire acondicionado portátil es un sistema que tiene ruedas y lo podemos trasladar a cualquier espacio de la vivienda que tenga un salida al exterior. Ya sea una ventana, puerta o terraza. Tiene un compresor interno (el condensador) que absorbe el aire de la habitación (caliente) y lo enfría. Suelen ser más barato que las unidades fijas (Split) y son cada vez más compactos, por lo que no requieren de mucho espacio. Sin embargo, al estar el compresor dentro de casa, pueden ser un poco ruidosos.

En cuanto al uso, los aparatos aire acondicionado portátil surgen como alternativa cuando queremos evitar romper paredes y pagar costosas instalaciones. O simplemente porque queremos trasladar el equipo de climatización de un ambiente a otro. Los equipos de aire acondicionado portátiles funcionan de manera parecida a una bomba de calor, pero con la diferencia de que concentran en un mismo aparato la unidad interior y exterior. Realmente lo que hacen es tomar el aire caliente del ambiente desde una rejilla ubicada en la parte posterior del equipo, lo enfrían y lo impulsan hacia el exterior. Al mismo tiempo, la unidad interior condensadora toma el aire -también desde la rejilla trasera-, lo calienta y lo envía al exterior a través de un tubo conectado a una ventana o salida al exterior de la vivienda.

Otra de las características por las que un usuario se decide en realizar la compra de este sistema es su fácil instalación. La único que se necesita es ubicarlo en un lugar donde haya cerca una ventana para sacar el tubo y una toma de corriente para enchufar el equipo. Los aires acondicionados portátiles vienen con un kit adaptador para ventana que hace que la instalación sea más efectiva y sencilla.

adaptador-aire-acondicionado

Fuente de la imagen: ©tuaireacondicionadoportatil.com

A la hora de instalarlo, si el adaptador que viene con el equipo no es adecuado para la ventana elegida, hay una solución. Puedes medir la abertura y conseguir un nuevo adaptador a medida en una ferretería. Una vez resuelto esto, toma la precaución de sellar los espacios entre el adaptador de ventana de la manguera y los lados de la ventana.

Por último, solo queda conectar la manguera de escape, que viene con el equipo portátil, a la unidad y, el soporte o adaptador de conexión para ventana, al otro extremo de la manguera de escape. Enchúfalo y disfruta del aire fresco dentro de tu casa. Si el equipo que adquiriste es frío-calor, no te olvides de conectar la manguera de drenaje cuando lo uses en modo calor. De no hacerlo, la unidad dejará de funcionar una vez que el agua alcance el nivel de alarma.

Volver al menú de contenidos

Ventajas de un aire acondicionado portátil

1. Portabilidad

Si en lugar de un aire acondicionado central tienes un Split ubicado en una zona concreta, no tienes más remedio que permanecer en la estancia en la que está instalado si quieres estar fresquito. Esto no ocurre si te decides por un aire acondicionado portátil. Si te dices por comprar un aire acondicionado portátil, siempre que la habitación a la que te traslades disponga de una ventana en la que colocar el tubo, puedes disfrutar de la temperatura adecuada en cualquier parte de la casa. Hagas lo que hagas y estés donde estés, puedes trasladar el aparato sin mayor dificultad, ya que los aires acondicionados portátiles están equipados con ruedas y moverlos de un lado a otro resulta muy sencillo.

2. Bajo consumo de energía

Un aire acondicionado central es muy cómodo, pero tiene un coste importante, y la factura de la luz puede darte más de un susto. Ya no se trata solo de que este tipo de equipos gasten menos, sino que además, al estar ubicados en una estancia en concreto y ser más evidentes, lo normal es que lo apagues si tienes que salir durante un rato.

Con el aire acondicionado central eres menos consciente de su funcionamiento, digamos que te “adaptas” (ya que apenas hacen ruido) y no notas que tienes el aire funcionando, con lo que es mucho más fácil que se te olvide desconectarlo si tienes que ausentarte. Por eso, si quieres mantener tus gastos domésticos bajo control, es mucho más práctico hacerte con un aire acondicionado portátil, cuyo consumo de energía es bastante más moderado.

3. Fácil instalación

Cuando compras un aire acondicionado central, al coste del aparato tienes que sumar el de la instalación. Quizás tú eres un manitas y puedes hacerlo por ti mismo, pero lo normal es que te comuniques con un técnico para ponerlo en funcionamiento.

La ventaja de un aire acondicionado portátil es aquí más que evidente. Basta con que acoples el tubo y lo saques por la ventana para que tu aire pueda comenzar a funcionar. Una tarea para la que no necesitas conocimientos técnicos de ningún tipo.

Por lo tanto, la opción del aire acondicionado portátil es más rápida, menos molesta, y más económica. Lo compras, lo enchufas y lo pones a funcionar. Sin obras, sin tener que esperar a que llegue un operario ni pagar desplazamientos o coste de instalación.

4. Precio

En lo referente a precios, hay una gran variedad, tanto en aires acondicionados Split como en aires acondicionados portátiles. En ambos tipos de aparato se pueden encontrar modelos más económicos y otros de gama alta que son mucho más costosos. Lo que ocurre es que el rango de precios es, a su vez, también muy distinto.

Cuando buscas un aire acondicionado portátil puedes gastarte 500 euros, pero sabes que estás comprando un aparato top. Mientras que por ese precio, lo que obtienes es un Split de los más normales, ya que la gama alta se va casi siempre por encima de los 1000-1500 euros. Incluso si tu presupuesto es muy ajustado, puedes hacerte con un equipo portátil que cumpla con su función perfectamente por unos 300 euros, lo cual está al alcance de casi cualquier bolsillo, y por supuesto, es una opción muchísimo más económica que la instalación de un sistema de aire acondicionado central.

5. Fácil mantenimiento

Otro aspecto muy significativo a favor del aire acondicionado portátil es el mantenimiento. Un aire acondicionado central necesita la presencia de un técnico para su revisión cada cierto tiempo, si no quieres empezar a tener un problemas. Este operario se encargará de llevar a cabo la limpieza de los filtros de aire acondicionado y la limpieza del desagüe en la unidad interior, así como de revisar la unidad exterior y comprobar que no hay fugas de refrigerante.

Con un equipo portátil no tienes complicaciones de ese tipo. No hace falta que reclames la presencia de ningún técnico frigorista porque todo lo que tienes que hacer para un buen mantenimiento del aire acondicionado es limpiarlo regularmente para que no acumule polvo y cambiar el filtro cuando sea preciso. Con este mantenimiento tan sencillo tu equipo puede durar hasta 15 años.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

¿Qué es mejor un aire acondicionado portátil o fijo?

El aire acondicionado fijo o por conductos es un sistema de refrigeración frecuente en muchos hogares aunque requiere de la instalación por un técnico profesional y, eso suele ser costoso. Por este motivo, algunos hogares optan por sistemas de aire acondicionado portátil que son más económicos ya que no necesita instalación. Eso sí, los sistemas portátiles también tienen sus particularidades.

A menudo se confunde el aire acondicionado portátil con un climatizador pero debes saber que el funcionamiento es diferente. Los equipos de aire acondicionado portátil funcionan de forma muy similar a la bomba de calor, sólo que concentran en un mismo aparato la unidad interior y exterior de modo que resultan poco eficientes. Por ello, un sistema de aire acondicionado portátil se recomienda en segundas residencias o si quieres refrigerar pisos o habitaciones pequeñas. Si vives en una casa grande, ten en cuenta que para lograr una temperatura óptima en toda la vivienda, necesitarás una potencia mayor.

El aire acondicionado Split o multisplit o por conductos consta de dos unidades mínimas. Una unidad interior que refrigera o calienta el aire de la estancia y está formada por un ventilador, un evaporador, un filtro de aire y un sistema de control remoto. La otra unidad va instalada en el exterior y está compuesta por un condensador y un compresor. Ambos aparatos van comunicados mediante tubos.

En resumen, en base a las características de ambos sistemas se puede destacar que un sistema de aire acondicionado por conductos, ya sea con Split o multisplit, es el sistema recomendado para tu domicilio habitual o si tienes una sala grande que deseas refrigerar. En cambio, si lo que deseamos es climatizar una segunda vivienda o un espacio pequeño, podemos hacer uso de un sistema de aire acondicionado portátil. Para entender mejor ambos sistemas, podemos ver el siguiente vídeo:

Volver al menú de contenidos

Mejor decisión: ¿comprar aire acondicionado portátil o fijo?

Aire acondicionado portátil Aire acondicionado fijo
Diseñados para climatizar espacios pequeños o segundas viviendas Se recomienda instalar en viviendas habituales y en espacios de uso asiduo
Facilidad de movilidad de un espacio a otro Sistemas empotrados a través de la pared o falso techo en su defecto, lo cual no se pueden mover
Instalación rápida y sin necesidad de un especialista Instalación a través de un especialista en este tipo de sistemas
Para realizar el mantenimiento no requiere de un técnico El mantenimiento es algo complejo lo cual se recomienda que se encargue un técnico
Económicos con respecto a otros sistemas de climatización De coste medio y rentabilidad a largo plazo
Siguiente artículo