Registro de empresa
Actualizado: 21 ago. 2019

Equilibrio hidráulico para calefacción y refrigeración

El equilibrado hidráulico de los sistemas de calefacción y refrigeración HVAC es importante por muchos factores. Un equilibrado perfecto y óptimo es necesario para lograr el confort interior de la vivienda y para que el sistema funcione de la mejor forma y sea eficiente. En caso de no existir un adecuado equilibrio hidráulico, se pueden presentar costes adicionales para el usuario final y a la vez una reducción del valor del sistema en su vida útil. ¿Pero cómo se lleva a cabo un equilibrado hidráulico óptimo? Existen diferentes formas que debes conocer y que en el siguiente artículo te queremos explicar con más detalle.
Menú de contenidos:

equilibrio hidraúlico

Fuente de la imagen: ©Viessmann

¿Qué es el equilibrio hidráulico?

El equilibrio hidráulico en las instalaciones de calefacción y sistemas de refrigeración consiste en asegurar que el fluido, sea liquido o gas, que transporta el calor o el frio circule correctamente por todas la tuberias y/o conductos. De esta forma se asegura un rendimiento óptimo. El procedimiento asegura una correcta distribución del caudal de agua, gas o aire por todos los radiadores o partes que componen las instalaciones. Este se consigue por la correcta regulación y limpieza de los componentes de las instalaciones: radiadores, válvulas termostáticas, válvulas de equilibrado, bombas, compresores, y tuberías.

Viéndolo desde el punto de vista técnico, el equilibrado hidráulico en el trayecto que va desde el generador de energía hasta los disipadores de calor o frio, las tuberías, las derivaciones, así como las válvulas y los intercambiadores forman resistencias individuales que frenan el flujo a través de ellos. El equilibrado hidráulico se encarga de minimizar estos efectos, y conseguir que la circulación del agua, gas o aire, sea correcta.

La compensación o equilibrado hidráulico distribuye la energía en los edificios de tal manera que todas las partes del edificio, estancias y usuarios reciben un suministro ajustado a sus necesidades. Un sistema equilibrado evita el suministro insuficiente o excesivo en toda la instalación, y evita ruidos de flujo molestos en las tuberías y válvulas. El aumento del confort gracias a la adecuada temperatura ambiente y a un aumento de la eficiencia energética son resultados perceptibles y medibles de los sistemas de tuberías bien equilibrados y limpios que facilitan el correcto flujo del elemento tras transporta el calor o el frío.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

¿Cómo se realiza un equilibrio hidráulico?

Para poder realizar el equilibrado hidráulico, debemos seguir el siguiente procedimiento:

El equilibrado de un circuito hidráulico se consigue al hacer que todos los caminos del circuito tengan el mismo caudal de fluido. Una forma de conseguirlo es con la instalación de válvulas de equilibrado en las diferentes ramas de todo el circuito. Una vez instaladas, es necesario que un especialista realice el ajuste para que la instalación quede equilibrada hidráulicamente.

En el caso concreto de una calefacción por radiadores, un síntoma de que el circuito no esta equilibrado lo tenemos cuando unos radiadores se calientan mucho y otros o alguno de ellos no se calienta. Nuestra primera opción es pensar que tiene aire y debemos purgarlo. Pero si después de purgarlo sigue sin adelantarse es que hay algún problema con la circulación del agua. Esto quiere decir que cuando se instalo se hicieron algunos tramos con más longitud hidráulica. Es decir, que alguna rama del circuito ofrece más resistencia al paso del agua y por lo tanto el agua se irá por otras ramas, hacia otros radiadores.

equilibrio-hidraulico-calefaccion

Fuente de la imagen: ©Fotolia

Para equilibrar el circuito en esta condiciones tendremos que forzar el paso por esa parte del circuito. y eso lo conseguimos cerrando un poco el paso hacia los otros circuitos, bien con llaves de corte, bien con las llaves termostáticas de cada radiador, o con los detentores de estos. Aunque esto es mejor que lo haga un profesional. Así te asegurarás que la instalación funciona correctamente y esta bien equilibrada. Resumiendo, podemos decir que el equilibrado hidráulico consiste en la medición de los caudales del agua a las diferentes partes del sistema y verificar si están en su nivel, si el nivel es desigual se debe verificar todos los componentes del mismo, y proceder con los ajustes hasta que se obtenga el caudal mínimo exigido y que garantice el funcionamiento correcto de cada sistema.

Esto es solo un ejemplo. Pero debes tener en cuenta que en cualquier sistema que circule agua u otro fluido puede pasar lo mismo. En un suelo radiante, es un sistema de fancoils, e incluso en redes de aire acondicionado por conductos que sean grandes. Puede que los consudos no se dimensionarán bien, o algún problema posterior hace que en alguna rejilla no llegue bien el aire. La solución será diferente, pero el problema es el mismo. Distribución irregular del aire (fluido) por la red de conductos.

¿Estás interesado en la instalación de un aire acondicionado o en un equilibrado hidráulico? No esperes y pide presupuesto completamente gratis para así encontrar la mejor oferta para ti.

Volver al menú de contenidos

¿Quién lleva a cabo el control y/o revisión? ¿Cada cuánto?

El equilibrado hidráulico debe ser realizado por especialistas en sistemas de calefacción o sistemas de climatización, ya que estos son los únicos que pueden determinar si el flujo o caudal de los sistemas es el apropiado. Si el equilibrado hidráulico es realizado por una persona que no cuente con la experiencia o conocimientos adecuados, podría derivar consecuencias a corto o mediano plazo que afectarían los sistemas directamente, su funcionamiento y el ciclo de vida de los mismos.

Por lo general, el equilibrado hidráulico suele realizarse durante de la instalación de cualquier sistema de calefacción o climatización y posteriormente a su instalación. Se recomienda a través de los servicios técnicos un control cada 6 meses o anualmente o cuando notemos que los sistemas de calefacción o climatización no están funcionado de manera correcta. Sin embargo, debemos mencionar que, los técnicos o especialistas en calefacción o climatización, lo realizan cada vez que llevan a cabo el mantenimiento semestral que esta establecido y debería estar dentro del paquete de mantenimiento que suelen ofrecer los mismos.

Volver al menú de contenidos

¿Por qué es importante su control? ¿En qué afecta al sistema?

Un control de equilibrio hidráulico es de suma importancia no solamente porque garantiza el perfecto funcionamiento del sistema o equipo así como su vida útil, sino también por los siguientes factores:

  • Consumo: el equilibrado hidráulico garantiza un consumo adecuado del sistema de climatización o calefacción, ya que si el mismo presenta un equilibrio anormal, el consumo puede llegar a aumentar hasta en un 60% del consumo normal de energía del equipo o sistema.
  • Eficiencia: el sistema trabajará de forma correcta, lo que garantiza la eficiencia del mismo sin obstáculos.
  • Confort: la mayoría de los sistemas de calefacción o climatización son utilizados por los usuarios para garantizar el confort dentro de las viviendas. El equilibrado hidráulico esta pensado para cerciorarse que el equipo funcione a la perfección o libre en su totalidad de fallos. Es por esta misma razón, que si el equipo funciona como está pensado o diseñado, el usuario podrá gozar de un confort pleno dentro de la vivienda.

El equilibrado hidráulico, suele llevarse a cabo cada 6 meses o anualmente. Aún así es de suma relevancia que los técnicos de mantenimiento también lo realicen cuando le toca mantenimiento a los equipos. De esta forma, se podrá garantizar un consumo racional de energía y una muy baja pérdida de la misma, lo que significa un ahorro mes tras mes.

Volver al menú de contenidos

Componentes del circuito

Artículos relacionados que te pueden interesar:
Este artículo ha sido escrito por: Christian Abele, Redactor de www.HogarSense.es