Registro de empresa

¿Qué significa la etiqueta energética del equipo?

Desde 2017 esta en vigor el nuevo reglamento para la identificación energética de los equipos de aire acondicionado. Esto se refleja en una etiqueta en la que se explican las características energéticas del aparato. Esta etiqueta energética para los aires acondicionados es de mucha importancia, ya que en ella encontramos toda la información de la eficiencia energética y el consumo del aire acondicionado. Muchas personas no la entienden y al comprar posiblemente no tengan en cuenta que dichas características permiten tomar una mejor decisión a la hora de comprar un aire acondicionado. Por esta razón es importante que conozcas todos los detalles de esta famosa etiqueta energética. Te los explicamos paso a paso en el siguiente artículo.
Menú de contenidos:

etiqueta-enérgetica-del-aire-acondicionado

Fuente de la imagen: ©JeDo - Fotolia.com

¿Qué es la etiqueta energética del aire acondicionado?

Esta etiqueta es obligatoria en todos los aires acondicionados, según la normativa del año 2004. Así como también para equipos de potencia inferior a 12KW. Si es un equipo de aire acondicionado, debe figurar tanto en la unidad interior como en la exterior. Esta es la información que aporta:

  • Tipo de producto.
  • El modelo del equipo.
  • La clasificación energética: que va desde la A+++ que es la de mayor eficiencia energética del aire acondicionado, hasta la G que es, en este caso, la de menor eficiencia energética.
  • El consumo anual energético por zona geográfica: aquí se puede apreciar una estimación del promedio que gastará el equipo durante el transcurso de un año. De esta forma el comprador tienen la opción de verificar el gasto que tendrá o la cantidad que puede ahorrar entre uno o más equipos. Teniendo como base la normativa actual que especifica las zonas geográficas.
  • La potencia refrigerante: teniendo como base el equipo a pleno funcionamiento, será la capacidad de enfriamiento.
  • SEER: eficiencia energética del aire acondicionado estacional en frío. Se obtiene relacionando la capacidad frigorífica con el consumo de energía que fue necesario para obtenerla. Cuanto más alto sea este coeficiente mejor es el rendimiento del equipo.
  • En caso de poseerla, la potencia calorífica: en pleno rendimiento del equipo, la potencia calorífica que aporta.
  • Eficiencia energética del aire acondicionado estacional en calor (en caso de tenerla): relación entre la capacidad calorífica y el consumo de energía que fue necesario para obtenerla. Así como también el enfriamiento. Mientras más alto sea, se deduce que el equipo es de mejor rendimiento.
  • Unidad interior y exterior y su nivel sonoro.

Volver al menú de contenidos

La clasificación de la etiqueta energética del aire acondicionado

Se trata de una etiqueta que deber ir bien visible y siempre va en una escala de colores y letras. Los colores van desde el rojo hasta el verde y las letras se clasifican desde la A+++ hasta la letra G. Esta escala nos aporta de forma visual una gran información, en la que podemos entender rápidamente el consumo que tendrá el aparato de aire acondicionado y lo que posiblemente nos hará ahorrar al momento de recibir la factura de la electricidad, si se trata de un aire acondicionado de bajo consumo. Con esta etiqueta sabemos que podemos ahorrar hasta un 30% del consumo de energía si relizamos la compra del equipo de aire acondicionado basándonos en estos datos.

Consumo-Hora

Este dato no suele aparecer en la etiqueta energética del aire acondicionado. Pero no resulta difícil realizar el cálculo del consumo según las horas que vayas a utilizar el aire acondicionado en casa. Para ello, debemos conocer primero la potencia del equipo de aire acondicionado que hayas elegido. Se debe calcular entre 100 y 140 frigorías por cada metro cuadrado. Quizás hay una pequeña variación, ya que hay que tener en cuenta la orientación de la habitación y el aislamiento del lugar y, a su vez, el clima de la región o ciudad donde vaya a estar o hayas hecho la instalación de tu aire acondicionado.

Un pequeño ejemplo: partiendo de un salón de unos 25 metros cuadrados aproximadamente y con una gran entrada de sol: 140 frigorías/metro cuadrado x 25 metros = 3500 FR. Teniendo en cuenta que el Factor de conversión de frigorias a Watios: 1,163. Entonces tendremos 4070,5 Watios. Conociendo estos datos, deberemos dividir por el SEER que nos aparece en la etiqueta energética y así obtendremos el consumo real de watios por hora del equipo de aire acondicionado.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Importancia de la etiqueta energética del aire acondicionado

Se trata de la carta de presentación del equipo, y además una obligación según la ley. Hoy en día ningún equipo debería ser exhibido en ningún establecimiento si no esta presente la etiqueta energética del aire acondicionado. Ya que, como lo hemos mencionado anteriormente, la etiqueta nos aporta con mucho lujo de detalles la información verídica del producto. En caso de que se tenga dudas al respecto, puedes dejarte asesorar por un técnico, el cual debe saber explicarte la información que está en la etiqueta energética. Y además, en la mayoría de los casos, es obligatorio hacerlo antes de la venta de cualquier equipo de aire acondicionado.

¿Estás interesado en la instalación de un aire acondicionado? No esperes y pide presupuesto completamente gratis para así encontrar la mejor oferta para ti.

Esta etiqueta energética es obligatoria desde el año 2004 impuesta por una norma Europea que, en caso de los aires acondicionados, concierne a los climatizadores, sistemas de aire o aire-agua y bombas de calor con una potencia inferior a los 12 kW. Desde el año 2004 es obligatoria y no debe faltar en ningún equipo con las especificaciones antes mencionadas y, en caso de no tenerla, no puede ser expuesto a la venta en ningún local comercial y debería ser retirado de sus escaparates o vitrinas de exibición.

Volver al menú de contenidos

¿Dónde acudir en caso de necesitar información?

Sin la etiqueta energética, no es posible ningún registro. En cada comunidad autónoma existe un departamento u organismo especializado en la eficiencia energética, pero también podemos encontrar toda la información directamente en el Ministerio de Energía. Si el consumidor final tiene alguna duda respecto a alguna etiqueta energética, podrá ser asesorado directamente a través de los organismos antes mencionados.

Un punto de gran importancia es la clasificación de la eficiencia energética del aire acondicionado. ¿Pero sabes cómo se identifica? Para poder tener un mejor conocimiento de la clasificación de etiquetas energéticas y de la eficiencia energética del aire acondicionado tenemos las "famosas" escalas de las letras y colores

Los más eficientes Consumo moderado Consumo alto
A+++
A++
A+
A
B
C
D
E
F
G

Volver al menú de contenidos

Significado de los apartados que aparecen en la etiqueta energética

En el momento de la compra un aparato de aire acondicionado, es recomendable fijarnos primero en las etiquetas energéticas y, en caso de ser posible, dejar que el vendedor de la tienda la explique con más detalles. Ya que de esta forma estaremos seguros de que estamos tomando la mejor decisión: bajo en consumo y con una óptima eficiencia energética.

etiqueta-energetica-aire-acondicionado

Fuente de la imagen: Reglamento delegado (UE) N°626/2011 de la Comisión Europea

I

Nombre o marca comercial del proveedor

II

Identificador del modelo del proveedor

III

Texto «SEER» para la refrigeración, con el símbolo de un ventilador y un flujo de aire, en azul; texto «SCOP» para la calefacción, con el símbolo de un ventilador y un flujo de aire, en rojo

IV

Eficiencia energética; la punta de la flecha que contiene la clase de eficiencia energética del aparato se colocará a la misma altura que la punta de la flecha de la clase de eficiencia energética correspondiente; debe indicarse la eficiencia energética de la refrigeración y de la calefacción; respecto a la calefacción, es obligatorio indicar la eficiencia energética en la temporada de calefacción media ; la indicación de la eficiencia en las temporadas más cálida y más fría es opcional. Va desde la letra A hasta la letra G.

V

Respecto al modo de refrigeración: carga de diseño, en kW, redondeada al primer decimal

VI

Respecto al modo de calefacción: carga de diseño, en kW, de las respectivas (hasta tres) temporadas de calefacción, redondeada al primer decimal; los valores de las temporadas de calefacción respecto a las cuales no se indique la carga de diseño se señalarán con una "X"

VII

Respecto al modo de refrigeración: factor de eficiencia energética estacional (valor SEER), redondeado al primer decimal.

VIII

Respecto al modo de calefacción: coeficiente de rendimiento estacional (valor SCOP) de las respectivas (hasta tres) temporadas de calefacción, redondeado al primer decimal; los valores de las temporadas de calefacción respecto a las cuales no se indique el valor SCOP se señalarán con una «X».

IX

Consumo anual de energía, en kWh al año, de la refrigeración y de la calefacción, redondeado al número entero más próximo; los valores de las temporadas de calefacción respecto a las cuales no se indique el consumo anual de energía se señalarán con una «X»

X

Niveles de potencia acústica de las unidades de interior y de exterior, expresada en dB(A) re1 pW, redon­deada al número entero más próximo

XI

Mapa de Europa que muestra tres temporadas de calefacción indicativas y sus respectivos cuadrados de color

*Este artículo ha sido actualizado por última vez el 31/05/2019.

Artículos relacionados que te pueden interesar:
Este artículo ha sido escrito por: Christian Abele, Redactor de www.HogarSense.es