Registro de empresa
Actualizado: 22 jul. 2019

¿Qué es un recuperador entálpico?: usos y beneficios

Cuando hablamos de un recuperador entálpico, nos referimos a un equipo de ventilación que tienen como función principal la ventilación eficiente del espacio interior de alguna vivienda, edificio, o local comercial entre otros. A través de un sistema de intercambio térmico que nos permitirá precalentar o preenfriar el aire exterior en el proceso de renovación del aire interior recuperando un elevado porcentaje de la energía consumida por el sistema. Son muchas las viviendas o edificaciones que cuentan con un recuperador entálpico por los beneficios que se pueden obtener de ellos. A continuación te contamos más detalles sobre este tipo de sistema.
Menú de contenidos:

recuperador-entalpico

Fuente de la imagen: ©luymar.com

¿Qué es un recuperador entálpico?

Un recuperador entálpico es un dispositivo capaz de recuperar la energía sensible, como un recuperador de calor convencional, y la energía latente. De esta manera, el sistema puede recuperar energía calorífica a partir de la diferencia de temperatura y tasa de humedad que existe entre el ambiente exterior y el interior. Su instalación dentro del sistema de ventilación supone un incremento del bienestar y el confort de los ocupantes de los edificios, pues se garantiza un aire interior de máxima calidad con unas características higrométricas dentro de los límites admisibles. Además, dado el alto porcentaje de energía capaz de recuperarse durante el proceso de ventilación, se disminuye la demanda energética.

Volver al menú de contenidos

¿Cómo funciona un recuperador de calor entálpico?

El funcionamiento de un recuperado entálpico es realmente bastante sencillo. Se trata de un sistema de recuperación de calor que permite a través de su funcionamiento recuperar parte de la energía del aire climatizado anteriormente por un sistema de climatización y que se encuentra en el interior de alguna estancia o habitación y aprovecha sus propiedades psicométricas (temperatura y humedad) mediante un intercambiador que pone en contacto el aire interior que se extrae con el del exterior que se introduce, sin que se mezcle el aire de los dos circuitos.

La principal función de un recuperador entálpico o sistema de recuperación, es la de aprovechar la humedad del aire y la temperatura y es durante este proceso de intercambio el que permite enfriar el aire caliente que entra del exterior durante el verano o calentar el aire frío del exterior durante la época de invierno o de bajas temperaturas, ahorrando energía y reduciendo el nivel de contaminación del aire depurándolo a través de los filtros entrantes y salientes.

La eficiencia de un recuperado entálpico depende mucho de las condiciones de la temperatura y la humedad del aire que hay fuera de establecimiento o estancia y el caudal que circula por el mismo. Otro de los aspectos importantes a tener en cuenta es, el adecuado diseño de la instalación ya que es de suma importancia el equilibrio de los caudales de extracción y entrada de los mismos para lograr un funcionamiento óptimo del sistema de ventilación. Así, los recuperadores entálpicos se diseñan según el tipo de instalación y se clasificarían en: vertical y horizontal.

Artículos relacionados que podrían interesarte:

Volver al menú de contenidos

Principales usos de un recuperador entálpico

Podemos enumerar tres usos principales por su función. Aunque por el tipo de edificación en el que se instalan, se pueden enumerar muchos más usos. Por su función, tiene como hemos dicho tres usos básicos y muy importantes:

1. Asegurar la ventilación de la vivienda, oficina u otro local donde se instale: es evidente que esta función la puede hacer un par de ventanas cuando las abrimos simultáneamente y circula el aire de un lugar a otro. Pero esta función no se puede hacer en los rascacielos, en los cuales por seguridad no se pueden abrir las ventanas.

2. Filtrar el aire: alguien pensó cuando diseñaban este tipo de ventiladores: “Ya que forzamos el aire a entrar, porque no incorporamos un filtro para evitar que moscas, mosquitos, y porque no polen y polvo, se quede fuera y no entre dentro de la vivienda”. Así se asegura que las personas con problemas de alergia puedan permanecer es sus viviendas sin más problemas.

3. Recuperar el calor o el frío que tenemos dentro de la vivienda u oficina: para no desperdiciar esa energía, al expulsar el aire viciado al exterior: de esta forma conseguimos mantener dentro de la vivienda el confort que hemos generado con la calefacción o con el aire acondicionado.

Antes de la instalación de un recuperador entálpico o aire acondicionado te sugerimos pedir presupuesto completamente gratis.

Volver al menú de contenidos

Beneficios de un recuperador entálpico

Características ¿Por qué?
Mayor eficiencia energética - Recuperan parte de la energía que sale y la transfieren al aire que entra a la vivienda.
- Gracias a su funcionamiento se logra reducir la demanda de energía para climatizar la vivienda.
Respetuoso con el medio ambiente - Es uno de los sistemas de climatización más respetuosos con el medio ambiente por su bajo consumo de energía.

Sistema combinable

- Se puede implantar con instalaciones de alta eficiencia energética o sistemas basados en energías renovables (geotermia con bomba de calor…).
Reducen la contaminación - Idóneo para lugares con una elevada contaminación atmosférica y acústica exterior y con temperaturas de mucho frío y/o calor.

Volver al menú de contenidos

Recuperador entálpico aplicado a sistemas de aire acondicionado

Contar con sistemas de climatización en las viviendas o locales comerciales no solamente es hoy en día un lujo sino en muchas de las ocasiones una necesidad ya que muchas viviendas están construidas más bien pensadas para temperaturas bajas como lo es en el caso del invierno. Esto hace que, las edificaciones suelan ser bastante calientes en verano y los costos energéticos que se derivan por la climatización de los mismos suele ser muy elevado.

Con un sistema de recuperación entálpico se pretende complementar en mucho de los casos estos equipos ya instalados y lograr la reutilización del aire ya refrigerado y refrescar las estancias. El funcionamiento es bastante sencillo ya que un recuperador entálpico recoge el aire fresco del exterior y lo introduce dentro de las estancias logrando una climatización mucho más elevada lo que resulta un complemento perfecto pata los sistemas de aire ya que la temperatura suele ser más baja dentro de la misma y los costes energéticos y eficiencia aumenta dentro de las mismas.

Volver al menú de contenidos

¿Es un aliado de ahorro energético?: consumo y eficiencia

Los expertos en sistemas de climatización aseguran que los sistemas de recuperación entálpicos son grandes aliados en lo que se refiere al consumo energético de las edificaciones gracias a su funcionamiento y capacidad de utilizar el aire y corrientes externas e introducirlas dentro de las edificaciones. Además, los fabricantes se adaptan rápidamente a las normativas y cumplen, por ejemplo, con el marco legislativo aplicable a unidades de ventilación, Directiva 2009/125/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, sobre los requisitos de diseño ecológico aplicables a las unidades de ventilación de uso residencial y no residencial. También la Directiva 2010/30/UE del Parlamento Europeo y del Consejo que afecta al etiquetado energético de las unidades de ventilación, para una mayor eficiencia y menor consumo.

Con los sistemas de recuperación entálpicos se puede conseguir un ahorro energético importante ya que si nos fijamos en las características técnicas de algunos equipos que ofrecen diferentes fabricantes, se puede comprobar que los consumos eléctricos rondan los 50 W cuando se encuentran en modo de trabajo o intercambio bajo y los 140 W para el modo de intercambio muy alto y que representan consumos eléctricos muy bajos. Los sistemas de recuperación entálpicos logran en el intercambio una eficiencia de temperatura mayor al 75%, y en el intercambio de entalpía mayores al 60% lo que significa un gran ahorro de electricidad en los equipos de aire acondicionado o de combustible en caso de los sistemas de calefacción.

Artículos relacionados que podrían interesarte:
Este artículo ha sido escrito por: Christian Abele, Redactor de www.HogarSense.es