Registro de empresa
Actualizado: 15 ago. 2019

¿Qué son los sistemas de aire acondicionado VRF o VRV?

Para poder entender lo que es un sistema de aire acondicionado VRV o VRF, primeramente debemos conocer el significado semántico. El término VRV significa Volumen de Refrigerante Variable y proviene del inglés VRF (Variable Refrigerant Flow). De ahí que a veces pensemos que son dos sistemas diferentes. Este tipo de sistemas multizona están diseñados para instalar un aire acondicionado en varias zonas o habitaciones, a través de una sola unidad exterior. Una estructura parecida a la de los sistemas multisplit. ¿Te interesa? Sigue leyendo.
Menú de contenidos:

sistema-vrv

Fuente de la imagen: ©Big Hvac - Fotolia.com

¿Qué es y cómo funciona un sistema multizona VRF o VRV?

Los sistemas multizona están diseñados para el aire acondicionado en varias zonas o habitaciones a través de una sola unidad exterior. Este sistema, conocido también como VRF o VRV está compuesto por los siguientes elementos:

  • Equipo de generación térmica: todo se lleva a través de un circuito de aire cerrado y es una bomba o enfriadora de calor la que se encarga de enfriar o calentar el gas refrigerante en dicho circuito.
  • Red de distribución: una red de tuberías de cobre aisladas que distribuyen el gas refrigerante por el equipo de generación térmica hacia los climatizadores.
  • Climatizadores: el funcionamiento de estos equipos es el de calentar o enfriar el aire del local, lográndolo al recibir el gas refrigerante e intercambiar la energía de este con el aire.

Los sistemas VRF o VRV (equipos de volumen de refrigerante variante) están compuestos por una unidad externa común que se encuentra conectada con múltiples unidades internas. Todo ello gracias a tuberías de cobres y que se encuentran aisladas unas de otras. Este tipo de sistema es muy similar al de los conocidos aires acondicionados Multisplit y se categorizan dentro de los equipos de aire acondicionado de expansión directa. Además, pueden estar compuestos por dos o tres tubos:

  • Sistemas de dos tubos: proporcionan a través de su funcionamiento, frío o calor pero no ambos a la vez.
  • Sistemas de tres tubos: están compuestos por tres tubos y pueden generar tanto frío, como calor, simultáneamente. Al estar compuesto por tres tubos, son más complejos de montar a la hora de su instalación. Esto lleva a que su precio sea más elevado. Por eso, por regla general está más destinado y recomendado para instalaciones comerciales de medio o gran tamaño.
Artículos relacionados que te pueden interesar:

Principio de funcionamiento

La unidad exterior de estos sistemas cuenta con un mecanismo que utiliza el aire exterior para evaporar (calor) o condensar (frío) el gas refrigerante. A continuación, el gas refrigerante se distribuye por las tuberías para llegar a los diferentes espacios donde las unidades interiores se encargan de utilizarlo para enfriarlos o calentarlos. A diferencia de otros sistemas como las bombas de calor, estos sistemas cuentan la ventajas de poder regular o variar el volumen de refrigerante aportado a las baterías de condensación-evaporación.

Volver al menú de contenidos

¿Para qué tipo de localizaciones son este tipo de sistemas?

Esta tecnología que tiene su origen en los años 80 en Japón, se viene desarrollando y convirtiéndose en uno de los sistemas más eficientes. Sobre todo, para climatizar por lo general edificaciones grandes: Oficinas, Centros comerciales, Hospitales, Centros públicos, Comercios, entre otros.

En este tipo de sistemas, las unidades exteriores suelen estar instaladas en las azoteas de los edificios para que puedan tener una ventilación correcta. Tienen capacidad para climatizar hasta un edificio completo, gracias a la posibilidad de conectar múltiples unidades interiores de diferentes tipos con una gran flexibilidad y regulación independiente. Además, esta tecnología no sólo adapta a la demanda necesaria de consumo energético, sino que, además, es capaz de variar la cantidad de refrigerante que se envía a las unidades interiores en función de la regulación de temperatura de cada una de ellas.

¿Tienes interés en comprar un aire acondicionado y necesitas un presupuesto y /o asesoramiento? Nosotros te podemos orientar completamente gratis, sólo tienes que pinchar aquí.

Beneficios

  • Control optimizado: permiten una gestión más individualizada de los espacios a climatizar. Cada área puede ser tratada como una zona individualizada.
  • Mantenimiento económico: al tratarse de unidades de expansión directa, su mantenimiento no es muy complejo.
  • Ahorro energético: es uno de los principales reclamos de este sistema. Se calcula que el ahorro energético que consiguen los sistemas VRV oscila de media entre el 11 y el 20%.
  • Tecnología inverter: al menos uno de los compresores es inverte.
  • Fácil instalación: a diferencia de otros sistemas, los sistemas multizona no son especialmente pesados y tienen un diseño modular.

Volver al menú de contenidos

¿Pero son aptos para residencias?

Los sistemas de climatización VRF o VRV pueden resultar una excelente opción para residencias que cuenten con más de 5 viviendas. Ya que de esta forma la instalación será rentable y se podrá climatizar de una forma eficiente (energéticamente hablando).

También se pueden instalar en viviendas, aunque normalmente son grandes casas con muchas habitaciones y en las que los propietarios han primado el confort frente al precio. Estos sistemas están pensados para grandes edificios y por ello sus prestaciones son excesivas para una vivienda tradicional. Y también lo es por su precio y su propia instalación.

Aún así, tenemos que saber que la climatización VRF o VRV no es apta para todo tipo de edificaciones. Es aconsejable que antes de la instalación de un sistema por el estilo, dejarse asesorar por un experto en la materia. En el siguiente vídeo, podemos ver de una forma más visual y explicativa, la instalación y uso de un sistema de climatización VRF o VRV en un residencia.

Volver al menú de contenidos

Características de los sistemas multizona

Característica ¿Por qué?
Eficiencia
  • Bajo consumo de energía (usa solo la energía necesaria).
  • Baja corriente de arranque: En algunas tarifas eléctricas esta característica disminuye considerablemente los cargos por demanda.
Mayor confort
  • Su tecnología Inverter le permite alcanzar la temperatura deseada en poco tiempo y mantenerla dentro de un rango mínimo de variación, sin percibir cambios drásticos de temperatura como sucede en los sistemas convencionales de operación encendido/apagado.
  • Satisface los requerimientos de enfriamiento y calefacción en un amplio rango de condiciones exteriores.
Confiabilidad
  • Al ser modular permite alternar el uso de sus compresores, extendiendo su vida útil y garantizando tener disponibilidad sustitutiva cuando algún compresor se daña.
Escalabilidad
  • Por su diseño modular, es posible elegir distintas combinaciones de condensadoras para alcanzar la capacidad deseada de acuerdo con las características del área a acondicionar (por niveles, por espacio disponible, por zonas, etc.), lo que lo hace un sistema flexible.
Artículos relacionados que te pueden interesar:
Este artículo ha sido escrito por: Christian Abele, Redactor de www.HogarSense.es