Registro de empresa

7 pasos para el mantenimiento preventivo de un ventilador

En la época de calor, el ventilador genera una brisa que en contacto con nuestra piel produce una sensación de frescor. Esto es porque el movimiento del aire estimula la transpiración, que es uno de los mecanismos naturales que tiene nuestro cuerpo para bajar su temperatura. Por lo que debemos saber, que el ventilador no enfría el aire, pero el efecto puede ser un descenso de hasta 4 grados. En invierno, funciona de una manera diferente. Las aspas giran al contrario y fuerza hacia abajo el aire caliente que se ha acumulado en el techo de la habitación. El mantenimiento de un ventilador es de suma importancia, ya que no solamente garantiza el buen funcionamiento del mismo, sino también la seguridad de los usuarios y de la estructura del mismo.
Menú de contenidos:

mantenimiento-preventivo-del-ventilador

Fuente de la imagen: ©Axtem - Fotolia.com

A pesar de que los ventiladores requieren de mucho menos mantenimiento que otros sistemas de climatización, su mantenimiento preventivo es una cosa que debemos tener presente. A continuación te explicamos en 7 pasos, la forma correcta que se debe aplicar para que el ventilador de techo cuente con un funcionamiento óptimo.

1. Limpiar las aspas del ventilador

Los ventiladores de techo y sus aspas suelen acumular mucho polvo por el constante movimiento y de su ubicación dentro de la habitación. Su limpieza es un paso requerido para el mantenimiento preventivo del ventilador y la misma es bastante sencilla de realizar. Para la limpieza de las aspas necesitamos: Jabón para fregar los platos, agua tibia y destornillador.

Desmontar las aspas y limpiarlas a fondo con agua tibia y jabón. Posteriormente debemos montarlas nuevamente pero teniendo cuidado a la hora de montar el ventilador. Si las aspas están poco apretadas, el ventilador vibrará cuando alcance una velocidad alta.

La limpieza de los alrededores también es importante

Limpiar las zonas que rodeen al ventilador, ya que atraen y repelen mucho polvo, que termina posándose en las paredes cercanas, en los artefactos y hasta en el techo. Con un paño mojado, dependiendo de la zona que irá a limpiar, y remover toda la mugre acumulada. En la cocina, el polvo del ventilador puede mezclarse con la grasa creando una mixtura oscura que se pega en las paredes. Un paño húmedo tal vez no sea suficiente para remover ésta mixtura. Busque líquidos de limpieza para encontrar uno que pueda funcionar mejor para paredes pintadas o tapizadas.

Volver al menú de contenidos

2. Lubricar el eje y el motor

Una vez limpias las aspas es el momento de engrasar el eje. Mantener los ejes y motores lubricados contribuye a prolongar la vida útil de cada una de las piezas y eliminará los ruidos. Los ventiladores suelen tener un agujero en los que podemos agregar aceite o lubricante y suele conseguirse en la parte posterior derecha de los mismos. En caso de que no lo tenga, te recomendamos engrasarlo con una brocha ya que de esta forma podrás llegar mucho más fácilmente a rincones donde quizás sea necesario su lubricación.

¿Necesitas darle mantenimiento preventivo al ventilador de techo o repararlo? te sugerimos pedir varios presupuestos con los mejores técnicos de la región y completamente gratis, pinchando en el siguiente enlace

Volver al menú de contenidos

3. Buen secado tras su limpieza

Es aconsejable también un muy buen secado del ventilador y de todas sus partes ya que suele ser un punto que tiende a olvidarse frecuentemente. Realiza un secado óptimo dedicándole un poco de tiempo y utiliza algún trapo que este limpio.

Volver al menú de contenidos

4. Controlar los engranajes del ventilador

Actualmente, son muchos los ventiladores que no tienen o tienen muy pocos engranajes dentro de su sistema. Sin embargo, es de suma importancia el control de los mismos para evitar daños posteriores. Los engranajes no deben presentar desgaste o un desgaste notorio ya que el ventilador funcionará de una manera no correcta afectando otras partes del mismo como suelen ser las aspas o hasta el mismo motor. Los engranajes deben quedar bien apretados y también deben ser lubricados una vez que se realice el mantenimiento preventivo al ventilador.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

5. Revisar las conexiones eléctricas

Dentro del mantenimiento preventivo del ventilador, son muy pocas las personas que suelen revisar las conexiones eléctricas tanto dentro del ventilador como las externas (la conexión al techo y cableado del mismo). Asegúrate de que las mismas se encuentren en perfecto estado y selladas como lo hemos hecho al momento de su instalación, ya que podremos evitar corto circuitos o apagamos completos del mismo que pueden perjudicar el motor y otros soportes eléctricos que suelen tener. Las conexiones eléctricas también deben estar presentes en un buen mantenimiento del ventilador, y no se debe olvidar.

Volver al menú de contenidos

6. Revisar la fijación del soporte de techo

Cuando realizamos la instalación del ventilador de techo debemos tener en cuneta lo siguiente: el ventilador de techo debe de sujetarse a una viga del techo, si es posible. En el caso de que la viga no esté localizada en el centro de la habitación, una placa de montaje o herraje de soporte especial con terminaciones puntiagudas se debe instalar entre las viguetas. Recuerde que los ventiladores de techo pueden pesar hasta 50 libras.

Es importante, al momento de realizar el mantenimiento del ventilador, controlar ese soporte. Para ello deberemos ajustar nuevamente todas las tuercas o tornillos del mismo y ver si las uniones con el techo no han cedido. Esto representa uno de los puntos de mayor importancia del mantenimiento preventivo de los ventiladores ya que es uno de los aspectos de seguridad dentro de la vivienda y de los usuarios del mismo.

Volver al menú de contenidos

7. Controlar y nivelar las aspas del ventilador

Todas las aspas del ventilador son niveladas en la fábrica antes de enviarlo a los almacenes para la venta; sin embargo, si el ventilador queda desbalanceado después de instalarlo, hay varias formas de arreglarlo. Primero, asegúrate de que todas las conexiones están alineadas apropiadamente y bien ajustadas. Verifica la alineación de las aspas con un metro, tomando la medida verticalmente desde los bordes. Puedes doblar cuidadosamente el soporte del aspa desalineada para que quede bien. Si todas las aspas están alineadas, puede utilizar un kit de alineamiento o balance para hallar en dónde está el problema.

La evolución del ventilador

Año Evolución (novedad)
1882 Fue inventado por SCHUYLER WHEELER.
1902 WILLS CARRIERS estableció las bases de la maquinaria de refrigeración moderna.
1915 Carrier fundo con un grupo de amigos la compañía ingeniera de Carrier.
1922 Lograron fabricar la enfriadora centrifuga.
1928 Fabricaron un equipo de climatización doméstico.
1980 El aire acondicionado puso fin a la edad de oro del ventilador eléctrico.
1990 Inventan ventiladores con nuevos diseños más cómodos y caseros.
2000 - Actualidad El ventilador sigue siendo utilizado en casas y en grandes almacenes.
En la actualidad el ventilador es parte de la vida cotidiana de Japón, el lejano oriente y España entre otros lugares.

Artículos relacionados que te pueden interesar:
Este artículo ha sido escrito por: Christian Abele, Redactor de www.HogarSense.es