Bomba de calor solar

Uno de los sistemas más ecológicos son las instalaciones solares. Y son una base importante sobre la que tenemos que apoyarnos para conseguir los objetivos de descarbonización que ha marcado la Unión Europea. La energía solar térmica nos genera agua caliente que ayuda a la bomba de calor a no trabajar tanto, y por consiguiente a consumir menos electricidad. En cambio, si hablamos de una instalación fotovoltaica, esta nos aportará parte de la energía eléctrica que consume la bomba de calor. De esta forma nuestro consumo de la red eléctrica disminuirá y nos aseguraremos que se tenga que producir menos electricidad con combustibles fósiles. ¿Quieres saber cómo funciona? Sigue leyendo.
Artículo escrito por:
Marcos Carbonell, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©Schueco

Bomba de calor, suelo radiante y energía solar térmica: un complemento perfecto

Una instalación de energía solar aporta un extra de ecología, y además nos ayuda a ahorrar en nuestras facturas de electricidad, gas, pellets u otros combustibles. Ya que aportan parte de la energía que nuestra bomba de calor necesita para darnos agua caliente sanitaria o para nuestra calefacción.

Si esta combinación de “lideres ecológicos”, la bomba de calor con placas solares, ya sea de aerotermia o geotermia, es de por sí muy buena y efectiva, cuando la combinamos con un suelo radiante, conseguimos el sistema perfecto para calefacción y refrigeración.

✓ Combinación con energía solar térmica

Un técnico instalador cualificado nos realizará un cálculo adecuado para que una instalación de placas solares térmicas nos aporte una cantidad de agua caliente suficiente de forma que la bomba de calor no tenga que estar todo el día funcionando en invierno. Pero que no haya demasiadas placas solares, para evitar que en verano no podamos aprovechar su trabajo. Pero si nos de toda el agua caliente sanitaria que necesitemos.

De esta forma, la bomba de calor en verano podrá aportar el agua enfriada para nuestro suelo radiante. Y tener una instalación que aporta el mejor confort en invierno, y también en verano. Ya que el suelo radiante puede funcionar perfectamente durante todo el año. Y simplemente debe tenerse en cuenta cuando se diseña e instala el suelo radiante, para evitar problemas de gotas de rocío en el suelo durante los días de más calor y humedad del verano.

✓ Combinación con energía solar fotovoltaica

Si la combinación anterior es muy eficiente, debemos considerar la combinación de una bomba de calor con placas solares fotovoltaicas, y suelo radiante aún mejor, si cabe. En este caso la instalación de energía solar fotovoltaica nos generará electricidad. Con esta electricidad funcionará la bomba de calor, tanto en verano como en invierno.

Y se obtiene una ventaja significativa con respecto a la bomba de calor con placas solares térmicas. Y es que no nos preocuparemos por que en verano tengamos excesiva agua caliente. Y cuando la bomba de calor no tenga que trabajar para suministrar agua caliente sanitaria o para alimentar el suelo radiante, tanto en invierno como en verano, la electricidad sobrante la podemos usar en el resto de electrodomésticos o verterla a la red y que nos compense por autoconsumo.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Funcionamiento

Con las explicaciones anteriores, el funcionamiento queda bastante claro. Pero intentaremos dejarlo más claro con la ayuda del siguiente esquema de instalación. Aunque sea incompleto, y en el que los expertos en el tema identificaran cosas que faltan o que deben dejarse más claras para poder hacer la instalación.

Nuestra intención no es dar una clase magistral, sino más bien que los usuarios puedan familiarizarse con el lenguaje técnico que utilizan los instaladores profesionales. A los que debemos recurrir siempre que necesitemos, dicho sea de paso.

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

En este esquema quedan claras las explicaciones que hemos ofrecido en el punto anterior. Es decir, tanto si queremos combinar la bomba de calor con placas solares térmicas como fotovoltaicas, y además un suelo radiante, la instalación nos ofrece la posibilidad de aprovechar el sol y ahorrar en combustibles tradicionales.

✓ Solar térmica

Como vemos en el esquema, la bomba de calor con placas solares térmicas, trabajan las dos generando agua caliente en invierno, con lo que estamos ayudando a la bomba de calor a que trabaje menos. Solo se pondrá en marcha cuando las placas solares térmicas no sean capaces de cubrir la demanda que se hace en la vivienda, tanto sea para agua caliente sanitaria como para la calefacción por suelo radiante, en este caso.

✓ Solar fotovoltaica

De mismo modo, la bomba de calor con las placas solares fotovoltaicas, se combinan, pero de forma diferente a la anterior. En este caso no colaboran los dos sistemas de igual forma, sino que las placas solares fotovoltaicas aportan el “combustible” a la bomba de calor. Ahora hablamos de la electricidad que necesita la bomba de calor para funcionar.

De esta forma ganamos en eficiencia con respecto a la energía solar térmica, ya que las placas solares fotovoltaicas podrán trabajar a pleno rendimiento tanto en invierno como en verano. Y la electricidad que no consuma la bomba de calor la podemos aprovechar en otros electrodomésticos de la vivienda. O incluso, si somos autoconsumidores con compensación, verterla a la red para que nos devuelvan parte de lo consumido.

¿Has decidido realizar una instalación de placas solares térmicas en tu casa y necesitas contactar con profesionales? Hogarsense te ayuda a conseguir varios presupuestos.

Volver al menú de contenidos

¿Qué servicios ofrece a las viviendas?

Los servicios que la combinación de bomba de calor con placas solares ofrece a las viviendas es, en definitiva, una cierta independencia energética. No se puede decir que sea completa mientras estemos conectados a la red eléctrica. Pero en casos de necesidad si se puede llegar a ser totalmente independiente.

En cualquiera de los dos casos, tanto con energía solar térmica como fotovoltaica, ayudamos a que la bomba de calor no consuma electricidad de la red. Y ayudamos a ahorrar en este concepto. Bien aportando agua caliente para que la bomba de calor trabaje menos, o bien, aportando electricidad para no consumirla de la red.

Como usuarios, también nos beneficiamos de un sistema que nos da agua caliente sanitaria para usarla en la cocina, o en el baño, y calefacción. E incluso refrigeración, si nuestra instalación de suelo radiante esta preparada para ello.

Volver al menú de contenidos

Beneficios de una instalación solar con bomba de calor

Beneficio Motivo
Mantenimiento sencillo Mantenimiento de los paneles solares es económico y sencillo
✓ Los paneles solares durarán más de 30 años únicamente limpiando la superficie, renovando el glicol y revisando las uniones
Amortización ✓ El coste diferencial de la instalación de placas solares térmicas se amortiza a medio plazo (5 – 8 años), y la bomba de calor se amortiza a partir de entonces
Reduce huella de carbono ✓ Al utilizar energía solar térmica en lugar de carbones fósiles, se reduce la cantidad de dióxido de carbono emitido en la atmósfera
Energía gratuita ✓ El aporte de energía solar a nuestra calefacción es 100% gratis
✓ Inicialmente deberemos amortizar la instalación efectuada, pero una vez que con lo ahorrado se ha pagado el coste de la instalación, la energía solar es completamente gratuita
Energía renovable ✓ La energía solar es 100% renovable y no emite gases de efecto invernadero ni ningún tipo de contaminante: no genera ningún tipo de impacto medioambiental
Energía inagotable ✓ La energía solar ha iluminando nuestro planeta desde hace millones de años, y lo seguirá haciendo durante millones de años
Subvenciones ✓ Dependiendo del lugar en el que vivas, puedes conseguir diferentes ayudas, subvenciones o incentivos de las diferentes administraciones públicas
Disponibilidad global ✓ Puede ser aprovechada en cualquier lugar en función de la incidencia solar, llegando a lugares remotos y viviendas aisladas donde otros combustibles como el gas, gasóleo o incluso la electricidad tienen difícil llegar
Reduce tu dependencia energética ✓ Una instalación de placas solares térmicas aprovecha la energía solar térmica para generar calor, ayudando a la bomba de calor y reduciendo así hasta un 70% la factura de calefacción
Valor de la vivienda ✓ Añade valor a tu vivienda al hacerla un poco más autosuficiente
Precio gas y luz ✓ Reduce la dependencia de las constantes variaciones (principalmente subidas) del precio del gas y la electricidad
Artículos relacionados que te pueden interesar:
Siguiente artículo