Energía solar vs gas natural

En España existe la obligación de mantener un mínimo de existencias de seguridad de gas natural. Éstas asciende actualmente a 20 días de ventas o consumos firmes en el año natural anterior, que deben ser mantenidas en su totalidad por los sujetos obligados y en todo momento en almacenamientos subterráneos. Esta obligación, es consecuencia de la dependencia de los combustibles fósiles que tenemos y hace que sea imperativo que desarrollemos otras fuentes de energía, como la energía solar. En este artículo intentaremos poner en claro cómo está la situación actual, los costes de los dos tipos de energía objeto del tema de hoy, como están los mercados y el balance de pros y contras para elegir una u otra.
Artículo escrito por:
Marcos Carbonell, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Coste del gas natural y energía solar

Antes dar datos y detalles, tenemos que tener en cuenta que hay diferentes gases combustibles que usamos todos los días y no debemos confundir. Estos son los GLP (gases Licuados del Petróleo) y el gas natural. Sus nombres son diferentes porque son distintos gases y, por lo tanto, sus cualidades no son las mismas. El GLP es un gas compuesto principalmente por butano y propano, que se obtienen como subproducto en el proceso de destilación del petróleo, para generar gasolina, diésel, asfaltos, etc. El GNC, en cambio, consiste en una mezcla de gases, en proporciones variables, pero donde el metano constituye el elemento principal con un porcentaje superior al 95%, un gas que se produce de forma natural en procesos de descomposición y que también está presente en los pozos petrolíferos formando bolsas.

El gas natural es uno de los suministros más baratos y más utilizados en la actualidad. Éste es medido por las compañías en metros cúbicos (m3), pero a la hora de facturarlo, la unidad de medida vigente es el kilovatio hora (kWh). De esta manera, el kWh es la unidad utilizada por las distribuidoras y comercializadoras de gas para saber cuánto gas consume cada cliente en su punto de suministro. El precio del kWh ha experimentado una serie de aumentos y descensos significativos que nuestros lectores y usuarios deben tener en cuenta.

Desventajas

Energía solar

Gas Natural

Su instalación aún es relativamente cara.

No es completamente Renovable.

Las placas fotovoltaicas aún no tienen un rendimiento importante.

Tiene impacto ambiental en su extracción, distribución y consumo.

----

Emite CO2.

----

Se necesitan grandes inversiones para poder utilizarlo, en su extracción, manipulación y distribución.

Volver al menú de contenidos

Calderas híbridas: ¿las conoces?

Una caldera híbrida es un tipo de caldera que se abastece de dos tipos de energías, como suministro principal es la energía solar, cuando esta esté disponible. Pero cuando la energía solar no está disponible o se necesita mayor potencia para la calefacción, el suministro se lleva a cabo a través del combustible. Esta recibe el nombre de energía de apoyo convencional. Debido a su funcionamiento mixto, una caldera híbrida obtiene las ventajas de ambos sistemas. Por un lado, gracias al combustible que puede ser gas natural, mantenemos un suministro fijo cuando hay, por ejemplo, necesidad de producción de agua caliente sanitaria y no disponemos de sol.

La particularidad de una caldera híbrida es que nos permite beneficiarnos de dos sistemas diferentes de calefacción, sin la necesidad de contar con dos aparatos. De esta manera, aunque requieren de un cierto espacio, no debemos instalar dos aparatos para su funcionamiento. Además, la radiación de la energía solar que calienta el depósito permite suministrar agua caliente con un coste que es prácticamente inexistente. Siempre y cuando la caldera híbrida reciba la energía solar. Esta caldera solar híbrida aprovecha la radiación solar para calentar un depósito y suministrar agua caliente sanitaria a un costo prácticamente nulo, siempre que exista energía proveniente del sol. Cuando se equilibra la circulación de la energía solar, es posible reducir el consumo de gas natural o eléctrico de la caldera híbrida en un 50%.

*Este articulo ha sido actualizado por última vez el 29/05/2019

Artículos relacionados que te pueden interesar:
Siguiente artículo