Registro de empresa

Energía solar vs gas natural

En España existe la obligación de mantener un mínimo de existencias de seguridad de gas natural. Éstas asciende actualmente a 20 días de ventas o consumos firmes en el año natural anterior, que deben ser mantenidas en su totalidad por los sujetos obligados y en todo momento en almacenamientos subterráneos. Esta obligación, es consecuencia de la dependencia de los combustibles fósiles que tenemos y hace que sea imperativo que desarrollemos otras fuentes de energía, como la energía solar. En este artículo intentaremos poner en claro cómo está la situación actual, los costes de los dos tipos de energía objeto del tema de hoy, como están los mercados y el balance de pros y contras para elegir una u otra.
Menú de contenidos:

energia-solar-vs-gas-natural

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Coste del gas natural y energía solar

Antes dar datos y detalles, tenemos que tener en cuenta que hay diferentes gases combustibles que usamos todos los días y no debemos confundir. Estos son los GLP (gases Licuados del Petróleo) y el gas natural. Sus nombres son diferentes porque son distintos gases y, por lo tanto, sus cualidades no son las mismas. El GLP es un gas compuesto principalmente por butano y propano, que se obtienen como subproducto en el proceso de destilación del petróleo, para generar gasolina, diésel, asfaltos, etc. El GNC, en cambio, consiste en una mezcla de gases, en proporciones variables, pero donde el metano constituye el elemento principal con un porcentaje superior al 95%, un gas que se produce de forma natural en procesos de descomposición y que también está presente en los pozos petrolíferos formando bolsas.

El gas natural es uno de los suministros más baratos y más utilizados en la actualidad. Éste es medido por las compañías en metros cúbicos (m3), pero a la hora de facturarlo, la unidad de medida vigente es el kilovatio hora (kWh). De esta manera, el kWh es la unidad utilizada por las distribuidoras y comercializadoras de gas para saber cuánto gas consume cada cliente en su punto de suministro. El precio del kWh ha experimentado una serie de aumentos y descensos significativos que nuestros lectores y usuarios deben tener en cuenta.

Y al igual que la electricidad y el agua, las tarifas domésticas y comerciales tienen un tramo fijo, que debemos pagar, aunque no consumamos nada de gas, y uno variable, que depende el consumo que realicemos en un periodo determinado, normalmente un mes. Por ello es muy difícil establecer un coste o precio y deberemos ir comparando diferentes tarifas de diferentes comercializadores. Bien es verdad que al liberalizarse el mercado han aparecido en escena muchas compañías que intentan hacerse un hueco y eso se nota un poco en los precios que nuestro lector debe pagar cada mes. Pero al igual que sucede con la electricidad, las grandes empresas energéticas aún tienen mucho poder y hacen que en España la energía siga siendo de las más caras de toda Europa.

Así, observando diferentes tarifas de gas natural, comprobamos que el precio ha aumentado ligeramente en los últimos diez años, pero sigue siendo más económico que el resto de suministros. Y aún se hace más difícil al querer comprar con los precios de la energía solar, ya que, en principio y desde la publicación del Real Decreto 244/2019 sobre autoconsumo, los particulares o comunidades pueden sumarse al autoconsumo sin pagar el llamado “impuesto al sol” que tuvimos durante algunos años. Es por ello que no podemos hablar de precio de la energía solar, a no ser que el importe de la instalación, lo repercutamos mensualmente durante la vida útil de la instalación. Como si fuera una amortización de esta. Y en ese caso dependerá de la dimensión de la instalación, del ahorro que conseguimos sobre nuestra factura mensual de la electricidad.

Volver al menú de contenidos

Mercado del gas natural y la energía solar

El gas natural se utiliza como fuente de energía para varios usos, entre los que destacan, la calefacción, aire acondicionado, agua caliente sanitaria y cocción para usos comerciales y domésticos. Otro uso es la generación de electricidad a través de las centrales de ciclo combinado. También tiene su función como combustible para buques y transporte marítimo (GNL/LNG). Y como combustible para vehículos terrestres (GNC/CNG y GNL/LNG) con distintivo medioambiental ECO de la Dirección General de Tráfico. Otro importante uso es en los procesos industriales y fabricación de abonos.

En cuento al consumo del gas natural en España, los datos de demanda anual durante 2016 fueron el equivalente a 321 TWh, un 2,1% superior al año anterior. En ese ejercicio el gas natural representó un 19,9% del mix energético español, muy por encima del 2% que representaba en 1985 y que da cuenta del crecimiento de esta fuente de energía limpia en España. Un motivo de este crecimiento es que las plantas de gas para alta demanda están especializadas en incrementar su producción de energía rápidamente, buscando con ello responder a los picos de demanda que ocurren, por ejemplo, cuando empieza a anochecer y todos encendemos las luces de muestras viviendas. En días con picos de calor o de frio que acentúan el uso de aires acondicionados o calefacción eléctrica, según el caso.

Demanda-de-gas-natural-en-España

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es (con datos de Sedigas)

Como se puede observar en la gráfica, en los últimos 7 años hay una demanda de gas natural más o menos estable, por lo que podemos decir que no se espera un gran crecimiento. Eso sí, el uso del gas natural irá en aumento, pero de forma moderada, ya que poco a poco va a ir sustituyendo muchas instalaciones que usan gas propano, gasoil o incluso carbón. Ya que a pesar de nos ser una energía limpia, si emite muchos menos gases nocivos a la atmosfera con lo que la hace más propicia ante los ojos de las administraciones que intentar promover el uso de energías alternativas como la energía solar, y así cumplir con los objetivos de emisiones de CO2, que han impuesto algunos organismos internaciones como la Comisión Europea.

En cuanto a la energía solar, tanto en su vertiente térmica como en el caso de la energía solar fotovoltaica, y después del mencionado Real Decreto, que regula el autoconsumo, muchas empresas se están posicionando para una demanda de nuevas instalaciones de autoconsumo que se prevé grande. Teniendo en cuenta que a finales del pasado año la potencia eléctrica instalada en la en la España peninsular suponía un4,5% del total, y que constituía el 2,9% de la cobertura de la demanda eléctrica, es lógico pensar que con la nueva regulación sobre la energía solar fotovoltaica se produzca una incremente de estas cifras, generando hasta un 9% de la demanda de electricidad en España en dos años. Y según la consultora PV Info Link, se prevé que España instale paneles solares fotovoltaicos aumentando en más de 1 GW en la capacidad instalada, durante 2019.

red-distribucion-gas-natural-españa

Fuente de la imagen: Sedigas informe anual 2018, red de distribución en España.

En lo que se refiere al gas natural, según datos de Sedigas, la red de transporte y distribución de gas natural se amplió en 629 kilómetros durante el año 2018. Y hay previsión de que se amplíe, llegando a más municipios de la geografía española. Además, está en marcha el proyecto “South Transit East Pyrenees” (STEP): Impulsado por la UE y declarado Proyecto de Interés Común (PCI) por la Comisión Europea, que consiste en el desarrollo de una nueva interconexión gasista entre España y Francia a través del Pirineo Oriental.

Red-distribucion-españa

Fuente de la imagen: GTS. Estado de infraestructuras a 31.12.2018

España puede importar directamente gas de Argelia y GNL de cualquier parte del mundo a través de 6 plantas de regasificación. Importante desarrollo de la infraestructura gasista para la movilidad. Durante 2018 se abrieron 19 estaciones de suministro de gas a los medios de transporte terrestre (vehículos) para los consumidores, y hay previstas otras 46 para su apertura en breve. En cuanto a los países que nos suministran gas natural teneos como principal con más de la mitad del gas que importamos a Argelia. La otra mitad se la reparten Francia, Catar, Nigeria, y con menor aporte Trinidad y Tobago, Perú, Noruega, Rusia y Otros países con una venta a España casi insignificante. Lógicamente Argelia es el mayor suministrador, ya que es nuestro vecino, y nos llega su gas natural por el gasoducto de Almería y Tarifa.

origen-importaciones-gas-natural-españa

Fuente de la imagen: Sedigas informe anual 2018

* Otros incluye Angola, Portugal, R. Dominicana, EEUU, Camerún y Bélgica

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Perspectivas de futuro

Según el último dato de CORES, a finales de 2017 teníamos 22 millones de Megavatios hora almacenados en forma de gas en los diferentes almacenes subterráneos. Pero debido al aumento del consumo en España, está previsto que se disponga de seis nuevos almacenes de gas en cinco años. La industria prevé invertir más de 1.400 millones en depósitos subterráneos para combustible. Las reservas de seguridad pasaron de más de 30 días de consumo en los años 90, a los 20 actuales. Es debido al aumento del consumo del gas natural, que se quiere ampliar estos depósitos y poder almacenar más reservas, como previsión en picos de demanda.

reservas-gas-natural-españa

Fuente de la imagen: CORES. Existencias de gas natural en almacenamientos subterraneos a 31 de diciembre de 2017.

En lo que se refiere a la energía solar, y más concretamente a la fotovoltaica, las proyecciones indican que la energía solar debería convertirse en uno de los principales sustitutos de los combustibles fósiles, por diversas razones, entre ellas el continuo abaratamiento de los paneles solares. Así lo declaró Fatih Birol, director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía (AIE) en 2015, durante la COP21 de París: “La transición del sector energético en las próximas décadas será fundamental para alcanzar los objetivos climáticos y el desarrollo sostenible. La acción conjunta de los gobiernos y el sector privado ha ayudado a mantener las emisiones globales relacionadas con la energía sin cambios en los últimos tres años. Nuestro análisis muestra que podemos cumplir objetivos climáticos mientras conseguimos acceso a la energía y mejoramos el medio ambiente.

Como dato interesante tenemos que desde el año 2002 se está viviendo a nivel mundial un cambio en el uso de las energías donde las energías renovables están ganando el pulso al petróleo y el carbón. Un cambio de rumbo que comenzó con el protocolo de Kyoto en 1997, en donde se llegó a un acuerdo internacional con el principal objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Y que continuó con el compromiso que alcanzó la Unión Europea en 2011, en materia de cambio climático. En el que se estableció como objetivo la reducción de las emisiones de CO2 entre un 80% y 95% entre 2050- 2100. Según las previsiones se estima que en 2030 un 34% de la electricidad mundial será de origen eólico o solar, y en 2040 se espera que la eólica y la solar representen el 50% de la capacidad de generación mundial.

Volver al menú de contenidos

Calefacción solar como alternativa en casa

La energía solar, bien sea con la tecnología de los captadores solares térmicos o con los fotovoltaicos, es una realidad, no solo una alternativa. Si hablamos de instalaciones con placas solares térmicas, tienen una gran aceptación y son muy utilizadas, tanto para generar agua caliente sanitaria como agua para la calefacción, y además son instalaciones escalables. Qué quiere decir esto?, que se pueden hacer pequeñas instalaciones a nivel doméstico desde una sola placa solar térmica, para calentar agua de uso doméstico, incrementar las placas para apoyar a la calefacción de nuestro hogar, o incluso hacer grandes instalaciones con muchas placas para hoteles, hospitales, o industrias.

Por otro lado, tenemos las placas solares fotovoltaicas, que nos generan directamente electricidad. En este caso el uso es más amplio ya que la electricidad la podemos usar en todos los electrodomésticos de la casa. Y uno de esos usos es la calefacción, bien directa con un suero radiante eléctrico o unos radiadores de calor azul, o bien haciendo funcionar una bomba de calor para un suelo radiante de agua o radiadores de baja temperatura. Esta tecnología cuenta con la ventaja de ser escalable, al igual que los captadores solares térmicos. Es decir. Podemos instalar desde una sola placa, para alimentar un pequeño electrodoméstico, pasando por una instalación de varias placas para alimentar toda nuestra vivienda, o incluso construir una gran central solar para generar electricidad de forma comercial.

Y aunque de momento no son muy conocidos, pero tienen un gran porvenir, tenemos que hablar de las placas solares hibridas. Estas combinan las dos tecnologías comentadas anteriormente. Es decir, en su parte frontal tienen células fotovoltaicas que generan electricidad. Pero en su parte posterior disponen de un circuito de tubos de cobre como el de las placas solares térmicas. Esto aporta dos ventajas, primero se aprovecha mejor el espacio para generar a la vez electricidad y agua caliente, y segunda gran ventaja, al calentar el líquido que pasa a través de la placa, estamos enfriando el panel solar fotovoltaico y con ello aseguramos que el rendimiento de las células fotovoltaicas siga siendo elevada.

¿Te parece interesante como funcionan las energía solar y el gas natural? ¿estás pensando en utilizar la energía solar en la vivienda y quieres un presupuesto para una instalación? Nosotros te ayudamos a conseguir varios presupuestos.

Volver al menú de contenidos

Ventajas y desventajas de la energía solar y el gas natural

Ventajas

Energía solar

Gas Natural

Limpia.

Baja emisión de gases de efecto invernadero.

Renovable (con suministro infinito).

Renovable, ya que se puede generar sintéticamente.

Económica, el sol nos regala su energía cada día.

Relativamente económica, comparándola con el petróleo.

Escalable, podemos instalar la cantidad de placas que queramos.

De fácil accesibilidad, debido a la gran red de tuberías instaladas.

La podemos aprovechar en cualquier lugar del planeta.

----

Desventajas

Energía solar

Gas Natural

Su instalación aún es relativamente cara.

No es completamente Renovable.

Las placas fotovoltaicas aún no tienen un rendimiento importante.

Tiene impacto ambiental en su extracción, distribución y consumo.

----

Emite CO2.

----

Se necesitan grandes inversiones para poder utilizarlo, en su extracción, manipulación y distribución.

Volver al menú de contenidos

Calderas híbridas: ¿las conoces?

Una caldera híbrida es un tipo de caldera que se abastece de dos tipos de energías, como suministro principal es la energía solar, cuando esta esté disponible. Pero cuando la energía solar no está disponible o se necesita mayor potencia para la calefacción, el suministro se lleva a cabo a través del combustible. Esta recibe el nombre de energía de apoyo convencional. Debido a su funcionamiento mixto, una caldera híbrida obtiene las ventajas de ambos sistemas. Por un lado, gracias al combustible que puede ser gas natural, mantenemos un suministro fijo cuando hay, por ejemplo, necesidad de producción de agua caliente sanitaria y no disponemos de sol.

La particularidad de una caldera híbrida es que nos permite beneficiarnos de dos sistemas diferentes de calefacción, sin la necesidad de contar con dos aparatos. De esta manera, aunque requieren de un cierto espacio, no debemos instalar dos aparatos para su funcionamiento. Además, la radiación de la energía solar que calienta el depósito permite suministrar agua caliente con un coste que es prácticamente inexistente. Siempre y cuando la caldera híbrida reciba la energía solar. Esta caldera solar híbrida aprovecha la radiación solar para calentar un depósito y suministrar agua caliente sanitaria a un costo prácticamente nulo, siempre que exista energía proveniente del sol. Cuando se equilibra la circulación de la energía solar, es posible reducir el consumo de gas natural o eléctrico de la caldera híbrida en un 50%.

*Este articulo ha sido actualizado por última vez el 29/05/2019

Artículos relacionados que te pueden interesar:
Este artículo ha sido escrito por: Marcos Carbonell, Redactor de www.HogarSense.es