Wallbox

¿Sabías que según datos ofrecidos por Electromaps a fecha de febrero de 2020 existen alrededor de 98.800 puntos de recarga en España? Cifras que incluyen tanto los puntos de conexión públicos (en gasolineras y centros comerciales) como privados, en domicilios y empresas. Siendo los puntos de recarga privado los más instalador en nuestro país. Si entramos en detalle, según el Observatorio de la Universidad Pontificia Comillas, a principios de 2020, se contabilizaban alrededor de 7.600 puntos de carga pública normal y unos 1.300 de carga rápida. Es decir, menos del 9% de los puntos de carga son públicos. Y es que no debemos olvidar que alrededor del 75% de los coches en España «duermen en la calle». Un hecho que nos hace entender el potencial y la importancia en un futuro cercano de contar con las infraestructuras y servicios necesarios para que quienes no disponen de un enchufe en su domicilio puedan dar el paso hacia el coche eléctrico.
Artículo escrito por:
Marcos Carbonell, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©zap-map.com

¿Qué es un Wallbox y qué tipos existen?

Al igual que con muchos productos o conceptos en inglés, hemos adoptado el término ”wallbox”. Literalmente significa pared (wall) y caja (box). Pero ¿qué es realmente? Llamamos wallbox a los puntos de recarga para coches eléctricos instalados permanentemente en una pared, que sirven para enchufar nuestro coche eléctrico y recargar las baterías del vehículo para poder desplazarnos el día siguiente. Como nuestra gasolinera particular.

Estos equipos, cuentan con un conector alimentado por corriente alterna, que es el tipo más habitual en las viviendas, o industrias, tanto en modo monofásico (un único circuito) como trifásico (instalación distribuida en tres circuitos).

En definitiva, son puntos de recarga para vehículos híbridos enchufables y completamente eléctricos instalados en la pared o anclados en el suelo. Estos últimos, son más comunes en zonas públicas, calles o plazas. Por lo que es lógico que la llegada de los automóviles eléctricos debe provocar un incremento de instalaciones de puntos de recarga en la mayoría de las viviendas a medio-largo plazo.

Tipos de cargadores

Actualmente existe en el mercado una gran variedad de cargadores. Podemos encontrar aquellos donde los puntos de recarga pueden ser lentos, semi-rápidos o ultrarrápidos, y por último cada tipo de cargador puede ir equipado con muchos tipos de conectores. Aunque por lo general cada fabricante elige un estándar de conector, las posibilidades son múltiples.

Además de los distintos tipos de cargador para vehículo eléctrico que existen hay algunas diferencias que se deben tener en cuenta para su correcto funcionamiento. A continuación, distinguimos algunos fabricantes.

→ Circutor: diseñado para aparcamientos privados, es de uso doméstico, este modelo de punto de recarga tiene un sistema inteligente para cargar el coche y al mismo tiempo usar nuestros electrodomésticos.

→ Orbis: tiene dos versiones de wallbox, una para espacios públicos VIARIS CITY y otra para entornos privados el VIARIS COMBI.

→ Poligacher: es un tipo de punto de recarga para uso en garajes privado y semipúblicos, permite seleccionar la potencia de carga exacta para adaptarse a cualquier instalación. Sencillos de instalar y programar.

→ Vestel: este punto de recarga eficiente es compatible con todos los sistemas de gestión avanzados y con el modelo estándar IEC de Tipo 2. Es para zonas residenciales y públicas.

→ Wallbox: es una marca española de puntos de recarga, sus modelos son estaciones inteligentes de carga semi-rápida, compatibles con todos los modelos de coche y se adaptan a cualquier instalación pública o privada.

→ Wallboxok: esta línea de cargadores inteligentes se puede administrar a través de la plataforma Web Wallbox Clud, es compatible con todos los vehículos eléctricos, gracias a su display, y dependiendo del modelo de coche, puedes graduar la intensidad de la carga.

Fuente de la imagen: ©insideevs.com

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Modos y velocidad de carga

La carga de los vehículos eléctricos, a pesar de la diversidad de opciones que existen, tiene ya su propia normativa de la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC) 62196. Este es un estándar internacional para el conjunto de conectores eléctricos y los modos de carga para vehículos eléctricos. Y el IEC 61851, estándar internacional para el sistema de carga conductiva del vehículo eléctrico. Las baterías de un vehículo eléctrico tienen cuatro modos operativos de carga: tres en corriente alterna (AC) y uno en corriente continua (DC).

Modo operativo de carga 1

Este modo de carga se realiza con corriente alterna. Es una recarga lenta desde una base de enchufe doméstico, enchufe tipo Schuko y sin comunicación entre vehículo y punto de recarga. El tiempo de carga irá en función de la capacidad de la batería. Se puede realizar por la noche, que es cuando menos demanda energética existe en a vivienda.

Este modo de carga se corresponde con velocidades lentas de carga, al utilizar intensidades de carga relativamente bajas.

Modo operativo de carga 2

Este modo de carga también se realiza con corriente alterna. Es un modo de carga lenta con enchufe y base similares al anterior, de tipo estándar, no exclusivo. La diferencia estriba en que el cable lleva un sistema de protección incluido y un interruptor diferencial. Esta conexión evita una mala conexión del vehículo a la red, activando o desactivando la recarga.

Este modo de carga se corresponde con velocidades lentas y semi-rápidas de carga, ya que utiliza intensidades de carga algo más altas que le Modo 1.

Modo operativo de carga 3

Es el último modo de carga con corriente alterna. En este modo operativo, la carga es semi-rápida y se realiza con un cable de carga conectado de forma fija en el punto de recarga, cuyo conector de carga para vehículos se enchufa en la entrada del mismo. Es un modo exclusivo para vehículos eléctricos, debido al sistema de alimentación y a la protección y control incorporados al punto de recarga, que monitoriza la carga y detecta la conexión al vehículo.

Este modo de carga se corresponde con velocidades rápidas de carga, ya que utiliza intensidades de carga más altas.

Modo operativo de carga 4

Este modo de carga se realiza con corriente continua. Este modo se recomienda para la denominada carga rápida o ultrarrápida de un vehículo eléctrico. La carga se realiza en lo que normalmente se denomina “electrolinera”, ya que se transfieren potencias de carga elevadas. En la carga DC, el transformador AC/DC se halla de forma fija en el punto de recarga, con lo que se evitan problemas de pérdida de energía o de calentamiento.

Volver al menú de contenidos

¿Cuál sería el wallbox que encajaría con mi coche eléctrico?

Cuando ya tenemos nuestro vehículo eléctrico nos puede surgir esta duda. En mi ciudad hay algunos puntos de recarga, pero no puedo ir allí cada vez que me quedo sin batería. Es entonces cuando decidimos adquirir un punto de carta particular. Para ello, aquí describimos los pasos a seguir cuando tenemos que elegir un punto de recarga propio:

✓ En primer lugar debemos decidir el entorno donde será instalado el punto (espacio abierto o cerrado), de su decisión se deriva la elección del punto de recarga tipo poste o cargadores tipo wallbox.

✓ Con la ubicación decidida es preciso conocer las características del conector del vehículo. El sector se dirige a que en el futuro el tipo de conector tienda a ser universal, tal como pasó en su momento con los cargadores de móviles. Actualmente se pueden distinguir 3 tipos de tomas diferentes contempladas en la norma, una de ellas es genérica conocida como toma Schuko que esta homologada para toda Europa.

✓ El tercer paso es saber la potencia eléctrica de recarga o el tiempo en el que necesitamos que este recargado nuestro vehículo. Se recomienda tener en cuenta la poca necesidad de una recarga rápida. Ya que a más potencia conlleva un aumento de los costes de contracción de energía, así como aumento en las dimensiones del cableado y rango de protecciones. Desde una visión eficaz, la elección más sensata es la recarga lenta y en horario nocturno, contratando tarifas especiales (tarifa supervalle, doble tarifa, etc.).

✓ Finalmente, con los tres aspectos anteriores, solo queda conocer la protección a instalar y las funcionalidades extras que podemos incorporar en el equipo. Las protecciones aguas arriba del punto, forman parte de un requisito obligado por norma. La instalación debe disponer de un relé de protección (tipo A), un magneto térmico con curva de respuesta tipo C adecuado a la potencia de carga y protección contra sobretensiones.

Debemos saber que la mayoría de postes de recarga cuentan con estas protecciones en su interior, en el caso del punto de recarga tipo wallbox, según el modelo y marca, pueden o no incorporarlas. La recomendación general es instalar protecciones en el punto de derivación de la línea de alimentación para reducir costes y evitar duplicidades.

¿Te parece interesante esta información? ¿Quieres realizar una instalación solar en tu casa para apoyar el consumo del wallbox, y necesitas contactar con profesionales? Hogarsense te ayuda a conseguir varios presupuestos.

Volver al menú de contenidos

¿Cuánto cuesta un Wallbox o punto de recarga?

Como hemos visto anteriormente, hay muchos tipos de cargadores, con características diferentes, por lo que dependiendo de nuestras necesidades o requisitos los precios pueden variar mucho. En la siguiente tabla exponemos un grupo reducido de cargadores con diferentes características, para que el lector pueda tener una primera referencia, Aunque siempre es recomendable acudir a un instalador con experiencia.

Marca Modelo Comector / Velocidad Caracteristicas Precio
Circutor eHome T1C16 Tipo 1 Corriente: 16A 660 €
semi-rápida Alimentación: Monofásica 230V
Potencia máxima ajustable: 3,6kW
Policharger IN-T1 Tipo 1 Corriente máxima: 32A 595 €
semi-rápida Alimentación: Monofásica 230V (F+N+T)
Potencia Máxima: 7,4kW
Orbis Viaris City Tipo 2 Corriente máxima: 16A / 32A 2.450 €
semi-rápida Alimentación: Monofásica 230V
Potencia: desde 2,3kW hasta 7,4kW
Dark Wallbox T2 Tipo 2 Corriente máxima: 6 a 32A 730 €
semi-rápida Alimentación: Trifásica 400V
Potencia ajustable: 1,4 a 22k
Wallbox Copper Tipo 2 Corriente máxima: 6 a 32A 1.319 €
semi-rápida Alimentación: Monofásica 230V
Potencia máxima: 7,4kW

Volver al menú de contenidos

¿Cómo es el proceso de instalación?

La primera cuestión que surge, acerca de instalar un cargador para coche eléctrico, es si disponemos de un garaje privado o nuestra plaza de aparcamiento se encuentra en un garaje comunitario. Dependiendo de cuál sea la respuesta, tendremos que tener en cuenta diferentes factores. En cualquier caso, recuerda que es muy importante que la instalación del punto de recarga la realice personal profesional y cualificado.

Paso 1: comunicar de la instalación de un punto de recarga a la Comunidad de Propietarios. Si vivimos en una vivienda unifamiliar o disponemos de un garaje privado este paso nos lo ahorramos.

Paso 2: elegir el tipo de tarifa y en su caso la comercializadora de energía eléctrica que mejor se adapte, para el suministro eléctrico, ahora que tendremos que cargar un vehículo.

Paso 3: elegir del cargador que más nos convenga. Siempre es mejor contar con el conocimiento de un profesional o instalador con experiencia.

Paso 4: elegir el instalador más adecuado. Ahora debes contar con nosotros, Hogarsense.es te puede ayudar.

Paso 5: conexión del punto de recarga, a una toma de 16A u otra requerida, con las protecciones y seguridades establecidas en el Reglamento electrotécnico.

Volver al menú de contenidos

Ventajas de un punto de recarga de vehículo eléctrico en tu hogar

Ventaja ¿Por qué nos beneficiamos de tener un punto de recarga en casa?
Seguridad ✓ La carga será siempre segura porque los puntos de recarga están totalmente preparados para soportar la carga del coche
✓ Las cargas funcionarán perfectamente de principio a fin, sin interrupciones
Comodidad ✓ Es muy fácil de usar, simplemente conectamos la manguera del cargador a nuestro coche e iniciará la carga
✓ El coche o el cargador indicará cuando está al 100% de la carga y entonces desenchufamos la manguera
Velocidad ✓ El hecho de tener nuestro propio punto de recarga en casa significa que estará calculado para las necesidades de nuestro coche y puede llegar a cargar más rápido
Economía ✓ Si disponemos de una tarifa adecuada, amortizaremos el cargador, y a partir de entonces será mucho más barato que en puntos públicos
✓ Si disponemos de una instalación fotovoltaica el ahorro será aún mayor
Autonomía ✓ No dependeremos de que el poste público se quede libre. Ahora puede que no sea inconveniente, pero a medida que haya más coches eléctricos será un verdadero problema.
Artículos relacionados que te pueden interesar:
Siguiente artículo