Registro de empresa

¿Qué es la energía solar híbrida?

Si hablamos de energía solar, no podemos olvidarnos de la energía solar híbrida. Un sistema que combina energía solar usando un sistema fotovoltaico con otra fuente de energía. Un ejemplo común es un sistema híbrido diésel fotovoltaico, combinando la energía fotovoltaica (PV) con generadores de diésel. Otro sistema es el sistema híbrido de viento y solar. La combinación de fuentes de viento y solar PV tiene la ventaja que las dos fuentes se complementan porque los momentos de operación pico de cada sistema ocurren a diferentes momentos del día o del año. La generación energética de tal sistema mixto es por lo tanto más constante y fluctúa menos que cada uno de los dos subsistemas componentes. ¿Quiere saber más? A continuación te explicamos todo lo que tienes que saber sobre este sistema alternativo.
Menú de contenidos:

energia-solar-hibrida

Fuente de la imagen: ©Hibica - Fotolia.com

¿Qué aplicaciones tiene la energía solar híbrida?

Las soluciones híbridas están pensadas para localizaciones con problemas de red eléctrica, ausencia de ésta o cortes habituales de red. Estos sistemas pueden aplicarse en diferentes situaciones, desde uso para infraestructuras de telecomunicaciones, como aplicaciones ganaderas con alto consumo energético continuado, aplicaciones industriales, residenciales aislados (albergues) o electrificación rural.

Volver al menú de contenidos

¿Qué es un panel solar híbrido?

Un panel solar híbrido es capaz de generar electricidad y agua caliente simultáneamente gracias a la energía solar. Para ello dispone de células fotovoltaicas que producen electricidad y un sistema hidráulico que calienta el agua consiguiendo minimizar las perdidas térmicas y maximizar la producción fotovoltaica. Por lo que gracias a que toda la energía es captada únicamente del sol, la cantidad de CO2 que se emite a la atmósfera es cero, protegiendo así el medioambiente. Esta ha sido la evolución de los paneles solares híbridos desde sus inicios hace ya 25 años.

Volver al menú de contenidos

¿Qué tipos de paneles solares híbridos existen?

A lo largo de estos años, el mercado de los paneles solares híbridos ha ido evolucionando y trayendo nuevos modelos disponibles en función de la tecnología que han ido incorporando. De esta manera, en EndeF comenzaron a utilizar una terminología propia para designar a dichos modelos, clasificándolos por “generaciones“; dicha terminología, a día de hoy, es la más extendida dentro del sector. El salto de una “generación” a otra se marca en función del grado de aislamiento que tiene el propio panel y de las cubiertas que incorpora. De esta manera podemos distinguir entre:

  • Panel solar híbrido de generación 0 (PVT-0)

Se trata del modelo primario y más básico en el mercado de los paneles solares híbridos; la primera placa solar híbrida creada. Dicho panel está simplemente compuesto por células fotovoltaicas, un absorbedor de calor y una caja de conexiones para el cableado eléctrico. No cuenta con aislamiento por ninguno de sus lados, de manera que la temperatura que puede alcanzar es mucho más baja. Dadas estas características, el emplazamiento donde estos paneles suelen ser instalados son las piscinas ya que el agua se requiere a menor temperatura que, por ejemplo, en una vivienda.

  • Panel solar híbrido de 1ª generación (PVT-1)

En este caso, a la unión del laminado fotovoltaico y del colector térmico se le incorpora una cubierta trasera cuya función consiste en la conservación del calor, evitando así que este se pierda por la parte trasera del panel.

El no disponer de cubierta más que en la parte trasera hace que, entre otras cosas, el laminado fotovoltaico no esté a tanta temperatura, potenciando así la parte eléctrica del panel. Estos paneles trabajan a menor temperatura que modelos de híbridos con cubierta frontal, siendo ideales para lugares calurosos y, especialmente, las ubicaciones donde lo que se pretende potenciar es la parte fotovoltaica. Actualmente es el panel solar híbrido que más se comercializa en todo el mundo.

  • Panel solar híbrido de 2ª generación (PVT-2)

La principal característica de estos paneles es la incorporación de una cubierta frontal transparente. Con esto se consigue paliar lo que para algunos es el principal inconveniente de las placas solares híbridas de generaciones anteriores. La pérdida de calor a través de la cara frontal. Así pues, aislando el propio panel por ambas partes se consigue un descenso aún mayor de las pérdidas de calor y, por lo tanto, un considerable incremento del rendimiento térmico del panel. Al reducir tanto las pérdidas de calor, este panel se postula como ideal para los lugares con un clima frío y, sobretodo, donde lo que se pretende es potenciar la producción térmica.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

¿Dónde es posible instalar una placa solar híbrida?

Si bien es cierto que la instalación de paneles solares híbridos es ideal en aquellos lugares donde la superficie en cubierta es reducida, cualquier lugar, en principio, es susceptible de ser un buen emplazamiento para este producto. Además, estas instalaciones cobran especial interés cuanto mayor sea la demanda de agua caliente sanitaria (ACS). Atendiendo a estas dos circunstancias, los lugares más recomendables donde instalar esta novedosa tecnología son:

  • Hoteles
  • Residencias de la 3ª edad
  • Edificios residenciales
  • Centros polideportivos
  • Hospitales y clínicas
  • Lavaderos de coches
  • Industria

Además de todos ellos, y pese a que los consumos energéticos no son tan elevados, las viviendas unifamiliares también se presentan como un escenario posible para los paneles solares híbridos. Este tipo de paneles se están instalando en la actualidad en muchas viviendas y de esta forma poder aprovechar mejor la energía que se necesita para las diferentes necesidades que tiene la vivienda. Las instalaciones de paneles solares combinándolo con la parte híbrida, suele ser un poco más elevado refiriéndonos al coste de la instalación, sin embargo, se logra recuperar a mediano plazo.

¿Te parece interesante la información que te ofrecemos? ¿Estas pensando en instalar paneles solares?, pues nosotros te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Beneficios de la energía solar híbrida

El coste de producción es menor Muchos usuarios ven en esta energía sostenible, una manera de reducir sustancialmente su factura de la luz. Esta es sin duda una de las principales ventajas por no decir la principal.
Nos saldrá más barata.
Contribuye al medio ambiente El mantenimiento de los paneles solares es realmente bajo.
Si quieres instalarlo en tu casa, es posible que con una limpieza al año sea suficiente.
Disponibilidad global El sol brilla en todos los rincones del mundo, por lo tanto, si hay sol, hay energía solar en mayor o menor medida.
Puede generar electricidad en sitios remotos Sin duda una de las ventajas, es que puede usarse para tener electricidad en lugares que no pueden depender de redes eléctricas.
Tan solo tendrás que instalar los paneles para disfrutar de este tipo de energía.
Podrás vender la energía que te sobre Muchos particulares pueden vender el exceso de energía producida. Hay que leer bien la normativa.
Mantenimiento es barato El mantenimiento de los paneles solares es realmente bajo.
Si quieres instalarlo en tu casa, es posible que con una limpieza al año sea suficiente. Podría requerir incluso dos, pero no más.

Volver al menú de contenidos

¿Qué aplicaciones tiene un sistema híbrido?

Aplicación doméstica

En una vivienda, los paneles solares híbridos son especialmente útiles ya que aportarían agua caliente sanitaria y electricidad en unos niveles adecuados para el uso doméstico. El esquema de la instalación es en todo igual al que sería con las dos instalaciones por separado teniendo como punto en común los paneles solares híbridos.

Huerta solar

Otra aplicación muy interesante de los paneles solares híbridos estaría en las huertas solares y en las centrales fotovoltaicas en general. En este caso la parte solar térmica del panel sería solo empleada como refrigerante extrayendo el exceso del calor del panel solar y permitiéndole trabajar a su máximo rendimiento. El agua caliente resultante se podría aprovechar con alguna finalidad o hacerla enfriar por medio de algún disipador de calor o algún radiador. En principio, el gasto extra en estos componentes se compensaría con el mayor rendimiento que se obtendría de los paneles. En el caso de contar con alguna fuente de agua fría próxima (río o lago), esta se podría emplear como fluido refrigerante para hacerla pasar por la parte térmica del panel híbrido.

Artículos relacionados que te pueden interesar:
Este artículo ha sido redactado por: Christian Abele, redactor www.HogarSense.es